Guía paso a paso para catar vinos
Tips y Consejos

Guía paso a paso para catar vinos

Por Kiwilimón - July 2015

¿Te gusta mucho el vino pero no sabes exactamente cómo comprobar si es bueno? Está claro que todo empieza por el gusto y que si el vino se te hace rico, entonces eso es lo importante, pero también hay toda una ciencia detrás de la cata de vinos. Hoy te contamos cuáles son los pasos para conocer la calidad de cada fermentado de uva para que así puedes distinguir entre los buenos vinos y los regulares, e incluso para que hagas una cata con tus amigas en casa.

Catar vino se trata de tres procedimientos muy específicos que debes llevar con tus ojos, tu nariz y tu paladar. Aquí te lo explicamos:

1. Apariencia

Tinto: si el color es denso y oscuro entonces el vino será de sabor fuerte y profundo, si por el contrario parece acuoso, sabrás que ese vino será ligero y sin mucho alcohol.

Blanco: Un blanco más claro significa que el vino es seco, no muy afrutado y poco dulce, por el contrario, si es un blanco verdoso sabrás que ese vino será cítrico y acidito con notas a frutas. En ambos casos debes tomar tu copa y agitarla en forma circular. Esto sirve para ver qué tanto se desliza el vino por el interior de la copa. Si le cuesta bajar y las gotas son espesas y bajan lentamente entonces es un vino añejado por mucho tiempo con sabor profundo. Si, al contrario, las gotas resbalan rápidamente por el vidrio, entonces tienes un vino ligero y acuoso que podría no ser tan rico.

2. Aroma

Se dice que los recuerdos entran por la nariz, y en el caso del vino es muy cierto.

Tinto: si al oler dentro de la copa percibes un poco de chocolate, cerezas, o casi un olor a tierra significa que ese vino se añejó por mucho tiempo pues sus notas son de frutos oscuros e ingredientes pesados. Si el olor es más salado y ligero sabrás perfecto que ese vino se creó cerca del mar. Blanco: un olor a vainilla, avellanas o durazno te dice que el vino que tomas es muy dulce, afrutado y que se añejó por un buen tiempo. Si por el contrario el olor es seco, casi agrio y ácido, estarás tomando un vino seco y con mayor porcentaje de alcohol. En ambos casos no hay errores, a cada quién le puede recordar cosas diferentes el aroma del vino, esto es simplemente porque los olores nos recuerdan diferentes situaciones de nuestra vida y está perfecto.

Tips del vino

  • Como regla general, marina el vino tinto con carnes rojas y estofados, mientras que el vino blanco con pescado, pastas blancas y mariscos
  • No te fijes tanto en la edad del vino, hay muchos vinos jóvenes muy ricos y frescos hechos de uvas de calidad, la edad sólo es un número
  • Ningún vino sabe igual que el anterior, incluso dos de la misma marca y año, cuentan con un sabor que evoluciona y es por eso que es tan intrigante para el paladar
  • Nunca cocines con un vino que no tomarías, esa es una regla que no puede olvidarse
  • Los vinos españoles y franceses son muy buenos, pero la producción reciente del Valle de Guadalupe es excepcional. Trata de probar más vinos mexicanos.
 

Recetas

Ahora, si no sólo quieres catar el vino, sino cocinar con él, te dejamos algunas recetas muy ricas que incluyen a esta bebida legendaria.

Mejillones en Salsa de Vino: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/mejillones-en-salsa-de-vino

Res con Salsa de Vino Tinto: http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/res-con-salsa-de-vino-tinto

Gelatina de Vino Tinto con Fresas: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/gelatina-de-vino-tinto-con-fresas

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La dieta cetogénica, o dieta keto, consiste en bajar tu consumo de hidratos de carbono en tu alimentación diaria y sustituirlos por grasas buenas para poder generar un proceso metabólico llamado cetosis, el cual ayuda a que el cuerpo utilice sus reservas de energía, o sea, la grasa corporal y lograr perder peso. Beneficios de la dieta keto Lo maravilloso de la dieta cetogénica para algunas personas es que permite perder grasa con mayor velocidad. Algunos de sus beneficios se han demostrado para tratar enfermedades metabólicas como resistencia a la insulina, problemas hormonales y hasta neurológicas como la epilepsia. Como puedes darte cuenta, la dieta keto puede traer consigo múltiples beneficios para la salud, si se lleva con responsabilidad y se acude con un especialista. ¿Qué no comer en la dieta keto? Recuerda que en la dieta cetogénica debes evitar comer cualquier alimento alto en carbohidratos, por lo que seguramente tendrás que despedirte de varios de estos: Alimentos que contengan azúcar añadida como refrescos, jugos, pasteles, helados y dulces.Almidón, que puedes encontrar en cereales, productos derivados del trigo, maíz, arroz, quinoa, así como en tubérculos como papa, camote.Leguminosas: habas, garbanzos, lentejas, edamamesFrutas, por su contenido de azúcar.Grasas saturadas, aceites refinados.Alcohol, especialmente la cerveza y licores por su alto contenido de carbohidratos.Uno de los grandes retos de las dietas cetogénicas es evitar el estreñimiento, por lo que hay que incluir fibra, así que NO se te olvide consumir tus verdes: espinacas, lechugas, pepinos, nopales, brócoli e hidratarte muy bien. ¿Ya sabías qué alimentos se deben evitar en la dieta cetogénica?
Una mesa oaxaqueña se caracteriza por sus aromas, texturas y sabores. Hay moles y estofados, chapulines y chicatanas, tlayudas, mezcal y tejate. Oaxaca es también tierra de barro negro, de textiles, de alebrijes y mucha fiesta.La comida es parte de sus celebraciones típicas, incluso hay fiestas dedicadas a los alimentos como lo son el festival de los 7 moles, las ferias del mezcal y del tejate, así como fiestas patronales que siempre clausuran con una buena comida. Porque Oaxaca es la Tierra del sol (y del sabor), como asegura la Canción Mixteca. Visitar Oaxaca es construir recuerdos memorables en cada bocado, es apreciar la generosidad de su tierra y sus anfitriones, quienes conservan y comparten con amor un legado gastronómico heredado por generaciones. Por eso, ir a Oaxaca implica celebrar cada día en la mesa. La cocina de Oaxaca es tan variada como sus ocho regiones, en las que hay una increíble oferta gastronómica que incluye productos derivados del maíz, frutos del mar, chiles, hierbas, plantas e insectos endémicos. Te presentamos algunos de los platillos típicos oaxaqueños que tienes que probar en este estado: Chocolate de agua y tejate Son bebidas fáciles de encontrar en sus mercados, como el 20 de noviembre. Es una combinación memorable el chocolate de agua en compañía de un pan de yema, originario de los Valles Centrales, que elaboran sin líquidos más que las yemas y el huevo entero. Otra bebida obligada es el tejate, bebida de origen prehispánico que se prepara a base de maíz y cacao. Tlayudas y taquitos de lechón Nada te faltará si inicias el día con una tlayuda. Se trata de una tortilla de maíz de aproximadamente 30 centímetros, dorada sobre comal, típica de Oaxaca. Suelen prepararla con manteca, quesillo, frijoles, tasajo, aguacate y salsa. Para las noches de mezcal, unos tacos de lechón debes probar, puedes encontrarlo en puestitos emblemáticos como el Lechoncito de Oro, donde los preparan con chicharrón.Insectos Un clásico de los mercados son los chapulines naturales o con limón y chile, que son una delicia. Los encontrarás sueltos en mercados, donde te los venden a granel, o en restaurantes para botanear con un buen guacamole. La chicatana es otro insecto endémico de Oaxaca, es una hormiga que se prepara en salsas e incluso en moles y tamales. Sin embargo, la chicatana es difícil de conseguir y se recomienda sólo consumirla en temporada, que corresponde al periodo de lluvias. Moles oaxaqueños Los siete moles emblemáticos de Oaxaca son el  negro, el rojo, el coloradito, el amarillito, el verde, de chichilo y el manchamanteles. Todos son deliciosos y se elaboran con ingredientes y técnicas particulares que les dan una personalidad única. Emplean diferentes chiles, especias y proteínas, dependiendo la región en la que te encuentres. Mis favoritos son el amarillito, elaborado con chile ancho y costeño amarillo, jitomate, cebolla, ajo, comino, hierba santa, clavo, pimienta y tortilla, el cual sirven con chochoyotes (bolitas de masa de maíz), y el mole negro oaxaqueño, cuyo ingrediente principal es el chile chilhuacle. ¡No esperes más y prepara este rico plato oaxaqueño!  
El coco es una deliciosa fruta tropical que además de servir para decorar postres, preparar piñas coladas o utilizarse para hacer aceite, manteca, leche y hasta harina, tiene múltiples beneficios para la salud; no por nada el coco va ganando más y más popularidad entre las personas. ¡Atrévete a conocer y aprovechar todas las propiedades del coco! Propiedades del coco Puede que la pulpa de coco contenga gran cantidad de calorías, pero la OMS la recomienda para chicos y grandes, en cantidades moderadas, por supuesto, debido a que entre las propiedades del coco encontramos que es rico en fibras y minerales como potasio, fósforo, magnesio, hierro y vitaminas E, C, y B. Además, el coco también funciona como bactericida, antioxidante y protege a nuestro hígado, sistema inmunológico y corazón, tal como informa la Fundación Española del Corazón. ¿Cuáles son los beneficios del coco? El coco es un alimento ideal para ayudar a tratar la osteoporosis y reforzar los músculos gracias a propiedades como el potasio, el calcio y el hierro.Los beneficios del agua de coco incluyen fibra, proteínas, antioxidantes, vitaminas y minerales. Además, de acuerdo a investigadores de la Universidad Southeast, en Nueva Albany, es ideal para rehidratar el cuerpo y restaurarlo después de hacer ejercicio.Por su parte, las propiedades del aceite de coco ayudan a mantener el cabello saludable y la piel hidratada.El coco también funciona para limpiar los riñones, así como para aliviar molestias en el sistema digestivo, como náuseas, vómito, gases y en ocasiones, hasta problemas urinarios.¿Ya conocías las propiedades y beneficios del coco?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD