Comida a la basura: Los niveles del desperdicio
Consejos de Hogar

Comida a la basura: Los niveles del desperdicio

Por Kiwilimón - Diciembre 2015
Aunque la posibilidad de un planeta apocalíptico, donde la comida sea un bien tan escaso que sea necesario luchar por él, suena todavía como un tema de ciencia ficción, las perspectivas no son promisorias. En especial si consideramos que casi una tercera parte de la comida que se produce anualmente en el mundo se despilfarra. Los problemas de hambre podrían aliviarse si tan sólo dejáramos de tirar comida. La alimentación es uno de los problemas más graves que enfrenta la humanidad. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), casi mil millones de personas en el mundo padecen hambre. En un escenario como éste, tirar la comida parece casi un acto criminal, pero es exactamente lo que hacemos. La “pérdida y desperdicio de alimentos” es un término acuñado por la misma FAO que hace referencia a “la disminución de la masa de alimentos para el consumo humano en cualquier punto de la cadena productiva”. En otras palabras: se considera desperdicio a todos aquellos alimentos destinados para el aprovechamiento humano que, en última instancia, no son consumidos por la población. Para dar una idea de la magnitud de la situación, la organización publicó el estudio Global Food Losses and Food Waste, el más ambicioso de su tipo hasta ahora, cuyo resultado muestra que 32% de la comida producida en 2009 (casi la tercera parte de una producción total de aproximadamente 4 000 millones de toneladas) se desperdició.

Cadena de despilfarro

De acuerdo con el mismo informe, difundido por The Institution of Mechanical Engineers, asociación inglesa con presencia en 140 países, el desperdicio de comida se genera en cada uno de los procesos de la cadena de producción-distribución-consumo. Esto incluye la recolección, almacenamiento, embalaje, transporte, oferta en puntos de venta y comportamiento final de los compradores. Entre los problemas destacados por este documento se encuentran las políticas de distribuidores, mayoristas y minoristas, de privilegiar “la perfección estética” de frutas y verduras (lo cual implica que muchos alimentos, magullados pero perfectamente consumibles, no lleguen a los anaqueles). Al otro lado de la mesa, desde el punto de vista del consumidor, sucede lo mismo: elegimos frutas y vegetales bonitos, antes de comprar aquellos que presentan alguna manchita o un ligero golpe, lo que genera enorme desperdicio. A esta problemática, la FAO suma las prácticas comerciales cuya oferta estimula las compras excesivas de alimentos (muchos terminan echándose a perder en los refrigeradores y alacenas de los comensales), asignación de fechas de caducidad estrictas (los compradores asumimos que no es seguro ingerir un alimento después de ese plazo, aunque eso implique que alimentos en buen estado se desperdicien) y una cultura de consumo donde el despilfarro es tan natural que ni siquiera reparamos en sus consecuencias.

México en merma

En el caso de nuestro país, cada año desechamos alrededor de 37% de los alimentos que producimos (10.4 millones de toneladas al año de un total aproximado de 28.1 millones, porcentaje que supera la media internacional de 32%) y que alcanzaría para alimentar anualmente a 7.4 millones de mexicanos. Esto conforme a un análisis realizado por el Grupo Técnico de Pérdidas y Mermas de Alimentos en México, publicado en 2013 por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), el cual señala que los alimentos más desaprovechados son la leche de vaca y la guayaba: 57% de la producción termina en la basura. Les siguen el mango, pescados y sardinas, con 54% de desperdicio; luego el aguacate, el plátano y el nopal, con 53%. Para Genaro Aguilar Gutiérrez, especialista del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y encargado de esta investigación, “es inhumano que se desperdicien tantas miles de toneladas al año, que servirían para evitar el hambre que padecen millones de personas”.

Los consumidores contraatacan

Para evitar el desperdicio, la FAO recomienda a los gobiernos, entre otras acciones, generar campañas de educación y sensibilización dirigidas a cada uno de los actores de la cadena alimentaria y los consumidores; mejorar las infraestructuras de transporte, energía e instalaciones del mercado; además de promover el desarrollo y facilitar a los productores el acceso a nueva tecnología. Otras acciones implican un cambio en el marco legal y las políticas gubernamentales. Un ejemplo exitoso a nivel mundial es Francia, en donde se aprobó una ley que establece que los supermercados con superficies mayores a 400 metros cuadrados no pueden tirar a la basura productos perecederos. En vez de eso, deben donar la comida no apta para el consumo humano a organizaciones de cuidado animal o la producción de abono. Como consumidores también tenemos la posibilidad de revertir la situación y contribuir con un mejor aprovechamiento de los alimentos. Existen organizaciones y redes dedicadas a concientizar a las personas con respecto de sus hábitos de consumo, y crear comunidad para luchar juntos por una nutrición sin desperdicio. Culinary Misfits, ThinkEatSave, Disco Sopa, Ugly Fruits (que busca convencer a los consumidores de incorporar a su carrito de compra todos aquellos “vegetales feos”). Por su parte, Picnic, Casserole Club, Shareyourmeal, Cookisto,Foodsharing, son sitios de internet que ponen en contacto a cocineros y compradores para compartir comida. Por ejemplo, si en una casa sobra comida, el usuario puede publicar su anuncio con los suscriptores de la zona y ofrecer los alimentos a costo bajo.

Futuro posible

Existe una tremenda oportunidad para recomponer el rumbo de las acciones destinadas a revertir el desperdicio de alimentos. Los especialistas de The Institution of Mechanical Engineers lo ponen así de claro: si el total de alimento producido anualmente en el mundo suma alrededor de 4 000 millones de toneladas, y de ese total se desperdicia entre 30% y 50%, significa que estamos alimentando a 7 000 millones de personas con 2 800 millones de toneladas de comida. Para alimentar a 9 600 millones de personas (la población estimada para 2050) bastaría con 4 000 millones de toneladas de alimento, las mismas que producimos hoy… pero sin el desperdicio. Aunque es imposible considerar una cadena de producción sin merma, las medidas en contra del despilfarro de comida que tomemos fortalecerán las posibilidades de un desarrollo alimentario global sustentable. Concientizar a la población y realizar acciones en contra de la pérdida y el desperdicio de alimentos, puede cambiar la manera en que concebimos la lucha contra el hambre y beneficiar a millones de personas.

Un país hambriento

Para solucionar el problema de la falta de alimento en el mundo existen, básicamente, dos soluciones. Por un lado, aumentar la producción u optimizar el consumo de los que actualmente se producen. A principios de agosto, Enrique Martínez y Martínez, Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, declaró a los medios que ante las previsiones de la FAO —las cuales establecen que para 2050 seremos 9 600 millones de habitantes en el planeta—: “tendremos que producir, al menos, 60% adicional de alimentos para satisfacer la demanda”. Esta afirmación vino acompañada de planes de infraestructura para aumentar la producción y las exportaciones, los cuales incluyen la tecnificación del riego, la dotación de tractores e implementos agrícolas y la implantación de un programa para la construcción de presas de cosecha de agua, entre otros. Por otra parte, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) publicó los resultados de una encuesta realizada a un millón de beneficiarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre, estrategia gubernamental creada en 2013 que “pretende dar una solución estructural y permanente a un grave problema que existe en México: el hambre”. Aunque este programa redujo la carencia de alimento de 100 a 42.5%, el mismo Coneval señala que “se deben encontrar mecanismos para lograr la reducción de la pobreza más amplia que involucra a 55 millones de personas”.

Desperdicio global

Según la FAO, la fruta es el alimento más desperdiciado del mundo. Cada año se desechan sin consumir 1 300 millones de toneladas, lo que equivale a 44% de la producción. Otros alimentos de alto desperdicio son los tubérculos (20%), los cereales (19%) y la leche (8% de despilfarro mundial).

Planeta agotado

De acuerdo con la organización Global Footprint Network (GFN), el pasado 13 de agosto, el consumo de los más de 7 000 millones de personas que poblamos la Tierra agotó los recursos naturales que el planeta es capaz de producir durante 2015. Es decir, a partir de ese momento todos los recursos que gastamos exceden la capacidad de producción terrestre. (GFN estima que “la humanidad necesita actualmente 1.6 planetas para sostener su modelo de consumo. Y se necesitarán dos planetas para 2030).

Daños colaterales

El desperdicio de alimento no sólo representa pérdidas humanas y económicas; también implica el uso inútil de agua, tierra, energía, material de embalaje, químicos, fertilizantes y pesticidas, además del combustible empleado para transportar la comida, entre muchos otros desechos colaterales. Este despilfarro es un riesgo para el ambiente debido al aumento de metano y otros gases de efecto invernadero causados por la putrefacción de los alimentos.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Huawei Mobile Services Yo cocino con mi app está organizado y patrocinado por Huawei Services (Hong Kong) Co., Limited, una compañía de responsabilidad limitada de Huawei establecida en Hong Kong (en adelante "Huawei Services HK y / o Huawei ")1. Duración:El período de la campaña Yo cocino con mi app es desde las 00:00:00 del sábado 23 de Mayo y termina el domingo 7 de Junio a las 23:59:59 (UTC-5).2. Premio y cantidad: Patrocinador---Huawei y Kiwilimon.1er lugar: Nova 5T Black+Kiwilimón libro de cocina2do lugar: HUAWEI MediaPad M6- Wi-Fi, 4GB+128GB (Gris Titanio)+ Kiwilimón libro de cocina3er lugar: HUAWEI Watch GT 2 (42mm)+ Kiwilimón libro de cocina4to lugar: HUAWEI FreeBuds 3 (ceramic white)5to lugar: band 4 Amber sunrise6to lugar: band 4 Amber sunrise7mo lugar: band 4 Amber sunrise8vo lugar: Huawei Minialtavoz con Bluetooth (Verde)9no lugar: Huawei Minialtavoz con Bluetooth (Verde)10mo lugar: Huawei Minialtavoz con Bluetooth (Verde)3. Proceso de participacióna) Toma una sola foto de tu platillo ya terminado. Esta deberá expresar el tema “Yo cocino con mi app”. En la presentación del platillo podrás incluir a tu familia o a ti disfrutando cocinar con Kiwilimón y AppGallery. Cómo encontrar las recetasDescarga la app Recetas Kiwilimón* > Abre la app e ingresa la palabra "AppGallery" en tu búsqueda > En seguida aparecerán las 10 recetas participantes.*Descarga Kiwilimón desde AppGallery (https://bit.ly/2X7u6Fo) b) Sube la foto en los comentarios del post publicado en @HuaweiMobileServicesLA acompañado con el hashtag #CocinoConKiwilimonAppGallery y el nombre de la receta que elegiste.*La foto deberá ser original, no puede ser copiada de otros participantes ni sustraída de sitios web.c) Entre más platillos cocines, más oportunidades tendrás de ganar. Sólo recuerda subir una foto por cada uno de ellos.4. Esta campaña está abierta para todos los usuarios residentes de México, esto quiere decir que los premios solo serán entregados dentro del territorio Mexicano, si eres residente de otro país tu participación será cancelada. - Requisitos para participar:Contenido de la fotografía: la fotografía capturada por el usuario deberá mostrar el resultado de la preparación de una de las 10 recetas de la colección ubicada dentro de la app de Recetas kiwilimón en AppGallery y deberá acompañarse con el hashtag #CocinoConKiwilimonAppGallery y el nombre de la receta que se eligió.Publicación de la fotografía: la fotografía capturada por el usuario deberá subirse en los comentarios del post publicado por HuaweiMobileServicesLA(https://www.facebook.com/HuaweiMobileServicesLA) - Los premios anteriormente mencionados se otorgarán a los afortunados ganadores de acuerdo con los Criterios de Selección: Los finalistas serán elegidos por el equipo de AppGallery y Kiwilimón, conforme a los siguientes criterios:a) Congruencia con el contenido de las 10 recetas participantes en Kiwilimón. --- Podrán ganar hasta 30 puntos.b) Presentación del platillo elegido. -- Podrán ganar hasta 30 puntos.c) Creatividad de la fotografía y del plato (Presentación novedosa) --- Podrán ganar hasta 20 puntos.d) La fotografía deberá tener relación al tema Yo cocino con mi app, en la presentación del platillo podrás incluir a tu familia o a ti disfrutando cocinar con Kiwilimón y AppGallery. --- Podrán ganar hasta 20 puntos.*Puntaje total que pueden ganar son 100 puntos.5. Anuncio del ganador: Se hará el anuncio de los ganadores dentro de los 5 días hábiles al término del concurso. Huawei AppGallery anunciará a los ganadores en Facebook @HuaweiMobileServicesLA6. Entrega de premios: AppGallery hará la entrega de los premios dentro de los 10 días hábiles posteriores al anuncio de los ganadores.7. IMPORTANTESólo los residentes de México podrán obtener los premios mencionados, si por algún motivo hay concursantes de otros países que participen y ganen, estos premios no serán entregados y su participación será nula. Si la información solicitada (Domicilio - Calle, Número interior y exterior, Colonia, Ciudad, Estado, Código postal) que el participante ganador brindó no se encuentra dentro del territorio Mexicano, la participación será cancelada y el premio no será entregado. 8. NotasPara participar, deberás descargar la aplicación Kiwilimón*Podrás participar una vez por cada una de las recetas participantes que hayas elaborado dentro de la promoción durante el periodo del 23 de Mayo 00:00:00 al 7 de Junio, 23:59:59 (UTC-5).Para obtener información más detallada, puedes mandar un mensaje al Facebook @HuaweiMobileServicesLAAl participar en esta campaña, los participantes aceptan regirse por estos Términos y condiciones.Cualquier imposición de impuestos, tarifas y otros costos asociados con la aceptación y el uso de los Premios son responsabilidad exclusiva del ganador del premio.Cualquier pregunta, comentario o queja sobre esta actividad puede dirigirse a nuestro Facebook @HuaweiMobileServicesLALos participantes deben tener 18 años o más para reclamar un premio. Los menores deben hacer que sus padres o tutores ingresen en su nombre. La entrada está abierta a residentes de México.Los empleados de Huawei Services HK o del grupo Huawei, sus familias inmediatas, las agencias de Publicidad, Creativas y Relaciones Públicas de Huawei, el organizador del programa, sus empleados y sus familias inmediatas no son elegibles para participar en este Concurso.Nulo donde esté prohibido.La selección y publicación del ganador es final y a la sola discreción de Huawei Services HK.Huawei Services HK procesa y utiliza los datos personales proporcionados por el participante con el fin de participar en esta Campaña de acuerdo con las leyes locales aplicables y la Ordenanza de datos personales (privacidad) de Hong Kong (Cap. 486) ("PDPO"). Los datos se procesarán con fines lícitos directamente relacionados con la ejecución de esta Campaña, incluidos, entre otros, asuntos administrativos para facilitar la gestión y organización de esta Campaña, así como entregar el premio al ganador. Los datos personales proporcionados se conservarán no más de 12 meses después de la finalización de la Campaña.Esta Campaña y los Términos y Condiciones del presente se regirán por las leyes de México. Huawei Services HK se reserva todos los derechos en todo momento para modificar los Términos y Condiciones de esta Campaña o para cancelarla con efecto inmediato sin dar aviso previo a ninguna de las partes de acuerdo a la ley aplicable. A pesar de todo lo contenido en este documento, en ningún caso Huawei Services HK será responsable de ninguna manera que surja, en relación con o relacionada con la Campaña.Tenga en cuenta que todos los materiales publicados en el sitio están sujetos a descarga pública y visualización de terceros. Todos los derechos de propiedad intelectual contenidos en las aplicaciones, temas, etc. para los fines de esta Campaña serán propiedad de Huawei Services HK.
La carne es, para muchos, una fiesta en el plato: es sinónimo de un día especial o simplemente, el ingrediente infaltable en nuestros amados tacos. Por eso cuando tres plantas empacadoras de carne cerraron sus puertas en Estados Unidos y casi al mismo tiempo un almacén trasnacional del mismo país limitó la compra de carne a unas cuantas piezas por familia, las especulaciones tanto en Estados Unidos como en México comenzaron a saltar. ¿Habrá carne suficiente para todos? ¿Nos quedaremos sin carne? Las preguntas se respiraban en el aire. Pensar si habrá suficiente carne para la cuarentena podría poner nerviosos a la mayoría. El COVID-19 ha afectado directamente a industrias como la cervecera o la restaurantera; la de la carne y embutidos tampoco ha quedado exenta. A principios de abril la línea de producción de tres enormes fábricas norteamericanas dio positivo de COVID-19 por lo que se tuvieron que suspender labores en ellas indefinidamente. A este hecho se le sumó que almacenes como Costco, en Estados Unidos, limitaron la venta de piezas de filete por familia y claro, como era de esperarse, los costos comenzaron a subir. El tema se volvió tan relevante que incluso Donald Trump pidió al Departamento de Justicia que se mantuvieran los precios de la res. Para terminar, en México –sí, todavía hay más– se suscitó un enorme incendio en la planta procesadora de carne de cerdo de Kekén, en Yucatán. Carlos Ramayo Navarrete, presidente de la Asociación Ganadera Local de Porcicultores, aseguró que el abastecimiento estaba bajo control.Para comprobarlo entrevisté a Germán Navarrete, chef ejecutivo de U.S. Meat en México, quien me confirmó que “muchos restaurantes están trabajando sólo con delivery, por lo que los productores tienen suficiente carne: el suministro está asegurado”. Además, parece que el tema se terminará de resolver con el paso de las semanas, pues dos de las plantas norteamericanas cerradas ya están retomando su producción al menos lentamente, según me contó.Otra buena noticia es que hoy en nuestro país la carne de cerdo es más barata que en meses anteriores y esto a nuestros bolsillos y antojos los deja respirar un poco. Podemos comprar cerdo o, en el tiempo que nos queda de encierro, aventurarnos a lo nuevo. Probar trozos de carne novedosos y económicos que, con buenas cocciones y recetas deliciosas, resulten en un descubrimiento que queramos conservar aun para tiempos postcovid. ¿Por qué no cocinar cola de res, espinazo de cerdo o pulpa de res? Son deliciosos y –nuestra palabra favorita de la temporada– baratos. Te aseguro que en ellos encontrarás ese apapacho que, a estas alturas del confinamiento, no está de más regalarle a tu familia. Aquí te comparto algunas recetas con algunos cortes a prueba de supermercados con alza de precios y a prueba de niños que no quieren comer: espinazo de cerdo en pasilla, esquites con tuétano, brisket de cerdo glaseada, pierna de cerdo en pipián rojo. Cuéntame cómo te quedan.
Comer carnes rojas no sólo es sinónimo de vitaminas, minerales y nutrientes, también es gran ejemplo de una mezcla de sabores y texturas. Seguramente, mientras masticamos, a veces pensamos: ¿la carne estará en su punto?, ¿cómo sé si la carne es de buena calidad? Y un sinfín de cosas más. A lo largo de los años, hablar de comer carnes rojas ha traído a la mesa un cúmulo de puntos de vista y posturas. Por lo tanto, empecemos por algo simple, ¿cuáles son los beneficios de comer carnes rojas?El consumo de carne roja aporta, entre otras cosas, hierro y vitaminas del complejo B, los cuales ayudan a evitar la anemia, construir músculos fuertes y mantienen la piel en buen estado. Seguramente has escuchado muchas veces que, cuando cambias de dieta, lo que no retiran es la carne, y es que aporta importantes cantidades de proteínas y de minerales, como el zinc, además de ser esencial para el crecimiento y reparación de los músculos. Así que, ya lo sabes, si estás en una dieta en la que quieras lograr crecimiento muscular, comer carne será tan importante como hacer ejercicio. También la vista es una de las grandes beneficiadas por comer carne roja, gracias a sus altos niveles de ácidos grasos, como el Omega 3; contienen niacina, que cuida al cerebro humano y hasta nos protege de trastornos del sueño.Comer carnes rojas como parte de una dieta balanceada puede prevenir el riesgo de padecer osteoporosis, gracias a que contiene lisina, un aminoácido que absorbe el calcio y promueve la formación de colágeno.Por todo lo anterior, podemos afirmar que en una dieta balanceada, en la que se incluyan todos los grupos de alimentos, las carnes rojas son recomendables.Hoy por hoy, puedes encontrar una gran variedad de productos cárnicos que provienen de Estados Unidos, los cuales te aseguran su inocuidad, calidad, suavidad y sabor. Busca el sello de U.S. Meat Export Federation en las tiendas de autoservicio y restaurantes, el cual es sinónimo de una labor conjunta entre la industria estadounidense y mexicana para que los productos cárnicos de alta calidad, lleguen a tu mesa.
El vinagre es uno de los ingredientes favoritos para utilizar en la cocina, ya que posee numerosas virtudes y funciona como complemento de ensaladas, para hacer encurtidos y es un buen conservador, pero, sobre todo, es también un potente y eficaz limpiador natural. Por ello, te explicamos por qué usar el vinagre para desinfectar. “El vinagre es bien conocido no solo por su versatilidad en la cocina, sino también por sus propiedades como limpiador, ya que resulta muy efectivo para eliminar depósitos minerales, como la cal, que quedan acumulados en las superficies”, explican los expertos del Instituto del Vinagre, quienes también han demostrado que el vinagre desinfecta los alimentos al eliminar bacterias como la Shigella sonnei y la Escherichia coli, que abundan en hierbas y frutas. En lo que respecta a la desinfección doméstica, hay algunos que difieren acerca la efectividad del vinagre para limpieza, sin embargo, expertos en tóxicos y bioconstrucción de Ecologistas en Acción, lo recomiendan gracias a su concentración al 5% de ácido acético en agua y compuestos de ácido tartárico y ácido cítrico, los cuales son altamente desinfectantes: "Los limpiadores ecológicos caseros, como el vinagre, son productos eficaces para limpiar la casa según sus usos, pero también son más sanos y baratos y no contaminan el medio ambiente”. La Asociación de Empresas de Detergentes y Productos de Limpieza, Mantenimiento y Afines (Adelma), aconseja mezclar el vinagre con otras sustancias naturales para para reforzar la acción desinfectante del producto, como con combinaciones de vinagre con limón. Si aún no estás seguro de cómo usar este desinfectante natural, o qué limpiar con él, a continuación de damos algunas ideas. Superficies de cocina Las propiedades antibacterianas del vinagre lo convierten en el producto ideal para desinfectar las superficies de cocina. Mezcla a partes iguales vinagre blanco con agua y prepárate para dejar tu cocina reluciente y libre de gérmenes. Cañerías El vinagre es uno de los desinfectantes de baño y cañerías más eficaces, ya que elimina moho y bacterias. Sus propiedades acaban con los depósitos minerales de fregaderos, grifos, inodoros, duchas y bañeras, además de que conserva el brillo de los materiales. Esteriliza esponjas Puedes esterilizar las esponjas que utilizas para limpiar y así asegurarte de que no repartirás bacterias al mezclar agua y vinagre en un recipiente, sumergir las esponjas sucias en un recipiente con la mezcla y ponerlas a calentar en el microondas durante cinco minutos. Desinfecta dispositivos electrónicos Los dispositivos como celulares, controles, pantallas y tablets están llenos de gérmenes porque frecuentemente los traemos en la manos, por ello, puedes desinfectarlos al humedecer un paño de microfibra con un poco de vinagre con agua destilada. ¿Tú qué cosas desinfectas con vinagre?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD