7 actividades económicas de verano para niños
Consejos de Hogar

7 actividades económicas de verano para niños

Por Kiwilimón - Julio 2017

 

Los cursos de verano son muy buenos, pero también pueden ser muy caros o algo repetitivos. Si lo que buscas es que tus hijos tengan actividades nuevas y ahorrar en el proceso, entonces una alternativa ideal es llevarlos al parque más cercano a tu casa. No decimos que sólo paseen, sino que se involucren en experiencias divertidas al aire libre que beneficien tanto a los pequeños como a toda la familia.

Picnic


Un picnic es la oportunidad perfecta para disfrutar de un área verde mientras se come rico y se juegan algunos juegos. Tus hijos, además, tienen la oportunidad de aprender de cuidar el ambiente en el proceso. Da el ejemplo  y esfuérzate porque noten cómo recogen y separan toda la basura y cómo no se debe prender flamas en áreas forestales, por ejemplo.



via GIPHY

Bicicleta


Cuando los pequeños aprenden a usar la bicicleta es mejor hacerlo en lugares abiertos y con poca gente para que no haya accidentes. Durante el verano la ciudad se vacía un poco y es ideal para subirse a las bicis y pasear por los parques y jardines para que agarren confianza y se vuelvan unos expertos.



via GIPHY

Plantar


Una idea diferente es enseñarle a los niños sobre reforestación a través de actividades lúdicas. Investiga en qué parques cerca de ti se vale plantar árboles y haz una experiencia de ello, con un poco de suerte tus pequeños se acostumbrarán a la idea y la llevarán consigo siempre.



via GIPHY

Zoológico


Algunos parques estatales de México incluyen un zoológico, como es el caso del de la Ciudad de México. No es demasiado caro y la experiencia de ver de cerca a animales de todos lados del mundo es invaluable. Los pequeños adoran ver a las criaturas que conocen de la tele en vivo y en directo.



via GIPHY

Ejercicio


Ir al parque a jugar ya es un buen ejercicio para niños, pero si quieres inculcarles el amor al fitness desde pequeños entonces no te conformes con eso. Puedes enseñarles a estirarse, a correr distancias mayores e incluso a hacer movimientos aeróbicos. Si le agarran el gusto, cuando crezcan ellos mismos escogerán ser más sanos.



via GIPHY

Tours


¿Qué tal una visita al Castillo de Chapultepec si estás en la CDMX? ¿O al Parque Fundidora en Monterrey? Siempre hay una actividad cultural cerca de ti y varias que están rodeadas de áreas verdes. Aprovecha para que tus hijos salgan, aprendan y se diviertan en lugares que tienen interés histórico y estético.



via GIPHY

Juegos de control remoto


Tener pequeños coches de control remoto en casa puede ser algo fastidioso, por no mencionar lo peligroso. Cuando le compres este tipo de juguetes a tus hijos entonces llévalos al parque, se divertirán mucho más ahí donde el aparato puede dar todo su potencial. No importa si es un barquito para un lago o un coche para la calle, su lugar no es en la casa.



via GIPHY

Ya que andarás por el parque te dejamos algunas recetas ideales para el picnic que le encantarán a tu familia:







 

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El mole de pipián es una de las recetas mexicanas más antiguas y deliciosas que existen en nuestro país. Es un platillo que se disfruta a la hora de la comida y durante reuniones familias, pero también durante fiestas tan importantes como el Día de Muertos. El pipián, también conocido como pepián, es un tradicional platillo mexicano que se prepara a base de una salsa espesa preparada con pepitas de calabaza, especias y otros ingredientes, para luego acompañarse con pollo, pato, cerdo, res y hasta conejo. Cabe mencionar que no solo existe un tipo de pipián, pues dependiendo de la región, hay pipián verde, pipián rojo y pipián blanco. Por otro lado, esta salsa es tan popular en nuestro país que suele venderse en pasta o polvo, para que su cocción sea más fácil y práctica. Un dato interesante sobre el mole de pipián es que fue creado por los pueblos prehispánicos, quienes acompañaban la salsa preparada a base de pepitas y chiles con pescado o carne. Según los expertos, en la antigüedad, el pipián se preparaba con carne de gallina bañada con una salsa de chile rojo, tomates y pepitas molidas. En aquellos años, el mole de pipián era tan importante que era uno de los platos favoritos del emperador Moctezuma, así lo relató Fray Bernardino de Sagahún en la “Historia General de las Cosas de la Nueva España”, también señaló que se le llamaba totolin patzcalmollo. Años más tarde, después de la colonización, las monjas se encargaron de modificar la receta al añadir especias, hierba y carne de pollo o cerdo.También puedes leer: 5 datos curiosos del chile en nogada que no conocesPipián verde, blanco y rojoEl tradicional pipián se puede preparar de diferentes maneras: verde, blanco y rojo. Por ejemplo, en el Estado de México este mole se prepara con pepitas, perejil, lechuga, chile poblano, chile verde, cilantro y epazote. Mientras que en la Ciudad de México se prepara el pipián blanco a base de pepitas, chile güero y almendras. En el estado de Guerrero, el pipián se prepara con pepita, pollo, tomate, chile verde, ajo, pimienta, comino, orégano y clavo. En Oaxaca, el pipián se disfruta durante la vigilia y que cocina con pepitas, chile chilhuacle, chile ancho, chile guajillo, masa de maíz y ajo. En Puebla el más típico es el pipián verde, el cual requiere de pepitas tostadas, cebolla, tomate, chile serrano, hierba santa, cilantro y epazote. En el caso del pipián rojo, este se prepara con pepitas, chile pasilla, ajonjolí, clavo, pimienta, tortilla y jitomate. También puedes leer: 5 beneficios de comer pepitas de calabaza como colaciónEn Veracruz el pipián más popular es el verde, se acompaña con cerdo o pollo y papas cocidas. En la ciudad de Xalapa, el mole de pipián lleva un toque de chile chipotle y flor de izote. En el estado de Yucatán se come el pipián rojo y se requiere de pepitas, achiote, masa de maíz y chile seco. En Chihuahua también se prepara rojo, ya que se usa chile colorado para la preparación. Otras versiones de pipián incluyen ingredientes como nopal, xoconostle, chile poblano, epazote, perejil, cilantro, tomate verde, chile verde, lechuga, hierba santa, chilacayote, chícharos, ejotes, huevo, papa y camarón seco. Además de usar esta rica salsa para bañar pollo, pato, cerdo, res o pescado, también se usa para preparar enchiladas. Las mejores recetas de pipiánEn kiwilimón tenemos recetas de pipián para todos los gustos. ¡Aquí te decimos cómo hacer pipián desde cero!Filete de Pescado con Pipián VerdePierna de Cerdo en Pipían RojoCerdo en Pipián VerdeDelicioso Pipián Rojo con CerdoEnchiladas Tricolor de PipiánEnchiladas de Pipián RojoCarne de Cerdo en Pipián con CalabazasTambién puedes leer: 10 elementos que no pueden faltar en tu altar de muertos
El consumo diario de calorías debe estar en equilibrio con el gasto energético y, en promedio, una mujer moderadamente activa entre los 26 a 50 años necesita comer aproximadamente 2000 calorías por día para mantener su peso y unas 1500 al día para perder alrededor de medio kilo por semana.Sin embargo, el cuerpo y el metabolismo de todos es diferente y para poder saber exactamente cuántas calorías hay que consumir al día para perder peso, hay que considerar factores específicos, como la edad, la altura, el peso, si practicas actividad física e incluso el sexo y ya existen calculadoras que te ayudan a obtener un estimado de las calorías que necesitas para mantener tu peso, como la del Instituto Mexicano del Seguro Social.¿Cómo saber cuántas calorías consumir al día para perder peso?Tomando en consideración los factores que mencionamos antes, las mujeres que están activas y caminan alrededor de 5 kilómetros por día necesitarán consumir 2200 calorías o más diariamente para mantener su peso y al menos 1700 calorías para perder 0.45 kg de peso por semana.Pero si se trata de mujeres jóvenes, en sus 20, entonces las necesidades calóricas son mayores, mientras que las mujeres mayores de 50 años generalmente requieren menos calorías. Por último, este tipo de estimaciones no aplican a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, pues ellas tienen necesidades calóricas significativamente más altas.Aunque la idea de que controlar las calorías es clave para perder peso es muy popular, en la actualidad los expertos en nutrición se inclinan más por comprender lo que estás consumiendo y a partir de eso, comer con responsabilidad. Claro que las calorías son importantes, pero contar calorías puede ser un lastre, en el mejor de los casos, o una práctica peligrosa, en el peor, pues hacerlo hace que te concentres en los números en lugar de disfrutar de la comida y puede ser peligroso prestar atención a los recuentos de calorías hasta obsesionarse con ellos. Esta es la razón principal por la que, para cualquier persona con antecedentes de trastornos alimentarios, el conteo de calorías puede ser algo que debe evitar.Recuerda que querer bajar de peso implica mucho más que contar calorías: abarca el ejercicio, cómo duermes, qué tan estresada estás y algunos problemas de salud que es posible que no pueda controlar, como los cambios hormonales. Por eso, si perder peso es tu objetivo, es importante que reconozcas que este es un proceso individual, en el cual tú debes descubrir cómo hacerlo de una manera saludable y adecuada para ti. Asegúrate de que tus objetivos sean realistas para tu cuerpo, así como la cantidad de tiempo y energía que tienes que dedicar al proceso.Más allá de que busques saber cuántas calorías debes consumir al día para perder peso, es posible que invertir mucho tiempo analizándolas no sea tan útil como lo esperas y a continuación te damos algunas razones:No sabes cuántas calorías necesitas. Para contar con precisión las calorías para perder peso, necesitarías conocer su tasa metabólica basal o cuántas calorías quema tu cuerpo cada día simplemente para mantenerse vivo y mantener todos sus sistemas en funcionamiento, este estudio requiere de una pieza de maquinaria muy cara y no tan accesible.No sabes cuántas calorías absorbe tu cuerpo de la comida. No todas las calorías son iguales. Todo, desde cómo se procesan los alimentos hasta la cantidad de fibra que contienen, determina cuántas calorías absorberás de ellos. Además, incluso las bacterias del intestino pueden influir en la forma en que digieres los alimentos y en la cantidad de calorías que obtienes de ellos.Puede que el recuento de calorías en los empaques no sea preciso. Las instituciones que se encargan de esto suelen permitir hasta 20 por ciento de margen de error en los números de las etiquetas nutricionales, en las que probablemente confías para contar muchas de tus calorías.Contar calorías hacer que ignores las señales de hambre. Centrarse en las calorías puede hacer que te olvides de cómo te sientes realmente antes de comer: hambrienta, aburrida, estresada, ansiosa y estas señales de hambre juegan un papel importante para llevar una dieta equilibrada.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD