¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
De Kiwilimón para ti

¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?

Por Shadia Asencio - Septiembre 2021
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.

Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. 

La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. 

Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. 

Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. 

¿Cómo recuperar los sentidos?

Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. 

No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. 

La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. 

Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Del estrés tóxico “nuestro de todos los días” casi nadie escapa. Y es que en los tiempos que corren, en donde todo es urgente, con una pandemia que no parece tener fin, con las tareas “normales” en casa que nunca terminan y, para muchos, una difícil cuesta de enero, mantener un balance emocional puede resultar difícil.Si bien el estrés nos ayuda a reaccionar en situaciones de riesgo, pues nos mantiene alertas, cuando nos sobrepasa pueden aparecer problemas de insomnio, síntomas estomacales, pérdida de apetito, irritabilidad, ansiedad, entre otros.Por fortuna podemos limitarlo. Las estrategias van desde realizar actividades relajantes como yoga, leer un libro o hacer meditación, realizar ejercicio de forma regular, seguir una adecuada higiene del sueño, establecer prioridades, evitar sobredimensionar los problemas, hasta terapias muy particulares indicadas por el médico especialista.Junto con ello, llevar una dieta balanceada y adecuada contribuye de forma muy efectiva a que te sientas bien; y mejor aún si incluyes alimentos que contienen ciertos compuestos activos que pueden influir en tu estado de ánimo, es decir, que actúan positivamente sobre el estrés, señala la nutrióloga Nathalie Pernicone, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.Además de estos alimentos que contienen sustancias muy particulares, hay otros que pueden ayudar de manera indirecta, por sus efectos reconfortantes, como los dulces o carbohidratos; sin embargo, es muy importante cuidar y evitar el “comer emocional”, es decir, comer para sentirnos mejor, porque a largo plazo puede crear una relación distorsionada con la comida.A continuación te presentamos 10 alimentos que podrías incluir en tu dieta diaria si le quieres echar una manita a tu organismo en el manejo del estrés:1. Pescados de agua fría. Nos referimos al salmón, atún, sardinas o anchoas, ya que son ricos en ácidos Omega 3, un tipo de grasa poliinsaturada que puede ayudar a mantener los niveles de cortisol (mejor conocida como la hormona del estrés) dentro de la normalidad. La Asociación Americana del Corazón recomienda comer, por lo menos, dos raciones (de 100 g) a la semana.2. Acelgas. Estos vegetales de grandes hojas tienen un alto contenido de magnesio, el cual juega un papel protector contra la ansiedad. Investigaciones como las publicadas por la Academia Americana de Neurología, sugieren incluir una ración de verduras de hoja verde, como las acelgas, todos los días, porque esto contribuye, además, a detener el deterioro cognitivo.3. Almendras y frutos secos. Al igual que los pescados, estos alimentos tienen un alto contenido de Omega-3 y magnesio, una excelente combinación para ayudar a relajar la tensión y la ansiedad. El magnesio, cabe señalar, estimula la producción de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, así que si quieres prevenir estrés o situaciones de insomnio, como se señala en un estudio publicado en la revista Nature, incluye estos alimentos en tu dieta. Puedes comer un puñito diario (de 4 a 10 piezas).4. Cacao. Además de contener magnesio, también es rico en triptófano, un aminoácido que puede influir de manera positiva en el estado del ánimo al ser precursor de serotonina y melatonina (hormona que contribuye a regular nuestro reloj biológico). ¡Una excelente noticia para los amantes del chocolate! Si sabes que tendrás un día estresante, no olvides llevar contigo una barra de unos 40-50 gramos, como sugiere el médico especialista en medicina del trabajo, Víctor Vidal Acosta, en su libro, Estrés Laboral.5. Kiwi. La vitamina C contribuye a mejorar el estado de ánimo, por eso el kiwi, que contiene una cantidad importante de ella, es una excelente opción. Esto lo confirma el estudio “Beneficios nutricionales y sanitarios asociados al consumo de kiwi”, publicado en la revista científica Nutrición Hospitalaria. Los resultados indican que su consumo diario –uno o dos kiwis– puede ser “una estrategia efectiva para la promoción de la salud y prevención de enfermedades”, porque además tiene un alto poder antioxidante y efectos en la función inmune.6. Naranja y cítricos en general. Por ser ricos en triptófano y vitamina C, ayudan a combatir la sensación de ansiedad. De hecho, la falta de Vitamina C hace que las personas se sientan fatigadas o deprimidas. Puedes consumir una o dos naranjas al día.7. Avena. Este cereal integral también es buena fuente de triptófano. Al ser un hidrato de carbono, contienen serotonina, que ya hemos visto que es una excelente aliada para sentirnos bien. Puedes comer unos 25 g al día.8. Leche. Sobre todo tibia, antes de acostarse. Se ha visto que el calcio ayuda a fortalecer y relajar el sistema nervioso, por lo que alivia la tensión, ayudando con ello a regular los niveles de estrés. Con un vaso es suficiente. Elige la descremada y deslactosada, en caso de que sea intolerante a la lactosa.9. Yogur natural. Este es otro lácteo aliado de la tranquilidad, ya que también favorece la producción de serotonina, además de las propiedades provenientes del calcio. Come o bebe de dos a tres lácteos al día; uno de ellos puede ser yogur.10. Infusión de lechuga. Contiene una sustancia llamada lactucina, que ayuda a relajar el sistema nervioso. En este rubro, podemos incluir infusiones como valeriana, pasiflora, tila, que tienen propiedades relajantes. Toma una taza cuando te sientas estresado.Si bien la alimentación es coadyuvante del bienestar emocional, no olvides:● Llevar un estilo de vida saludable y activo.● Tener un descanso adecuado para mantener regulados los niveles de cortisol.● Hacer ejercicio, ya que tiene efectos antidepresivos muy importantes, además de disminuir estrés y ansiedad. ● Cuidar y priorizar la salud mental tanto como la física.● Acudir al psicólogo/a en caso de que no puedas hacerle frente al estrés.¡Aliméntate en serio con Santander!
En los últimos años, los productos de limpieza hechos a base de ingredientes como vinagre, bicarbonato de sodio, aceites naturales y limón han ganado popularidad en México y todo el mundo, pues son amigables con el medio ambiente y no contienen químicos, sin embargo, en muchas ocasiones suelen ser mucho más caros que los productos de limpieza convencionales. Si te gustaría comenzar a limpiar tu hogar con productos naturales, no te preocupes, en kiwilimón tenemos los mejores consejos para limpiar cada rincón tu casa con todo tipo de ingredientes naturales, los cuales son accesibles y rendidores. En esta ocasión, te contamos cómo puedes usar el aceite de oliva a la hora de limpiar y darle mantenimiento a tu hogar, ¡te sorprenderás con todo lo que puedes lograr con un poco de aceite! También puedes leer: 3 beneficios potenciales de tomar aceite de oliva en ayunasCómo emplear aceite de oliva en el hogarDesde limpiar sartenes, dar brillo a la madera y darles mantenimiento a tus sillas de piel, el aceite de oliva es una excelente opción para cada rincón de tu hogar.Aceite de oliva para tus sartenesSi tienes sartenes de hierro fundido, la mejor manera de limpiarlos es con un poco de aceite de oliva y sal para remover la comida que está pegada, pero al mismo tiempo el sartén se mantendrá hidratado. Para este fácil remedio casero, solo tienes que mezclar dos cucharadas de aceite con dos cucharadas de sal, aplica la mezcla sobre el sartén y talla la superficie muy bien. Enjuaga con abundante agua caliente y seca de inmediato.Haz que tus utensilios de madera duren másSi quieres alargar la vida útil de las tablas, los cuencos para ensalada y los utensilios hechos de madera, el aceite de oliva será tu mejor aliado. También puedes leer: ¿Por qué tienes que limpiar tu refrigerador semanalmente?Lo primero que debes hacer es lavar las piezas de madera a mano, usando únicamente un poco de jabón, enjuágalas muy bien y aplica un poco de aceite para hidratar la madera, lo que evita que pierda su color original y se formen grietas. Después de alrededor de 5 minutos, emplea un trapo seco y limpio para remover el exceso de aceite.Dale brillo a tus electrodomésticosSi tienes electrodomésticos de acero inoxidable, únicamente necesitas un poco de aceite para darle brillo y remover la mugre pegada. Rocío un trapo limpio y seco con un poco de aceite y utilízalo para limpiar las superficies de acero inoxidable, rechinarán de limpias y lucirán más brillosas que nunca.Aceite para darle mantenimiento a tus sillas¿Tienes sillas de piel en casa? Entonces ese tip es para ti. Aplica un poco de aceite sobre un trapo seco y frótalo sobre las sillas y sillones de piel, esto ayudará a reparar rasguños, restaurar el color original de tus muebles y a darles brillo.Remueve el pegamento en un dos por tresSi tienes frascos de vidrio que deseas reutilizar, pero no puedes porque están llenos de pegamento, aplica unas gotas de aceite de oliva sobre este y deja reposar por al menos 15 minutos. Lava el contenedor como de costumbre y listo.
En diciembre no sólo nos reunimos para compartir alimentos, también suele ser un mes en el que bebemos mucho. Así que para empezar el año de cero, con un poco más de dinero y energía, quizá quieras poner en práctica enero sin alcohol.Un mes sin consumir tiene varios beneficios, por ejemplo, te ayuda a resetear tu relación con este tipo de bebidas, además de que también puede ayudarte a bajar de peso o incluso con tus niveles de azúcar.Enero seco (Dry January en inglés) o enero sin alcohol comenzó en 2012 como una iniciativa de Alcohol Change UK, una organización benéfica británica, con el fin de "deshacerse de la resaca, reducir la cintura y ahorrar mucho dinero al dejar el alcohol durante 31 días".Ahora millones de personas participan en este reto y este desafío se ha expandido a Estados Unidos, donde más estadounidenses se dan cuenta cada año de los beneficios de probar la sobriedad por un mes.La creciente conciencia surge cuando estudios recientes no han encontrado evidencia de que el consumo ligero de alcohol pueda ayudar a mantener a las personas saludables. De hecho, más de cinco tragos a la semana en promedio pueden quitar años de vida a una persona, según descubrieron los investigadores.Dejar un hábito sólo toma tres semanas y probar con un mes sin alcohol podría darte los siguientes beneficios y marcar una gran diferencia:Por ejemplo, un estudio descubrió que los bebedores habituales que se abstuvieron de beber alcohol durante solo un mes tenían una “disminución rápida” de ciertos mensajeros químicos en la sangre que están asociados con la progresión del cáncer. Los participantes también vieron mejoras en su resistencia a la insulina, peso y presión arterial.Casi las tres cuartas partes (71 %) de las personas que participaron en Enero Seco dijeron que dormían mejor y 67 % tenía más energía, según un estudio de la Universidad de Sussex. Más de la mitad, 58 %, perdió peso y 54 % reportó una mejor piel.Así que si entre tus propósitos de año nuevo incluiste beber menos o bajar de peso, probar con este reto de un mes sería una gran forma de poner en práctica lo que quieres conseguir. También puedes seguir nuestro reto détox, el cual las nutriólogas de kiwilimón Te cuida diseñaron para que le des a tu cuerpo un respiro de los procesados, con alimentos nutritivos y ligeros.
El horno de microondas es básico en todas las cocinas, pues nos ayuda a calentar la comida, a cocinar de manera más rápida y hasta hacer postres de manera muy sencilla. Debido a que es uno de los electrodomésticos más usados, es imprescindible que siempre esté limpio, pues la higiene dentro de la cocina es muy importante. Si tu microondas está sucio por dentro y por fuera, está guardando malos olores o hay comida pegada en el interior, no te preocupes, en kiwilimón te decimos como limpiarlo a fondo en un dos por tres. Lo mejor de todo es que tu horno de microondas quedará rechinando de limpio después de utilizar ingredientes que ya tienes en casa.¿Cómo limpiar el horno de microondas?La clave para mantener el microondas impecable es limpiarlo al menos una vez a la semana, pues de esta manera la suciedad no se acumulará y alargarás la vida útil de tu electrodoméstico. Si quieres limpiarlo de fondo empleando productos naturales, no te pierdas los consejos que te daremos a continuación.También puedes leer: Reglas básicas para saber qué sí y qué no cocinar en el horno de microondasAntes de limpiar tu microondasLa compañía General Electric hace las siguientes recomendaciones para limpiar tu microondas:Usa jabón líquido para trastes para limpiar el microondas.Emplea bicarbonato de sodio para limpiar el interior.Si hay comida muy pegada en el interior, calienta una taza de agua, pues el vapor ayudará a remover la suciedad más fácilmente.No emplees cloro o productos abrasivos para limpiar el horno de microondas, ya que este tipo de productos pueden dañar el electrodoméstico.Limpia tu microondas en un dos por tresAhora que ya sabes cuáles son los productos que puedes utilizar para limpiar tu horno de microondas, es hora de poner manos a la obra.¿Cómo limpiar el interior del microondas?1. Mezcla 1 taza de agua y dos cucharadas de vinagre de manzana en un traste apto para microondas. 2. Coloca el recipiente dentro del horno y calienta la mezcla por alrededor de 5 minutos o hasta que comience a hervir y suelte vapor. 3. Deja que la mezcla de vinagre y agua se enfríe y retira del horno de microondas. 4. Emplea una mezcla de agua con jabón líquido para limpiar el interior con una esponja. 5. Usa un trapo limpio y seco para secar el electrodoméstico.También puedes leer: 3 postres que no sabías que se pueden hacer en microondas¿Cómo limpiar las puertas del microondas?Si las puertas del horno de microondas están llenas de grasa y cochambre, no te preocupes, en kiwilimón tenemos la solución. 1. Mezcla un poco de agua con carbonato, sumerge una esponja en el líquido y remueve el exceso. 2. Talla la puerta, por dentro y por fuera, cuidadosamente, sin utilizar demasiada agua. 3. Emplea un trapo limpio y seco para remover los restos de la mezcla. 4. Si la puerta del microondas tiene cochambre, mezcla 1/3 de taza de agua con 1/3 de taza de vinagre y aplica sobre la grasa. 5. Deja reposar por alrededor de 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.¿Cómo eliminar malos olores del microondas?Sabemos que los malos olores pueden ser muy molestos, por eso te enseñamos a deshacerte de ellos fácilmente. 1. Lo único que tienes que hacer es poner un poco de bicarbonato en un tazón y colocarlo dentro del microondas para que absorba los malos olores.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD