La fascinante cocina peruana
De Kiwilimón para ti

La fascinante cocina peruana

Por Shadia Asencio - Octubre 2020
En Perú me enamoré dos veces. La primera fue con las montañas, en el camino de seis meses que tracé de Cusco a Chiclayo. La segunda, más reciente, en una visita de diez días a Lima y Nazca. El motivo era casi contrario: en esta ocasión quería comerme la capital a mordidas. A la par extrañaba el acento, los huaynos, la cerveza Cusqueña, los chifles de la calle; en fin, extrañaba mi Perú. Pasadas las primeras veinticuatro horas de mi llegada no había duda: la cocina peruana me había reconquistado. En ese entonces su gastronomía ya había explotado como bomba ante la crítica mundial: por todos lados era reconocida como una de las más complejas y, claro, como una de las mejores.

Después de recorrer prácticamente todo el país entre mi primera y segunda visita, lo que más añoro de la cocina peruana son los sabores del humo de la serranía. La pachamanca (manjar de carnes y verduras cocinadas bajo la tierra) me sabe a los Andes cuando sus picos inasequibles eran la cobija de mis noches. Lo relaciono con el recuerdo de las edificaciones monumentales incas, con su energía mística y abrumadora. Ahí, a más de 2400 m de altura, la cultura podía disfrutarse en un potaje denso donde no faltaba la papa, el ají, el huacatay. Jamás me he comido una palta (aguacate) más grande o una piña más dulce que las que probé allá en las alturas.

Pero las regiones en Perú dividen los hallazgos. La accidentada geografía, los asentamientos y las migraciones terminaron por agrupar sus preparaciones: las hay marinas, las hay fusión –chifa y nikkei– andinas, criollas, africanas, amazónicas... Rico por donde se le vea. La más laureada quizá sea la cocina marina:es una ceremonia rendida al inmejorable producto de las corrientes frías de Humboldt en el Pacífico y adicionada casi siempre con toques orientales.

Como en todos los países lo esencial se concentra en la capital. Hay que esquivar puestos y personas en las banquetas para llegar al ceviche o la leche de tigre más fresca en el Mercado no. 1 de Surquillo. Para un buen comilón de cocina china se toma camino al centro y se llega a San Joy Lao –imperdible el arroz chaufa de charqui y chanchito–. En barrios como Miraflores y San Isidro están las joyas intelectualizadas de los grandes chefs locales como Virgilio Martínez de Central, Pía León de Kjolle o mi gran favorito, Mitsuharu Tsumura de Maido, que lleva a la cumbre los sabores nikkei (mitad peruanos, mitad japoneses). Imposible dejar de mencionar a Astrid y Gastón de Gastón Acurio, el gran caudillo de la gastronomía peruana por el mundo; los sitios relativamente nuevos como Osso o los de siempre como Fiesta.

Atrás nunca se quedan los guisos de las picanterías, los picarones que se consiguen en las tiendas cuando es temporada, y los anticuchos de las esquinas que lo encuentran a uno cuando lleva puesta la madrugada. Su olor a carne especiada hecha al carbón llama lo mismo que un anuncio gigante de neones.

En las picanterías convergen los saberes de la cocina popular. Me da nostalgia pensar en sus chicharrones, sus chupes (caldos)– y sus patitas de chancho. En estos pequeños locales generalmente resguardados por una matriarca se recoge el génesis de la gran gastronomía peruana y las técnicas transmitidas por generaciones. Son de tanto valor las picanterías que varios distritos las han declarado Patrimonio Cultural de la Nación.

La cocina peruana no se salva de lo exótico, lo intrincado. ¿Alguna vez han probado carne de llama, alpaca o cuy? En algunas zonas de Perú son un manjar. Y es que la textura de la alpaca es inigualable, se deshace a penas se le hinca el tenedor. Para mí era todo lo que pedía –y uno o dos pisco sours– tan pronto volvía al Cusco cada viernes, después de una semana internada en las montañas.

A la cuenta faltan mil guisos, decenas de bebidas, postres que hacen suspirar y las preparaciones de regiones como Chiclayo o Arequipa. Trataré de hablar de todo en otras cartas editoriales. Tal vez con palabras pueda expresar todo el amor que siento por esta cultura y su comida. Mientras tanto, les comparto con todo cariño y respeto, una receta originaria de la ciudad de Huancayo y un imperdible de los restaurantes de Lima: la papa a la huancaína. La preparación original lleva obviamente ají amarillo, aunque aquí la hicimos con pimiento amarillo para que las cocineras de casa pudieran encontrarlo fácilmente. ¿Les digo algo? ¡Quedó buenaza!
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ensenada es una meca gastronómica en México. Comer es una experiencia memorable, ya sea en sus carretas con mariscos frescos o en sus restaurantes que integran lo mejor de sus entornos naturales con la mirada de talentosos arquitectos y diseñadores locales. Desde el 2018 que abrió sus puertas, en el Valle de Guadalupe, Fauna ha estado en la mira de expertos en México y el mundo, por su propuesta gastronómica y por el concepto que representa. Da vida, junto con una vinícola (Bruma) y un hotel (Casa 8), a un espacio fuera de serie diseñado por Alejandro D’Acosta. Su menú se basa en ingredientes locales y de temporada que orquestan un maravilloso juego de colores, texturas, aromas y sabores en cada platillo (salado y dulce). Es comida que te enamora con el mismo amor de la pareja de chefs que está al frente del restaurante: David Castro Hussong y Maribel Aldaco Silva. Este 2020, Fauna fue reconocido como uno de los mejores restaurantes emergentes con el premio “Miele One To Watch Award” por Latin America’s 50 Best Restaurants, uno de los rankings gastronómicos más importantes de Latinoamérica. Este galardón es un reconocimiento mundial, creado en 2013, que otorga el equipo de 50 Best a partir de la votación de un grupo de 250 líderes en la industria de los restaurantes en América Latina. Además, Miele One To Watch Award, los destaca por ser proyectos desafiantes, tener un menú consistente, ser auténticos en ingredientes y experiencia. De esta forma en su octava edición, reconoce la trayectoria y el talento de Fauna y sus jóvenes talentos gastronómicos, quienes serán premiados de forma virtual en la ceremonia de premiación el próximo 3 de diciembre, a través del canal de YouTube: 50 Best Restaurants TV.
La temporada de toronja inicia en noviembre y es por eso que hoy, más que nunca, debes aprovechar para consumirla y poder disfrutar de sus múltiples propiedades. Cuando conozcas todos los beneficios de la toronja, comprenderás porqué es el mejor cítrico de la temporada. ¿Listo? La toronja reforzaría tu sistema inmunológico La toronja tiene grandes propiedades como estar repleta de vitaminas y minerales, tal como vitamina A, B, hierro, zinc y cobre, los cuales reforzarían el sistema inmunológico, reduciendo así el riesgo de contraer enfermedades infecciosas, tal como indican investigaciones publicadas en Nature Reviews. Toronja para bajar de peso La toronja posee un alto porcentaje de agua y fibra, lo que ayuda a generar un proceso metabólico que transforma las grasas del organismo en energía. Eso, junto a su flavonoide conocido como naringina, ayuda a mejorar las funciones del metabolismo, según información de la Revista Española de Cardiología. La toronja ayudaría a combatir la gripe De acuerdo a estudios publicados por Medicinal Chemistry, la toronja tiene altos contenidos de vitamina C, lo que ayudaría a proteger tus células contra bacterias y virus, además de protegerte contra la gripe, resfriados y tos. Toronja para mejorar la digestión Gracias a su aporte en ácido málico, la toronja es un excelente remedio para mejorar los procesos digestivos, sin mencionar que también ayudaría en la correcta eliminación de orina. ¿Cómo consumir toronja? Lo mejor de la toronja es que al ser una fruta tan versátil, la puedes consumir en gajos, entera, en ensaladas, en smoothies y en jugos naturales. Recuerda que consumir toronja en exceso puede traer consecuencias nocivas para la salud, así que no olvides consultar a un experto para saber cómo es la mejor forma de consumir para darle los mejores beneficios de la toronja a tu cuerpo.
Las recetas son parte de nuestra memoria individual y colectiva, configuran nuestra identidad, por eso en Kiwilimón queremos conocer tus recetas personales más significativas, las que te hacen sentir como en casa o te recuerdan los momentos más especiales en tu vida.¡Te invitamos a participar en #LaRecetaDelAño de Kiwilimón! La dinámica es muy sencilla: si resides en México, a partir del 20 de noviembre de 2020 y hasta el 10 de diciembre, regístrate en Kiwilimón y sube tu mejor receta: ya sea la de tu familia, la que tus amigos te piden en cada fiesta o la más creativa. Súbela con su foto, el título del platillo, tu nombre y el hashtag #LaRecetaDelAño. El chef Mau Eggleton, el equipo de cocineros, expertos en gastronomía y editores de Kiwilimón seleccionarán las 12 mejores recetas y #LaRecetaDelAño. Los ganadores serán anunciados por el chef Mau Eggleton durante su clase en vivo el próximo 22 de diciembre, en el Facebook de Kiwilimón. Los ganadores recibirán increíbles premios, por ejemplo: tu receta será parte del recetario oficial de #LaRecetaDelAño, produciremos tu receta en video con tu nombre y la publicaremos en nuestras plataformas a lo largo del 2021, además de que les daremos una vajilla hecha a mano de Anfora. ¡No esperes más y participa!Si quieres conocer las bases completas del concurso, da clic aquí.Para particpar, sigue estos pasos:1. Regístrate en Kiwilimón.2. Sube tu receta.3. Sube la foto de tu platillo.4. Agrega las especificaciones de tiempo, dificultad y porciones de la receta.5. Escribe el nombre de tu receta y no olvides poner el hashtag #LaRecetaDelAño6. Describe tu receta y por qué es especial.7. Lista los ingredientes y su preparación.8. Dinos cómo se sirve tu platillo y danos tips para hacerlo más fácil.9. Sube tu receta.
La temporada de toronja inicia en noviembre y es por eso que hoy, más que nunca, debes aprovechar para consumirla y poder disfrutar de sus múltiples propiedades. Cuando conozcas todos los beneficios de la toronja, comprenderás porqué es el mejor cítrico de la temporada. ¿Listo? La toronja reforzaría tu sistema inmunológico La toronja tiene grandes propiedades como estar repleta de vitaminas y minerales, tal como vitamina A, B, hierro, zinc y cobre, los cuales reforzarían el sistema inmunológico, reduciendo así el riesgo de contraer enfermedades infecciosas, tal como indican investigaciones publicadas en Nature Reviews. Toronja para bajar de peso La toronja posee un alto porcentaje de agua y fibra, lo que ayuda a generar un proceso metabólico que transforma las grasas del organismo en energía. Eso, junto a su flavonoide conocido como naringina, ayuda a mejorar las funciones del metabolismo, según información de la Revista Española de Cardiología. La toronja ayudaría a combatir la gripe De acuerdo a estudios publicados por Medicinal Chemistry, la toronja tiene altos contenidos de vitamina C, lo que ayudaría a proteger tus células contra bacterias y virus, además de protegerte contra la gripe, resfriados y tos. Toronja para mejorar la digestión Gracias a su aporte en ácido málico, la toronja es un excelente remedio para mejorar los procesos digestivos, sin mencionar que también ayudaría en la correcta eliminación de orina. ¿Cómo consumir toronja? Lo mejor de la toronja es que al ser una fruta tan versátil, la puedes consumir en gajos, entera, en ensaladas, en smoothies y en jugos naturales. Recuerda que consumir toronja en exceso puede traer consecuencias nocivas para la salud, así que no olvides consultar a un experto para saber cómo es la mejor forma de consumir para darle los mejores beneficios de la toronja a tu cuerpo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116