Los estrenos del 2017 más esperados para disfrutar con unas palomitas
Consejos de Hogar

Los estrenos del 2017 más esperados para disfrutar con unas palomitas

Por Kiwilimón - Enero 2017
El inicio de año tiene muchas cosas buenas y una de ellas es que nos enteramos de todos los estrenos que vienen y que podemos disfrutar en la comodidad de nuestra casa. Ya sean eventos deportivos, de moda o incluso películas que van subiendo, lo mejor es compartirlas en familia y acompañarlas con unas buenas palomitas, drinks y botanas. Aquí te decimos qué estrenos debes esperar este año que empieza.

Los Óscares (26 de febrero de 2017)

Como cada año el evento mas grande de la industria cinematográfica llega a nuestras pantallas. Ya sea que disfrutes los Óscares en familia o con amigos, siempre es divertido hacer quinielas para ponerle un poco de emoción al asunto. En esta noche de gala donde se presentan las estrellas más grandes de Hollywood te recomendamos unas ricas palomitas, la botana de cine más popular y un poco de champaña para no fallar con la gala. Receta recomendada: Palomitas con chocolate Receta recomendada: Kir de melón Club de Cuervos (Enero 2017) Esta serie ha enamorado a todo México. Puede que se trate de un equipo de fútbol en ascenso, pero la realidad es que lo que nos atrapa es el conflicto familiar entre los hermanos Iglesias. Este enero Netflix soltó la segunda temporada así que ya puedes pasar diez horas seguidas en frente a la televisión para ver cómo se desarrolla una de las series jóvenes más aclamadas de la televisión mexicana. Sin duda unos nachos van bien para ver esta serie. Receta recomendada: Nachos Super Bowl (5 de febrero de 2017) Si hay un evento deportivo que supera a todos los demás en cuanto a convocatoria y expectativa ese es el Súper Tazón. La versión 51 está a la vuelta de la esquina y no podemos imaginarnos una mejor forma de disfrutarlo que con unas ricas alitas y cerveza. Más allá de qué equipos lleguen a la final, pues aún está por definirse, este evento nunca decepciona ni por lo que pasa en el juego ni con lo que ocurre en el medio tiempo. Receta recomendada: Alitas infierno Receta recomendada: Clamato con chela Una Serie de Eventos Desafortunados (13 de enero de 2017) De entre los muchos estrenos de este inicio de año uno de los más esperados por los pequeños es Una Serie de Eventos Desafortunados. Después de la película del mismo nombre que protagonizara Jim Carrey ahora regresa en formato serie con Neil Patrick Harris a la cabeza. Promete ser una serie de fantasía divertida que se puede ver en familia junto con una botana de galletas y leche. Receta recomendada: Galletas de triple chocolate Once Upon a Time (20 de enero de 2017) Esta popular serie ya tiene varias temporadas al aire, pero si tú usas Blim entonces hay buenas noticias pues estrenarán todos los capítulos que han salido en televisión. Lo interesante del programa es que usa a los clásicos personajes de Disney pero en un contexto diferente para una audiencia más adulta. Así que si recuerdas esas películas animadas con cariño, ésta es tu serie indicada para disfrutar con manzana de caramelo. Receta recomendada: Manzanas con caramelo  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El altar de muertos es un ritual muy importante para celebrar el Día de Muertos en México, ya que es el homenaje ideal para demostrar el cariño y respeto a nuestros fieles difuntos. Para poder hacer una ofrenda sin igual, además de añadir papel picado, velas, copal y flores de cempasúchil, a continuación te mostramos los x alimentos que no pueden faltar en tu altar. Pan de muerto El pan de muerto es un elemento esencial en las ofrendas, ya que su forma circular representa el ciclo de la vida, las tiras en forma de huesitos son las lágrimas de los difuntos y así mismo, la bolita en la parte superior, representa el cráneo de los mismo. Mole con arroz Este guisado típico mexicano comúnmente se ofrece en los estados de Michoacán y Puebla, ya que la tradición dicta que los espíritus llegan con hambre y qué mejor alimento para comenzar el festín que un ícono de la cocina mexicana que a todos nos encanta. Alcohol ¡Mezcal, tequila, rompope y hasta pulque! Estas bebidas alcohólicas son las más populares entre los altares, aunque también se pueden agregar otras; lo ideal es colocar las favoritas de nuestros muertitos. Fruta de temporada Es imprescindible colocar fruta de temporada en el altar de muertos; las mandarinas no pueden faltar, así como las jícamas, naranjas, manzanas y hasta peras. Todas estas frutas, además de alegrar la visita de los fieles difuntos, ayudarán a darle más colores y contrastes a la ofrenda. Agua No olvides colocar suficientes vasos de agua en tu altar, ya que éstos calmarán la sed de los espíritus y les ayudarán a continuar su camino una vez que se hayan saciado. Calaveritas de azúcar Tal como en la época prehispánica, el Tzompantli estaba cubierto con cráneos para ofrecer a los dioses, no olvides colocar en tu altar las típicas calaveras de azúcar, amaranto o chocolate para brindar honor a tus difuntos. Dulces típicos Si entre tus fieles difuntos existen niños, no olvides dejarles una sorpresa dulce como tamarindos, palanquetas, alegrías y cocadas para alegrar su camino. Tamales Los tamales son un alimento clásico en los altares de muertos, así que no olvides dejar al menos un tamal verde, uno dulce y otro de salsa roja para satisfacer a tus fieles difuntos. Históricamente se han encontrado ofrendas con tamales desde la época prehispánica hasta la época colonial y moderna. Atole y chocolate caliente Tanto el atole como el chocolate caliente son importantes representantes de la gastronomía mexicana y ambos tienen raíces prehispánicas, ya que el atole viene del maíz y el chocolate del cacao, por lo que es común verlos en las ofrendas, además de que son las bebidas ideales para darles un gustito a nuestros fieles difuntos. Sin duda, los alimentos y las bebidas son un elemento indispensable en el altar de muertos, pero recuerda que su principal función en honrar a quienes ya no están con nosotros, por lo que, si ellos tenían un platillo favorito, no olvides agregarlo a la ofrenda. ¿Tú conoces o sueles agregar algún otro alimento a tu altar de muertos?
Ante un año lleno de retos, la industria gastronómica mexicana se renueva y trabaja en equipo. Estas son algunas de las iniciativas que se están desarrollando en la capital del país. Expos gastronómicas Del 22 al 24 de octubre de 2020, World Trade Center de la Ciudad de México es sede de una alianza sin precedentes en beneficio de la industria gastronómica. Por primera vez, Expo Café, Gourmet Show, Salón Chocolate y Cacao y Exporestaurantes suceden de forma simultánea, con una rica oferta de productos en exhibición. Este magno encuentro se dirige a compradores de la industria (cafeterías, restaurantes, tiendas especializadas, hoteles, productores, distribuidores, entre otros). “Esta alianza permitirá tener el espacio idóneo para reactivar la dinámica de la industria y una oportunidad para los profesionales del sector”, aseguran sus organizadores.Más información: https://registro.expocafe.preregistroenlinea.comAsimismo, del 18 al 20 de noviembre se realizará la edición 23 de Expo Pan, la primera expo de la industria de la panificación del país que para este año lanza su versión: Expo Pan Virtual 2020. “Llevaremos Expo Pan a otro nivel en sintonía con las necesidades del momento. Mediante una plataforma digital, llamada Digital Virtual Center, presentaremos los stands virtuales de los participantes; tendremos áreas de negocios, conferencias y demostraciones en vivo para los asistentes de la industria”, afirma la organizadora. Más información: www.expopan.comMillChef, plataforma digital de chefs y restaurantes Millesime, el espacio que reúne desde hace diez años lo más destacado de la industria de la restauración en México, presenta MillChef, la primera plataforma digital que traslada a los mejores restaurantes y chefs de la ciudad donde tú decidas. Con una oferta de más de 25 chefs y restaurantes disponibles, así como las mejores barras especializadas de la ciudad, MillChef creará experiencias memorables con un equipo de expertos y todos los protocolos de sanidad impuestos por la nueva normalidad. ¡La experiencia de los mejores restaurantes de México ahora está a un clic de distancia! Más información: www.millchef.mx
¡Todos amamos el norte de México! Por eso, en esta entrega de joyas de esquina, viajaremos y compartiremos los favoritos de Chihuahua, Monterrey y Guadalajara. Descubre cuál es la mejor barbacoa, los tacos de bistec y cabrito obligados y las tortas ahogadas que nunca olvidarás de estos tres estados. Tienes una cita en estas paradas llenas de sabor y tradición. Barbacoa Estilo Parral, Chihuahua En esta recomendación semanal, viajaremos de la mano de Oscar Cortazar, chef de La Cocinería, en Chihuahua. Su favorito es la Barbacoa Estilo Parral. Elaborada con cabeza de res, puedes probarla en lonche (en telera), en tacos, en burrito y, por supuesto, en consomé. Cualquiera que elijas va acompañada de cilantro, cebollita, limón y dos salsas especiales para levantar a cualquier crudo: la roja, de chile de árbol, y la de jalapeño martajada. Oscar recomienda probarla con ambas. ¡Es la barbacoa legendaria de Chihuahua! Dirección: Hda. de los Morales 2008, Chihuahua.Tacos Primo, MonterreyLa filosofía de Monterrey es que la carnita asada siempre se hace en fin de semana, casi religiosamente. Es uno de los estados del país con mayor pasión por la carne y el asado. Para recomendar los mejores tacos callejeros, Sebastián de Alba Lozano, el fire master más joven del país, recomienda los Tacos Primo, ubicados en el centro de Monterrey. Aquí encontrarás uno de los mejores tacos de bistec, de machito y de cabrito de la región, que podrás acompañar con una variedad de salsas increíbles: la verde cremosita de jalapeño, una naranjita de chile de árbol con cacahuate y una más molcajeteada. “Me encantan por su sabor y tradición, yo desde niño he ido a estos tacos”, comenta Sebas. Dirección: Martin de Zavala 107, Colonia Centro, Monterrey.Tortas José el de la Bicicleta, las ahogadas de Guadalajara Clausuramos esta entrega de joyas de esquina con la recomendación de la editora gastronómica Wendy Pérez, fundadora del mezcal Aguas Mansas, quien asegura que cuando se trata de tortas ahogadas, todo tapatío no tiene una, sino al menos tres opciones como indispensables de esta preparación que se cuenta surgió en los años 40 gracias al ingenio de Ignacio Saldaña "El Güerito”. Esta torta con birote (obligatoriamente jalisciense), carne de cerdo, una untadita de frijol, salsa de jitomate y otra más picante, generalmente de chile Yahualica, más unos trozos de cebolla desflemada y col, es imperdible. “Aquí te va mi recomendación: Tortas José el de la Bicicleta (Mexicaltzingo 27), que desde 1960 sirve esta especialidad donde, además, debes pedir sus tacos dorados con carne. Agrego aquí mis otras dos básicas: Las del Príncipe Heredero (conocidas como las Sears en Epigmenio González y Manzano), y Las Enrique (Camarena 76). Ojo te preguntarán: ¿media o pura salsita?”. Encuéntralas en: @Tortas José el de la bicicleta Dirección: Calle Mexicaltzingo 27, Mexicaltzingo, 44180 Guadalajara, Jal.
En Perú me enamoré dos veces. La primera fue con las montañas, en el camino de seis meses que tracé de Cusco a Chiclayo. La segunda, más reciente, en una visita de diez días a Lima y Nazca. El motivo era casi contrario: en esta ocasión quería comerme la capital a mordidas. A la par extrañaba el acento, los huaynos, la cerveza Cusqueña, los chifles de la calle; en fin, extrañaba mi Perú. Pasadas las primeras veinticuatro horas de mi llegada no había duda: la cocina peruana me había reconquistado. En ese entonces su gastronomía ya había explotado como bomba ante la crítica mundial: por todos lados era reconocida como una de las más complejas y, claro, como una de las mejores. Después de recorrer prácticamente todo el país entre mi primera y segunda visita, lo que más añoro de la cocina peruana son los sabores del humo de la serranía. La pachamanca (manjar de carnes y verduras cocinadas bajo la tierra) me sabe a los Andes cuando sus picos inasequibles eran la cobija de mis noches. Lo relaciono con el recuerdo de las edificaciones monumentales incas, con su energía mística y abrumadora. Ahí, a más de 2400 m de altura, la cultura podía disfrutarse en un potaje denso donde no faltaba la papa, el ají, el huacatay. Jamás me he comido una palta (aguacate) más grande o una piña más dulce que las que probé allá en las alturas.Pero las regiones en Perú dividen los hallazgos. La accidentada geografía, los asentamientos y las migraciones terminaron por agrupar sus preparaciones: las hay marinas, las hay fusión –chifa y nikkei– andinas, criollas, africanas, amazónicas... Rico por donde se le vea. La más laureada quizá sea la cocina marina:es una ceremonia rendida al inmejorable producto de las corrientes frías de Humboldt en el Pacífico y adicionada casi siempre con toques orientales. Como en todos los países lo esencial se concentra en la capital. Hay que esquivar puestos y personas en las banquetas para llegar al ceviche o la leche de tigre más fresca en el Mercado no. 1 de Surquillo. Para un buen comilón de cocina china se toma camino al centro y se llega a San Joy Lao –imperdible el arroz chaufa de charqui y chanchito–. En barrios como Miraflores y San Isidro están las joyas intelectualizadas de los grandes chefs locales como Virgilio Martínez de Central, Pía León de Kjolle o mi gran favorito, Mitsuharu Tsumura de Maido, que lleva a la cumbre los sabores nikkei (mitad peruanos, mitad japoneses). Imposible dejar de mencionar a Astrid y Gastón de Gastón Acurio, el gran caudillo de la gastronomía peruana por el mundo; los sitios relativamente nuevos como Osso o los de siempre como Fiesta.Atrás nunca se quedan los guisos de las picanterías, los picarones que se consiguen en las tiendas cuando es temporada, y los anticuchos de las esquinas que lo encuentran a uno cuando lleva puesta la madrugada. Su olor a carne especiada hecha al carbón llama lo mismo que un anuncio gigante de neones. En las picanterías convergen los saberes de la cocina popular. Me da nostalgia pensar en sus chicharrones, sus chupes (caldos)– y sus patitas de chancho. En estos pequeños locales generalmente resguardados por una matriarca se recoge el génesis de la gran gastronomía peruana y las técnicas transmitidas por generaciones. Son de tanto valor las picanterías que varios distritos las han declarado Patrimonio Cultural de la Nación. La cocina peruana no se salva de lo exótico, lo intrincado. ¿Alguna vez han probado carne de llama, alpaca o cuy? En algunas zonas de Perú son un manjar. Y es que la textura de la alpaca es inigualable, se deshace a penas se le hinca el tenedor. Para mí era todo lo que pedía –y uno o dos pisco sours– tan pronto volvía al Cusco cada viernes, después de una semana internada en las montañas. A la cuenta faltan mil guisos, decenas de bebidas, postres que hacen suspirar y las preparaciones de regiones como Chiclayo o Arequipa. Trataré de hablar de todo en otras cartas editoriales. Tal vez con palabras pueda expresar todo el amor que siento por esta cultura y su comida. Mientras tanto, les comparto con todo cariño y respeto, una receta originaria de la ciudad de Huancayo y un imperdible de los restaurantes de Lima: la papa a la huancaína. La preparación original lleva obviamente ají amarillo, aunque aquí la hicimos con pimiento amarillo para que las cocineras de casa pudieran encontrarlo fácilmente. ¿Les digo algo? ¡Quedó buenaza!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD