Volverá la cerveza a la CDMX
De Kiwilimón para ti

Volverá la cerveza a la CDMX

Por Shadia Asencio - May 2020
No, aún no regresaremos a la vida normal. Los cines no nos verán pronto llorando ante una escena romántica o sudando frío frente a alguna persecución. Los domingos de barbacoa tampoco nos verán sentados en una mesa larga junto a otros desvelados. Al menos no por las siguientes semanas en la Ciudad de México. El regreso a lo esencial que anunció Claudia Sheinbaum tiene como punto de partida la reactivación de los trabajos de construcción, la minería, la fabricación de equipo de transporte y la producción de cerveza: sí, para tranquilidad de todos, volverá a haber cerveza en CDMX.

En las tiendas de conveniencia la escena era un tanto apocalíptica. Al fondo, los refrigeradores a los que siempre recurríamos por un six ahora desplegaban apenas una o dos tristes cervezas cuando se estaba de suerte. Y es que a principios de abril, López-Gatell anunció la suspensión de la producción cervecera, un líquido amigo de la dieta nacional.

No, no somos la República Checa con un consumo per cápita de 138 litros por persona, pero el consumo de cerveza nacional llega a los 75 litros por persona anualmente. La decisión de suspensión tomó por sorpresa a la mayoría puesto que, además, somos el primer exportador de cerveza a nivel mundial y porque, con excepción de un puñado de países, el resto del mundo se negó a tomar una decisión de esa magnitud.

Que regrese el abastecimiento de cerveza a la CDMX no sólo da tranquilidad a los domingos de barbacoa, cuyo mejor maridaje es una bien fría y clara, sino también a la industria cervecera y a las familias que dependen de ella, porque como asegura Fernando Rincón, consejero de Comunicación de la Acermex, en el caso de cervecería artesanal, resulta en la generación de más de cinco mil empleos.

No cabe duda de que si alguien padeció esta suspensión ha sido la cervecería artesanal, donde el flujo de efectivo es bastante limitado. “Tan sólo un fin de semana donde hay ley seca ya es muy pesado para los productores”. Además, asegura “que en esta época se recortó personal, se recortaron sueldos y las cervecerías pequeñas fueron las más afectadas”, aunado a que el consumo de estas se da más en restaurantes y bares cuyas labores también han estado mermadas.

Para festejar una gran noticia citadina, ¿qué tal algunos platillos fáciles que se preparan con cerveza? Prepararlos en familia, con buena energía, es la celebración completa.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las almendras no sólo son un fruto seco perfecto para comerse como colación, sino que también será un aliado perfecto para cuando busques hornear, pues puedes hacer harina de almendras en casa.La harina de almendras es una gran alternativa para la harina de trigo tradicional, porque es baja en carbohidratos, tiene muchos nutrientes y un sabor ligeramente más dulce.También puede proporcionar más beneficios para la salud que la harina de trigo tradicional, pues ayuda en la reducción del colesterol LDL, o “malo” y la resistencia a la insulina, no contiene gluten, es baja en carbohidratos, y contiene fibra y magnesio.A pesar de sus muchos beneficios, la harina de almendras no es tan popular en las cocinas quizá porque es un producto más caro; sin embargo, puedes intentar hacer tu propia harina de almendras en casa.Cómo hacer harina de almendrasLa harina de almendras se hace con almendras molidas. El proceso consiste en blanquear las almendras en agua hirviendo para eliminar la piel, luego se muelen y se cierne en una harina fina.Algunas veces se hace una distinción entre harina de almendras y polvo de almendras. La diferencia es que el polvo se hace moliendo almendras con la piel, lo que da como resultado una harina más gruesa. Esto es importante en recetas con harina de almendras donde la textura hace una gran diferencia.Para hacer harina de almendras casera, necesitas molerlas, así que puedes usar un procesador de alimentos o un molino para café. Tú decides si las mueles con o sin la piel. Una vez molidas, cierne la harina con un colador y guárdala en el refrigerador.Las mejores recetas con harina de almendrasSi no sabes qué se puede preparar con este tipo de harina, sólo tienes que pensar en que puedes reemplazar cualquier otra harina con harina de almendras la mayoría de las veces.Sin embargo, existen algunas recetas en las que deberás tener en cuenta la consistencia del producto con el que trabajes. Por ejemplo, los macarons requieren de una harina de almendras fina, generalmente blanqueada, (es decir, molida sin piel) para obtener los terminados más lisos. Por otra parte, si usas harina de almendras para empanizar, quizá prefieras una consistencia más gruesa para un poco más de textura.No te pierdas los beneficios de la harina de almendras y úsala en tus recetas para hacer panqués, galletas, o prueba con alguna de estas recetas con harina de almendras que tenemos para ti:Cheesecake de zebra sabor fresaPan de almendraBolitas de nuezMacarrones napolitanosMacarrones rellenos de chocolate
El vinagre es uno de los ingredientes favoritos para utilizar en la cocina, ya que posee numerosas virtudes y funciona como complemento de ensaladas, para hacer encurtidos y es un buen conservador, pero, sobre todo, es también un potente y eficaz limpiador natural. Por ello, te explicamos por qué usar el vinagre para desinfectar. “El vinagre es bien conocido no solo por su versatilidad en la cocina, sino también por sus propiedades como limpiador, ya que resulta muy efectivo para eliminar depósitos minerales, como la cal, que quedan acumulados en las superficies”, explican los expertos del Instituto del Vinagre, quienes también han demostrado que el vinagre desinfecta los alimentos al eliminar bacterias como la Shigella sonnei y la Escherichia coli, que abundan en hierbas y frutas. En lo que respecta a la desinfección doméstica, hay algunos que difieren acerca la efectividad del vinagre para limpieza, sin embargo, expertos en tóxicos y bioconstrucción de Ecologistas en Acción, lo recomiendan gracias a su concentración al 5% de ácido acético en agua y compuestos de ácido tartárico y ácido cítrico, los cuales son altamente desinfectantes: "Los limpiadores ecológicos caseros, como el vinagre, son productos eficaces para limpiar la casa según sus usos, pero también son más sanos y baratos y no contaminan el medio ambiente”. La Asociación de Empresas de Detergentes y Productos de Limpieza, Mantenimiento y Afines (Adelma), aconseja mezclar el vinagre con otras sustancias naturales para para reforzar la acción desinfectante del producto, como con combinaciones de vinagre con limón. Si aún no estás seguro de cómo usar este desinfectante natural, o qué limpiar con él, a continuación de damos algunas ideas. Superficies de cocina Las propiedades antibacterianas del vinagre lo convierten en el producto ideal para desinfectar las superficies de cocina. Mezcla a partes iguales vinagre blanco con agua y prepárate para dejar tu cocina reluciente y libre de gérmenes. Cañerías El vinagre es uno de los desinfectantes de baño y cañerías más eficaces, ya que elimina moho y bacterias. Sus propiedades acaban con los depósitos minerales de fregaderos, grifos, inodoros, duchas y bañeras, además de que conserva el brillo de los materiales. Esteriliza esponjas Puedes esterilizar las esponjas que utilizas para limpiar y así asegurarte de que no repartirás bacterias al mezclar agua y vinagre en un recipiente, sumergir las esponjas sucias en un recipiente con la mezcla y ponerlas a calentar en el microondas durante cinco minutos. Desinfecta dispositivos electrónicos Los dispositivos como celulares, controles, pantallas y tablets están llenos de gérmenes porque frecuentemente los traemos en la manos, por ello, puedes desinfectarlos al humedecer un paño de microfibra con un poco de vinagre con agua destilada. ¿Tú qué cosas desinfectas con vinagre?
No, aún no regresaremos a la vida normal. Los cines no nos verán pronto llorando ante una escena romántica o sudando frío frente a alguna persecución. Los domingos de barbacoa tampoco nos verán sentados en una mesa larga junto a otros desvelados. Al menos no por las siguientes semanas en la Ciudad de México. El regreso a lo esencial que anunció Claudia Sheinbaum tiene como punto de partida la reactivación de los trabajos de construcción, la minería, la fabricación de equipo de transporte y la producción de cerveza: sí, para tranquilidad de todos, volverá a haber cerveza en CDMX.En las tiendas de conveniencia la escena era un tanto apocalíptica. Al fondo, los refrigeradores a los que siempre recurríamos por un six ahora desplegaban apenas una o dos tristes cervezas cuando se estaba de suerte. Y es que a principios de abril, López-Gatell anunció la suspensión de la producción cervecera, un líquido amigo de la dieta nacional. No, no somos la República Checa con un consumo per cápita de 138 litros por persona, pero el consumo de cerveza nacional llega a los 75 litros por persona anualmente. La decisión de suspensión tomó por sorpresa a la mayoría puesto que, además, somos el primer exportador de cerveza a nivel mundial y porque, con excepción de un puñado de países, el resto del mundo se negó a tomar una decisión de esa magnitud.Que regrese el abastecimiento de cerveza a la CDMX no sólo da tranquilidad a los domingos de barbacoa, cuyo mejor maridaje es una bien fría y clara, sino también a la industria cervecera y a las familias que dependen de ella, porque como asegura Fernando Rincón, consejero de Comunicación de la Acermex, en el caso de cervecería artesanal, resulta en la generación de más de cinco mil empleos.No cabe duda de que si alguien padeció esta suspensión ha sido la cervecería artesanal, donde el flujo de efectivo es bastante limitado. “Tan sólo un fin de semana donde hay ley seca ya es muy pesado para los productores”. Además, asegura “que en esta época se recortó personal, se recortaron sueldos y las cervecerías pequeñas fueron las más afectadas”, aunado a que el consumo de estas se da más en restaurantes y bares cuyas labores también han estado mermadas.Para festejar una gran noticia citadina, ¿qué tal algunos platillos fáciles que se preparan con cerveza? Prepararlos en familia, con buena energía, es la celebración completa.
Mientras estamos aislados, preocupados por nuestra salud y la de nuestros seres queridos, además de mil cuestiones más, es increíble pensar en que además estemos consternadas por cómo bajar de peso rápido. Pero pasa. Aunque no queramos, el cambio en nuestra rutina, la ansiedad que produce la situación nos afecta y lo hace directamente en nuestros hábitos alimenticios, o en nuestras ganas de hornear pan de plátano todo el tiempo...Porque la comida muchas veces es una forma de apapacharnos cuando nos sentimos mal y además de eso, cumple una función vital: nutrirnos.Las preocupaciones sobre el peso están profundamente arraigadas en nuestra cultura, pero la verdad es que hay muchísimas otras cosas de qué preocuparnos en este momento, desde mantenerse saludable y educar a los hijos en el hogar, hasta la economía familiar y del país, e ir por el súper sin contagiarse. Preocuparse por subir de peso durante una pandemia sólo aumentará tu estrés.Así que nada como consultar a un profesional para guiarnos con las comidas durante estos tiempos complicados y dejar de temerle a unos cuantos kilos de más.Entre las primeras recomendaciones que nos da Jennifer Asencio, nutrióloga clínica especialista en diabetes, se encuentra algo básico: NO saltarse comidas y ser más conscientes de los alimentos que elegimos. “Justo en estos momentos de incertidumbre, aburrimiento, estrés y ansiedad, nos dedicamos a consumir alimentos procesados, o con altas cantidades de azúcares, lo que nos puede llevar a un aumento significativo de peso, por lo que te recomiendo no saltarte comidas y elegir snacks saludables como pepino, jícama, zanahoria, gelatina sin azúcar, nueces, cacahuates o almendras en pequeñas porciones”.La clave está en ser más conscientes de aquello que elegimos para nuestro cuerpo. Si te ha costado trabajo balancear tus alimentos durante la cuarentena, lo que la nutrióloga clínica recomienda es planear tus comidas a partir a partir de los tres grupos de alimentos, es decir, incluir uno de cada grupo:Carbohidratos: tortilla, tostadas horneadas, salmasProteína: pollo, pescado, atún, mariscos, queso, huevo, carnes magras de res o cerdo.Lípidos: grasas monosaturadas como aguacate, aceite de oliva, pistaches, almendras o nueces.Por ejemplo, este podría ser un menú práctico e ideal para guardar la distancia en casa: Para el desayuno, unos huevos duros con nopales y salsa verde, acompañados de un par de tortillas; complementa con una taza de uvas.Para la comida, una sopa de setas, un salpicón de atún con tostadas horneadas, medio aguacate y de postre una taza de fresas con una cucharadita de crema light.Para la cena, una sincronizada enchilada con dos tortillas de maíz, queso panela, jamón de pechuga de pavo adobada con salsa chipotle.Tres alimentos que no deberían faltarte en casa durante el encierroDurante la cuarentena, hacer súper ha cambiado por completo, pero el consejo de una nutrióloga es que no te deben faltar alimentos que refuercen tu sistema inmunológico. En específico, ella recomienda comprar frutos rojos (arándanos, frambuesas, fresas, grosella, uva), que “contienen propiedades antitumorales, por su capacidad de reducir y contrarrestar el estrés de oxidación y de la inflación”; kale (o col rizada), que es “fuente de calcio, vitamina C y actúa directamente en el sistema inmunológico”, además contiene “vitamina A, vitamina K, hierro, y propiedades antiinflamatorias y antioxidantes”, por último, cítricos como kiwi, naranja, limón y toronjas, todos muy “ricos en vitamina C, que ayudan a nuestras defensas a protegernos de infecciones”. Prueba hacer una ensalada de kale, arándano y almendra.Ahora que, si eres de esas personas que no han podido parar de hornear panqué de plátano, no te preocupes, este súper poder también se puede disfrutar con otros platillos, como recomienda Asencio. Si ya le perdiste el miedo al horno, ten en cuenta que “hornear los alimentos tiene muchas ventajas, como potencializar el sabor, conservar los nutrientes y utilizar menos grasa”. Ella te recomienda buscar y preparar “recetas con tortilla, que tiene un bajo índice glucémico y te dejan satisfecho por más tiempo. Por ejemplo, pastel azteca o enchiladas al horno”. También puedes deshidratar verduras y frutas para tener chips al horno de zanahoria, calabaza y manzana, que te pueden funcionar perfecto como snack durante el día. Si no puedes dejar de picar, intenta hacerlo con alimentos como palomitas naturales, jicaletas, pepinos, y no te preocupes, porque la nutrióloga Jennifer Asencio también nos dio opciones para el postre: gelatina light, manzana con queso cottage o helado de yogurt con arándanos.Lo más importante es que elijas tus alimentos consciente de que su función es nutrirte y que recuerdes que son tiempos duros, en los que quizá preocuparte por bajar de peso está de más.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD