Desayunar todos los días puede ayudar a cumplir tus propósitos del 2017
Tips y Consejos

Desayunar todos los días puede ayudar a cumplir tus propósitos del 2017

Por Kiwilimón - Enero 2017
¿Cada año te propones cumplir con miles de propósitos, pero al final no llegas ni al tercer mes? Tal vez, la razón por la cual no puedes cumplir con tus objetivos es la falta de una alimentación. Comer saludablemente impacta en muchos aspectos de nuestras vidas. Sigue leyendo para descubrir cómo desayunar todos los días puede hacer que los propósitos de este año se hagan realidad:

¿Quieres comer más saludablemente? Entonces desayuna todos los días.

El saltarte la primera comida del día aumenta los niveles de colesterol e insulina y, además, te hace propenso a elegir alimentos menos sanos durante el día. via GIPHY Consejo: Con solo tres ingredientes, disfruta un desayuno saludable.

¿Quieres perder peso? Prepárate un rico desayuno.

De acuerdo con algunos estudios, desayunar puede ayudarte a perder más peso y a tener un porcentaje de grasa corporal menor, respecto a las personas que se brincan esta comida, ya que estimula el metabolismo y controla el apetito. via GIPHY Consejo: ¿Tienes en casa plátanos y huevos? Arranca el día con estos riquísimos hot cakes.

¿Quieres mejorar tu desempeño laboral? Levántate 10 minutos antes y desayuna.

El cerebro necesita recuperar energía después de la noche. Al desayunar, nutres el cerebro, lo cual incrementa la concentración, la memoria y algunas otras habilidades mentales. via GIPHY Receta: Este desayuno energético es todo lo que necesitas para rendir al máximo todo el día.

¿Quieres hacer ejercicio? El desayuno es tu mejor aliado.

Cuando desayunas, el cuerpo cuenta con la energía necesaria para realizar actividades físicas sin necesidad de recurrir a las reservas para hacerlo. via GIPHY

¿Quieres ser menos renegona? No te esperes hasta las 2 para comer.

Después de algunas horas, cuando el cuerpo empieza a resentir la falta de alimentos, pueden surgir malestares como dolor de cabeza o debilidad, pero también existen efectos psicológicos. Desayunar mejora tu estado de ánimo durante el día. via GIPHY Consejo: ¿Sabías que ciertos alimentos pueden ayudar a mejorar tu humor? Conoce qué debes comer para tener un mejor estado de ánimo todos los días. via GIPHY
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si pensabas que Kiwilimón no se podía poner mejor, te equivocaste, ya que tu plataforma favorita de recetas de cocina acaba de estrenar una versión mejorada para facilitarte la vida. ¡Conoce todas las nuevas funciones de la nueva app KiwiPro! Modo offline Podrás disfrutar de tus recetas preferidas sin necesidad de estar conectado a Internet, basta con descargarlas previamente para poder checar los pasos, ingredientes y videos cuando no estés conectado al wifi o no cuentes con datos móviles. Lista del súper Ir de compras al supermercado nunca fue tan fácil como con la app KiwiPro, ya que podrás checar tus recetas favoritas, seleccionar los ingredientes necesarios y hacer tu lista del súper. Lo mejor es que puedes comprimir o expandir las recetas y pasillos del super, revisar un contador de ingredientes y compartirlos como texto o PDF. Modo paso a paso Podrás ver el paso a paso de tus recetas en pantalla completa, ya sea en modo vertical u horizontal, ¡como más te acomodes! Y si tu celular cuenta con sensor de proximidad, podrás controlar el avance de tus recetas sin la necesidad de tocar la pantalla. Modo video PROCon el modo de video mejorado, podrás disfrutar de tus recetas favoritas regresando o adelantando los pasos 15 segundos y en dispositivos disponibles, podrás pausar o activar tus videos con el sensor de proximidad, sin tocar la pantalla, una función ideal y muy necesaria para cuando estás cocinando. No te pierdas de todas estas maravillosas funciones y descarga la nueva app KiwiPro. Podrás disfrutar de un período de prueba gratis por todo un mes y está disponible para Android y iOS. ¡Conviértete un experto en la cocina con la nueva app KiwiPro!
Pelar ajos puede no ser una tarea tan ardua, pero cuando quieres ahorrar tiempo en la cocina, todo truco es bueno y válido para evitar las tareas tediosas.Para pelar ajos, algunas personas ruedan los dientes de ajo sobre superficies con la palma de la mano, lo cual funciona bien para quitar la cáscara a los ajos, aunque duele un poco, sin embargo, este truco de Tik Tok vendrá a revolucionar tu cocina, pues promete ajos sin cáscara con sólo usar el microondas.¿Cómo pelar ajos en 30 segundos?Tik Tok se ha vuelto la mejor fuente de trucos de cocina que existe, así que obviamente teníamos que ver aquí cómo pelar ajos rápido y fue la usuaria Kushi Ali quien le hizo este regalo al mundo.El truco consiste en hornear ligeramente los ajos y lo que tienes que hacer es colocar los dientes ya separados en un tazón pequeño. Luego, meter el recipiente en el microondas y programarlo para calentar 30 segundos. Si tú repites esto, probablemente escuches un ruido parecido a un silbido y luego parecerá que truenan palomitas mientras los ajos están en el microondas, pero no te preocupes, los dientes no explotarán. En el video de Kushi Ali, parece que el ajo se separa perfectamente de su cáscara después de salir del microondas. En la vida real, esto sí sucede con éxito, pero este truco también tiene efectos secundarios como que los ajos salen calientes y blandos después de estar en el micro.También les baja un poco el sabor fuerte y el aroma, y quizá no puedas cortar o picar los dientes porque se vuelven muy suaves, así que es probable que este truco no sea la mejor opción para tus ajos si necesitas ajos firmes y picados.Pero si necesitas ajos para cocer junto con alguna carne o caldo en una olla, este es el truco para pelar ajos que necesitas usar. ¿Cuál es tu forma más rápida para pelar ajos?
Los recuerdos son un montón de ladrillos que toman forma de edificación, de castillo de Disney, apenas se les pone unos kilómetros de distancia. En la comida este kilometraje se remonta a la niñez. Los platos que nos marcaron tienen como ambientación un momento de familia, una olla grande y un gesto de cariño dirigido a nosotros. Hay un narrador –mejor si tiene voz de Morgan Freeman–, y por supuesto, una abuela, una madre o alguien con quien pudimos establecer una conexión profunda. Que si aquella comida que recordamos con las vísceras y el corazón sabía rico sólo el universo lo sabe. Aquí es donde la distancia juega su truco. En los platillos entrañables hay algo de engaño que es al mismo tiempo un mantra sanador: sabe a un momento en el que nos sentimos queridos. Nos saben a amor. Nos saben a hogar. La nostalgia parece teñir de sepia y de rosa la memoria y con ello, los sabores y las vivencias pierden su nitidez. Por supuesto, esta emoción tiene la potencia de dejarnos tatuado el nombre de ese platillo que trataremos de replicar, buscar e interpretar en lo que cocinamos, comemos y compartimos. Yo no tengo una receta entrañable y especial. Tengo varias. Está el mole verde de mi abuelita y la sopa de tomate de mi mamá. Pero en el necio ejercicio que es recordar, he descubierto que en el amor a mis platillos favoritos no pesa tanto la complejidad de la receta como el tamaño del recuerdo. El mejor ejemplo que se me ocurre es el sencillo sándwich de frijoles refritos, queso Gouda y chipotle que mi papá asaba cada mañana en una sandwichera para que yo me lo llevara a la escuela. No sonaba la campana del recreo y yo ya me había comido dos de ellos –sí, dos–. El tema es que siempre he gozado de buen apetito y simplemente uno no le alcanzaba a mis ganas. A mi papá le dije una mentira piadosa. Le conté que a mis amigas les gustaba tanto mi sándwich que, mordida a mordida, me dejaban sin comer. La verdad es que yo prefería la culpa al hambre y sinceramente sus sándwiches me sabían a gloria. Él, un padre sumamente protector, comenzó a mandarme dos. Yo simplemente me los devoraba. Si alguien me pedía una mordida, me lo pensaba. Como mi historia, las recetas más especiales tienen la fuerza de hacernos sonreír y evocar cada sabor, cada sensación, como si estuviéramos ahí. Un sabor termina siendo una Polaroid, un puente al pasado y, al mismo tiempo, un gancho que nos conecta al aquí y al ahora. En Kiwilimón queríamos celebrar eso: el hermoso poder que tiene la comida para conectarnos con lo que más queremos. Por eso creamos un concurso, La Receta del Año. Con él queremos conocer las anécdotas detrás de las recetas que amas. Compártenos tu receta favorita y escribe junto a ella el relato de por qué es tan especial para ti. Al final premiaremos las mejores con una hermosa vajilla (con valor de más de 10 mil pesos), para que puedas perpetuar los recuerdos y vivencias. No sólo eso: serás parte de nuestro recetario del año y verás en video tu receta firmada con tu nombre.Para descubrir las bases de este concurso, checa esta nota o este video y si te quedan dudas, escríbenos por favor a chefkiwilimon@gmail.com. Anímate a compartir lo que más te gusta. Estoy segura de que la Receta del Año de Kiwilmón la tienes tú. Sube tu receta y su historia especial con el hashtag #Larecetadelaño desde tu cuenta en Kiwilimón y si aún no tienes, regístrate aquí.
Pocos personajes aman la comida tanto como Homero Simpson. ¿Quién como él estaría dispuesto a arriesgar su vida por un bocado de Fugu o por un emparedado gigante? Probablemente sólo él, porque “chocolate, mmm… cola invisible, la rosca prohibida, mmm… lo que sea” es bien recibido para este comelón profesional. Por eso recopilamos algunos de los momentos más emblemáticos de Homero y la comida. Homero y el chile Para el concurso anual de chile con carne de Springfield, Homero hace su entrada triunfal a la feria. Aquí es reconocido como el maestro de maestros, con un estómago a prueba de fuego. Incluso se rumora que su cuchara de degustación la talló él mismo. Tras humillar a Ned Flanders, cuya salsa solo tiene dos alarmas en lugar de las cinco prometidas, llega con el jefe Gorgori quien le tiene preparados los inmisericordes chiles de Quetzalzatenango. En su primer intento, su lengua estalla del picor y es ridiculizado. En su segundo combate, recubre su lengua con cera para comer los chiles más picantes del mundo y alucinar toda una aventura mística guiada por su nahual, el coyote, en busca de su alma gemela. Tenazas, la langostaHomero compra una langosta de ocho dólares con la intención de engordarla y darse un gran festín. Cada día le prepara el desayuno y la consiente con bocadillos. Ya cuando está fuerte y jugosa, lista para ser cocinada, Homero se enternece del nuevo integrante de la familia y decide no comerla. Así disfrutan la vida, entre caminatas en el mar y juegos en el jardín, hasta que Homero al darle un baño caliente la cocina por error. Entre llantos y exclamaciones de placer por su excelente sabor, Homero se come solo a su querida y dulce tenazas.El buffet El Holandés Cocinante promete un buffet de todo lo que puedas comer. Homero emocionado, en lugar de servirse en su plato, se lleva las charolas completas (con todo y baño María). Se come todos los camarones, dos langostas de plástico y sigue engullendo comida hasta el cierre del restaurante. El capitán McCallister, propietario del restaurante, asegura con gran asombro que Homero no es un hombre, sino una auténtica máquina de devorar. Homero desilusionado demanda al lugar y acepta la oferta del capitán de convertirse en la animación del lugar: ¡Pasen a ver el pozo sin fondo, un error de la naturaleza! Amor y amistad, viajes astrales y comidas sin fin son parte de la rutina de este aventurero gastronómico, dispuesto a todo por su amor a la comida.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116