7 usos de la maicena para limpiar rápido y fácil
Consejos de Hogar

7 usos de la maicena para limpiar rápido y fácil

Por Adriana Sánchez - Julio 2021
Si te has preguntado cómo limpiar con maicena, aquí encontrarás los consejos necesarios para hacer de esta harina tu nuevo ingrediente favorito para la limpieza del hogar, especialmente si te gusta utilizar materiales caseros como vinagre y bicarbonato. ¡Descubre cuáles son los usos de la maicena para limpiar!

¿Cómo limpiar con maicena?

La maicena no sólo es una excelente herramienta para preparar galletas o pasteles, ya que sus componentes también pueden ser de utilidad cuando se trata de mantener la higiene en casa, pues con algunas sencillas combinaciones, tendrás un limpiador de gran calidad que te ahorrará tiempo, dinero y esfuerzo.

Maicena para limpiar vidrios

Para dejar los vidrios brillantes y relucientes, mezcla en un recipiente una solución con la mitad de agua y la mitad de vinagre, agregándole un par de cucharadas de maicena y un poco de jugo de limón. ¡Tendrás las ventanas más limpias de la cuadra!



Cómo pulir plata con maicena

Puedes usar la maicena para pulir plata preparando una pequeña pasta de agua con esta harina. Utiliza un trapo para frotar la mezcla contra tus utensilios de plata y notarás casi de inmediato como recuperan su brillo.

Maicena para el mal olor de los zapatos

Si notas que tus zapatos ya desprenden un olor bastante desagradable, puedes espolvorear un poco de maicena en el interior y déjalo reposar toda la noche. Al siguiente día retira la harina y olvídate de los malos aromas.

Elimina manchas de la alfombra con maicena

Para las manchas frecuentes en las tapicerías de los sillones o alfombras, puedes preparar una pasta con maicena y leche. Simplemente colócala encima de la mancha antes de que ésta se seque y después de unas horas, retira la mezcla con un trapo o aspiradora.

Maicena para las manchas de sangre

Cuando suceden accidentes y estás usando tu playera favorita, no te alteres pues las manchas de sangre también se pueden eliminar con harina fina de maíz. Mezcla un poco de maicena con agua, aplica en la mancha y frótala con un trapo limpio. Deja asolear algunas horas y retira la mezcla.

Limpia muebles de madera con maicena

Puedes darle mayor brillo a tus muebles de madera con un poco de maicena y agua. Agrega la mezcla a un trapo y pasa por encima después de limpiar.

Dale brillo a tu carro con maicena

Al igual que los muebles, con un poco de maicena y un trapo podrás pulir tu carro para que se vea como recién salidito de la agencia.

¿Listo para probar todos estos increíbles trucos para limpiar con maicena?



Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
'Pumpkin spice', el sabor que causa furor durante el otoño
Si te gusta el famoso pumpkin spice latte que comienza a inundar una cadena de cafeterías desde mediados de septiembre, te fascinará la historia detrás de este icónico sabor otoñal, el cual podemos encontrar en todo de tipo de postres, bebidas y dulces. ¿Qué es el pumpkin spice?También conocido como pumpkin pie spice, este sabor se logra a través de la mezcla de especias como canela molida, clavo, nuez moscada, aunque algunas recetas también requieren de jengibre y pimienta de Jamaica. Aunque hoy en día se usa para preparar bebidas calientes y frappés, esta mezcla también se usa para preparar el tradicional pay de calabaza, galletas, pan, entre otros productos. Cabe mencionar que el sabor más popular del otoño no incluye calabaza, pero obtuvo su nombre debido a que era la mezcla ideal para darle un toque extra de sabor al pay de calabaza, el postre estadounidense por excelencia. También puedes leer: ¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina tex-mex?¿En dónde se originó el pumpkin spice?La mezcla de especias para pastel de calabaza se originó hace muchos años y está muy ligada al comercio y al colonialismo. La Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales fue la encargada de comercializar especias que solo es encontraban en Asia, las cuales se integraron a la cocina holandesa. Años más tarde, estos aromáticos ingredientes se encontraban en todos los rincones del mundo. Para 1796, la mezcla de especias había llegado al continente americano. La primera cocinera y autora estadounidense en incluir esta mezcla en sus platillos fue Amelia Simmons. Cabe mencionar que su recetario ya incluía el famoso pay de calabaza, mientras que su mezcla de especias se preparaba con nuez moscada y jengibre. Lo que actualmente conocemos como pumpkin spice fue creado en 1950 pues la marca McCormick. Sin embargo, la mezcla de especias no se popularizó a gran escala hasta 2003, cuando una cadena de cafeterías lanzó su famoso pumpkin spice latte. Desde aquel entonces, esta bebida otoñal está disponible en estas cafeterías desde mediados de septiembre. También puedes leer: ¿El ghee es mejor que la mantequilla?¿El pumpkin spice tiene beneficios para la salud?Según el hospital Cedars Sinai, la mezcla canela, nuez moscada, jengibre y clavos de olor contiene una cantidad importante de antioxidantes, vitaminas y minerales, lo cual es excelente para el sistema inmune. Por un lado, la canela y la nuez moscada son especias ricas en ácido salicílico, una sustancia que ayuda a combatir la inflamación. Mientras que la canela es eficaz para bajar los niveles de azúcar y colesterol, mientras que también incrementa los niveles de colesterol bueno en los pacientes con diabetes tipo 2. En el caso del jengibre, esta raíz es ampliamente conocida por sus múltiples beneficios, ya que ayuda a aliviar las ganas de vomitar, el dolor de garganta, los cólicos menstruales y el dolor causado por la osteoartritis. ¿Cómo preparar pumpkin spice?Si quieres preparar tu propia mezcla para bebidas y postres, en kiwilimón te decimos cómo. Ingredientes 3 cucharadas de canela en polvo2 cucharadas de jengibre en polvo2 cucharaditas de nuez moscada1 ½ cucharadita de clavo en polvoInstrucciones Combina todas las especias en un recipiente y revuelve hasta tener una mezcla homogénea. Guárdala en un bote o contenedor bien sellado.También puedes leer: Mitos y realidades sobre el glutenLas mejores recetas con calabazaPumpkin PieCheesecake de Calabaza Sin HornoPastel de Calabaza con Queso CremaFlan de CalabazaCrema de Calabaza FácilCalabaza en Tacha TradicionalTarta de Chocolate y CalabazaMousse de Calabaza con Cremoso de Queso
¿Para qué sirve comer alimentos ricos en omega 3?
Los beneficios para los que sirve el omega 3 son tan populares y variados, que van desde ayudarte a bajar los triglicéridos, hasta ayudar a prevenir el asma o mejorar síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).Los ácidos grasos omega-3 son vitales para la salud y puedes obtenerlos de pescados o mariscos grasos, pero si no los consumes con frecuencia, puedes considerar tomar un suplemento de omega-3, lo cual es una forma sencilla pero eficaz de mejorar tanto su salud física como mental. Además, de que puede ayudarte reducir riesgos de enfermedades.Qué son los ácidos grasos omega 3 y para qué sirven en el cuerpo humanoLos omega-3 son una familia de ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir por sí solo, sino que debe obtenerlos de la dieta diaria, pues desempeñan funciones importantes en el organismo y proporcionan una serie de beneficios para la salud.Existen varios tipos de estos ácidos grasos, pero los tres tipos más importantes son ácido alfa-linolénico (ALA), ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). El ALA se encuentra principalmente en las plantas, mientras que el DHA y el EPA se encuentran principalmente en los alimentos de origen animal y las algas.Los alimentos con alto contenido de ácidos grasos omega-3 más comunes para incluir en tu dieta son los pescados grasos, aceites de pescado, semillas de linaza, semillas de chía, aceite de linaza y las nueces, y si no consumes muchos de estos alimentos, es recomendable tomar un suplemento de omega-3, como aceite de pescado o aceite de algas.Ácido docosahexaenoico DHAEl ácido docosahexaenoico o DHA es el ácido graso omega-3 más importante para tu cuerpo, pues es un componente estructural clave del cerebro, la retina de los ojos y muchas otras partes del cuerpo.Se encuentra principalmente en productos animales como pescados grasos y aceite de pescado, pero la carne, los huevos y los lácteos de animales alimentados con pasto también tienden a contener cantidades significativas.Los vegetarianos y veganos a menudo carecen de DHA y deben tomar suplementos de microalgas para asegurarse de obtener suficiente cantidad de este omega-3.Ácido alfa-linolénico ALAEl ácido alfa-linolénico (ALA) es el ácido graso omega-3 más común y el cuerpo lo usa principalmente para obtener energía, pero también se puede convertir en formas biológicamente activas de omega-3, EPA y DHA, sin embargo, este proceso de conversión es ineficaz y sólo un pequeño porcentaje de ALA se convierte en formularios activos.El ALA se encuentra en alimentos como semillas de lino, aceite de linaza, aceite de canola, semillas de chía, nueces, semillas de cáñamo y soja.Ácido eicosapentaenoico EPAEl ácido eicosapentaenoico (EPA) se encuentra principalmente en productos animales, como pescados grasos y aceite de pescado, pero también algunas microalgas lo contienen. Tiene varias funciones en el cuerpo y parte de él se puede convertir en DHA.Los ácidos grasos omega-3, particularmente el DHA, son vitales para el cerebro y la retina, y en particular, son importantes para las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, ya que puede afectar la salud y la inteligencia del bebé.Entre los beneficios para la salud de los adultos, los estudios indican que una ingesta suficiente de omega-3 puede proteger contra todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer de mama, la depresión, el TDAH y diversas enfermedades inflamatorias.Omega-6 y omega-3Los ácidos grasos omega-6 también tienen funciones en el cuerpo importantes y similares a las de los omega-3. Por ejemplo, ambos se utilizan para producir moléculas de señalización llamadas eicosanoides, que tienen varias funciones relacionadas con la inflamación y la coagulación de la sangre.Sin embargo, los omega-3 son antiinflamatorios y los científicos plantean la hipótesis de que comer demasiado omega-6 contrarresta estos efectos beneficiosos. En la dieta occidental, la ingesta de omega-6 es muy alta en comparación con la de omega-3, por lo que actualmente la proporción está muy sesgada hacia el lado de los omega-6.Mantener un equilibrio entre estas dos grasas puede ser importante para una salud óptima y aunque no existe evidencia suficiente para demostrar que el omega-6 es dañino, la mayoría de los profesionales de la salud están de acuerdo en que obtener suficiente omega-3 es importante para la salud.
De qué te pierdes si no comes quelites
Mi abuela dejó al centro de la mesa una olla de barro alargada. Al destaparla llegó a mí una gran desilusión: en ella había un revoltijo de hilos verdes con olor a hierbas mojadas que se enredaba uno con otro. Apenas unos cubitos de cebolla le daban algo de juego visual a ese platillo al que la mamá de mi mamá refirió como quelites. “Te van a gustar. Les puse ajito”, dijo, como si aquella aseveración convenciera a una niña de diez años a atajar ese amasijo verde como a un trozo de pastel. A regañadientes –o para probar las tortillas aún calientitas de las señoras que trabajaban con mi abuela en su restaurante– me hice un taco. A mi boca llegaron duras notas a tierra, a las “tortitas de pasto” que mi hermano y yo hacíamos cuando jugábamos a la comidita en el parque y no había más ingredientes para los guisos que el lodo. Me pareció justo añadirle al taco unas gotas de limón. La experiencia mejoró drásticamente. En los quelites ahora brillaba algo que me sabía a sal y que ahora refiero como la mineralidad del suelo presente en la milpa de mis abuelos. Me gustó. Me gustó más cuando otro día mi abuela los preparó con papas y aceite de oliva. Desde entonces hasta la palabra me recuerda a ella, a los domingos en su casa de campo, al calor de su cocina cuando afuera caían las heladas. Hace poco tuve la oportunidad de volver a conectar con el recuerdo. Confieso que desde que mi abuela murió no he ido a esa casa en el campo, ni probado quelite alguno. Fue en el evento organizado en Arca Tierra que dos cocineros pusieron frente a otros comensales y a mí varias preparaciones elaboradas con estas hierbas. Lucio Usobiaga, director de dicho proyecto donde, además, entrega los vegetales que crecen en sus chinampas a restaurantes y particulares, y Rafael Mier, director de Fundación tortilla, nos invitaron a cortar quelites en la milpa de las chinampas de Arca Tierra en Xochimilco. El evento –segundo capítulo de la Milpa Viva en la Chinampa– reunió a dos cocineros quienes, además de aleccionarnos sobre quelites, nos demostraron que pueden ser piedra angular en un banquete celebratorio. Con los quelites traídos de su natal Oaxaca, Thalía Barrios, cocinera de la Levadura de olla, preparó una sopa de guías de calabaza y quelites y un cerdo con mole acompañado de verdolagas aderezado con los sabores de la leña. El veracruzano Lesterloon Sánchez preparó platillos como un chile capeado relleno de quelites cubierto por una salsa de piloncillo de balance sorprendente.Ya entrados en la materia, Rafael Mier nos contó sobre la existencia de más de 350 tipos de quelites que se dan paso entre las milpas mexicanas. Por la diversidad de las cinco zonas geográficas distribuidas en el territorio nacional, los productos que crecen en cada región cambian, así que la regla de que en la milpa sólo calabaza, chile y frijol no está escrita en piedra.Qué son los quelites, cuáles son sus beneficios y algunos ejemplosMás que un ingrediente, los quelites son una categoría de hierbas comestibles que encuentran salida entre los productos de la milpa. “La palabra quelite proviene del náhuatl quilitl. Esa palabra hacía referencia a los vegetales, así como nosotros hoy nos referimos a las verduras, en las que en realidad hablamos de una gran cantidad de productos”, complementa Rafael. Actualmente se encuentran bajo este campo semántico alimentos como el amaranto que, antes ser la materia prima de una alegría, es una planta compuesta por botones de bolitas rojas. También están los olvidados quintoniles, los deliciosos huauzontles, los pungentes rábanos, el chipilín que tanto sabor da a los tamales chiapanecos, la chaya que hace brillar la gastronomía yucateca, el pápalo que no falta en centenas de taquerías y los reyes de la Navidad y la Cuaresma, los romeritos. El sabor de cada uno es una experiencia particular; algunos aportan acidez, otros pungencia, notas cítricas o anisadas que complejizan los guisos mexicanos desde épocas precolombinas. Muestra de ello es su presencia en el Códice Florentino y siglos despúes en el Cocinero mexicano de 1831. Pero el poder nutricional de estas pequeñas y humildes hierbas rebasa su grandeza culinaria. Ese color verde característico sólo puede significar una cosa: fibra, mucha fibra. Adicionalmente poseen grandes cantidades de vitamina A y C, calcio, potasio y hierro infaltable en un sistema inmunológico fuerte. Sus usos medicinales son tan efectivos como ancestrales. Por ejemplo, la chaya se ha usado para curar dolores de riñones, las verdolagas para aliviar estragos digestivos, la hoja santa para los dolores de cabeza y el estómago, el pápalo para limpiar el hígado.Hace falta devolver los quelites al discurso de los manteles cotidianos, a los manteles largos, al teruño de los locales con manteles de plástico. Los quelites son historia que crece humildemente en el campo mexicano y aporta capas de complejidad a los guisos que requieren tiempo. En cada uno hay un tremendo aporte nutricional, medicina que cura el cuerpo y el espíritu y cultura viva que penas acaricia la billetera.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD