¿Cómo limpiar el cochambre tus paredes?
Consejos de Hogar

¿Cómo limpiar el cochambre tus paredes?

Por Gretel Morales - Octubre 2021
Mantener la cocina limpia es esencial, pues es ahí donde preparamos los alimentos que consumimos día con día. Aunque a veces puede parecer tedioso, limpiar tu cocina puede ser muy rápido, fácil y económico, ya que puedes utilizar ingredientes que ya tienes en casa. En kiwilimón te decimos como remover el cochambre de las paredes de la cocina, no podrás creer lo fácil que es.

¿Qué es el cochambre?

Según los expertos, el cochambre es una sustancia grasosa o pegajosa que forma una capa sobre la pared de la cocina, la estufa, los muebles, el refrigerador, el microondas y otros electrodomésticos.

El cochambre no solo se ve mal, también contribuye a que se acumule la suciedad en la cocina, es por esto que es muy importante que limpies tu cocina de manera regular, pues es la única manera de evitar el cochambre. En kiwilimón te decimos cómo deshacerte de esta mugre acumulada de manera fácil y rápida.

También puedes leer: Sencillos pasos para quitar cochambre de una estufa

¿Qué puedo usar para quitar el cochambre de la pared?

Si la suciedad se ha ido acumulando en las paredes de tu cocina, no te preocupes, puedes usar ingredientes naturales y que ya tienes en casa, pues no es necesario gastar en químicos para que tu cocina rechine de limpia. ¡Aquí te decimos todo lo que necesitas!

Bicarbonato de sodio

El carbonato es una excelente opción para quitar la mugre que se ha acumulado en las paredes de tu cocina. Lo mejor de todo es que es económico, rendidor y muy eficaz contra suciedad. Para quitar la grasa más pegada, solo debes mezclar un poco de bicarbonato con un chorrito de jugo de limón. Te sorprenderá lo bien que queda tu cocina.

Jugo de limón

Otro gran ingrediente natural para limpiar la cocina es el jugo de limón, aunque muchas veces pasa desapercibido. Para quitar la grasa y mugre de las paredes, tan solo tienes que exprimir un par de limones, colocar el líquido en un atomizador y rociar las paredes. Deja que el jugo actúe por unos 15 minutos, talla con una esponja y limpia con un trapo húmedo. Intenta este truco en casa, te sorprenderán los resultados.

Vinagre blanco

Si tienes vinagre blanco en casa, estás un paso más cerca de decirle adiós al cochambre de las paredes, de una vez por todas. Para limpiar la mugre de la cocina, deberás mezclar el vinagre con un poco de cáscara de limón, luego transfiere la mezcla a un atomizador y deja que repose por un par de días. Una vez que el líquido huela bastante a cítrico, rocía las paredes, deja reposar por unos 20 minutos y limpia con un trapo húmedo.

También puedes leer: 7 ingredientes naturales para deshacerse de la grasa y cochambre en la cocina

Agua caliente

Recuerda que es importante utilizar agua caliente a la hora de limpiar, pues ayuda a remover el cochambre y la mugre más fácilmente.

Fécula de maíz

Aunque es más común que utilicemos fécula de maíz para preparar postres y bebidas, este mágico ingrediente también es un gran aliado en la batalla contra el cochambre. Lo único que tienes que hacer es mezclar una cantidad generosa de fécula con un poco de agua, revuelve todo hasta obtener una pasta y aplica sobre la pared. Deja reposar por unos 20 minutos y limpia con un trapo húmedo.

Dile adiós al cochambre de las paredes

Si quieres deshacerte del cochambre utilizando ingredientes naturales y caseros, solo tienes que preparar estos dos limpiadores, son la mejor opción para quitar la mugre y suciedad.

Limpiador con vinagre

No hay nada mejor para deshacerte del cochambre que el vinagre blanco. Para este fácil y práctico remedio casero, solo tienes necesitas dos ingredientes.

Ingredientes:
  1. Vinagre blanco
  2. Agua tibia
Instrucciones:
  1. Mezcla una taza de vinagre con una taza de agua tibia.
  2. Vierte la mezcla en un atomizador.
  3. Rocía el líquido sobre las manchas de grasa y cochambre.
  4. Deja reposar por 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.
También puedes leer: Tips para mantener en orden la alacena

Limpiador con carbonato y limón

Gracias a su eficacia para remover mugre, grasa, aceite y cochambre, este remedio natural es una gran opción para que tu cocina luzca como nueva.

Ingredientes:
  1. Bicarbonato de sodio
  2. Agua tibia
  3. Jugo de un limón
  4. Atomizador
Instrucciones:
  1. Prepara la mezcla con una taza de carbonato, 2 tazas de agua tibia y el jugo de limón.
  2. Revuelve muy bien y coloca el líquido en un atomizador.
  3. Aplica la mezcla sobre los muebles de la cocina, el refrigerador, la estufa, el horno, el fregadero o el microondas.
  4. Deja reposar por 5 minutos y remueve el cochambre usando una esponja.
  5. Limpia con un trapo y deja secar.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Agradecer es uno de los actos más elevados de la existencia. El poder que esconde esta sencilla acción es magia pura: nos conecta con las frecuencias divinas, con el don creador que manifiesta y le da boost a lo que agradecemos. Esto a colación de que estamos a una semana de la celebración más relevante para los norteamericanos, el Thanksgiving (los canadienses también la celebran, pero en otra fecha). Esta fiesta no tiene un día fijo en el calendario, sino que sucede el cuarto jueves de cada noviembre y, aunque conmemora un hecho histórico cuya veracidad sigue generando debates, agradecer es un acto universal y amoroso, cercano a todas las culturas.Según Philip David, hotelero y restaurantero americano residente en México, el Día de Acción de Gracias comenzó en Plymouth, Massachusetts, con los peregrinos llegados de Inglaterra, quienes al haber enfrentado escasez de alimento agradecieron la primera cosecha. Su fruto y la benevolencia de los indios wampanoag asentados en el área hicieron posible la supervivencia en el duro invierno. El Día de Acción de Gracias quedó como una celebración importante en la religión protestante y en la cultura anglosajona en general, pero se convirtió en una fiesta nacional en 1789, por iniciativa de George Washington. “Algo que no se tiene claro es que el Thanksgiving no es una fecha de consumismo –como la Navidad– sino de estar y permanecer en familia. La familia es lo importante en este día”. Es con ella y alrededor de la mesa que desfilan platos como el puré de camote, la ensalada con nueces y arándanos, el pay de nuez o el de manzana. El pavo es imprescindible. Sobre el porqué se celebra con esta proteína existe todo tipo de teorías. El guajolote es originario de Norteamérica y se cree que, con esta ave, otrora salvaje, y con ternera, se celebró en aquella primera ocasión. La familia, la comida y el agradecimiento, ¿acaso hay una mejor celebración?¿Por qué es tan bueno agradecer?Gabriel Ángel, facilitador de sanación cuántica, dice que “cuando agradeces, aumentas tus frecuencias y esto genera cambios celulares positivos en el organismo. Nuestros ancestros estaban conectados a la Tierra. Ellos agradecían todo lo que podían porque entendían que este acto era una especie de retribución al universo, a Dios, a la fuente creadora, por todo lo que recibían”.Mirar en conciencia lo que nos rodea nos hace desmenuzar su magnificencia. Cuando somos capaces de hacerlo, el agradecimiento viene con facilidad y valoramos a las personas con quienes compartimos camino, lo que hacemos, lo que somos, lo que tenemos, los frutos de nuestro trabajo y, claro, las cosechas. Hay un regalo en todo, si sabemos verlo. En esta sintonía muere el miedo a dejar de poseer porque no existen límites en la abundancia del universo. “El sistema divino es un sistema; tiene sus propias reglas, sus propias leyes. En el agradecimiento te conectas con esas leyes, con la divinidad y eso claro que genera resultados: te conviertes en una herramienta de manifestación”, asevera Gabriel Ángel. El agradecimiento que se comparte en la mesa, por ejemplo, como en el Thanksgiving, no se exime de dicho encanto. Gabriel Ángel explica que hay que agradecer el ser y el estar, el cómo llegaron nuestros alimentos a la mesa y por quienes la rodean; por la providencia que generó el momento en una maquinación perfecta. Luego lo que queda es conectarnos con el gozo en cada cucharada, cada bocado.Yo particularmente celebro la conexión que genera el dar gracias con la esperanza, con el aquí y el ahora, con la alegría de vivir. Para Gabriel Ángel, lo importante es ir hacia el corazón y apreciar. "Hay que pagar con amor lo que se recibe: agradecer es una faceta más de la energía del amor". En agradecer estar el recibir: el Día de Acción de Gracias es la oportunidad que tenemos para que, a través de la unión familiar, de la comida rica, de sabernos bendecidos, alegremos nuestro corazón para recibir más. Si ya se te antojó ponerte en la sintonía te dejo un menú delicioso que podrás compartir en familia:Pechuga de pavo con salsa de frutos rojos como plato fuerteRelleno de pavo para acompañarPuré de papa con jamón como guarnición clásicaPay de nuez o cheesecake de calabaza como postre
Imagínate viajar a un universo lleno de magia, donde el color y el sabor se apoderen de tus sentidos en cada mordida. Pues así se siente probar un helado de Gelatoscopio, la heladería más creativa y divertida en la Ciudad de México. En Gelatoscopio podrás encontrar una amplia variedad de helados que individualmente representan un mundo distinto, pues no solamente basan su esencia en un sabor, como la mayoría de los helados, sino que están constituidos por otros ingredientes con formas y colores increíbles que los convierten en una experiencia culinaria diferente. La creadora de esta maravillosa firma de postres es la chef repostera Fernanda Prado, quien gracias a su perseverancia, energía y determinación se ha convertido en un referente de máxima calidad en la cocina dulce. Entre los helados más populares, y por supuesto, irresistibles, podemos encontrar a ChocoPunk, un cono de cacao con helado de chocolate con avellanas y merenguitos de cacao; Brownilla, con un cono de cacao, helado de vainilla con caramelo y grandes trozos de brownie y mi favorito, Nubrefresónico, un helado de fresas con crema, con fresas naturales, malvaviscos de frambuesa y berries deshidratados. Tampoco puedes perderte los deliciosos flotantes, sorbetes frescos, sándwiches de helado y malteadas cremosas. De verdad que cada helado cuenta una historia distinta y los hay para todos los gustos y paladares. Puedes encontrar a Gelatoscopio en la colonia Roma y Polanco en un horario de 12 pm a 8 pm, de lunes a domingo. ¡Atrévete a probarlos! Facebook: https://www.facebook.com/GelatoscopioInstagram:https://www.instagram.com/gelatoscopio/Sitio web: http://gelatoscopio.mx/
Tanto la miel como la canela tienen propiedades antimicrobianas así que esta mascarilla puede ser una gran aliada para tu rutina de belleza y como un extra en tu tratamiento para el acné, siempre y cuando tu dermatólogo esté de acuerdo.La miel puede funcionar como tratamiento para una serie de afecciones de la piel, como úlceras y quemaduras, pues la miel ayuda a prevenir las bacterias, pero también puede servir para reducir la inflamación y proporcionar un ambiente húmedo propicio para la curación.Sin embargo, el tipo de miel importa, pues la del súper no tiene todos estos efectos benéficos. El tipo de miel que necesitas conseguir es la miel de Manuka, una variedad cruda que no ha sido procesada, es la mejor opción para uso medicinal. Por su parte, la canela también se ha utilizado medicinalmente para tratar afecciones respiratorias, digestivas e incluso ginecológicas y recientemente se ha demostrado que tiene posibles beneficios antimicrobianos, antiparasitarios, antioxidantes y antiinflamatorios en animales, además de que también puede tener propiedades curativas de heridas.Al igual que con la miel, existe un tipo específico de canela que produce los mayores beneficios, llamado “canela verdadera” o Cinnamomum zeylanicum. Aunque varios beneficios de estos dos ingredientes sí tienen sustento científico, aún no existe suficiente evidencia de que realmente funcionen para tratar el acné en humanos, además de que es importante hacer una prueba en una pequeña área de la piel para asegurarse de no ser alérgico a los componentes de esta mascarilla.Cómo hacer una mascarilla de canela y miel caseraPara esta mascarilla casera necesitas 2 cucharadas de miel de Manuka y 1 cucharadita de canela verdadera. Mézclalas hasta formar una pasta con ellas. Algunas personas la aplican sólo sobre los granos o brotes, pero otras la aplican en toda la cara y la dejan actuar hasta 30 minutos antes de enjuagarla con agua tibia.Es importante que primero hagas una prueba de parche en la mano: aplica una porción de la mezcla del tamaño de una moneda en el dorso de la mano y espera al menos 10 minutos para asegurarte de que no te da reacción alérgica manifestada como picazón, enrojecimiento o hinchazón.Puedes considerar usar también mieles de grado medicinal, que puedes encontrar en tiendas naturistas. Estas mieles han sido purificadas y generalmente están libres de aditivos, como la miel de Manuka y la miel Revamil.
Detrás de un grupo de amigos que se rencuentran, de una familia compartiendo una anécdota, de una pareja hablándose de amor, hay una celebración. Hay un momentum si además existe el acompañamiento de un platillo salido del horno, un guiso que huele a tiempo en una gran olla de barro, o un estofado, fruto de la caramelización que proporciona una olla de cobre. La música que lo une todo son las risas y el inexorable chin-chin de unas copas. Yo no quiero decirte cómo vivas tus celebraciones. Lo que dos expertos en vinos y yo te recomendaremos en esta carta editorial es cómo elegir esas botellas que te acompañarán en tus momentos especiales. Sé que comprarlas implica un gasto y aunque en el acto de compartirlas con tus seres queridos ya está el regalo, te dejaré algunos consejos que harán más asertiva la elección.¿Burbujas o no burbujas? Hay quienes afirman que no hay celebración sin burbujas. Laura Santander, sommelier de Loretta y fundadora de vinosadomicilio.com.mx, explica que todo es culpa de la marquesa de Pompadeur. En sus fiestas con la crema y nata francesas corría el champagne como ríos caudalosos en temporada de lluvias. Luego, en el siglo XIX, la champaña fue la bebida predilecta de las noches de la Belle Époque, tanto que la sociedad se refería a ella cariñosamente como “champ”. Asimismo, todavía hoy, cada que se bautiza un buque, se destapan botellas de este líquido burbujeante para que su contenido sea el primero en tocar el barco. Por eso no asombra que, sobre todo en Europa, la champaña sea la bebida predilecta cuando se habla de fiesta. Sin embargo, Raphael Baillin, Brand Building Manager en la distribuidora de vinos Everest, afirma: “No a fuerza se debe celebrar con un espumoso. Pero los espumosos, por sus burbujas vibrantes, representan la efervescencia, el ánimo; despiertan los sentidos en boca. Además, si se considera que podemos celebrar con comida, el champagne es el vino más versátil que existe para maridar”. Yo, personalmente, enmarco una ocasión especial con una copa de burbujas, aunque no se trate necesariamente de una champaña (solo los vinos espumosos procedentes de la región de Champagne pueden llamarse champaña). Adoro los cavas españoles porque son más asequibles y, si estoy de manteles largos, elijo una franciacorta italiana. ¿La región es un indicador?Sin duda hay regiones famosas por sus suelos y su clima óptimos para el crecimiento de la uva o por sus vides viejas, por sus grandes añadas o por sus métodos tan exquisitos y difíciles de lograr. Ejemplo de ello son los vinos de Sauternes, los grand cru de Borgoña, los premier cru de Burdeos. Pero seamos honestos: esos vinos cuestan una fortuna y quizás nunca lleguen a nuestra copa. En cambio, hay otras regiones que son sinónimo de calidad y a mejores precios.“Los Brunello di Montalcino son de mis consentidos, también los vinos de Oregón: esos pinot noir y pinot gris tienen mi corazón. Para mí, Oregón es una región que ha cambiado mi vida”, comenta Laura Santander. Por su parte Raphael afirma que sus vinos favoritos para celebrar sí proceden de la región de Champagne, pero nunca le dice que no a un vino mexicano: “Si estoy ante una buena comida, me gusta acompañar con Ícaro o Teziano. En cuanto a burbujas elegiría Espuma de Piedra Blanc de Blancs”.Hablemos de la inversiónLos vinos pueden ser tan caros como un auto, pero no te preocupes, ni hablaremos de esos. Aunque la inversión podría darte un parámetro sobre la calidad y los métodos aplicados en el vino, no es necesario gastar una fortuna. Sólo te diré algo: cuando estés a punto de llevarte un vino de menos de 150 pesos recuerda que el alcohol paga impuestos. Seguramente se trata de un vino procedente de procesos masivos y no necesariamente de la mejor calidad.   Laura Santander prefiere quedarse del lado del lado romántico, “cuando estás festejando, lo importante es estar con tus seres queridos y con aquello que les gusta tomar”.Los expertos recomiendan (y por menos de $500)Los vinos de celebración de Laura:Gota de arena. Si Castilla y León no estaba en tu radar, Bodegas Tridente lo devela en un abrir y cerrar de corcho. Es un tempranillo de tinta de toro –así se le llama a la uva tempranillo en esta zona– con aromas a frutas negras y especias.Palmo de tierra. Si quieres celebrar con un vino mexicano, Laura recomienda este vino, fruto de la tempranillo de Baja California que pasó 13 meses en barrica.Los vinos de celebración de Raphael:Pruno. Un clásico de la Ribera del Duero en el que encontrarás aromas a frutas rojas y gusto carnoso, que llena la boca. Cousiño Macul Antiguas Reservas Cabernet Sauvignon. Procedente de la célebre bodega chilena. Al haber sido envejecido en encino francés, encontrarás en él aromas a moras y ciruela madura, así como unos taninos suaves al paladar.Los vinos de celebración de Shadia:Vino blanco espumoso Chandon Brut. Este espumoso seco, de burbuja divertida, procede de Argentina. Es perfecto para hacer música con las copas por sus aromas a manzana verde y pera.Chateau Domecq cosecha seleccionada 2016. Un vino que sabe hacer una mezcla entre presente y pasado, tal como su bodega. Encuentra en él aromas a fruta negra, cuero y especias.  
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD