5 Trucos para reducir los residuos de los alimentos
Consejos de Hogar

5 Trucos para reducir los residuos de los alimentos

Por Kiwilimón - Noviembre 2015
¿Cuántas veces has tirado a la basura comida que te sobró de días pasados y tal vez ya nadie quiso comerla, o simplemente porque no recordabas que la tenías en tu refrigerador y se echó a perder? Para tratar de disminuir este tipo de problemas en la cocina, te traemos algunos tips para que los pongas en práctica y no te arrepientas por desechar tu comida.  
  1. Compra la cantidad adecuada
A veces es mejor adquirir los ingredientes de tus platillos a granel, es decir, la cantidad necesaria que vas a usar en tus recetas. Por ejemplo, es preferible que compres 250 gramos de jamón para los sándwiches de la semana, a que te lleves el paquete que se vende por kilo, pues podría no durar mucho tiempo en el refrigerador. Prepara estos ricos rollos de arúgula y jamón serrano
  1. Coloca lo más nuevo en el fondo de la alacena
 Procura organizar tu alacena, refrigerador y demás estantes donde guardes comida (incluyendo productos enlatados o empaquetados), de modo que los más recientes queden en la parte trasera y los más viejos en la parte frontal. Así, consumirás primero los que están pronto a caducarse, sin tener que tirarlos porque se volvieron rancios o su sabor cambió. Mira cómo quitar el mal olor del refrigerador    
  1. Congélalos
 Otra forma de no desperdiciar comida es congelarla. Frutas, verduras, carne, y hasta el pan, puedes meterlos en recipientes o bolsas que toleren bajas temperaturas. Eso sí, tápalos muy bien, y si eres más organizada, podrías anotar en cada uno las fechas en que los congelaste para comer primero las que tienen más tiempo en el refrigerador. Sigue este paso a paso para congelar tu comida    
  1. Reutiliza los sobrantes
Una buena opción, que también te hará ahorrar dinero, es llevarte comida del día anterior al trabajo o ponerla en el lunch de tus hijos.  Por otro lado, si no usaste todas las verduras o frutas que compraste para la semana y se están volviendo marchitas, ¡no las tires! Puedes agregar los vegetales a tus sopas, hacer smoothies, licuados o aguas de sabor con las frutas. Incluso, podrías combinar las frutas y verduras en un rico jugo saludable. Prueba este rico smoothie de aguacate  
  1. Haz una composta
Si no tienes otra opción más que deshacerte de los restos de comida, esta es otra manera de darles un buen uso. Cáscaras, café, maíz, bolsas de té, arroz, frijol, entre otros residuos orgánicos, te ayudarían a que hicieras tu propia composta. Solo necesitas un espacio adecuado o un guacal de madera para que esta pueda mantenerse en buen estado, aserrín, tierra y agua. Separa tu basura correctamente con estos tips
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las cifras no dejan lugar a dudas. La Organización Mundial de la Salud reporta que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muertes en el mundo y, según sus estimaciones, se cobran alrededor de 17,9 millones de vidas cada año. Quedarnos cruzados de brazos es imperdonable si consideramos que un gran porcentaje de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir. Basta con que pongamos en práctica una serie de hábitos saludables—hacer ejercicio, bajar de peso y llevar una alimentación sana—para cuidar nuestro corazón.      Al consumir sal, azucares y grasas en exceso, los niveles de colesterol aumentan, las arterias se estrechan por el exceso de placa y la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco o una enfermedad cerebrovascular incrementa, es por eso que mantener niveles bajos de colesterol malo (LDL o lipoproteínas de baja densidad) es muy importante y debe ser una prioridad al comenzar a cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable. Cinco tipos de alimentos que debes evitar si tienes el colesterol altoDe acuerdo con las especialistas de la sección Te Cuida de kiwilimón, podemos cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable, pues la base de nuestra salud está en cómo nos alimentamos. Las especialistas nos compartieron algunas recomendaciones generales para que comiences a cuidar de tu corazón desde la alimentación: 1. Reducir el consumo de grasas en la alimentación, especialmente las grasas saturadas El consumo excesivo de grasas saturadas puede resultar en el aumento en los niveles de colesterol por lo que se recomienda evitar los aceites de coco, los aceites de palma, y los parcialmente hidrogenados. 2. Remover la piel de las aves y evitar vísceras El colesterol se encuentra en los productos de origen animal, por tanto, se recomienda remover la piel de las aves y evitar vísceras como menudo, hígado, riñones, etc. Aprende más sobre dieta y tratamiento para el colesterol alto (LDL) aquí. 3. Consumir grasas saludables altas en omega 3 Este tipo de grasas contribuyen al balance de los niveles de colesterol, triglicéridos y la presión arterial. Sin embargo, este tipo de ácidos grasos no son producidos de manera natural por nuestro cuerpo, por lo que se recomienda la ingesta de alimentos ricos en omega 3 tales como granos integrales, frutos del bosque, aguacate, pescados de aguas heladas (salmón, atún, pollo, arenque, trucha) o en su caso, a través de suplementos. 4. Limitar el consumo de sal El consumo excesivo de sodio causa retención de líquidos y aumento en la presión arterial, por lo que se recomienda evitar aquellos alimentos con un alto contenido de sodio (alimentos instantáneos, enlatados, ahumados, curados y embutidos). Por otro lado, se recomienda sustituir la sal por diferentes especias al cocinar. 5. Una buena hidratación El agua supone entre 50% y 70% de nuestra masa corporal, por lo que el buen funcionamiento de nuestros órganos depende de una buena hidratación. La clave está en beber un mínimo de agua al día, incluso aunque no tengamos sed, para asegurarnos de que nuestro organismo funcione correctamente.¿Es una dieta suficiente para tratar el colesterol alto? Aprende más aquí.Cuidar tu corazón a través de una alimentación saludable es mucho más fácil de lo que te imaginas, sólo es una cuestión de hábito. Las especialistas de Kiwi Te Cuida reunieron cuatro recetas bajas en grasas que son prácticas, económicas y muy sencillas para que comiences a alimentarte sanamente. Elige entre un rico arroz poblano de brócoli, unos deliciosos sopes de vegetales parrillados, un suculento salmón en salsa de jamaica y chile serrano o una fresca ensalada de melón con zanahoria. ¿Qué esperas para empezar a comer sano?
Durante la época de frío, es esencial cuidar tu piel, pues esta puede resecarse debido a las bajas temperaturas. Además de lavarlas con agua y jabón, usar protector solar aplicar crema, también es importante que consumas frutas, verduras y otros alimentos que la mantengan hidratada y eviten otros daños. Si quieres cuidar e hidratar tu piel de manera natural y a través de lo que comes, aquí te decimos cuáles son los alimentos que debes consumir. Por otro lado, recuerda que la piel seca no solo es un problema estético, pues puede enfatizar la falta de ciertas vitaminas en tu dieta:SelenioVitamina AVitamina C Vitamina DVitamina EZincTambién puedes leer: Crema humectante de chocolate paso a pasoAlimentos para hidratar tu pielCuidar tu piel es muy fácil y económico, pues no necesitas comprar cremas caras. Al contrario, lo mejor es adoptar una dieta sana y ricas en frutas, verduras, semillas, nueces y proteína. Si tu piel es seca, esto puede empeorar aún más durante el otoño y el invierno, por eso te aconsejamos incluir todos estos alimentos en tu dieta, notarás la diferencia de inmediato. Aquí te aconsejamos cómo hidratar tu piel a través de tu dieta, te sorprenderás.PepinoEl pepino no solo es un alimento ideal para preparar todo tipo de ricas botanas, también tiene muchos beneficios para nuestra piel. Gracias a que contiene más de 95% de agua, es una excelente opción para mantener nuestra piel hidratada.Chocolate oscuroSi te gusta el chocolate, tenemos grandes noticias para ti. Gracias a que la cocoa es rica en antioxidantes, este alimento te ayudará mantener tu piel hidratada y a fortalecerla. Por otro lado, un estudio científico reveló que las personas que comían alrededor de 20 gramos de chocolate oscuro al día resistían dos veces más la radiación UV que las personas que consumían este tipo de chocolate. Así que ya lo sabes, si quieres tener una piel hidratada y mucho más resistente, prepárate un chocolate caliente o come chocolate oscuro, pero recuerda, este debe contener al menos 70% de cacao y no contener azúcar.Alimentos ricos en vitamina B3Esta vitamina, también conocida como niacina, ayuda a retener la hidratación en la piel por más tiempo, así como a mejorar la textura de tu piel y a tratar las manchas y la hiperpigmentación. Si quieres aprovechar todos estos beneficios, debes consumir alimentos ricos en niacina:PolloChampiñonesAtúnChícharosAguacateEl aguacate es un ingrediente esencial en la cocina mexicana, pues con él podemos preparar el delicioso guacamole y otras salsas. Sin embargo, el aguacate no solo es delicioso, también es un alimento rico en omega-3, complejo B, vitamina C, vitamina E y minerales, por lo que se convierte en una excelente opción para nutrir tu piel, mantenerla hidratada y fortalecerla. Ahora que ya sabes todos los beneficios que el aguacate tiene para ti, procura añadir un poco a todos tus platillos, serán aún más deliciosos y nutritivos.PepitasAdemás de ser un snack muy accesible y delicioso, las pepitas de calabaza son tu mejor opción si quieres mantener tu piel hidratada de manera fácil y sencilla, ya que es una semilla rica en vitamina A, un nutriente asociado con la hidratación de la piel y con la prevención de la aparición de los signos de la edad. También puedes leer: Cómo hacer polvo de arroz para que la cara no se vea brillosaFrutas con un alto porcentaje de aguaComer frutas que contienen una cantidad importante de agua es buena idea si quieres tener una piel bien hidratada, ya que además contiene vitaminas, minerales y nutrientes. Las frutas ideales para ti son las frambuesas, moras azules, zarzamoras, fresas y kiwis.NuecesLas nueces no solo son ideales para mejorar tu memoria y combatir los niveles altos de colesterol, también son excelentes para cuidar tu piel y mantenerla hidratada. Debido a que son ricas en omega-3, antioxidantes, minerales y vitaminas A, B y E, las nueces serán tu mejor aliado para el cuidado de la piel.HuevoSi te gustan los huevos para el desayuno o el almuerzo, aquí tenemos otra gran razón para consumirlos de manera regular. Los huevos contienen una buena cantidad de proteína y luteína, los cuales mantendrán tu piel bien hidratada.Cítricos ¡En kiwilimón te damos otra excusa para preparar una rica limonada! Como ya sabes, todos los cítricos son ricos en vitamina C, un nutriente que promueve la producción de colágeno, una sustancia que hidrata la piel y previene la aparición de arrugas. Ya lo sabes, para tener una piel radiante, incluye más toronja, naranja, limón y mandarina en tu dieta.Aceite de oliva extra virgenSi estás buscando los mejores alimentos para cuidar de tu piel, el aceite de oliva extra virgen te sorprenderá con todos los beneficios que tiene para ti. Gracias a que es rico en vitamina E y grasas buenas, este tipo de aceite hidratará tu piel de manera natural.CamoteEl camote no solo es un ingrediente ideal para preparar dulces y ensaladas, también es uno de los alimentos más saludables que existen, pues es rico en vitamina A y C. Estos nutrientes mantendrán tu piel hidratada durante la época de frío.
Las cifras no dejan lugar a dudas. La Organización Mundial de la Salud reporta que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muertes en el mundo y, según sus estimaciones, se cobran alrededor de 17,9 millones de vidas cada año. Quedarnos cruzados de brazos es imperdonable si consideramos que un gran porcentaje de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir. Basta con que pongamos en práctica una serie de hábitos saludables—hacer ejercicio, bajar de peso y llevar una alimentación sana—para cuidar nuestro corazón.      Al consumir sal, azucares y grasas en exceso, los niveles de colesterol aumentan, las arterias se estrechan por el exceso de placa y la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco o una enfermedad cerebrovascular incrementa, es por eso que mantener niveles bajos de colesterol malo (LDL o lipoproteínas de baja densidad) es muy importante y debe ser una prioridad al comenzar a cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable. Cinco tipos de alimentos que debes evitar si tienes el colesterol altoDe acuerdo con las especialistas de la sección Te Cuida de kiwilimón, podemos cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable, pues la base de nuestra salud está en cómo nos alimentamos. Las especialistas nos compartieron algunas recomendaciones generales para que comiences a cuidar de tu corazón desde la alimentación: 1. Reducir el consumo de grasas en la alimentación, especialmente las grasas saturadas El consumo excesivo de grasas saturadas puede resultar en el aumento en los niveles de colesterol por lo que se recomienda evitar los aceites de coco, los aceites de palma, y los parcialmente hidrogenados. 2. Remover la piel de las aves y evitar vísceras El colesterol se encuentra en los productos de origen animal, por tanto, se recomienda remover la piel de las aves y evitar vísceras como menudo, hígado, riñones, etc. Aprende más sobre dieta y tratamiento para el colesterol alto (LDL) aquí. 3. Consumir grasas saludables altas en omega 3 Este tipo de grasas contribuyen al balance de los niveles de colesterol, triglicéridos y la presión arterial. Sin embargo, este tipo de ácidos grasos no son producidos de manera natural por nuestro cuerpo, por lo que se recomienda la ingesta de alimentos ricos en omega 3 tales como granos integrales, frutos del bosque, aguacate, pescados de aguas heladas (salmón, atún, pollo, arenque, trucha) o en su caso, a través de suplementos. 4. Limitar el consumo de sal El consumo excesivo de sodio causa retención de líquidos y aumento en la presión arterial, por lo que se recomienda evitar aquellos alimentos con un alto contenido de sodio (alimentos instantáneos, enlatados, ahumados, curados y embutidos). Por otro lado, se recomienda sustituir la sal por diferentes especias al cocinar. 5. Una buena hidratación El agua supone entre 50% y 70% de nuestra masa corporal, por lo que el buen funcionamiento de nuestros órganos depende de una buena hidratación. La clave está en beber un mínimo de agua al día, incluso aunque no tengamos sed, para asegurarnos de que nuestro organismo funcione correctamente.¿Es una dieta suficiente para tratar el colesterol alto? Aprende más aquí.Cuidar tu corazón a través de una alimentación saludable es mucho más fácil de lo que te imaginas, sólo es una cuestión de hábito. Las especialistas de Kiwi Te Cuida reunieron cuatro recetas bajas en grasas que son prácticas, económicas y muy sencillas para que comiences a alimentarte sanamente. Elige entre un rico arroz poblano de brócoli, unos deliciosos sopes de vegetales parrillados, un suculento salmón en salsa de jamaica y chile serrano o una fresca ensalada de melón con zanahoria. ¿Qué esperas para empezar a comer sano?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD