Estos pequeños detalles te están quitando más tiempo del que crees

Por Kiwilimón - March 2017
Te levantas por la mañana dispuesta a cumplir con todos tus pendientes, y de repente ya es de noche y tienes que prepararte para el día siguiente. ¿Te ha pasado alguna vez? Si eres del club de las mujeres a las que “no les rinde el tiempo”, te tenemos una noticia: tu problema no es la cantidad de tiempo del que dispones, sino la manera en que lo administras. A continuación enlistamos las fugas de tiempo más comunes:

Dispositivos móviles

via GIPHY Estar constantemente al pendiente de tu celular o tus redes sociales quita más tiempo del que crees. Si es importante que estés enterada de un tema en particular, puedes dar de alta una Google Alert. De esta manera, recibirás la información sin necesidad de estar checando todo el tiempo. Si no quieres perderte los mejores consejos de Kiwilimón, te invitamos a registrarte en nuestro newsletter.

Falta de descansos

via GIPHY Aunque no lo creas, para ser más eficiente no tienes que estar trabajando 24/7. Muchas veces, cometemos el error de creer que mientras más tiempo pasemos dedicadas a determinada tarea, la podremos terminar más rápidamente. La realidad es que nuestro cerebro se cansa después de un tiempo y deja de trabajar de manera eficiente, haciendo que nos tome más tiempo realizar hasta la más sencilla de las tareas.

Multitasking

via GIPHY Es cierto que a las mujeres nos resulta más sencillo realizar varias tareas a la vez, pero debes tener cuidado al hacer esto. Si te excedes en la cantidad de cosas, lo único que harás es dividir tu nivel de atención entre muchos distractores. Lo que podrías hacer en 10 minutos, te tomará el doble porque tu atención está dividida en muchas tareas simultáneas.

Decir que sí a todo

via GIPHY ¿Eres de las que simplemente no puede decir “no”? Si te cuesta negarte a las peticiones de tu familia, amigos o compañeros de trabajo, es probable que termines asumiendo más responsabilidades de las que te corresponden. No tiene nada de malo ayudar a los demás, pero debes tener cuidado de no abrumarte con tareas que no te corresponden.

Ausencia de planeación

via GIPHY Sabes que tienes mil cosas por hacer, pero no sabes por dónde empezar. Si sueles trabajar sin un plan o una definición clara de objetivos diarios, es más complicado que te rinda el tiempo. Acostúmbrate a hacer una lista de pendientes en orden de prioridad antes de empezar a trabajar. Aplica estos sencillos consejos y verás cómo te rinde mucho más el tiempo.

Te recomendamos:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Para qué sirve comer alimentos ricos en omega 3?
Los beneficios para los que sirve el omega 3 son tan populares y variados, que van desde ayudarte a bajar los triglicéridos, hasta ayudar a prevenir el asma o mejorar síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).Los ácidos grasos omega-3 son vitales para la salud y puedes obtenerlos de pescados o mariscos grasos, pero si no los consumes con frecuencia, puedes considerar tomar un suplemento de omega-3, lo cual es una forma sencilla pero eficaz de mejorar tanto su salud física como mental. Además, de que puede ayudarte reducir riesgos de enfermedades.Qué son los ácidos grasos omega 3 y para qué sirven en el cuerpo humanoLos omega-3 son una familia de ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir por sí solo, sino que debe obtenerlos de la dieta diaria, pues desempeñan funciones importantes en el organismo y proporcionan una serie de beneficios para la salud.Existen varios tipos de estos ácidos grasos, pero los tres tipos más importantes son ácido alfa-linolénico (ALA), ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). El ALA se encuentra principalmente en las plantas, mientras que el DHA y el EPA se encuentran principalmente en los alimentos de origen animal y las algas.Los alimentos con alto contenido de ácidos grasos omega-3 más comunes para incluir en tu dieta son los pescados grasos, aceites de pescado, semillas de linaza, semillas de chía, aceite de linaza y las nueces, y si no consumes muchos de estos alimentos, es recomendable tomar un suplemento de omega-3, como aceite de pescado o aceite de algas.Ácido docosahexaenoico DHAEl ácido docosahexaenoico o DHA es el ácido graso omega-3 más importante para tu cuerpo, pues es un componente estructural clave del cerebro, la retina de los ojos y muchas otras partes del cuerpo.Se encuentra principalmente en productos animales como pescados grasos y aceite de pescado, pero la carne, los huevos y los lácteos de animales alimentados con pasto también tienden a contener cantidades significativas.Los vegetarianos y veganos a menudo carecen de DHA y deben tomar suplementos de microalgas para asegurarse de obtener suficiente cantidad de este omega-3.Ácido alfa-linolénico ALAEl ácido alfa-linolénico (ALA) es el ácido graso omega-3 más común y el cuerpo lo usa principalmente para obtener energía, pero también se puede convertir en formas biológicamente activas de omega-3, EPA y DHA, sin embargo, este proceso de conversión es ineficaz y sólo un pequeño porcentaje de ALA se convierte en formularios activos.El ALA se encuentra en alimentos como semillas de lino, aceite de linaza, aceite de canola, semillas de chía, nueces, semillas de cáñamo y soja.Ácido eicosapentaenoico EPAEl ácido eicosapentaenoico (EPA) se encuentra principalmente en productos animales, como pescados grasos y aceite de pescado, pero también algunas microalgas lo contienen. Tiene varias funciones en el cuerpo y parte de él se puede convertir en DHA.Los ácidos grasos omega-3, particularmente el DHA, son vitales para el cerebro y la retina, y en particular, son importantes para las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, ya que puede afectar la salud y la inteligencia del bebé.Entre los beneficios para la salud de los adultos, los estudios indican que una ingesta suficiente de omega-3 puede proteger contra todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer de mama, la depresión, el TDAH y diversas enfermedades inflamatorias.Omega-6 y omega-3Los ácidos grasos omega-6 también tienen funciones en el cuerpo importantes y similares a las de los omega-3. Por ejemplo, ambos se utilizan para producir moléculas de señalización llamadas eicosanoides, que tienen varias funciones relacionadas con la inflamación y la coagulación de la sangre.Sin embargo, los omega-3 son antiinflamatorios y los científicos plantean la hipótesis de que comer demasiado omega-6 contrarresta estos efectos beneficiosos. En la dieta occidental, la ingesta de omega-6 es muy alta en comparación con la de omega-3, por lo que actualmente la proporción está muy sesgada hacia el lado de los omega-6.Mantener un equilibrio entre estas dos grasas puede ser importante para una salud óptima y aunque no existe evidencia suficiente para demostrar que el omega-6 es dañino, la mayoría de los profesionales de la salud están de acuerdo en que obtener suficiente omega-3 es importante para la salud.
¿Para qué sirve comer alimentos ricos en omega 3?
Los beneficios para los que sirve el omega 3 son tan populares y variados, que van desde ayudarte a bajar los triglicéridos, hasta ayudar a prevenir el asma o mejorar síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).Los ácidos grasos omega-3 son vitales para la salud y puedes obtenerlos de pescados o mariscos grasos, pero si no los consumes con frecuencia, puedes considerar tomar un suplemento de omega-3, lo cual es una forma sencilla pero eficaz de mejorar tanto su salud física como mental. Además, de que puede ayudarte reducir riesgos de enfermedades.Qué son los ácidos grasos omega 3 y para qué sirven en el cuerpo humanoLos omega-3 son una familia de ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir por sí solo, sino que debe obtenerlos de la dieta diaria, pues desempeñan funciones importantes en el organismo y proporcionan una serie de beneficios para la salud.Existen varios tipos de estos ácidos grasos, pero los tres tipos más importantes son ácido alfa-linolénico (ALA), ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). El ALA se encuentra principalmente en las plantas, mientras que el DHA y el EPA se encuentran principalmente en los alimentos de origen animal y las algas.Los alimentos con alto contenido de ácidos grasos omega-3 más comunes para incluir en tu dieta son los pescados grasos, aceites de pescado, semillas de linaza, semillas de chía, aceite de linaza y las nueces, y si no consumes muchos de estos alimentos, es recomendable tomar un suplemento de omega-3, como aceite de pescado o aceite de algas.Ácido docosahexaenoico DHAEl ácido docosahexaenoico o DHA es el ácido graso omega-3 más importante para tu cuerpo, pues es un componente estructural clave del cerebro, la retina de los ojos y muchas otras partes del cuerpo.Se encuentra principalmente en productos animales como pescados grasos y aceite de pescado, pero la carne, los huevos y los lácteos de animales alimentados con pasto también tienden a contener cantidades significativas.Los vegetarianos y veganos a menudo carecen de DHA y deben tomar suplementos de microalgas para asegurarse de obtener suficiente cantidad de este omega-3.Ácido alfa-linolénico ALAEl ácido alfa-linolénico (ALA) es el ácido graso omega-3 más común y el cuerpo lo usa principalmente para obtener energía, pero también se puede convertir en formas biológicamente activas de omega-3, EPA y DHA, sin embargo, este proceso de conversión es ineficaz y sólo un pequeño porcentaje de ALA se convierte en formularios activos.El ALA se encuentra en alimentos como semillas de lino, aceite de linaza, aceite de canola, semillas de chía, nueces, semillas de cáñamo y soja.Ácido eicosapentaenoico EPAEl ácido eicosapentaenoico (EPA) se encuentra principalmente en productos animales, como pescados grasos y aceite de pescado, pero también algunas microalgas lo contienen. Tiene varias funciones en el cuerpo y parte de él se puede convertir en DHA.Los ácidos grasos omega-3, particularmente el DHA, son vitales para el cerebro y la retina, y en particular, son importantes para las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, ya que puede afectar la salud y la inteligencia del bebé.Entre los beneficios para la salud de los adultos, los estudios indican que una ingesta suficiente de omega-3 puede proteger contra todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer de mama, la depresión, el TDAH y diversas enfermedades inflamatorias.Omega-6 y omega-3Los ácidos grasos omega-6 también tienen funciones en el cuerpo importantes y similares a las de los omega-3. Por ejemplo, ambos se utilizan para producir moléculas de señalización llamadas eicosanoides, que tienen varias funciones relacionadas con la inflamación y la coagulación de la sangre.Sin embargo, los omega-3 son antiinflamatorios y los científicos plantean la hipótesis de que comer demasiado omega-6 contrarresta estos efectos beneficiosos. En la dieta occidental, la ingesta de omega-6 es muy alta en comparación con la de omega-3, por lo que actualmente la proporción está muy sesgada hacia el lado de los omega-6.Mantener un equilibrio entre estas dos grasas puede ser importante para una salud óptima y aunque no existe evidencia suficiente para demostrar que el omega-6 es dañino, la mayoría de los profesionales de la salud están de acuerdo en que obtener suficiente omega-3 es importante para la salud.
El Comedor de los Milagros, el KiwiFav de la semana
Si quieres comenzar a probar sabores diferentes, El Comedor de los Milagros, el restaurante ubicado en la col. Roma Sur, es un lugar muy especial que debes conocer.Este comedor ofrece los platillos más representativos de la comida Latinoamérica. Puedes probar platillos de Argentina, Uruguay, Perú, Venezuela, Brasil, Colombia y México. Además, en el menú podrás encontrar una gran variedad de platillos de cada país, como pizzas, cortes de carne, tacos, arepas, feijoada, ceviches, postres y coctelería.Te recomiendo probar la feijoada, un cocido de frijol con carne de puerco acompañado de arroz, plátano frito y tocino o un rico lomo argentino acompañado de papas a la francesa o una cachapa de jamón y queso. Las posibilidades son infinitas, así que no dejes de probar platillos nuevos que se pueden convertir en tus nuevos favoritos.Este comedor te hará sentir en casa gracias a su ambiente relajado y a una decoración muy llamativa. En cada rincón del lugar se respira un ambiente festivo. Por si fuera poco, puedes acompañar tu comida con deliciosas cervezas artesanales y cócteles con sabores frutales. De postre no puedes dejar de probar la paleta de frutos rojos o una mandoca venezolana, una rosca de harina con plátano frito y piloncillo, mientras sigues disfrutando de la música en vivo y aprovechas para tomarte unas fotos muy instagrameables.Este lugar necesita más de una visita y te aseguro que cada vez la experiencia será diferente en todos los sentidos, pues también es un lugar muy versátil, ya que puedes asistir con tu familia, con tus amigos o con tu pareja.
Mascarillas caseras con miel para cualquier tipo de piel
El proceso único que se lleva a cabo para obtener la miel la hace especialmente beneficiosa para usos cosméticos y una mascarilla casera con este ingrediente puede ayudarte con el acné, a curar cicatrices y a emparejar el tono de la piel.La miel cruda está llena de propiedades buenas para la piel y funciona especialmente bien para personas que tienen acné o afecciones como eccema o psoriasis. También ayuda a equilibrar las bacterias de la piel y si consigues miel de Manuka, este producto ha demostrado ser significativamente más eficaz para curar heridas, tanto que ahora los médicos la utilizan en entornos clínicos. Lo que hace a la miel tan buena como mascarilla es que acelera los procesos de curación de las células de la piel. Por ejemplo, si tienes imperfecciones o un brote de eccema, la miel sin pasteurizar podría acelerar la curación y reducir la inflamación. La miel cruda también es un exfoliante natural, lo que significa que aplicarla en el rostro quita la piel seca y opaca, y permite revelar nuevas células cutáneas debajo.Cómo usar miel como mascarilla caseraPuedes usarla para lavarte la cara, hacer un exfoliante o hacer una mascarilla de miel casera semanal. La miel es un gran complemento para cualquier régimen de cuidado de la piel, sin importar el tipo de piel que tengas.Aquí te dejamos algunas mascarillas con miel efectivas que puedes hacer en casa y que son perfectas para probar un fin de semana. Recuerda aplicarlas con la piel limpia y como tip extra y muy ganador, coloca un paño húmedo y tibio sobre tu cara para abrir los poros antes de la mascarilla. Después de enjuaga, lava tu cara con agua fría o usa un tónico para cerrar los poros. Mascarilla de miel para piel grasaLas mascarillas de arcilla con miel son increíbles para la piel grasa. La miel ayuda a eliminar el exceso de ella, mientras que la arcilla es altamente absorbente y la elimina mientras exfolia suavemente.La bentonita y la arcilla roja marroquí son dos de las mejores opciones de arcilla para equilibrar los aceites naturales y ambos tienen propiedades antibacterianas para tratar la piel propensa al acné. Para hacer esta mascarilla necesitas:1 cucharadita de miel1 cucharadita de arcilla bentonita o arcilla roja marroquí1 cucharadita de vinagre de manzanaMezcla la arcilla con la miel y el vinagre de manzana en un tazón pequeño no reactivo (es decir, que no sea de metal). Aplica suavemente en la cara y el cuello, deja actuar 15 minutos y enjuaga la mascarilla primero con agua tibia y luego con agua fría.Mascarilla de miel para pieles secasLa miel y el aguacate son la combinación perfecta de ingredientes hidratantes para pieles secas, mientras que las almendras molidas exfolian suavemente y sus grasas buenas dejan la piel con una sensación súper suave. Para esta mascarilla casera necesitas:2 cucharadas de miel (o 1 cucharada de miel y 1 cucharada de aceite como jojoba o almendra dulce)1/4 de aguacate, machacado2 cucharadas de almendras finamente molidasMezcla la miel y el aguacate en un tazón pequeño, luego agrega las almendras molidas. Extiende la mezcla sobre la cara y el cuello, deja actuar de 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia.Mascarilla facial de miel para piel sensible (o para la inflamación)El té verde o matcha y la miel son dos ingredientes que ejercen magia antiinflamatoria para el enrojecimiento y la inflamación de la piel. Esta combinación relajante es lo suficientemente suave para pieles sensibles, pero puedes hacer una prueba en un pedacito de piel pequeño para asegurarte. Ambos ingredientes son potentes antioxidantes que combaten los radicales libres y reparan la piel dañada. Para esta mascarilla necesitas:1 cucharadita de té verde o matcha en polvo (puedes abrir una bolsita de té verde y usar las hojas)1 cucharada de miel1 cucharadita de aceite de almendras dulces o jojobaCombina el polvo de matcha o té verde, la miel y el aceite en un tazón pequeño y mezcla bien. Aplica sobre la cara y déjalo actuar por 15 minutos antes de lavar con agua tibia.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD