Cómo limpiar tu regadera con ingredientes de la alacena
Consejos de Hogar

Cómo limpiar tu regadera con ingredientes de la alacena

Por Gretel Morales - Noviembre 2021
En kiwilimón sabemos que siempre estás en busca de los mejores remedios caseros para controlar la plaga de insectos, quitar el cochambre, dejar tus vidrios como nuevos y quitar el mal olor de alfombras y tapetes, entre muchos otros más. Por otro lado, en los últimos años, más y más personas se han interesado en productos de limpieza libres de químicos, aunque estos suelen ser más caros. Por fortuna, hay muchos ingredientes que te ayudarán a dejar tu casa rechinando de limpia, sin necesidad de gastar mucho, pues lo más seguro es que ya tengas todos estos productos en tu alacena.

En esta ocasión, nos enfocaremos en una de las áreas más importantes del hogar: el baño. La higiene y limpieza de tu baño son muy importantes, pues es aquí donde pueden acumularse bacterias y suciedad, en especial en la regadera. En el caso de la regadera, es común que esta se llene de sarro y suciedad, sin embargo, es indispensable que se encuentre en óptimas condiciones, ya que es algo que utilizamos todos los días y forma parte de nuestra rutina de higiene. Por eso, a continuación, te decimos cómo limpiar con ingredientes que ya tienes en la alacena.

Ingredientes naturales para limpiar la regadera

Si quieres limpiar tu regadera para el baño utilizando ingredientes caseros y algunos otros que ya tienes en la cocina, estos consejos son para ti, notarás la diferencia de inmediato y no gastarás mucho. Continúa leyendo para descubrir la mejor manera de limpiar tu baño.

También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu hogar con canela y vinagre blanco?

Vinagre

Además de ser un ingrediente esencial para preparar todo tipo de aderezos, quemar grasa de manera natural y ser un gran aliado para limpiar superficies, el vinagre es tu mejor opción para dejar tu regadera como nueva.

Según los científicos, el vinagre es ideal para limpiar todo tipo de superficies y objetos debido a que es un ácido, por lo que es muy potente para remover todo tipo de suciedad y mugre en regaderas, baños, lavabos, tarjas y más.

Si quieres quitar el sarro de la regadera de una vez por todas, solo tienes que remojar la regadera en una bolsa llena de vinagre por alrededor de cuatro horas. Después utiliza un cepillo para remover todo el sarro, notarás la diferencia de inmediato.

Por si fuera poco, a diferencia de otras sustancias que usamos para limpiar, no es dañino para las personas, por lo que no es peligroso combinarlo con bicarbonato de sodio u otros ingredientes para limpiar.

Carbonato

El bicarbonato de sodio es otra excelente opción para dejar tu regadera rechinando de limpia, ya que es un ingrediente que te ayudará a remover las manchas más pegadas. Los expertos indican que el carbonato ayuda a disolver materia orgánica y a limpiar sin dañar las superficies, por eso es la mejor opción para limpiar tu regadera.

Si quieres que tu regadera se vea como nueva, solo tienes que preparar una mezcla de bicarbonato de sodio con agua. Posteriormente, aplica la mezcla sobre la regadera y deja reposar por alrededor de 30 minutos. Una vez que ha pasado este tiempo, remueve el carbonato y enjuaga muy bien.

También puedes leer: Cómo limpiar tu lavadora usando ingredientes caseros

Refresco de cola

¡Los mitos urbanos resultaron ser verdad! Siempre ha existido la leyenda de que el refresco de cola es una buena opción a la hora de limpiar tu baño, sin embargo, estos rumores ya han sido confirmados.

Según los expertos en limpieza, este tipo de refresco contiene ácido fosfórico, una sustancia química que degrada materia orgánica. Esta bebida gaseosa te servirá para limpiar la regadera, pero también para limpiar las manchas de sarro y remover suciedad y grasa.

Para limpiar tu regadera con refresco de cola, lo único que debes hacer es remover tu regadera y colocarla dentro de un recipiente con una cantidad suficiente de refresco. Deja reposar por 30 minutos y enjuaga muy bien, para que no queden rastros de azúcar. Por otro lado, también puedes colocar la bebida dentro de una bolsa y luego atarla a la regadera, para que esta se sumerja completamente. Deja reposar por alrededor de media hora, enjuaga con abundante agua y seca con un trapo limpio.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
“Todo cura y todo sana”, asegura una canción de tradición. La Tierra entera es medicina: crece entre las milpas, se abre camino en la inmensidad de las fuentes acuíferas, sopla en el cálido aire de los desiertos, descansa en la profundidad de los llanos y las cuevas. En plantas y árboles, el alimento se llama sol. De él y del intrincado proceso de fotosíntesis es que sus beneficios se van tejiendo entre las hojas, raíces, tallos o cortezas.El primer registro de la flora medicinal mexicana, el códice De la Cruz-Badiano, data de 1522. El compendio detallaba el uso medicinal que los indígenas daban a las hierbas, su saber transmitido ancestralmente y luego aplicado a su labor como curanderos. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) asegura que de las 4 mil especies de plantas de las que se tiene registro en el territorio nacional, al menos 3 mil podrían tener efectos medicinales. No queda duda que son ellas quienes, previo a la medicina occidental, sanaron y salvaron a los nuestros. La abuela de tradición tolteca y autora del libro Soy mujer medicina, Eva Cecilia Solís Arroyo, me explicó en entrevista que una de las curaciones prehispánicas más importantes ha sido temazcal –un ritual ceremonial en el que piedras calientes son rociadas con agua y adicionadas con hierbas medicinales–. Gracias a él, nuestros ancestros permanecían sanos. Aunque lo pareciera, la medicina tradicional no está en el olvido. Culturas madre como la china y la india han incluido los saberes de la herbolaria en los planes de salud gubernamentales extendidos entre la población. Según comenta la abuela, en México los pueblos indígenas originarios siguen combinando la medicina tradicional en conjunto con la alópata. “El mundo vegetal está a nuestro servicio, es por esto que podemos darle una intención de sanación a cada planta”, asegura. Además, nos explica que, así como en el Ayurveda, cada planta posee un espíritu con una vibración o fuerza particular: la ardiente y la sutil, la masculina y la femenina. “Las primeras son plantas de vibración fuerte. Las ocupamos en los círculos de protección, purificaciones, limpias energéticas, etcétera… Las femeninas son las que se utilizan para atraer la belleza, las que ocupamos en las cremas para el rejuvenecimiento, para sanar”, concluye la abuela. Para extraer la esencia de la planta se realizan técnicas específicas como las vaporizaciones, infusiones, destilados y cocimientos con los que se crean tés, ungüentos, aguas de uso, emplastes, fomentos, macerados, lavados y baños, tinturas y cataplasmas. Sin embargo, con tan sólo incluirlas crudas o cocidas en los alimentos de todos los días, nos brindan todos sus beneficios. Los ingredientes mexicanos favoritos de la abuela medicinaEn la botica del hogar no deben faltar las gotitas de miel melipona, provenientes de una abeja sin aguijón, fundamentales para las civilizaciones mayas. Chamanes y curanderos de todas las épocas la han ocupado como expectorante, cicatrizante, antiséptico natural y contra enfermedades de los ojos y oídos. El momo u hoja santa, por su parte, constituye el aroma y el sabor de un sinfín de guisos en el suroeste del país. El nombre místico de esta planta no es casualidad: es el resultado de su gran poder sanador. Ha sido ampliamente usado como digestivo, pues ayuda al correcto funcionamiento intestinal y disminuye el dolor abdominal; disminuye la fiebre, alivia el insomnio y relaja los nervios.El muicle, que crece en los trópicos mexicanos, es efectivo para limpiar la sangre, desintoxicar el cuerpo. Para los mixes zapotecos y totonacos cura el empacho y, en recientes investigaciones, se ha comprobado su poder antidepresivo. La corteza de cuachalalate, nativa del sur nacional, se hierve en agua para tratar el cáncer, prevenir el linfoma, ayudar en problemas gástricos y de matriz, así como desinflamar el organismo. La chaya, también de origen mexicano, se usa para tratar la diabetes, para reducir peso y para prevenir la descalcificación en niños y adultos.Para la abuela, el epazote no falta en su olla de cocción por su sabor y sus propiedades antibióticas, bactericidas e insecticidas. “Hay que tomarlo cuando existe vomito, inflamación, comezón e incluso para ayudar a expulsar la placenta después de concebir”.Aunque no son mexicanas, la abuela asegura que las buganvilias son un gran expectorante para la broquitis, por lo que las incluye en sus temazcales y hasta crudas, en las ensaladas. El ajo es otro de sus favoritos porque “es desinfectante, desparasitante y diurético”, mientras que al laurel lo prepara en tés para promover el apetito en los niños. “Tenemos que ser conscientes de que el reino vegetal es un ser vivo. Hay que volver a conectarnos con los alimentos y las plantas que utilizamos al cocinar. Al estar vivos reciben la intención y la energía que nosotros les pongamos. La invitación es a reconectar con lo que nos alimenta, a hacer de la comida nuestra medicina”, finaliza la abuela Eva.
Michoacán es un estado abundante en riqueza cultural, con un legado arquitectónico casi tan impresionante como su pasado histórico, ¡y qué decir de su contexto artístico! Pero si hay algo por lo que destaca el estado de Michoacán, es por su maravillosa gastronomía tradicional, no por nada en 2010 la comida mexicana fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) bajo el paradigma de Michoacán. La cocina tradicional michoacana está conformada por platillos clásicos como la sopa tarasca, las corundas y, por supuesto, las famosas enchiladas morelianas, entre otros. Dichas recetas se constituyen por ingredientes oriundos de la región del campo, de sus lagos y hasta del mar. Algunos de los que más destacan son los aguacates, los pescados de sus abundantes lagos, los hongos de las montañas y las truchas de los ríos. Estos ingredientes sólo podrían ser transformados en auténticos manjares por las cocineras tradicionales, quienes nos han compartido sus secretos culinarios a través de Morelia en Boca, el Festival Internacional de Gastronomía y Vino de México, uno de los más importantes del país donde confluyen productos regionales de gran calidad, recetas irresistibles y muy creativas y conceptos gastronómicos locales y nacionales. Disfruta exclusivamente para ti, suscriptor de KiwiPro, la cocina tradicional michoacana, que las cocineras más pro de Michoacán, México, tienen para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD