¿Cómo lavar distintos vegetales?
Consejos de Hogar

¿Cómo lavar distintos vegetales?

Por Gretel Morales - Septiembre 2021
En kiwilimón sabemos que llevar una dieta balanceada es muy importante, por lo que es esencial que consumas una cantidad adecuada de proteína, granos, cereales, frutas y verduras. No hay mejor manera de mejorar tu dieta que cocinando platillos balanceados, sin embargo, antes de comenzar a cocinar, es muy importante que laves y desinfectes las verduras correctamente. Aunque puede sonar un poco tedioso, en realidad es muy fácil. ¡Aquí te decimos cómo desinfectar las verduras de la forma correcta!

¿Por qué es importante lavar y desinfectar las verduras?

Es de suma importancia que todos los vegetales que uses estén 100% limpios, pues de acuerdo con los expertos, estos podrían estar contaminados con listeria, cólera y salmonela, bacterias que provocan enfermedades severas.

Por otro lado, también podrías encontrarte con huevecillos e insectos, por lo que lo más recomendable es mantener un régimen estricto de limpieza cuando se trata de tu cocina y los alimentos que consumes.

También puedes leer: ¿Cómo lavar el brócoli para eliminar bacterias y gérmenes?

Antes de comprar tus verduras

Antes de acudir al mercado o a tiendas de autoservicio, debes recordar que las frutas y verduras pasan por muchas personas antes de llegar a ti, por lo que es vital que las laves y desinfectes una vez que llegues a casa.

De acuerdo con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), los vegetales pueden contaminarse con bacterias a través del contacto con animales o sustancias nocivas en la tierra o el agua. Por otro lado, este tipo de alimentos también pueden contaminarse al guardarlos de manera incorrecta o a la hora de prepararlos.

A la hora de comprar verduras, los expertos recomiendan escoger aquellas que no estén maltratadas, mientras que en el caso de los productos que ya están cortados, como en el caso de las ensaladas, debemos asegurarnos de que estén en refrigeración.

¿Las verduras se lavan con jabón?

Aunque en países como Estados Unidos se recomienda enjuagar las frutas y verduras con agua y no usar jabón, en México sí se recomienda el uso de jabón y desinfectantes.

Por su parte, el gobierno federal indica que “los alimentos de origen vegetal se lavan en forma individual o en manojos pequeños con agua potable, estropajo o cepillo (si es necesario), jabón o detergente, se enjuagan con agua potable y desinfectan”.

En caso de que utilices desinfectantes para alimentos, es importante que sigas las instrucciones del producto al pie de la letra. También es esencial que este producto esté autorizado por la Secretaría de Salud.



También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?

¿Cómo se deben lavar las verduras?

En general, los expertos recomiendan una serie de consejos básicos de higiene para que tus verduras estén perfectamente limpias y las puedas cocinar:
  • Lávate las manos con agua y jabón, por lo menos durante 20 segundos, antes de tocar las verduras.
  • Si las verduras tienen alguna magulladura, corta esta parte antes de consumirla o usarla para preparar algún platillo.
  • En el caso de las verduras que se pelan, debes lavarlas muy bien antes de quitar la cáscara, pues las bacterias podrían adherirse a la verdura.
  • Si la verdura tiene una superficie porosa, como en el caso del apio, lo más recomendable es utilizar un pequeño cepillo para lavar este tipo de alimentos.
  • Una vez que los alimentos estén limpios, debemos secarlos con un trapo limpio o una toalla de papel, para eliminar cualquier residuo.
  • En el caso de los vegetales con abundantes hojas, como la lechuga y la col, deberás remover las hojas que estén dañadas, lavarlas y luego desinfectarlas.
  • Recuerda que es muy importante que enjuagues todas las verduras con abundante agua para eliminar cualquier resto de jabón, pues su consumo es dañino.

¿Cómo lavar distintos vegetales?

Aunque las autoridades recomiendan el uso de jabón y abundante agua, hay algunas consideraciones que debes tomar en cuenta en el caso de cada alimento.

Ajo
El ajo es sumamente importante en la cocina mexicana, pues le da un toque extra de sabor a todo tipo de guisados, salsas y sopas. Para limpiarlo, lo único que debes hacer es remover la cáscara de la cabeza de ajo y también debes pelar los ajos de vayas a utilizar para tu receta.

Apio
Debido a que el apio tiene una textura llena de surcos, lo más recomendable es utilizar un pequeño cepillo para eliminar la tierra, polvo o cualquier otra sustancia. Recuerda enjuagar muy bien, así como quitar las hojas y cortar las puntas, ya que están suelen estar maltratadas.

Betabel
El betabel, también conocido como remolacha, es un excelente ingrediente para preparar ensaladas frescas y botanas picositas. Sin embargo, debes lavarlo muy bien, pues suele tener mucha tierra. Una vez que esté lavado y seco, puedes pelarlo y remover el tallo.

Brócoli
No hay nada más reconfortante que una crema de brócoli con queso, pues este vegetal tiene muchos beneficios para la salud. Debido a que está formado por pequeños árboles, es aconsejable cortar el brócoli en piezas y luego lavarlas con abundante agua y jabón. Coloca los árboles de brócoli en una coladera y deja escurrir y secar. No olvides remover las partes que estén dañadas.

Calabaza
La calabaza es una excelente opción para preparar platillos económicos, rendidores y saludables. Antes de poner manos a la obra, deberás lavar muy bien calabazas, pero con mucho cuidado, pues pueden aplastarse fácilmente.

Cebolla
La cebolla es otro ingrediente vital dentro de la gastronomía mexicana, pues les da un gran sabor a los frijoles de la olla, los bisteces encebollados, las ensaladas de nopales, salsas y caldillos. Para limpiarlas, se aconseja remover la capa exterior, pues está suele estar maltratada y contiene polvo o tierra.

Champiñones
Los beneficios de comer champiñones son muchos, por eso se recomienda incluirlos en tu dieta diaria. Además, son un alimento muy versátil, pues puedes preparar pastas, sopas, ensaladas y otros deliciosos guisados con champiñones.

Para lavarlos, lo primero que debes hacer es retirar la tierra que se adhirió a este vegetal y el tallo, pues ahí es donde se almacena la mayor cantidad de tierra. Después deberás lavarlos con suficiente agua y jabón, puedes utilizar un cepillo pequeño o tus manos. Es importante que los seques muy bien. Recuerda que no debes dejar los champiñones remojándose en agua o guardarlos cuando aún estén húmedos.

También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu horno usando bicarbonato de sodio?

Col, espinaca y lechuga
Si quieres mejorar tu alimentación, lo mejor que puedes hacer es incluir deliciosas y frescas ensaladas en tu menú semanal, no te arrepentirás, pero antes de prepararlas, deberás lavar y desinfectar los ingredientes muy bien.

En el caso de los vegetales de hojas como la col, la espinaca, el kale y la arúgula, es muy importante que los laves con cuidado, pues pueden tener insectos, tierra y polvo.

Debes comenzar por quitar un par de hojas, pues estás suelen contener la mayor cantidad de tierra. Después, separa las hojas y lávalas con jabón y agua. Recuerda enjuagar muy bien para remover todo el jabón. Posteriormente, desinfecta las hojas siguiendo las instrucciones del producto. Una vez que los vegetales estén limpios y desinfectados, deja que se sequen y estarán listos para preparar nutritivas ensaladas.

Coliflor
Al igual que en el caso del brócoli, lo mejor es cortar la coliflor en pequeños árboles, para después lavarlos con agua y jabón. Una vez secos, puedes preparar unos crujientes boneless de coliflor o el platillo que más se te antoje.

Flores comestibles, hierbas de olor y quelites
En el caso de alimentos como la flor de calabaza, el cilantro, el perejil y todos los quelites, es importante que los laves y desinfectes muy bien antes de su consumo. Antes de lavar las hojas, remueve las que ya estén marchitas y recuerda que se deben escurrir y secar muy bien antes de usarlas.

Jitomate
El jitomate es vital dentro de las cocinas, pues es un ingrediente esencial para salsas, guisados, moles y todo tipo de platillos. Para lavarlos, solo debes usar un poco de jabón y agua, pero debes tener cuidado, pues podrías aplastarlos fácilmente.

Papas
Si quieres preparar un cremoso puré de papas o unas crujientes papas a la francesa, primero debes lavar muy bien estos tubérculos. Después, usa un cepillo pequeño para remover toda la tierra y polvo. Deja secar antes de usar.

Pimiento morrón
El pimiento morrón es una excelente opción para preparar deliciosos platillos, pues se pueden rellenar con arroz, quinoa y carne. Antes de preparar cualquier platillo, deberás lavar muy bien los pimientos, pues polvo y tierra suele acumularse en el tallo. Recuerda que debes lavarlos con mucho cuidado, pues pueden dañarse fácilmente.

Zanahoria
La zanahoria no puede faltar para preparar un caldo de camarón o de pollo, sin embargo, debido a que crecen bajo tierra, es muy importante que las laves con abundante agua y jabón. Puedes usar un cepillo para remover toda la tierra de los surcos.

Antes de lavar tus verduras

Es muy importante que recuerdes que no debes lavar y desinfectar las frutas y verduras hasta que las vayas a comer o preparar, pues si las lavas mucho tiempo antes y las guardas en el refrigerador, es más probable que crezcan bacterias y se echen a perder.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Ise HC
29/09/2021 21:13:58
Muy interesante y útil
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La lechuga es un alimento nutritivo, saludable y muy rendidor, por lo que es el ingrediente perfecto para preparar ensaladas y platillos bajos en calorías y carbohidratos, sin embargo, también se utiliza para darle un toque de frescura a platillos como tacos dorados, pambazos y tostadas de tinga. Sin duda, la lechuga es muy versátil, pues hay opciones para todos los gustos. Cabe mencionar que existen muchos tipos de lechuga, los cuales aportan vitaminas, minerales y otros nutrientes. Entre las variedades más comunes se encuentran las siguientes: lechuga romana, lechuga italiana, lechuga iceberg, lechuga escarola, lechuga morada y lechuga francesa, entre otras. En kiwilimón te contamos sobre todos los beneficios que la lechuga tiene para ti, así como que vitaminas y minerales contiene y por qué es buena idea incluirla en tu dieta. Lechuga: vitaminas y mineralesAunque los beneficios varían dependiendo del tipo de lechuga, en general es un alimento rico en vitaminas y minerales como:Vitamina AVitamina CVitamina KÁcido fólicoCalcioHierroPotasioPor otro lado, la lechuga también contiene fibra, es baja en calorías y sodio y no contiene colesterol, por lo que es el alimento perfecto para aquellas personas que padecen de alguna enfermedad.También puedes leer: ¿Cómo lavar distintos vegetales?Los beneficios de comer lechugaLa lechuga, también conocida como Lactuca sativa, tiene un gran número de efectos positivos para la salud, pues los expertos indican que podría ayudar a combatir la ansiedad y el colesterol, así como a inducir el sueño. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre los beneficios de la lechuga. Lechuga para fortalecer los huesosGracias a que es una buena fuente de vitamina K, la lechuga es el alimento ideal para fortalecer los huesos. Cabe mencionar que la lechuga de hoja roja es la variedad más rica en vitamina K, un nutriente que te ayudará a reducir el riesgo de fracturas. La lechuga contra el colesterolTodo parece indicar que la lechuga es una gran opción para aquellas personas con altos niveles de colesterol, los cuales tienen efectos adversos en el corazón, pues pueden llevarte a tener un ataque al corazón. De acuerdo con estudios en ratones publicados en 2004 y en 2009, la lechuga ayudo a disminuir los niveles de colesterol. AnsiedadUna investigación de 2012 indica que la lechuga contiene propiedades que ayudan a combatir la ansiedad. Por otro lado, el consumo de vegetales de hoja verde también se asocia con la salud cognitiva. HidrataciónDebido a que la lechuga está compuesta por un 95% de agua, es una excelente opción para mantenerte hidratado. Aunque debemos tomar alrededor de 8 vasos de agua al día, una fresca y crujiente ensalada puede contribuir a una mejor hidratación.También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?Mejora la visiónDe acuerdo con los expertos, la lechuga es rica en vitamina A, un nutriente esencial para la vista y los ojos. Cabe resaltar que el consumo de esta vitamina puede reducir el riesgo de padecer cataratas y a prevenir la degeneración macular. ¡Otra buena razón para comer ensaladas y otros platillos con lechuga! Un aliado contra los radicales libresUn estudio reciente señala que la lechuga podría contener antioxidantes, una sustancia que combate a los radicales libres, los cuales son responsable de la aparición de enfermedades como el cáncer. ¿Lechuga para dormir mejor?Los científicos han señalado que diversos extractos de diferentes tipos de lechugas han demostrado que esta sustancia ayuda a promover en sueño, sin embargo, aún hace falta que se realicen más estudios para comprobar su efectividad. Algunos estudios han comparado los efectos de la lechuga sobre el sueño con los del diazepam. Un poderoso antiinflamatorioSegún un estudio publicado en 2010, la lechuga podría tener importantes propiedades antiinflamatorias, lo cual podría ayudar a combatir diferentes enfermedades. Sin embargo, cabe mencionar que aún deben realizarse más estudios. Antes de comer lechugaAntes de preparar cualquier platillo con lechuga, recuerda que es muy importante que laves y desinfectes este ingrediente antes de ingerirlo, pues puede estar contaminado con E. coli u otras bacterias. Una vez que este limpia, guárdala en el refrigerador.También puedes leer: ¿El pollo debe lavarse antes de cocinarlo?¿Cómo preparar la lechuga?Como ya sabes, en kiwilimón tenemos las mejores recetas con lechuga, las cuales son perfectas para cuidar tu salud, cualquier día de la semana. Anímate a probar las recetas que tenemos para ti:Tacos Orientales de AtúnFalafel con EnsaladaEnsalada de Atún con Aderezo de NaranjaSalbutesTacos de Coliflor Estilo BajaEnsalada de Mandarina con Camarón al AjonjolíPapas Rellenas de Ensalada con PolloTacos de Lechuga con Camarón BúfaloEnsalada Alta en Vitamina C
La comida típica de Chile es un reflejo de su identidad mestiza, ya que mezcla la tradición indígena y con el aporte de los sabores coloniales españoles. La gastronomía chilena también causa sensación gracias a su vasta geografía, de donde surgen los ingredientes más diversos y exquisitos de la nación. Si aún no sabes lo que te estás perdiendo, te invitamos a conocer los platillos más emblemáticos de Chile. Humitas Si bien las humitas no son exclusivamente de Chile, sí son consideradas uno de los platillos típicos chilenos más populares. Similares a los tamales mexicanos, las humitas están hechas con masa de maíz tierno, conocido como choclo, que se envuelven en hojas de mazorca y se cocinan al vapor. Porotos Los porotos son un guisado de Chile que se sirve caliente y tiene diversas variantes, pero los más tradicionales son, sin duda, los porotos con riendas. Se trata de un guiso preparado con frijoles, una mezcla de granos de elote, cebolla, zapallo, tomate y ajo. ¡Es un platillo ideal para el invierno! Cazuela Se cree que la cazuela es un platillo introducido por los españoles en Chile, el cual consta de una sopa de verduras con carne de pollo, ternera o cordero, acompañada con arroz. Algunos lo comparan con el sanchocho colombiano. Caldillo El caldillo, platillo que provocó la inspiración del mismísimo Pablo Neruda, es una receta tradicional chilena hecha a base de pescado congrio con cebollas, papas, zanahoria, limones y cilantro, entre otros. Si te gusta la comida del mar, no dudes en probarlo. Curanto de hoyo Lo que bien podría compararse con una barbacoa hidalguense, lo encontramos en este delicioso platillo tradicional de Chile conocido como curanto de hoyo. El curanto se prepara con piedras calientes dentro de un hoyo, en donde posteriormente se agregan en capas diferentes tipos de carnes, pescados, mariscos y papas que se cubren con grandes hojas de nalca y sellan la cocción con más piedras calientes. ¿No se te hizo agua la boca? Carbonada La carbonada chilena es una sopa tradicional que se cocina con papa, zapallo, carne molida, cebolla, zanahoria cortada en trozos y caldo con arroz. La carbonada surge de la región minera de Lota y es uno de los mejores platillos tradicionales de Chile.
Para la limpieza en el hogar, compramos en aerosoles, polvos y muchos otros líquidos comerciales para mantener todo en orden y eliminar la suciedad y las manchas. Sin embargo, la naturaleza y los artículos domésticos comunes tienen poderes de limpieza igualmente asombrosos cuando sabes cómo usarlos.Aquí te dejamos algunos trucos de limpieza con filtros de café, los ucales por lo general solemos tener en casa y te permitirán ahorrar un viaje a la tienda y ahorrar dinero en productos especiales. Además, tu hogar y tus pertenencias se verán renovados y relucientes.Cómo limpiar los vidrios con filtros de caféLo más común que usamos para limpiar espejos y vidrio son las toallas de papel y un limpiador de vidrios, pero esto podría dejar rayas y manchas, así que la próxima vez que necesites lustrar algunas ventanas, intenta mejor usar filtros de café limpios en lugar de las toallas de papel y quedarán sin manchas.Otros usos caseros para los filtros de caféLos filtros de café de papel desechables son excelentes para realizar múltiples tareas en la casa, y se utilizan para todo, desde la limpieza y el pulido, hasta proyectos de manualidades. Además, son económicos y están fácilmente disponibles. Aquí hay algunos otros usos que puedes darles.Como coladorLos filtros de café son excelentes coladores y puedes usarlo para atrapar las semillas al exprimir limones, limas o naranjas, pero también puedes colar trozos de corcho roto de una botella de vino colocando un filtro de café sobre la parte superior de la botella de vino y asegurándolo con una banda elástica, para después servirlo. Por último, puedes usar filtros de café para desgrasar caldos o sopas.Para plantar semillasUsa filtros para germinar semillas y simplemente después trasplanta con todo y filtro a una maceta. También puedes colocar uno o dos filtros de café en el fondo de las macetas para mantener la tierra adentro que se sale por el orificio de drenaje y aun así dejar salir el agua para evitar que las raíces se pudran.Para absorber el exceso de humedadColoca una capa de filtros de café en el fondo de una sartén de hierro fundido para absorber el exceso de humedad y evitar la oxidación. También se pueden utilizar en el taller para clasificar tornillos, clavos, tuercas y pernos perdidos y mantenerlos organizados y libres de óxido envolviéndolos en los filtros y guardándolas en una caja o recipiente de plástico.Para proteger tus vajillasColoca filtros de café entre platos y tazones de porcelana apilados para agregar una capa protectora y evitar rayones. También puedes utilizar filtros de café arrugados como material de embalaje en mudanzas o para el almacenamiento de los platos.Para lustrar zapatosLos filtros de café pueden funcionar como aplicador desechable para lustrar zapatos de cuero, carteras o incluso muebles. Simplemente aplica un poco del color correcto de esmalte en el filtro y pule con un movimiento circular hasta que se absorba en todo el material. También puedes quitar el mal olor de los zapatos colocando unas cucharadas de bicarbonato de sodio en el centro de un filtro, atándolo con una cuerda o liga y dejando el sobre dentro de los zapatos toda la noche.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD