Estos pequeños detalles te están quitando más tiempo del que crees

Por Kiwilimón - Marzo 2017
Te levantas por la mañana dispuesta a cumplir con todos tus pendientes, y de repente ya es de noche y tienes que prepararte para el día siguiente. ¿Te ha pasado alguna vez? Si eres del club de las mujeres a las que “no les rinde el tiempo”, te tenemos una noticia: tu problema no es la cantidad de tiempo del que dispones, sino la manera en que lo administras. A continuación enlistamos las fugas de tiempo más comunes:

Dispositivos móviles

via GIPHY Estar constantemente al pendiente de tu celular o tus redes sociales quita más tiempo del que crees. Si es importante que estés enterada de un tema en particular, puedes dar de alta una Google Alert. De esta manera, recibirás la información sin necesidad de estar checando todo el tiempo. Si no quieres perderte los mejores consejos de Kiwilimón, te invitamos a registrarte en nuestro newsletter.

Falta de descansos

via GIPHY Aunque no lo creas, para ser más eficiente no tienes que estar trabajando 24/7. Muchas veces, cometemos el error de creer que mientras más tiempo pasemos dedicadas a determinada tarea, la podremos terminar más rápidamente. La realidad es que nuestro cerebro se cansa después de un tiempo y deja de trabajar de manera eficiente, haciendo que nos tome más tiempo realizar hasta la más sencilla de las tareas.

Multitasking

via GIPHY Es cierto que a las mujeres nos resulta más sencillo realizar varias tareas a la vez, pero debes tener cuidado al hacer esto. Si te excedes en la cantidad de cosas, lo único que harás es dividir tu nivel de atención entre muchos distractores. Lo que podrías hacer en 10 minutos, te tomará el doble porque tu atención está dividida en muchas tareas simultáneas.

Decir que sí a todo

via GIPHY ¿Eres de las que simplemente no puede decir “no”? Si te cuesta negarte a las peticiones de tu familia, amigos o compañeros de trabajo, es probable que termines asumiendo más responsabilidades de las que te corresponden. No tiene nada de malo ayudar a los demás, pero debes tener cuidado de no abrumarte con tareas que no te corresponden.

Ausencia de planeación

via GIPHY Sabes que tienes mil cosas por hacer, pero no sabes por dónde empezar. Si sueles trabajar sin un plan o una definición clara de objetivos diarios, es más complicado que te rinda el tiempo. Acostúmbrate a hacer una lista de pendientes en orden de prioridad antes de empezar a trabajar. Aplica estos sencillos consejos y verás cómo te rinde mucho más el tiempo.

Te recomendamos:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Quizá este Halloween no sea como en años anteriores, pero quedarte en casa no tiene por qué pasar sin gracia en una fecha tan divertida como es el 31 de octubre, mucho menos si te animas a preparar estos cocteles increíbles y fáciles.Por ejemplo, una sangría podría ser una forma sencilla de tener un coctel sangriento y delicioso. Las moras serán un gran elemento para hacer pociones moradas y espesas, mientras que el vino tinto, el mezcal, el vodka, el colorante vegetal o curaçao azul harán todos los trucos espeluznantes que necesitamos. 1. Mezcalina de arándanosCon sólo un poco de jugo y mezcal, esta bebida roja es fresca pero te hará entrar en calor rápido. Para hacerlo necesitas jarabe natural, jugo de arándanos, hielo, mezcal reposado, limón, sal de gusano y hojitas de menta para decorar. Para prepararlo sólo necesitas licuar los ingredientes y listo, vacíalo en una copa para martini y disfruta de esta bebida roja.2. Martini de mentaCon curaçao azul y un poco de vodka, este coctel tiene el color más extraño en comida, pero perfecto para celebrar Halloween. 3. Margarita magia negraImagínate una margarita de color tan oscuro que parece poción de bruja recién salida del caldero. Para hacer esta magia negra necesitas los ingredientes normales de una margarita, colorantes vegetales rojo, azul y verde para lograr el color, y si consigues azúcar negra, te quedará extra terrorífica.4. Shots de Bloody MaryEl bloody mary es un coctel muy popular que tiene como base vodka con jugo de tomate, mezclado con un sabor acidito de jugo de limón, con salsa inglesa o worcestershire, un ligero toque picante y un color rojo profundo muy característico de esta bebida. Para hacerlo versión Halloween, lo único que tienes que hacer es ponerlo en jeringas y así verdaderamente tendrás shots rojos de terror.5. Poción dulce de morasZarzamora, frambuezas y moras azules licuadas con hielo y un poco de vodka te darán como resultado una bebida espesa, con textura grumosa y con un color profundo perfecto para asustar a cualquiera.¿Qué otra bebida de Halloween probarás este 31 de octubre?
La comida corrida es un sello distintivo de la gastronomía mexicana gracias a la facilidad y rapidez con que se prepara, además de ser deliciosa y súper económica. Así que si te quieres sentir como en fondita, a continuación te presentamos 3 menús para hacer en casa recetas de comida corrida. El menú clásico de la comida corrida Generalmente en las fonditas de comida corrida, podemos encontrar un menú de 3 tiempos que incluye una entrada como caldo de pollo o sopa aguada, un segundo tiempo como sopa de pasta o arroz y el tercer tiempo que consiste en un plato fuerte lleno de sabor. ¿Qué opinas de este menú clásico de comida corrida? Primer tiempo: Caldo de pollo Segundo tiempo: Arroz rojo a la mexicana Tercer tiempo: Milanesas rellenas de jamón y queso  El menú ejecutivo de la comida corrida Otro tipo de comida corrida muy popular en las fonditas y que también puedes replicar en casa, es el menú ejecutivo, aquél que las personas piden en quincena y tiene platillos un poco más elaborados y abundantes. Primer tiempo: Crema de espinaca con poblano Segundo tiempo: Coditos cremosos con salchicha Tercer tiempo: Sábana de res en salsa verde  El menú consentido de la comida corrida Dentro de los innumerables platillos que podemos encontrar en una fondita de comida corrida, no pueden faltar las lentejas, la ensalada de nopales y un guisado tan rico y rendidor, que no puede faltar en tu cocina. Primer tiempo: Sopa de lentejas con chorizo  Segundo tiempo: Ensalada de nopales tatemados  Tercer tiempo: Albóndigas en salsa de chile pasilla¿Listo para consentir a tu familia con estas deliciosas y rendidoras recetas de comida corrida?
Los altares de muertos mexicanos comienzan a aparecer en las casas en los últimos días de octubre, para recibir a nuestros seres queridos con todo aquello que los guiará y dará la bienvenida de regreso a casa por un día.La tradición ya es un sincretismo entre lo prehispánico y las nuevas creencias religiosas traídas con la colonización, pero es tan bella, que en la actualidad sigue siendo una de las celebraciones más arraigadas en los mexicanos, que no dejan de poner su ofrenda de Día de Muertos, aunque sea pequeña.El significado del altar de muertos tiene que ver con los niveles con los cuales se organice: Un altar de 2 niveles representa la división del cielo y la tierra.Un altar de muertos con 3 niveles representa el cielo, la tierra y el inframundo.El altar más tradicional de 7 pisos representa los 7 niveles que el alma debe atravesar para llegar al descanso espiritual.Altar de muertos: elementos que no pueden faltar y su significadoSi este año quieres conmemorar a personas amadas que ya no están en el plano terrenal, considera poner niveles en tu ofrenda y estos elementos que no te pueden faltar.1. Una fotografíaNo importa si es para un familiar o para alguien a quien no conociste en persona, poner una fotografía sirve para honrar a la persona que fue en vida.2. Un elemento de aromaLo tradicional es usar copal o incienso, pero también se usan hierbas de olor, frutos aromáticos o infusiones.3. Papel picadoEl papel picado tiene como significado el viento en los altares de muertos mexicanos. Los colores más usados son el amarillo y el morado, pues representan pureza y duelo.4. FuegoLas velas, veladoras o cirios tienen como finalidad representar el fuego que guía a las almas en su camino a la ofrenda de Día de Muertos. A veces se colocan 4 para representar los cuatro puntos cardinales.5. AguaAdemás de su bebida favorita, el agua no puede faltar en una ofrenda de muertos, pues es el elemento que se deja para calmar la sed de las almas cuando llegan.6. TierraPara representar la tierra se usan semillas, como maíz o cacao, frutos o especias, y de acuerdo con una ideología más moderna, esto tiene que ver con la idea cristiana de “polvo eres y en polvo te convertirás”.7. FloresAunque no tienen un significado concreto, las flores se usan para adornar el altar de muertos y para dar la bienvenida a las almas. Las más usadas son el cempasúchil, la nube y el amaranto.8. ComidaDe acuerdo con la tradición, la comida que se ponga debe ser aquella que el difunto disfrutaba en vida. Por lo general, los altares se llenan de comida típica mexicana, como mole, tamales y, por supuesto, pan de muerto.9. CalaverasLas calaveras de azúcar son la alegoría de la muerte, que puede ser dulce y no amarga. Además de las calaveras de azúcar, también se utilizan calaveras de barro, de chocolate o de yeso.10. Objetos personalesPara recibir a los difuntos, se colocan objetos personales con los que él se identificaba en vida, por ejemplo, algún objeto representativo de su oficio o a los niños se les ponen juguetes.Los altares de muertos mexicanos están cargados de simbolismos y son parte primordial de una tradición que nos permite asimilar la muerte con mejor cara, con la cara más amable que puede tener, aquella que incluye comida y que nos da la esperanza de que algún día, todos seremos un recuerdo.
La diosa del chile era Tlatlauhqui cihuatl ichilzintli o ‘Señora roja del respetable chile’. A nadie le cabía duda: al chile había qué rendirle respeto. El chile, originario de la zona andina o de la selva amazónica, ha sido el alma de muchas cocinas del mundo y sin duda, el fuego artificial de la cocina mexicana. ¿Qué sería de nosotros si faltara este fruto que lastima lo mismo que entretiene la lengua? Los españoles lo llevaron a Europa como souvenir. Allá se declararon sensibles a su picor. En cambio, los paladares árabes, asiáticos y africanos lo recibieron como revelación. Muy pronto lo incorporaron a sus cocinas y comenzaron a producirlo. Ahora el extranjero que se declare intolerante a él, padecerá su influjo en más de un tercio del mundo. En Asia se perdería de cremosos currys de la cocina india, del pad thai de la cocina tailandesa, de las barbacoas de la cocina coreana con kimchi fermentado y guindillas o de las sopas agripicantes de la cocina sichuanesa. Ni qué decir del taco mexicano. El no iniciado se llevará a la boca un sencillo amasijo de carne y maíz sin su bendición de salsa verde. Que momento tan anticlimático tendrá al comer una torta de milanesa sin una mordida intermitente a un chile en escabeche. No hay platillo local donde no se le pueda hacer un huequito. Ya Cristóbal Colón hablaba de él como “una planta tan picante como la pimienta que los nativos consumen en todas las comidas”. Al chile sólo se le deja cuando el estómago lo pide o cuando se emprende ruta a tierras más occidentalizadas. En cada ocasión se le extraña. Todo es culpa de la capsaicina, una sustancia que responde al dolor y que libera opioides y endorfinas que lo neutralizan. Por ella, el chile es motor de placer y adicción.El uso del chile es antiguo. Se cree que las culturas mesoamericanas lo comenzaron a cultivar tan pronto se volvieron sedentarias. La altura y el clima favorecieron su esparcimiento. En las culturas nacionales fue alimento sagrado y leyenda. Aún hoy es signo que aleja el “mal de ojo” a penas se pone un collar vigilante en la puerta. Es sinónimo de fiesta cuando armoniza los alimentos; es suspiro, lágrima y silencio para los que toma desprevenidos.En Perú, la otra gran gastronomía latinoamericana, es una constante. Está presente en la sazón del ceviche, en el rocoto relleno arequipeño. En el sudeste asiático aporta balance a los guisos junto a la lima kafir y el coco. En los restaurantes mexicanos –los finos, los de calle– es cortesía y el centro de mesa más bello junto a un par de bolillos o totopos.Marea porque para mitigar su calor dan ganas de inspirar y con ello se sobre oxigena el cuerpo. Calienta la garganta lo mismo que la mente, por eso es albur y jolgorio del lenguaje –un deambular entre el respeto y la burla–. El o la que aguanta mucho es ‘macho’. El o la que aguanta poco es ‘gallina’. El chile se convierte en dulce cuando se le añade azúcar; en mole, cuando se le añade magia. Hace algunos siglos era correctivo para los niños maleducados y hoy es correctivo cuando se quiere tapar una mala técnica culinaria. El chile es el éxito de muchos negocios, un objeto del deseo en la cultura pop mexicana y erotismo en la poesía urbana. Está presente en rimas leyendas y canciones, como aquella que asegura que es picante pero sabroso. ¡Gracias, chile, por existir!Para terminar de rendirle un homenaje como se debe, te dejamos este compilatorio de salsas que, sin importar del país que seas, le darán alegría a tu comida.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD