¡Saca tu lado creativo! Ahorra y recicla con estos tips para el hogar
Consejos de Hogar

¡Saca tu lado creativo! Ahorra y recicla con estos tips para el hogar

Por Kiwilimón - Marzo 2016
Aprovecha lo que tienes en casa, ahorra y diviértete. A veces, sólo necesitamos pequeños cambios para hacer cosas realmente grandes. Hay muchos que dicen que ‘el buen juez por su casa empieza’ y con estos consejos será la mejor oportunidad para poner en práctica nuestra creatividad y de paso dar un ejemplo y ayudar al medio ambiente. Por diferentes motivos, no es extraño que en nuestras casas encontremos botellas de vidrio; muchas veces creemos que no nos sirven en lo absoluto y van directo a la basura, un error común en la mayoría, pues con un poco de trabajo, éstas nos ayudarían, incluso, a ahorrarnos unos pesos. A continuación les daremos unos tips para que esas botellas pasen a la cocina de la casa y se transformen en… ¡vasos! El objetivo fundamental es lograr partir la botella en dos trozos. Para ello necesitaremos los siguientes utensilios: - Botella de cristal. - Hilo de algodón grueso. - Alcohol 96. - Cubo con agua fría. - Mechero. Lo primero que debemos hacer es mojar un trozo de hilo de algodón en alcohol (deberá ser de la longitud suficiente como para atarlo alrededor de la botella). Después, lo enrollamos alrededor de la botella a la altura que deseemos realizar el corte y prendemos el cordel mojado en alcohol con mucho cuidado; esperamos a que se apague. En cuanto empiece a apagarse, sumergimos la botella en el cubo de agua y esperamos a que se escuche que la botella se partió en dos. Si vemos que el cristal se resiste a romperse, podemos repetir el proceso tantas veces como queramos pero siempre poniendo el hilo en el mismo lugar. Cuando consigamos que la botella esté dividida en dos, lo único que queda por hacer es lijar las imperfecciones que hayan aparecido mediante una lija gruesa. El procedimiento es muy sencillo e incluso puede ser una actividad que se realice en familia, sin embargo, si es importante señalar que pese a esto, los materiales pueden ser peligrosos para niños pequeños, por lo cual es recomendable hacerlo con edades de 12 años en adelante. Y aprovechando la remodelación ¡Cámbiale el look a tu hogar! Existen muchos materiales para hacer diferentes cosas para el hogar y si se quiere un pequeño cambio en la casa y poco efectivo, tal vez se deben probar otros métodos. Si tienes una ventana simple y sin detalles y quieres decorarla sin quitarle luz natural, este proyecto es para ti. Se trata de una sencilla cortina de papel, está realizada con papeles de distintos pesos que le otorgan movimiento y textura para conseguir un cortinado. Esta manualidad, simple y rápida, le dará un toque distinto a cualquier ventana de tu casa. Elige los colores de acuerdo a la habitación que estés decorando. Materiales: Papeles de diferentes grosores y peso en la gama de colores elegida (se consiguen en librerías artísticas) Tijeras Hilo grueso o cordel Ganchos para cortinas Corta cuadrados de los diferentes papeles, con una gama de colores coherente para que aporte a la decoración. Lo más simples es elegir un color y de acuerdo a él los papeles de diferentes tonalidades del mismo. La cantidad de cortes necesarios dependerá del largo y ancho de la cortina que harás; por ende también de la ventana. Enhebra los cuadrados entre sí con hilo grueso o cordel. Deben existir espacios regulados para hacer una hilera tan larga como sea la ventana y haz nudos, sobre las partes superior e inferior de cada cuadrado, para asegurarlos. Finalmente cuelga cada hilera de un gancho y luego de una barra, ambas para cortina, a una distancia regular, formando el cortinado.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
La época de invierno es una temporada donde abundan las enfermedades virales y respiratorias, pero ninguna había tenido un impacto tan grande a nivel mundial como el nuevo coronavirus, conocido como COVID19. Los primeros casos de Coronavirus se dieron en diciembre del año pasado en China, propagándose rápidamente a más de 50 países a lo largo del mundo, alcanzando así un total de 80 mil infectados en el país asiático y más de 3.500 personas a nivel internacional. Ahora que se han detectado los primeros casos de Coronavirus en México, es necesario tomar en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir el contagio, entre las cuales destacan lavarse las manos constantemente y cubrirse la boca con la parte posterior del codo en caso de estornudo o tos. Del mismo modo es importante subir las defensas del cuerpo y qué mejor forma de hacerlo que con estos remedios caseros que incluyen una importante cantidad de propiedades como la vitamina C. Miel con limón El limón es un cítrico alto en vitamina C y la miel contiene propiedades antisépticas que ayudan a prevenir las infecciones, por lo que este remedio es excelente para calmar la tos y el ardor de garganta. Te recomendamos mezclar dos cucharadas de miel caliente con el jugo de un limón y tomar despacio. Té de equinácea La equinácea estimula el sistema inmunológico gracias al equinacósido que la compone, el cual tiene propiedades antibacterianas y antivirales, por lo que consumirla durante los primeros síntomas de la gripe disminuye el malestar y acorta su duración. Para su preparación solo es necesario hervir una taza de agua con una cucharada de hojas secas de equinácea. Shot de jengibre El jengibre tiene numerosas propiedades que resultan bastante beneficiosas para la salud, entre las cuales destacan por supuesto su carácter antibiótico y antinflamatorio. Para aprovechar al máximo estas cualidades, puedes licuar un pedazo de jengibre de 3 centímetros con el jugo de 2 limones y agregar un poco de miel. Té de ajo El ajo tiene un alto porcentaje de alicina, un antibiótico natural que fortalece las defensas del sistema inmunológico y funciona como analgésico, expectorante y antiséptico pulmonar. Puedes hervir dos dientes de ajo pelados en una taza de agua y agregar un poco de endulzante para aminorar su fuerte sabor. Recuerda que si llegaras a presentar fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta y escurrimiento nasal, lo más recomendable es que acudas con tu médico para que te generen un mejor diagnóstico y así evitar cualquier complicación.
En cuestión de belleza, existe una gran variedad de productos con distintos precios, marcas y estilos; sin embargo, muchas veces la naturaleza es nuestra gran aliada, ya que muchísimos elementos extraídos del entorno proveen propiedades que son buenísimas y muy útiles tanto para la salud, como para la cosmética.Las fresas, además de ser deliciosas son muy benéficas para el organismo, ya que tienen un bajo índice de calorías, alto valor energético, altos niveles de vitamina C, ayuda a nivelar el colesterol, aportan vitamina B y son antioxidantes y antiinflamatorias natural, fortalecen los huesos, mejoran la vista y favorecen la circulación sanguínea.Sin embargo, también son muy efectivas en tratamientos de belleza y aquí te vamos a enseñar cómo puedes usarlas para mejorar la apariencia de tu piel.Como lo mencionamos anteriormente, la fresa contiene un importante nivel de vitamina C y ácido elágico, que ayuda a combatir los daños de los radicales libres, como la resequedad, las líneas de expresión y la flacidez, por lo que, incluyéndolos en tu dieta diaria, podrás contribuir a retardar los efectos de la edad desde adentro. Además, las fresas también tienen un alto contenido de ácido salicílico que es gran aliado a la hora de combatir los brotes de acné y regular la producción de grasa del rostro.Estas son algunas de las mascarillas que puedes hacer y usar en casa, son fáciles de preparar y verás que te serán de mucha ayuda para la apariencia de tu piel:- Limpieza profundaUsa media taza de fresas maduras y limpias y mézclala con ¼ de taza de fécula de maíz hasta obtener una pasta espesa. Colócala sobre tu cara previamente lavada, déjala por veinte minutos y luego enjuega.- ExfolianteIncorpora un huevo, media taza de fresas, una cucharada de miel natural y una cucharada de jugo de limón hasta obtener una mezcla que deberás aplicar sobre tu rostro evitando los ojos y los labios. Después de 10 minutos, enjuaga con agua fría. - Anti acnéPara esta mascarilla debes de mezclar ¼ de taza de fresas limpias con una cucharada de crema agria y aplícala sobre la zona afectada de tu piel limpia y seca por 10 minutos y posteriormente enjuaga. Esta mascarilla la puedes usar dos veces por semana para mejores resultados.Como ves, estos frutos no sólo son deliciosos, nutritivos, sino también nos ayudan a lucir bellas. Todo un regalo de la naturaleza ¿No crees?
Cada cierto tiempo surgen nuevas dietas y nuevas tendencias para mejorar nuestros hábitos alimenticios y bajar de peso y pese a que cada una tiene sus propio métodos, pros y contras, lo que es una constante es que todas son para ser más saludables y lucir mejor. Una de las tendencias que ha permanecido por más tiempo es el ayuno intermitente, que en realidad no es una dieta, sino una técnica implica restringir alimentos durante un tiempo determinado.¿Qué es el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Esta estrategia tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y nuestra salud.Tipos de ayunoAunque existen distintos tipos de ayuno intermitente, los más populares son ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 48 y el 12/12.El ayuno 16/8 consiste en realizar periodos de ayuno de 16 horas, seguido de periodos de alimentación durante 8 horas. Por ejemplo, si tu primera comida fue a las 2 de la tarde, tendrías toda la ingesta de tus calorías entre las 2 de la tarde y las 10 de la noche, durante 8 horas, realizando dos comidas únicas durante el día, y al día siguiente volverías a comer tras 16 horas desde la última comida, es decir, a las 2 de la tarde de nuevo.Ell ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo desayunar a las 8 de la mañana y cenar a las 8 de la noche. El ayuno de 24 y el ayuno de 48 se basan en periodos de ayuno de 24 horas y 48 horas, respectivamente. Aunque el cuerpo está capacitado para realizar este tipo de prácticas, te recomendamos consultar a un especialista antes de hacerlo, para evitar algún problema de hipoglucemia, falta de energía o algo por el estilo.Beneficios del ayuno intermitenteSegún la revista Science, el ayuno intermitente ayuda a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y también las metabólicas, entre las más comunes la obesidad y la diabetes; incluso, ayuda a revertir alguna de sus consecuencias. También se ha encontrado una menor incidencia de cáncer y enfermedades neurodegenerativas entre las personas que practican el ayuno intermitente. Entre los beneficios del ayuno, se ha encontrado que contribuye a la mejora de la sensibilidad a la insulina, una regulación de la presión sanguínea, o, incluso, reducir los síntomas de la esclerosis múltiple.Es importante destacar que el ayuno es sólo una herramienta más, con muchos beneficios, pero que lo indispensable es tener hábitos saludables, una alimentación más sana y algo actividad física en nuestro día a día.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD