15 Frases que las personas con depresión odian escuchar
Consejos de Hogar

15 Frases que las personas con depresión odian escuchar

Por Kiwilimón - Noviembre 2015
Cuando un ser querido sufre de esta enfermedad, seguramente lo  que queremos es que se sienta mejor dándole nuestro apoyo. Sin embargo, a veces, conseguimos lo contrario al decirle frases que creemos son ‘motivacionales’. ¿Las has dicho? Toma nota de las cosas que no necesitan escuchar quienes tienen depresión.
  1. “Levántate y haz algo”
No dudes que la persona con depresión ha intentado salir de la cama, pero su organismo no le da la energía para hacerlo.
  1. “Hay personas que están peor que tú”
 Por supuesto que lo sabe, pero eso no le ayuda a resolver sus problemas.  
  1. “Tú eres más fuerte que esa enfermedad”
Aunque parezca que la estás motivando, la persona podría pensar que no es lo suficientemente buena para luchar contra la depresión.   Así puedes decorar tu casa para combatir la depresión
  1. “Nadie dijo que la vida iba a ser fácil”
Parecería que en lugar de apoyar a esa persona, sientes lástima.
  1. “Deja de sentir pena por ti mismo (a)”
Se dice fácil, pero la depresión acaba con el autoestima, y no se recupera de un día a otro.
  1. “Tienes que seguir adelante”
En vez de animarse, la persona podría querer aislarse más de la gente porque se siente criticada.   Toma infusiones para poder conciliar el sueño  “¿No quieres ser feliz?” Aunque lo hagas en pregunta, parece que estás afirmando que tu amigo o amiga no quiere sentirse mejor.
  1. “¿Cuál es el problema?”
Muchas veces no hay una razón específica o un acontecimiento para que la depresión se desarrolle, pues se trataría de un desequilibrio químico.
  1. “Ya lo superarás”
Esto haría que se sintieran más culpables por sentirse así de tristes. Duerme mejor siguiendo estos pasos
  1. “Eres demasiado sensible (o negativo)”
La depresión no se trata de carácter, pues la persona no tiene un  verdadero control sobre cómo se comporta.
  1. “La vida sigue”
En realidad no le estarías dando la importancia que se merece a lo que la persona está sufriendo.
  1. “Sal y diviértete”
A menos que estés dispuesta a ser su compañía y soportar que quizás no se la está pasando bien, mejor no des este consejo. ¿Sabías que el chocolate puede combatir la depresión?
  1. “Sé lo que sientes, yo me deprimo cada semana”
Al contrario de tu buena intención, la persona pensaría que no tienes idea de lo que le está pasando.  
  1. “No necesitas terapia, ni medicinas”
No estás ayudando mucho, la depresión es una enfermedad que necesita de un tratamiento médico.
  1. “Pero también tienes muchas cosas que agradecer”
Le estás diciendo prácticamente que nunca va a recuperarse de la depresión, y que sería mejor acostumbrarse a ella. Estos 6 alimentos pueden provocar depresión
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los champiñones, setas, portobellos y shitakes son algunos de nuestros hongos favoritos, ya que podemos disfrutar de su sabor en sopas, pizzas, ensaladas y demás guisos que nos dejan relamiéndonos los bigotes, pero resulta que éstos y especialmente los champiñones, tienen muchas propiedades que le hacen bien a nuestra salud. Así que para disfrutarlos más, ¡conoce todos los beneficios de comer champiñones! Propiedades de los champiñones Los champiñones son alimentos altos en nutrientes como selenio, vitamina D, potasio, sodio y fibra, sin mencionar que también funcionan perfectamente como antioxidantes. Es por eso que tienen múltiples beneficios para la salud, como te mostramos a continuación. Beneficios de comer champiñones Fortalecen el sistema inmunológico Gracias a su alto contenido en selenio, los champiñones favorecen la producción de células T asesinas, un tipo de glóbulo blanco que se encargan de atacar cierto tipo de virus en el cuerpo. Así que si quieres un buen ejército que resguarde tu salud, no dejes de consumir champiñones. Estimulan el funcionamiento del sistema digestivo Los champiñones son una gran fuente de fibra, gracias a lo cual favorecen el funcionamiento del sistema digestivo y provocan una gran sensación de saciedad, por lo que si estás a dieta, ahora tienes una gran excusa para comerlos. Son antioxidantes El selenio de los champiñones es lo que los convierte en fuertes antioxidantes, gracias a lo cual combaten los radicales libres que dañan las células, ayudando a combatir las infecciones y proteger la piel del envejecimiento prematuro. Mejoran el funcionamiento del sistema nervioso De igual manera, los champiñones contienen vitamina B3, también conocida como niacina, la cual estimula las funciones enzimáticas del cuerpo que producen estrógeno y testosterona, hormonas que ayudan a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso. Después de conocer todos los beneficios de los champiñones, ¿estás listo para añadirlos a tu dieta y cuidar de tu organismo?
La espirulina es un alga verde azulada, muy elogiada por sus múltiples beneficios, pues es una proteína completa, contiene todos los aminoácidos esenciales y ácidos grasos omega-3, además de que es rica en muchos nutrientes, incluidas las vitaminas B y el hierro.Gracias a estas cualidades, la espirulina no sólo es una gran adición en tus smoothies, sino también en tu rutina de cuidado de la piel y según estudios realizados sobre este poderoso ingrediente, la espirulina puede ayudar a promover la salud de la piel de varias maneras.Las investigaciones aún no son suficientes, pero algunas han demostrado posibles beneficios asociados con el uso de extractos de espirulina en fórmulas tópicas, por ejemplo, indican beneficios antioxidantes, un efecto de brillo y propiedades humectantes.Beneficios del extracto de espirulina en la pielLa espirulina posee efectos antibacterianos y antiinflamatorios, que potencialmente podrían ayudar con afecciones como el acné y el eccema; esto debe estudiarse más a fondo, pero también puede brindar los siguientes beneficios.Anti-envejecimientoLa espirulina puede proporcionar efectos anti-envejecimiento y antiinflamatorios, gracias a los muchos antioxidantes que contiene, con los cuales combate los radicales libres y, por lo tanto, puede prevenir el daño de la piel. La ficocianina es el principal ingrediente activo de la espirulina y le da a las algas su rico color azul verdoso, esta ayuda a activar la actividad antioxidante celular, lo que resulta en la eliminación de radicales libres.La espirulina también contiene muchos aminoácidos importantes, como glicina y prolina, que mantienen la piel firme y apoyan la producción de colágeno del cuerpo.Espirulina para la producción de colágeno y el estiramiento de la pielUn estudio de 2019sugiere que la espirulina puede aumentar los factores de crecimiento en las células de fibroblastos dérmicos, que son las células responsables de la creación de colágeno. Esto posiblemente podría contribuir a un efecto de estiramiento de la piel, pero esto debe estudiarse más a fondo aún.Puede prevenir la cándidaAlgunos estudios han indicado que la espirulina puede prevenir potencialmente la infección de la piel por cándida a través de la actividad antifúngica. Sin embargo, se necesita más investigación.Limpiador casero con espirulinaPara hacer un limpiador casero con espirulina, necesitas:- ½ cucharadita extracto de espirulina o 1 cda. polvo de espirulina- 1 cucharada de aceite portador de tu elección, como aceite de argán, aceite de jojoba o aceite de escualanoPara preparar tu limpiador, combina los ingredientes en un tazón pequeño y aplica sobre la piel limpia y seca con movimientos circulares. Enjuaga con un paño húmedo y agua, y seca.
La historia del pan en San Cristóbal de las Casas inicia con las alforjas cargadas de trigo que viajaban, junto a rebaños y otros productos comestibles, con los castellanos que se asentaron en el Valle de Hueyzacatlán. Al asentamiento le siguieron consecuencias. Algunas evidentes, como la hegemonía del trigo en San Cristobal, indisputable hasta el siglo XIX y en relativa competencia con los tuxtlecos, que entraron en la escena en el XVII. Para entonces, las cartas estaban sobre la mesa: San Cristobal tenía ya una vocación panadera, una vocación imborrable, imperecedera.   Aunque de los molinos de la época quedan poco más que recuerdos —y una ruta que se puede hacer por la montañas en bicicleta—, en este destino chiapaneco la identidad sigue ligada al pan: al tradicional y al moderno, al coleto y al europeo. Así, el pan se asoma a la mesa del desayuno, se ofrece como colación a medio día o como cierre de la merienda. El pan está en las casas, en las cafeterías —que tampoco son pocas— y en los restaurantes. Mi primer encuentro con la panadería de la región fue fortuito —poco antes de enterarme que iba a escribir este artículo—. Fue en Sibactel y Aldama, dos de las 60 comunidades que producen café en Chiapas. Fue después de recorrer los cafetales, cerca del medio día. Fue en el patio de secado del beneficio comunitario de Sibactel, con una taza de pozol. Fue en casa del caficultor Pedro Vázquez, donde sus hijas disponen café de olla, horchata y una canasta copada de pan dulce como un gesto de hospitalidad. En esa primera ronda se me quedó impregnada la consistencia firme de los panes —muy distinta a la de los europeos con aire, suaves, esponjosos— y una nota de humo, siempre presente en las cocinas y los hornos de leña que, en este lado del mundo, todavía son comunes.  A mi vuelta al centro de San Cristóbal, y gracias a las recomendaciones de los chefs de Tierra y Cielo, llegué con más intención a la puerta de la panadería Fátima, un local de fachada bicolor —morado con blanco, reconocible a leguas— en la calle Benito Juárez, que tiene más de 30 años en operación.Los anaqueles de Fátima son una librería del amplio repertorio del pan coleto que además de lo ya dicho, es diverso en forma y fondo. Aquí verán montañas trigueñas de panes planos, enroscados o trenzados —mis favoritos—, con cortezas cubiertas de azúcar o ajonjolí, con migajones oscuros o amarillentos, preparados con piloncillo, canela y muchas veces con manteca. Los reconocerán también por su nombre de pila: cazuelejas —quizás las más famosas—, rosquillas, marquesotes, pan de yema o pan de manteca. Los amarán un poquito más porque son una ganga. A riesgo de parecer disco rayado —o la burra al trigo, en una analogía más pertinente—, quiero hacer hincapié en la textura de estos panes: esa que es firme, porosa, a veces arenosa, a veces crujiente. Si me preguntan, esa textura es pretexto, una provocación, un estado ideal que pide a gritos el ahogo de una bebida caliente —café, chocolate, atole, ustedes digan—.  Estudiosos del tema, como Edgar Zulca Báez, atribuyen esta característica a cuestiones más prácticas como la conservación, a que “su estructura compacta garantiza su integridad en el transporte y es resistente a la descomposición”, escribe el académico.Kievf y Marta —que en sus exploraciones panaderas preparan, entre otras cosas, panes de tascalate para el desayuno— me recomendaron complementar la expedición con las panaderías que siguen los pasos de la herencia danesa y francesa. Obediente, me dirigí a los hornos —de lugares como La Casa del Pan, Oh la lá y el Horno Mágico— que complementan, con bollería, croissants, empanadas de hojaldre, chocolatines y mantequilla, la escena panadera. Una historia que, por ahora, es harina de otro costal.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD