Variedades de enchiladas mexicanas tradicionales
De Kiwilimón para ti

Variedades de enchiladas mexicanas tradicionales

Por Shadia Asencio - Junio 2021
Tortilla, relleno, salsa. Tres posibilidades que, con cierta dosis de creatividad, se vuelven infinitas. Una trilogía sencilla, justa en cada una de sus partes. Un número ecuménico sin aristas en el que nada sobra, en el que todo huele y sabe a armonía. Este gran portador del número tres –según la numerología, sinónimo de paz y estabilidad–, las enchiladas mexicanas, es uno de los platillos que han sabido colarse al día a día de los hogares. 

Las “enchiladas mexicanas” son cultura: son desde el antojito de puesto, la comida formal cuando se hornean, o el desayuno de los trasnochados. Las enchiladas son sustantivo, son adjetivo, porque ya saben, los mexicanos cuando nos enojamos, nos enchilamos. En el caso del alimento, la enchilada mexicana debe su nombre a la tortilla, ya sea que se remojó en salsa y se frío, o se le aplicó el sistema a la inversa. 

Si la tortilla va primeramente frita en aceite, hay que cuidar que la temperatura y la cantidad de la grasa sea suficiente para no entiesarla. Si va revolcada en salsa y luego frita, hay que tener buen tino para no convertirla en chilaquiles. Y es que la enchilada debe ir doblada. Es su promesa de marca, su sine qua non. No puede ir enrollada como unas flautas ni simplemente doblada; es símbolo de egoísmo si sólo lleva unas gotas de salsa; de tacos, si lleva la salsa por dentro; de chilaquiles, si va fragmentada. La enchilada debe ser suave, blandita; no sólo cocida al comal, para que penetre la salsa en su crispida superficie. 

El origen se remonta al calendario precolombino. El Códice Florentino hablaba de las chillapitzalli, unas tortillas enrolladas que se condimentaban con chile. De hecho, existía un oficio, el de la tlailacatzoa, en el que la cocinera se convertía en experta de doblar tortillas. Tras la Conquista se incorporaron a la receta decenas de ingredientes como el caldo de pollo en las salsas o las proteínas como el pollo y el cerdo. Como tal, “la tortilla enchilada” apareció por primera vez en el gran recetario de 1831, El cocinero mexicano.

Las recetas fueron variando regionalmente. Ahora los dedos de las manos nos faltan para enumerarlas. Las variaciones tienen que ver con los chiles que se incorporan a la salsa. Aunque claro, en los rellenos y los ingredientes que las coronan están las acepciones; el diablo, dirían algunos. En algunos mercados como en Veracruz, el relleno va por fuera. En otros casos, la variedad está en la masa a la que se le incluye chile cascabel, como en el caso de las potosinas

Hay una enchilada mexicana para cada ocasión, para cada presupuesto. No faltan las de mole y guajolote para las ocasiones especiales, ni las frugales que se dejan ver cuando en el refrigerador hay más cervezas que ingredientes; tortilla, huevo y salsa de chipotle bastan para prepararlas. La versatilidad y capacidad de adaptación a lo que hay es un homenaje al saber hacer de cada estado, al de cada pueblo, al de cada familia. Estas son algunas de nuestras favoritas.

Un platillo de época virreinal. Se les llama mineras por ser la labor primordial del estado; las enchiladas van rellenas con queso ranchero y van coronadas por una mezcla de verduras –papa, zanahoria y lechuga–. Que a nadie se le escape el detalle mágico del tocado: chile y cebollitas encurtidas.

Son bastante similares a las mineras, sin embargo, estas no llevan encurtidos. La tortilla va igualmente frita en la salsa para lograr esa sensación adobada y pueden ir rellenas de pollo o de huevo. 

Más mexicanas que el mole, las enchiladas suizas toman su nombre por el gratín de queso que las cubre al exterior. Generalmente van rellenas con pollo y en la composición de la salsa se incorpora un agente lácteo como la crema. Esto las hace ligeramente dulces, suficientemente perfectas.

Se elaboran de forma similar a las verdes, pero con la adición de jitomate al hervido de salsa. En las suizas, se vale hacerse de la vista gorda con lo de “deben ir dobladas” pues, para que se amolden orgánicamente y consigan esa corteza doradita en el horno, se enrollan y se ponen al refractario.

¿Dos best sellers nacionales en un mismo plato? El buen karma se hace realidad cuando un mole verde es lo enchiloso de unas sencillas tortillas de maíz. Digno de cualquier celebración –boda, quinceaños, semáforo amarillo, promoción 2X1 en tu súper favorito– estas enchiladas son una fiesta de pepita con final picosito.

En México incluimos los cacahuates también en las salsas como la macha o en algunos moles oaxaqueños. Esta salsa espesa, balanceada en acidez y tersa es la cobija que toda tortilla quisiera llevar. 

En el mundo de las enchiladas verdes, tenemos unas de pantones más claros que no proceden del tomatillo, sino de una crema elaborada a partir de chile poblano y queso, queso doble crema, crema o bien, todas las anteriores. Pueden ir rellenas de pollo o de un salteado de setas para completar la experiencia vegetal. 


Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los vinos blancos son un planeta repleto de ecosistemas. Algunos dan la sensación de estar en un jardín en primavera, otros en una mañana invernal en las montañas, en una fiesta tropical o disfrutando de una bocanada a la brisa marina. Puede que, para muchos, los vinos tintos sean quienes gozan de toda la atención. Lo cierto es que los blancos son un poema a la nariz, frescura en el paladar y los grandes amigos de los frutos el mar, las preparaciones cítricas y de aquellos platos con un ligero contenido de grasita. O sea, que, junto con la comida mexicana son el dueto perfecto.El domingo pasado asistí al evento presencial en Casa Xipe que organizó la denominación de origen española Rías Baixas en México. La cata de sus vinos fue un recordatorio de que los blancos pueden ser vinos complejos, redondos y sorprendentes. Olvídate de los vinos paliduchos, dulces como la miel –aunque siempre hay milagros en los viñedos del Señor–, y aventúrate a explorar la fiesta veraniega de los blancos.Lo que conocemos como vino blanco nace de las uvas blancas de la vitis vinifera. Las más comunes en México son la chardonnay, la sauvignon blanc y la chenin blanc procedentes principalmente del Valle de Guadalupe, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí. Si te gustan los vinos españoles entonces en tu vocabulario estarán cepas como la albariño –varietal inexorable de Rías Baixas– la malvasía, verdejo, txakoli –mi uva blanca favorita del momento–, la garnacha blanca, entre muchas otras. En los países fríos de Europa brillan varietales como la silvaner, la riesling o la gewürztraminer.Lo que hace a un blanco un deleite tiene que ver con su acidez. La acidez es al vino blanco lo que la armonía a una canción, el color a una obra de arte. Para que no sobresalga, la acidez debe estar balanceada con respecto al alcohol y al dulzor del líquido.A diferencia de un tinto, el vino blanco se cosecha cuando el nivel de grados brix (concentración de azúcares) es el ideal para el enólogo. En seguida se lleva a despalillar y estrujar. Luego se macera en frío –a unos 17 grados– y la fermentación se realiza sin piel. Generalmente se consumen jóvenes, aunque algunos otros, se dejan reposar en barricas de primero o segundo uso para no robarle protagonismo a sus aromas frutales. El líquido resultante va del amarillo verdoso al oro viejo y toda la gama de tonalidades que cabe entre ambos. Los aromas van de los florales, frutales y herbales, hasta la bollería como mantequilla, miel y brioche. También existen aromas a roble, cedro y maderas, en caso de que haya tenido envejecimiento en barrica. La sugerencia de uso es siempre fría. ¿Qué tanto? Depende de la calidad y añada del vino y claro, del momento del día. Es a menos de 12º C que los vinos blancos adquieren esa frescura y ligereza que tanto los distingue. Para maridarlos acompáñalos con quesos ligeros y frescos, de poco o nada de envejecimiento, mariscos, pescados, cocina oriental, pastas ligeras, tacos, quesadillas fritas vegetarianas, y por supuesto, postres frutales, cremosos o ligeros.Aquí te dejo algunas recomendaciones de vinos blancos que he probado últimamente y que me han sorprendido. Son un buen motivo para juntarse en la familia o con amigos para celebrar la vida. Terras Gauda Un vino de la región de Rías Baixas en el que encontrarás aromas a fruta de hueso como melocotón, cítricos como la mandarina y una marcada mineralidad. Te lo recomiendo para acompañar este delicioso molcajete de mariscos.Molcajete de MariscosDo FerreiroOtro vino de la DO de Rías Baixas cuyas uvas albariño proceden de viñedos de más de diez años. Encuentra en él una mineralidad sustanciosa, aromas a manzana y herbales, así como una excelente acidez en boca. Disfrútalo junto a pescado al horno como este que te propongo.Pescado con Papas a la Crema
Cada vez es más común que las mujeres busquen remedios o ingredientes naturales para cuidar su piel, pues se ha descubierto que muchos tratamientos para la piel contienen sustancias dañinas, por lo que las plantas que nos da la madre naturaleza se convierten en la mejor opción para cuidar tu salud y belleza. Hoy en día, el agua de rosas se ha convertido en una de las mejores opciones para cuidar tu piel de manera fácil, rápida y sin gastar mucho. Recuerda que puedes encontrar agua de rosas para el rostro en cualquier farmacia. En Kiwilimón te contamos sobre los increíbles beneficios del agua de rosas y por qué es el aliado perfecto para tu rutina de belleza. ¿Qué es el agua de rosas?El agua de rosas se produce mediante un proceso de destilación de los pétalos de la flor a través de vapor. El resultado final será un producto con un aroma delicioso, con muchos beneficios para la piel y que además es una buena alternativa a los perfumes convencionales. Según los expertos, el agua de rosas comenzó a producirse hace cientos de años, en la región que ahora conocemos como Irán. Aunque en esta ocasión estamos hablando de los beneficios que tiene en la piel, este ingrediente también se utiliza en la preparación de alimentos y bebidas.¿Para qué sirve el agua de rosas?Los beneficios del agua de rosas son muchos, pues ayuda a combatir problemas en la piel, alivia la garganta irritada, previene y cura infecciones y combate el dolor de cabeza. En esta ocasión te contaremos más sobre los beneficios que este aromático líquido tiene en la piel y el rostro. Agua de rosas para una piel radianteGracias a que el agua de rosas contiene un gran número de antioxidantes, esto la convierte en un gran aliado para el cuidado de la piel, pues ayuda a proteger las células contra muchos factores que la dañan. No más irritaciónDebido a sus propiedades antiinflamatorias, el agua de rosas nos ayuda a calmar la irritación en la piel, la cual puede ser causa por enfermedades como la dermatitis o la rosácea. Por otro lado, también podría ser de mucha ayuda para prevenir la aparición del acné. Dile no a las arrugasSegún los expertos, este refrescante líquido tiene propiedades antienvejecimiento y también ayuda a reducir la aparición de arrugas y líneas de expresión. CicatrizaciónOtra de las grandes propiedades del agua de rosas es que es un antiséptico y antibacterial natural, por lo tanto, ayuda a que el proceso de cicatrización sea más rápido y además mantiene limpia la herida. Puedes usar agua de rosas en cortadas, cicatrices y quemaduras. ¿Cómo usar el agua de rosas?La mejor opción es comprar una botella de esta agua en tu farmacia más cercana, colocarla dentro de un atomizador y rociar tu piel. También puedes aplicar el agua de rosas es un pedazo de algodón y luego aplicarlo en el rostro. Así que ya lo sabes, el agua de rosas no solo sirve para la cara, también tiene muchos beneficios para la salud.
Los de Feral Café describen a su café como “salvaje”, sin embargo no hay ápice de descuido en su forma de preparar la taza de café perfecta. Esta pequeña marca, propiedad de Ricardo Soto, distribuye amor en forma de granos de café desde un pequeño local en el mercado de San Juan. Lo puedes tomar ahí, o como yo, pedir a domicilio, entero o molido para filtrarse en el método cafetero de tu preferencia.Su imagen de marca enamora, pero gracias al cielo donde sólo llueve café, lo de ellos es más que sólo una cara bonita. El café que Ricardo Soto selecciona en conjunto con Santiago Sota de Finca Sofía en Puebla, es atención milimétrica a la selección de cada grano, es trazabilidad, es cuidado máximo al tostado.Esta empresa nace en 2019 gracias al estudio y al amor que Ricardo ha profesado hacia esta bebida. En la selección de cada grano su fundador busca calidad y procesos limpios que destaquen el origen. De ahí que tenga granos procedentes de diversas latitudes cafetaleras del país: los hay desde Guerrero (Atoyac de Álvarez), Oaxaca (Pluma Hidalgo) y Veracruz (Huehuetecpan, Cosautlán).La trazabilidad, para él y para Santiago, es vital. Este último además, busca activar la economía de las comunidades con las cuales trabaja instruyéndolos en el arte de lograr granos de café con grado de especialidad. Luego, la preocupación de Ricardo y Santiago es elegir un nivel exacto de tueste que le permita a cada origen expresarse en la taza de café: mostrar las características del terruño.Es bajo el ojo y paladar de Santiago que se aplica un tostado que va de los medios a los ligeros para potenciar los sabores intrínsecos de la cereza del café –los frutales y frutales– e incluso los más complejos a chocolate, piloncillo y caramelo, en los que la acidez no es tan pronunciada.Las opciones de Feral Café son varias. Existen orígenes que por la complejidad de sus procesos se disfrutan mejor en métodos de especialidad como Calita, V60, prensa francesa o chemex. Tal es el caso del café lavado procedente de Oaxaca o los red, white o black honey en los que vale la pena poner atención en los aromas y sabores. Si el cliente prefiere disfrutar su café con leche, Ricardo sugerirá el Pluma, Hidalgo en Oaxaca cuyo tostado ligero no interferirá en la mezcla. Al final, la taza perfecta es la que uno tiene en la mano. Mejor que proceda del comercio justo y del amor por el café.Si quieres conocer un poco más de Feral Café te dejo sus redes sociales: @feralcafe
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD