¿Por qué nos gusta tanto la comida de mamá?
De Kiwilimón para ti

¿Por qué nos gusta tanto la comida de mamá?

Por Shadia Asencio - Mayo 2020
La comida tiene un hechizo único: es imán para las emociones. Un minúsculo bocado puede ser un tobogán veloz al pasado, a un martes de la infancia, a un cumpleaños con toda la familia, a cualquier momento donde sólo bastaba con existir para sentirse pleno. Si observamos esos recuerdos, en ellos siempre aparece nuestra mamá (o quien la representa) al lado, al fondo, en primer o segundo plano. Pero ¿por qué nos gusta tanto su comida?

Un sabor puede obsesionarnos si nos recuerda al que hacían en casa o decepcionarnos si, por el contrario, “a mamá le quedaría mejor”. Y no necesariamente depende de una destreza gastronómica. La razón de que nos guste tanto la comida de mamá proviene del instinto. Ella es el origen de nuestro primer alimento en la vida. Ella es sinónimo de creación tanto como de preservación de vida. Ella es nuestro camino seguro a la supervivencia. Por ello, cuando deja de alimentarnos de su propio cuerpo, la comida que nos pone sobre la mesa nos resulta tan especial. Es una especie de continuación de la leche materna.

Como adultos, evocar esos sabores y olores puede llegar a ponernos sumamente emocionales. Sobre todo si además de reencontrarnos con ese bocado pensamos en todo aquello que no vimos –y que ahora nuestros hijos no ven, porque no hace falta–: las veces que se quemaron un dedo por lograr la cocción perfecta, cuando dejaron de comprarse algo para consentirnos con nuestro postre favorito, cuando inventaron juegos, formas y hasta canciones cada vez que no queríamos comer.

Por todo eso, por lo que vimos y no, gracias por hacer alquimia en la cocina, mamás. Gracias por crear recuerdos en cada olla, gracias por poner a la mesa, más que un platillo, un decálogo de amor.

Y a forma de homenaje para todas –a las mamás de ayer, a las de hoy, a las que están por serlo– queremos compartirles los platillos que al equipo de Kiwilimón nos recuerdan por qué nos gusta tanto su comida. Tal vez a través de cada uno rasquen en su propia memoria; tal vez con ellos se inspiren o recobren las ganas de cocinar aun cuando el panorama parezca gris. Retomar el mandil aun con días de prueba, como los de ahora, para poner en el plato un poquito de esperanza.


“Nada como una crema de tomate y una tinga de pollo para conectarme con mi mamá”, Shadia Asencio, Directora editorial.

“Una sopa de cebolla siempre será el recuerdo de mi mamá para mí”, Phil Brun, CEO de Kiwilimón.

“A mí me recuerda a mi mamá la crema de nuez y chipotle y el pastel de zanahoria”, Jessica Alcántara, Gerente de marketing y editorial.

“El bowl tropical de frutas para el desayuno y los huevos al albañil”, Yamilette González, Coordinadora de Chefs.

“Me acuerdo de mi mamá con tortitas de huevo con ejote y galletas de azúcar”, Mónica Mateos, marketing.

“¡Los sopes son la receta favorita de mi mamá!”, Diana Lino, community manager.

“¡Los tacos de pollo ahogados en salsa roja!”, Eloísa Carmona, editora web.

“Para mí, los postres de yogurt con fresa en todas sus versiones”, Marielle Henaine, chef.

“Suena a cliché pero el caldo de pollo sí me recuerda a mi mamá”, Adriana Sánchez, redactora web.

“Me recuerda a ella la sopa de fideos con albóndigas y el flan de naranja. De hecho, ésta su receta”, Brenda Villagómez, chef.

“A mí me recuerdan a ella las tostadas de carne a la yucateca”, Inés Miselem, directora de arte.

“Los molotes de plátano rellenos y definitivamente el pan de elote”, Mayte Rueda, chef.

¿Cuéntenos qué platillos te recuerdan a mamá?

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La lechuga es un alimento nutritivo, saludable y muy rendidor, por lo que es el ingrediente perfecto para preparar ensaladas y platillos bajos en calorías y carbohidratos, sin embargo, también se utiliza para darle un toque de frescura a platillos como tacos dorados, pambazos y tostadas de tinga. Sin duda, la lechuga es muy versátil, pues hay opciones para todos los gustos. Cabe mencionar que existen muchos tipos de lechuga, los cuales aportan vitaminas, minerales y otros nutrientes. Entre las variedades más comunes se encuentran las siguientes: lechuga romana, lechuga italiana, lechuga iceberg, lechuga escarola, lechuga morada y lechuga francesa, entre otras. En kiwilimón te contamos sobre todos los beneficios que la lechuga tiene para ti, así como que vitaminas y minerales contiene y por qué es buena idea incluirla en tu dieta. Lechuga: vitaminas y mineralesAunque los beneficios varían dependiendo del tipo de lechuga, en general es un alimento rico en vitaminas y minerales como:Vitamina AVitamina CVitamina KÁcido fólicoCalcioHierroPotasioPor otro lado, la lechuga también contiene fibra, es baja en calorías y sodio y no contiene colesterol, por lo que es el alimento perfecto para aquellas personas que padecen de alguna enfermedad.También puedes leer: ¿Cómo lavar distintos vegetales?Los beneficios de comer lechugaLa lechuga, también conocida como Lactuca sativa, tiene un gran número de efectos positivos para la salud, pues los expertos indican que podría ayudar a combatir la ansiedad y el colesterol, así como a inducir el sueño. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre los beneficios de la lechuga. Lechuga para fortalecer los huesosGracias a que es una buena fuente de vitamina K, la lechuga es el alimento ideal para fortalecer los huesos. Cabe mencionar que la lechuga de hoja roja es la variedad más rica en vitamina K, un nutriente que te ayudará a reducir el riesgo de fracturas. La lechuga contra el colesterolTodo parece indicar que la lechuga es una gran opción para aquellas personas con altos niveles de colesterol, los cuales tienen efectos adversos en el corazón, pues pueden llevarte a tener un ataque al corazón. De acuerdo con estudios en ratones publicados en 2004 y en 2009, la lechuga ayudo a disminuir los niveles de colesterol. AnsiedadUna investigación de 2012 indica que la lechuga contiene propiedades que ayudan a combatir la ansiedad. Por otro lado, el consumo de vegetales de hoja verde también se asocia con la salud cognitiva. HidrataciónDebido a que la lechuga está compuesta por un 95% de agua, es una excelente opción para mantenerte hidratado. Aunque debemos tomar alrededor de 8 vasos de agua al día, una fresca y crujiente ensalada puede contribuir a una mejor hidratación.También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?Mejora la visiónDe acuerdo con los expertos, la lechuga es rica en vitamina A, un nutriente esencial para la vista y los ojos. Cabe resaltar que el consumo de esta vitamina puede reducir el riesgo de padecer cataratas y a prevenir la degeneración macular. ¡Otra buena razón para comer ensaladas y otros platillos con lechuga! Un aliado contra los radicales libresUn estudio reciente señala que la lechuga podría contener antioxidantes, una sustancia que combate a los radicales libres, los cuales son responsable de la aparición de enfermedades como el cáncer. ¿Lechuga para dormir mejor?Los científicos han señalado que diversos extractos de diferentes tipos de lechugas han demostrado que esta sustancia ayuda a promover en sueño, sin embargo, aún hace falta que se realicen más estudios para comprobar su efectividad. Algunos estudios han comparado los efectos de la lechuga sobre el sueño con los del diazepam. Un poderoso antiinflamatorioSegún un estudio publicado en 2010, la lechuga podría tener importantes propiedades antiinflamatorias, lo cual podría ayudar a combatir diferentes enfermedades. Sin embargo, cabe mencionar que aún deben realizarse más estudios. Antes de comer lechugaAntes de preparar cualquier platillo con lechuga, recuerda que es muy importante que laves y desinfectes este ingrediente antes de ingerirlo, pues puede estar contaminado con E. coli u otras bacterias. Una vez que este limpia, guárdala en el refrigerador.También puedes leer: ¿El pollo debe lavarse antes de cocinarlo?¿Cómo preparar la lechuga?Como ya sabes, en kiwilimón tenemos las mejores recetas con lechuga, las cuales son perfectas para cuidar tu salud, cualquier día de la semana. Anímate a probar las recetas que tenemos para ti:Tacos Orientales de AtúnFalafel con EnsaladaEnsalada de Atún con Aderezo de NaranjaSalbutesTacos de Coliflor Estilo BajaEnsalada de Mandarina con Camarón al AjonjolíPapas Rellenas de Ensalada con PolloTacos de Lechuga con Camarón BúfaloEnsalada Alta en Vitamina C
La ciudad de Martínez, en California, San Francisco y hasta Nueva York se disputan el origen del martini, un coctel elaborado de forma tradicional con ginebra y vermut seco, que suele servirse acompañado de una aceituna verde. Con el paso del tiempo los ingredientes de su preparación se han modificado y adaptado a distintos paladares, incluso existen variaciones aceptadas por mixólogos, como el “dirty” que lleva salmuera de aceitunas o el “Gibson” con una pequeña cebolla. A continuación te presentamos cuatro formas para preparar un martini diferente: Tip: Si te gusta ponerle limón a tu cóctel, pide un twist que es la cáscara del limón y pide que te la expriman un poco.Fresh MartiniIngredientes:Un chorro de Martini BlancoMedia lata de Seven Up o SpriteUn tercio de vaso de GinebraHieloLlena un vaso de tubo con hielo, se añade el tercio de ginebra, después el chorro de Martini Blanco, y agrega Seven Up o Sprite.Martini RoyalIngredientes:Medio vaso de Martini BlancoMedio vaso de Prosecco o CavaHierbabuenaUna rodaja de limaHieloLlena una copa de cóctel, se añade el Martini Blanco y el cava, decora la copa con la rodaja de lima y la hierbabuena.ManhattanIngredientes:Dos tercios de un vaso de WhiskyUn tercio de un vaso de Martini RossoDos ó tres gotas de AngosturaUna guinda rojaPiel de naranjaHieloMezcla el Whisky, el Martini Rosso y la Angostura en la coctelera con el hielo hasta conseguir un color uniforme. Se cuela la mezcla y se sirve en una copa de cóctel. Decora con la guinda y con la piel de naranja hecha una espiral.Dry Martini Ingredientes:Un cuarto de un vaso de Martini Extra DryUn vaso de GinebraPiel de limónUna aceituna con huesoHieloLlena una coctelera con hielo y enfría agitando rápidamente y escurre el agua. Añade el Martini Extra Dry y la ginebra en la coctelera fría y agita. Después, filtra en una copa de cóctel y se perfuma con un trozo de piel de limón. Decora con la aceituna verde pinchada en un palillo.
Esa noche, en Francia, Celia Florián puso a México en boca de todos. La prestigiosa La list, en su edición The World’s Best Restaurant Selection que selecciona y califica experiencias culinarias alrededor del mundo, otorgó a su restaurante Las quince letras el premio 2021 Artisan & Authenticity Award Winner. El de La list no ha sido el único premio que Celia recibió en los últimos quince días. Junto a la cocinera Rosario Cruz, en Asturias, España, la oaxaqueña obtuvo el premio Guardianas de la Tradición por resguardar los saberes de su entidad dentro de las actividades de FéminAs 2021, I Congreso Internacional de Gastronomía, Mujeres y Medio Rural.De esta cocinera se dice mucho en los círculos gastronómicos, pero fuera de Oaxaca sólo un puñado de comensales la conocen. Es momento de traer a la conversación a esta mujer que además de ser empresaria, cocinera y madre, preside desde 2015 la Asociación de Cocineras tradicionales de Oaxaca. Hace algunos días pude entrevistarla en exclusiva para kiwilimón y esto fue lo que me contó. ¿Qué significa ser una cocinera tradicional reconocida en Europa?Este es un reconocimiento que refleja el trabajo del gran equipo que hacemos en conjunto. Refleja el compromiso que tenemos por dar a conocer los sabores auténticos de Oaxaca a través de los platos. Con ello no sólo estamos promocionando nuestro destino sino también México. ¿Cómo comenzó este sueño que ha trascendido fronteras de todo tipo?Hace 29 años que abrimos Las Quince Letras recuerdo que eran días completos de trabajo. No había descanso. Antes cerrábamos a las 8 pero abríamos a las 7 A.M. Sin embargo, era un sueño cuando los clientes nos decían que estaba delicioso. Tuvimos mucha clientela local desde el principio, pero también turistas porque estamos en el centro. Por tratar de hacer las cosas mejores empecé a hacer investigación. Así podía servir platillos que no sólo eran de la región que a mí me corresponde –yo soy de la región de los Valles Centrales–. Empecé a ir a comunidades a sacar otros platos y desde entonces ha sido un compromiso grande para poder dar a conocer la grandeza de Oaxaca y sus cocineras.¿Qué te llevó a presidir la Asociación de Cocineras tradicionales de Oaxaca?Yo me decía que era importante que más mujeres salieran adelante por medio de la cocina. La cocina da para eso y mucho más. Me di cuenta de que hay muchas mujeres que no estaban siendo visibilizadas y comencé a llevarlas a eventos que a mí me invitaban fuera de Oaxaca. Ellas también se convirtieron en promotoras. Muchas de ellas siguen encantadas con el proyecto, otras han puesto sus restaurantes tradicionales, otras trabajan dando servicio de catering llevando su cocina tradicional a eventos privados. Se han empoderado, se han dado a conocer. Ahora son ponentes de cocina tradicional en universidades, en eventos. ¿En qué consiste tu labor con ellas?Ha sido muy bonito apoyarlas cuando viajamos, apoyarlas en los eventos que tenemos en Oaxaca, asesorarlas de cómo viajar, de cómo tienen que presentarse por primera vez a los encuentros. Siempre les digo que es importante que utilicen sus utensilios de barro, que sus platillos sean autóctonos, que no manejen tanta grasa, que enseñen la autenticidad de nuestra cocina y nuestra gran cultura, que lleven su ropa tradicional. He procurado con las instancias gubernamentales que las apoyen con recursos, el manejo higiénico de alimentos, el tema cultural. Les pido que hablen de nuestra cocina y por eso las invito a que conozcan más: para que cuando la gente les pregunte estén bien informadas. Trato de apoyarlas en cuanto a la no violencia de género. Que ellas identifiquen si están siendo violentadas y traten de evitar ese tipo de violencia dentro de sus familias.Para ti que eres portavoz, ¿qué es lo que hace única a la gastronomía oaxaqueña? Los sabores que tiene. Por ejemplo, cuando ya conoces otras cocinas del mundo, te das cuenta de que nuestros sabores son especiales, autóctonos. Podría decir que es debido a la cultura, a la biodiversidad de Oaxaca. Somos el estado que cuenta con la mayor cantidad de agaves silvestres, el maíz cuyo origen según las últimas investigaciones se dio en la cueva de Guila Naquitz. También la cantidad de quelites; tenemos el mayor número de chiles endémicos. Tenemos una excelente cocina, pero también tenemos una excelente bebida que es el mezcal. Están los moles de cada región, de cada comunidad, de cada pueblo. Yo los gozo todos porque cada casa tiene su sazón, cada familia y cada comunidad. Hay que saber disfrutar y valorar el trabajo de las personas pues no es nada fácil hacerlo, tiene complejidades y muchas técnicas. Hablar de moles en Oaxaca es una variedad infinita.¿Nos podrías compartir una de las recetas tradicionales que sirves en Las Quince Letras?Para un chileatole verde de cinco porciones necesitas 3 elotes, 2 hojas de hierba santa, 1 rollo de cilantro, 1 rollito de epazote, 1 chile jalapeño o serrano, 1 gajo de cebolla, ½ diente de ajo y la punta de una cuchara con mantequilla, aunque si lo queremos, lo podemos hacer sin ella. Comienza partiendo 1 elote en trozos; los otros 2 los desgranamos. Divídelos a la mitad y reserva. En una olla fríe la mantequilla y agrega solo la mitad de 1 elote desgranado. Sofríe. Agrega agua y los trozos de elote. Aparte muele todo junto: las hierbas, el chile (si al momento de cortarlo está muy picante, retírale las semillas; si no pica tanto déjale solo un poquito ellas), la cebolla, el ajo y la otra mitad de granos que reservaste, para espesar. Cuando rompa el hervor en tu olla incorpora todo lo verde que moliste. Sazona con sal y lleva de nuevo a hervir. Saca del fuego y acompáñalo con cuadritos de queso seco o fresco. Decora con epazote. 
La gastronomía mexicana, mundialmente reconocida por sus preparaciones ancestrales, cientos de recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales, es motivo de orgullo para todos los mexicanos. Hoy en día, existen más de una docena de platillos y bebidas mexicanas que se encuentran firmemente arraigados en la culinaria internacional y que orgullosamente fueron creados en nuestro país, pero hoy nos limitaremos a explorar la historia de aquellos que surgieron específicamente en la frontera norte. La ensalada césar y su icónico aderezoSin lugar a dudas, la ensalada césar es uno de los platillos más populares en restaurantes y hogares alrededor del mundo, pero no todos saben que esta famosa ensalada fue inventada en Tijuana, Baja California, en el restaurante del Caesar’s Hotel en 1924. El 4 de julio, multitudes de estadounidenses cruzaron la frontera para festejar el día de la independencia de su país y abarrotaron restaurantes y bares del centro de Tijuana. El alojamiento de los hermanos italianos Caesar y Alessandro Cardini no fue la excepción y conforme fueron pasando las horas en la alacena del Caesar’s Hotel sólo quedaron algunos huevos, anchoas, pan viejo, lechuga orejona, queso Parmesano, ajo, salsa inglesa, aceite de oliva, limón y pimienta. Ante la desesperación de servir a los hambrientos comensales, Alessandro Cardini improvisó con esos pocos ingredientes una ensalada y un inigualable aderezo para aliñarla. Alessandro, quién había sido piloto del ejército italiano, le dio el nombre de ensalada aviador, pero años más tarde sería conocida como ensalada césar en honor al hotel de los hermanos Cardini. Hoy en día, el mítico Caesar’s Hotel continúa sirviendo la ensalada césar de la misma manera en que fue servida aquel día, en largas y firmes hojas de lechuga orejona aliñadas con el icónico aderezo y que transportan crujientes crotones a cada mordida. La margarita, cóctel mexicano hecho con tequilaExisten al menos siete versiones en torno al origen de este refrescante cóctel hecho a base de tequila, pero la más convincente se remonta a los años cuarenta en la Cantina Hussong ubicada en Ensenada, Baja California. Una noche, un camarero llamado Carlos Orozco quedó embelesado por la belleza de una mujer que se encontraba en la cantina, por lo que le ofreció servirle un cóctel de su autoría. La mujer accedió, así que el creativo camarero preparó un cóctel sencillo con tequila, hielo, limón y sal. Fascinada por el sabor de la bebida, la mujer le preguntó al camarero el nombre del novedoso cóctel. Éste, a su vez, le preguntó su nombre a la bella mujer, quién se presentó como Margarita Henkel, hija del embajador alemán. En ese momento, Carlos Orozco anunció que la singular bebida llevaría por nombre margarita. Actualmente, existen un sinnúmero de variantes del singular cóctel mexicano hecho a base de tequila. Los nachos, crujientes totopos, queso derretido y jalapeñoAh, los nachos, crujientes totopos bañados con queso derretido y rebanadas de jalapeño. La historia de este delicioso platillo nos lleva al famoso Club Victoria, en Piedras Negras, Coahuila. En 1943, un grupo de mujeres estadounidenses, esposas de soldados comisionados de la base aérea del ejército Eagle Pass, decidieron comer en el famoso club. Al no encontrar al chef, el Maître d' Ignacio García decidió improvisar un platillo compuesto de totopos bañados con queso Wisconsin derretido y algunas rebanadas de jalapeño para el deleite de las mujeres extranjeras. En tan sólo un par de días se había corrido la voz acerca de este delicioso platillo bautizado como Nachos especiales—Nacho, en honor al popular apodo que se les da a las personas que se llaman Ignacio—, mismos que eventualmente formaron parte del menú del Club Victoria. En la actualidad, existen un sinnúmero de variedades de nachos con distintos quesos y diversos acompañamientos para deleite de mexicanos y extranjeros. El clamato, el famoso “curacrudas” mexicanoLa historia nos sitúa en el Bar Acueducto del Hotel Lucerna Mexicali ubicado en Baja California, en el año de 1966, cuando un cliente asiduo pidió un jugo de tomate para tratar de aliviar su resaca. En esa ocasión, el jugo de tomate no fue suficiente, por lo que el cliente pidió que le agregaran algo para potencializar el ya conocido remedio. Los baristas mezclaron el jugo de tomate con jugo de abulón, limón, sal y diferentes salsas resultando en un trago picante, salado y muy refrescante que curaría la insoportable resaca del cliente en cuestión de minutos. Con el paso del tiempo, el jugo del abulón se comenzó a sustituir por la salmuera de una lata de almejas, haciendo el trago mucho más accesible a los comensales y popularizándolo como clamato—anglicismo proveniente de clam por almeja y tomato por jitomate. Actualmente, el clamato se prepara con jugo de tomate, salmuera de almejas, limón, sal, una mezcla de salsas y se adorna con bastones de apio. La peculiar pizza mexicana¿Quién diría que una pizza con salsa de frijoles, tocino, chorizo, chiles jalapeños y pimiento rojo sería un rotundo éxito en México y en los Estados Unidos? La historia de la peculiar pizza mexicana nos sitúa en un pequeño negocio llamado Pizzas Giuseppis ubicado en Agua Caliente, Tijuana, Baja California. En 1970 y a tan sólo un año de su inauguración, Juan José Plascencia creó una pizza con sabores muy mexicanos que se popularizaría a lo largo y ancho del país y que incluso se volvería un sabor de pizza icónico del otro lado de la frontera. Hoy en día, la pizza mexicana es tan popular que las grandes cadenas de comida incluyen a esta peculiar pizza en su carta.La popular chabela, clamato con cervezaLa popular fusión del clamato con cerveza no pudo haber surgido en otro lugar que no fuera Mexicali, Baja California. Esta historia nos traslada a La Conga Bar en el año de 1972, cuando a José Angulo, dueño del conocido bar, se le ocurrió combinar el popular clamato con una cerveza bien fría, limón y sal con chile seco en polvo escarchado y que eventualmente comenzó a ofrecer el nuevo trago en una pesada copa coloquialmente conocida como copa Chabela. Con el tiempo, el clamato con cerveza se popularizó como otro efectivo remedio para la cruda y actualmente se consume en todo el país con distintos nombres como chabela en Baja California; ojo rojo en Yucatán; clamacheve en Coahuila; cielo rojo en Guanajuato; gringa en Aguascalientes y michelada con clamato en Colima y Jalisco.No cabe duda de que tanto ingredientes como platillos y bebidas mexicanas han enriquecido la gastronomía de distintas culturas a nivel mundial, a tal grado de que hoy en día es posible encontrar sabores y referentes culinarios mexicanos sin importar en dónde estés.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD