Las aperturas que amamos en 2021
De Kiwilimón para ti

Las aperturas que amamos en 2021

Por Kiwilimón - Diciembre 2021
Algunos pensarán en el encierro como incapacitante, cercenador creativo, serrucho de libertad. Es una realidad: para algunos chefs y restauranteros 2021 significó el fin de negocios que aún seguimos extrañando. Para otros, el año que agoniza, implicó repensar conceptos y recetas para sobrevivir, supervivir y proponerle algo fresco a la Ciudad de México. 

Los días de menús recalcitrantes de dieciocho tiempos quizás van quedando atrás. Lo de hoy son los restaurantes de cocina franca orientados a saciar el antojo a través del mejor ingrediente disponible. Porque si uno va a salir a arriesgar el pellejo y poner la digestión en manos de otro, mejor que valga la pena. 

En el año pasaron varias cosas en el ámbito restaurantero chilango. Las calles se llenaron de buenas hamburguesas –a Dios, gracias–; tuvimos el boom de los Taco Tuesday y, sobre todo, abrieron marisquerías y cocinas con toques que nos acercaron a los olores de la costa. 

Abrió, por ejemplo, el restaurante que para muchos se lleva los laureles del año. Fernanda Balmaceda, editora adjunta, destaca la apertura de Mi Compa Chava del chef Salvador Orozco (a.k.a Gallo Orozco). Este chef se ha especializado en comida de mar con el objetivo de defender el trabajo que hacen los pescadores mexicanos en el Pacífico. 

Después de una destacada trayectoria en el Grupo Bull & Thank, junto a Daniel Ovadía, Salvador decidió lanzar su carreta de mariscos al estilo de Sinaloa en un esquema take out y delivery en plena pandemia. Fue hasta 2021 que Chava abrió las puertas de un restaurante hecho y derecho en la colonia Roma en el que se ofertan los mejores productos de los mares mexicanos.  

“Mi compa Chava ha saltado a la fama por increíbles platillos como lo son la Señora Torres, una torre de mariscos con atún aleta amarilla de Zihuatanejo; pulpo de Campeche, camarón crudo y cocido de Sinaloa y callo de hacha de Sonora bañados en una mezcla de limón, chile morita y tomates tatemados y el imperdible ceviche Tripón, con callo de lobina, callo de hacha, camarón crudo y cocido, pulpo, chile serrano, limón, cilantro, chile chiltepín, pimienta negra y Clamato”, recomienda Fernanda. 

Otro que amamos fue Marea de nuestra chef favorita Lula Martín del Campo, de cuyas recetas destacamos las que puedes ver aquí si eres suscriptor de KiwiPro o bien, Costela, de la Top Chef Alexander Suastegui. 

Su rincón en la colonia Cuauhtémoc se especializa en la cocina de Tijuana, de la Baja. El surf and turf deambulan por cada parada del menú. Hay desde ostiones rasurados y ceviche de sierra hasta su espectacular taco de lengua a la barbacoa o su sándwich de birria. “La cuidad ya extrañaba esas capas de sabores encontrados y texturas divertidas que crea la chef Suastegui. Para mí esta era una de las aperturas más esperadas tras el cierre de Lucas Local hace algunos años”, confirma Shadia Asencio, directora editorial de kiwilimón.  

No se escapa de la lista la apertura de las dos sucursales de Con Vista al Mar, del chef Irak Roaro, de quien quizás haya sido el mejor año o al menos, el uno de los más prolíficos (poco tiempo después de haber abierto la segunda sucursal en la Roma, realizó la apertura de Casa Olympia en los confines de Polanquito). 

A Con vista al mar se va a comer taquitos y ceviches frescos servidos en platos de plástico, mesas de aluminio y acompañados de chelas bien frías. El taco “Conozco al chef” y el taco “Chilango” nos han hecho hasta pedir para llevar. Aquí no hay que dejar de lado el postre: un flan como de esos que hacía la abuela, de textura inigualable. 

Hablemos ahora de hamburguesas. Este año abrieron propuestas maravillosas como las de Cencerro o las Margarita Burguer, pero las favoritas de Shadia Asencio se esconden en el menú corto y contundente de Londres 207. Escondidas en el menú de este gastropub de la colonia Juárez están las sliders de wagyu y queso Roquefort que van entre pan brioche hecho en casa. 

Y si de tacos y tacos Tuesday hablamos, no podíamos dejar de mencionar Cariñito Tacos. Sofía Danis, editora de Kiwilimón Recipes, recomienda esta singular barra de tacos con una marcada influencia del sudeste asiático. 

La exótica taquería ofrece cinco opciones, entre ellas, un suculento pork belly confitado, el cantonés, el issan, el thai, además de una imperdible opción vegetariana (berenjena de Laos). 

Aquí, cada taco es aderezado con distintas salsas y coronado por diferentes hierbas para lograr que sabores ácidos, dulces, y salados converjan en un balance perfecto a cada bocado. Además de Boing, Topo Chico y cervezas, Cariñito tiene una modesta selección de vinos y hasta kombucha para que marides tus tacos. 

Aunque los socios de Cariñito concibieron este proyecto el año pasado, no lograron abrir al público hasta marzo debido a las restricciones de la pandemia. Coincidentemente, el concepto de esta taquería pareciera haberse planteado para la nueva normalidad, pues la barra de tacos está al aire libre, no hay asientos y la forma de pago es cashless.   

“No te puedes perder el nuevo integrante del menú, el cautivador taco criollo: un taco de pork belly frito aliñado con una deliciosa salsa de ají peruano y una rica salsa criolla hecha a base de cebolla morada, habanero y cilantro, y decorado con crujientes chips de camote". 

No es de mar ni hay tacos pero Gretel Morales, redactora web, no quiere dejar de destacar Yella, la nueva propuesta gastronómica del chef Ricardo Verdejo, quien hace unos meses estaba detrás de Flavo Flavo –uno de los doce mejores restaurantes nacidos durante la pandemia de COVID-19 por The World’s 50 Best–. 

Hace un par de meses, después del cierre de Flavo Flavo, Verdejo anunció la creación de Yella, un proyecto que aterriza en una serie de pop-ups en México y el extranjero. Hasta el momento, el chef chileno ha llevado sus increíbles creaciones a la Ciudad de México, Nueva York, Bogotá y Londres. 

“Este 2022, espero volver a probar el roll de papaya, espárragos, poro frito y vinagreta de cítricos, un plato complejo que combina sabores inesperados y que explotan en el paladar. Otro imperdible es la panacota con ciruelas y almendra verde”, nos cuenta Gretel.  

2022 llega pronto y esperemos que, además de lo que ya hemos pedido, el año nuevo nos traiga amor en muchos platos y abundancia de buenas aperturas en la Ciudad de México. ¡Sigamos apoyando los comercios locales!

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Leer en españolOne stroke, one grape, and one wish is a New Year tradition that has become one of the most popular good luck rituals due to all the things it represents. Even considered magical by some, this ritual is performed at midnight when the number 12 is repeated: 12 strokes, 12 o’clock, 12 months, 12 grapes, 12 wishes. Just like some people believe that taking empty suitcases around the block will ensure a lot of traveling during the new year, others are convinced that eating grapes at the stroke of midnight will guarantee a year with goals and wishful thinking for the new period that begins. Moreover, it adds a bit of adrenaline and fun to the night to find out who can follow the pace of the strokes while eating the 12 grapes.However, this tradition, which is highly popular in Latin America, is actually from Spain. According to the book Spain by journalist Jeff Koehler, the origin of this good luck ritual has two possible theories: One located in the 19th century and the other in the early 20th century.The first hypothesis asserts that the Spanish bourgeois wanted to do as their French counterparts, whose New Year’s Eve celebration involved eating grapes and drinking sparkling wine.The tradition then passed on to people in Madrid, who went to the Puerta del Sol to listen to the strokes at midnight and to eat grapes, like the wealthy, but with irony and mockery.The second hypothesis mentions that farmers in Aledo, Alicante had a surplus of harvested white grapes and decided to sell them at a low price.Nowadays, these grapes are so famous that they are known as “good luck grapes” and they are even sold in Aledo in 12-piece special packages to welcome the New Year. Kick-starting the year with good wishes is always a great way to get inspired and manifest prosperity for the new cycle that begins. Whether you eat grapes or not, New Year’s Eve is always a day full of optimism that we want to share with you with these 12 tips to welcome the new year.Translated by Miranda Perea
En diciembre no sólo nos reunimos para compartir alimentos, también suele ser un mes en el que bebemos mucho. Así que para empezar el año de cero, con un poco más de dinero y energía, quizá quieras poner en práctica enero sin alcohol.Un mes sin consumir tiene varios beneficios, por ejemplo, te ayuda a resetear tu relación con este tipo de bebidas, además de que también puede ayudarte a bajar de peso o incluso con tus niveles de azúcar.Enero seco (Dry January en inglés) o enero sin alcohol comenzó en 2012 como una iniciativa de Alcohol Change UK, una organización benéfica británica, con el fin de "deshacerse de la resaca, reducir la cintura y ahorrar mucho dinero al dejar el alcohol durante 31 días".Ahora millones de personas participan en este reto y este desafío se ha expandido a Estados Unidos, donde más estadounidenses se dan cuenta cada año de los beneficios de probar la sobriedad por un mes.La creciente conciencia surge cuando estudios recientes no han encontrado evidencia de que el consumo ligero de alcohol pueda ayudar a mantener a las personas saludables. De hecho, más de cinco tragos a la semana en promedio pueden quitar años de vida a una persona, según descubrieron los investigadores.Dejar un hábito sólo toma tres semanas y probar con un mes sin alcohol podría darte los siguientes beneficios y marcar una gran diferencia:Por ejemplo, un estudio descubrió que los bebedores habituales que se abstuvieron de beber alcohol durante solo un mes tenían una “disminución rápida” de ciertos mensajeros químicos en la sangre que están asociados con la progresión del cáncer. Los participantes también vieron mejoras en su resistencia a la insulina, peso y presión arterial.Casi las tres cuartas partes (71 %) de las personas que participaron en Enero Seco dijeron que dormían mejor y 67 % tenía más energía, según un estudio de la Universidad de Sussex. Más de la mitad, 58 %, perdió peso y 54 % reportó una mejor piel.Así que si entre tus propósitos de año nuevo incluiste beber menos o bajar de peso, probar con este reto de un mes sería una gran forma de poner en práctica lo que quieres conseguir. También puedes seguir nuestro reto détox, el cual las nutriólogas de kiwilimón Te cuida diseñaron para que le des a tu cuerpo un respiro de los procesados, con alimentos nutritivos y ligeros.
Leer en españolPopcorn can be part of a well-balanced diet if you know how to prepare it since it contains important nutrients and offers a wide variety of health benefits. Popcorn is a special kind of corn that explodes when exposed to heat. This happens because the core of each kernel contains a small amount of water that expands when heated and makes the kernel pop.While it may not seem like so because it is a very popular snack, popcorn is a whole food, which makes it high in several nutrients and, according to different studies, there is a link between eating whole grains and health benefits like reduced inflammation and less risk of heart disease.A serving of 3.5 ounces of popcorn contains the next nutrients:Vitamin B1 (thiamine): 7% of the DRIVitamin B3 (niacin): 12% of the DRIVitamin B6 (pyridoxine): 8% of the DRIIron: 18% of the DRIMagnesium: 36% of the DRIPhosphorous: 36% of the DRIPotassium: 9% of the DRIZinc: 21% of the DRICopper: 13% of the DRIManganese: 56% of the DRIThe previous comes with a total of 387 calories, 0.4 ounces of protein, 2.7 ounces of carbohydrates, 0.1 ounces of fat, and 0.5 ounces of fiber, a high amount that makes this portion of popcorn one of the best sources of fiber in the world. There are many ways to make popcorn and perhaps the most popular version is the prepacked one that can be cooked in the microwave. However, most microwave bags are coated with a chemical substance called perfluorooctanoic acid (PFOA), which has been linked to multiple health conditions.To make healthy popcorn, it is best to cook the kernels on the stove with only 3 tablespoons of oil, which can be either olive or coconut oil. This amount of oil will be enough to prepare half a cup of popcorn kernels and you will only need one teaspoon of salt for seasoning. If you want extra health benefits, you can sprinkle popcorn with nutritional yeast. Nutritional yeast has a nutty and cheesy flavor and contains several important nutrients including protein, fiber, vitamins B, and different minerals.Translated by Miranda Perea
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD