Salud en tu cocina
Consejos de Hogar

Salud en tu cocina

Por Kiwilimón - Octubre 2013
 
La limpieza de la cocina es súper importante para evitar enfermedades o infecciones como salmonella. Ahora bien, que la cocina parezca limpia no necesariamente significa que esté libre de bacterias. Acuérdate que éstas son microscópicas y por tanto pueden estar escondidas en los lugares más recónditos de tu estufa, licuadora o refrigerador.   Esta lista te ayudará a mantener tu cocina saludable: 1. Cajón de verduras de tu refrigerador: Vacía y lava con agua tibia y jabón al menos una vez al mes. 2. Compartimento de carnes: También es necesario lavarlo al menos una vez al mes y cada vez que se caigan jugos de alguna carne. 3. Licuadora: Después de usar tu licuadora desarma la parte de abajo por completo. Lava y seca  las partes por separado. 4. Abrelatas: Aunque parezca que no está sucio, es importante lavar tu abrelatas después de cada uso con agua tibia y jabón. 5. Espátula: Lava después de cada utilización. Si la espátula es de dos piezas desármala y lava cada una por separado. 6. Tubo de agua de tu refrigerador: Si tu refri tiene salida de agua hay que limpiar ésta al menos dos veces a la semana y los ductos una vez al año. 7. Hielera de tu refrigerador: Apaga el refri y deja que se derritan los hielos restantes. Lava el compartimento con agua tibia y jabón una vez al mes. 8. Bloque de cuchillos: Si tienes tus cuchillos almacenados en un bloque de madera, utiliza un pequeño pincel para limpiar las rajaduras con agua tibia y jabón, una vez al mes. No quiero asustarte y activarte una especie de obsesión por la limpieza, simplemente te comparto algunas recomendaciones a tener presentes cuando limpiamos la cocina.   Haz click aquí para encontrar las deliciosas recetas que kiwilimón tiene para tí.  

"Como siempre: ¡la salud va primero!"

 
Artículo cortesía de       
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
9 remedios caseros para deshacerse de las hormigas en casa
Las hormigas son unos pequeños insectos que suelen invadir nuestras casas, especialmente nuestras cocinas y alacenas, pues son atraídas por todo tipo de alimentos. Si no pones atención, cuando menos lo pienses tendrás hormigas en casa. En Kiwilimón sabemos que mantener tu hogar limpio y libre de plagas es muy importante, por eso te recomendamos estos remedios caseros para deshacerte de las hormigas para siempre. Remedios caseros para acabar con las hormigasPrueba estos fáciles, prácticos y económicos remedios caseros para acabar con las hormigas de una vez por todas. Vinagre blancoEl vinagre blanco tiene muchos usos, pues sirve para limpiar vidrios, blanquear ropa y eliminar los malos olores, sin embargo, también es excelente para eliminar hormigas de tu cocina o de tu casa en general. Si te encuentras con hormigas en casa, te recomendamos mezclar un poco de agua y vinagre, humedecer un trapo con esta mezcla y limpiar la superficie, aunque también puede utilizar solo vinagre. Este remedio será muy efectivo, pues el vinagre blanco no solo mata a las hormigas, también funciona como un repelente natural, por eso es ideal para combatir a estos molestos insectos en la cocina, pues no es dañino o tóxico. Naranjas y limonesEstos dos cítricos son una muy buena opción para eliminar las hormigas en casa sin utilizar químicos. Para deshacerte de estos insectos en un dos por tres, solo necesitas cáscara de limón amarillo o de naranja y agua caliente. Utiliza esta infusión para limpiar la cocina y otras superficies en donde comúnmente encuentras a estos insectos. También puedes colocar algunas cáscaras de estos cítricos en tu alacena o cocina, ya que el olor actúa como un repelente natural para las hormigas.También puedes leer: Remedios naturales para mantener a los insectos lejos de tu hogarGranos de caféEn caso de que quieras probar este remedio casero, tendrás que usar café de grano molido, no café soluble. Una vez que te prepares un aromático café, guarda los granos molidos y pon un poco en charolas de plástico y colócalas cerca de la cocina, las plantas, ventanas y otros lugares que suelen ser invadidos por las hormigas. Una vez que la mezcla esté seca, deberás cambiarla por granos de café que hayas utilizado recientemente, pues este remedio solo funciona si la mezcla está húmeda. SalEliminar hormigas es muy fácil, pues la mayoría del tiempo solo necesitas ingredientes que ya tienes a la mano. En este caso, toma un poco de sal y espárcela por los lugares que las hormigas usan para entrar a tu casa: ventanas, grietas y puertas. Sin embargo, debes utilizar sal de mesa, no de grano, pues esta es mucho más eficaz. Otra manera de usar sal para ahuyentar a las hormigas es preparando un repelente natural. Solo debes poner un poco de agua a hervir y añadir bastante sal, después transfiere esta mezcla a un atomizador y aplica el spray en los lugares en donde veas hormigas. CanelaAunque parezca difícil de creer, la canela es uno de los mejores ingredientes para eliminar a las hormigas, pues su fuerte olor las ahuyenta. Puedes utilizar canela molida o canela en raja para este práctico repelente casero, luego coloca la canela cerca de puertas y ventanas. Para un efecto aún más poderoso, también puedes añadir unas gotas de aceite esencial de canela al polvo. MentaEsta fresca y aromática planta será tu mejor opción para acabar con las hormigas de una vez por todas, pues funciona como un repelente natural, el cual además es eficaz contra otros insectos. Mezcla unas gotas de aceite esencial de mental con una taza de agua, transfiere la mezcla a un atomizador y usa el repelente natural en puertas, ventanas y otras áreas afectadas por las hormigas. Además de ser un remedio práctico y fácil, también dejará un olor agradable por toda tu casa. PimientaLa pimienta es una especia esencial en la cocina, pues aporta un gran sabor a todos los platillos, sin embargo, también nos sirve para deshacernos de las hormigas, pues el fuerte olor de la pimienta ahuyenta a estos insectos. Si quieres eliminar a las hormigas de tu casa y cocina en tiempo récord, solo coloca un poco de pimienta molida en ventanas, la alacena y detrás de los electrodomésticos.También puedes leer: Cómo eliminar las hormigas de un huerto caseroLíquido para vidrios y jabón para trastesNo tienes que gastar ni un peso para mantener tu hogar limpio y libre de hormigas, pues tienes todo lo que necesitas en casa. Para este práctico remedio, solo necesitas mezclar un poco de líquido para vidrios y jabón para trastes, pon la mezcla en un atomizador y aplica en ventanas y puertas, esto mantendrá a estos insectos fuera de tu casa. Recuerda limpiar el líquido después de aplicar. Jabón para manosPuedes usar jabón para manos para combatir a las hormigas, pues es igual de efectivo que otros líquidos y jabones. Mezcla un poco de jabón con agua, coloca en un atomizador y aplica en la cocina, en puertas y ventanas. Consejos para mantener a las hormigas lejosAdemás de utilizar estos prácticos remedios caseros, también puedes seguir las siguientes recomendaciones: Mantén todos los alimentos dulces en envases sellados o botes, pues todo lo dulce atrae a las hormigas.Sella cualquier grieta o agujero que las hormigas puedan usar para entrar a tu cocina o alacena.Limpia tu casa con frecuencia, de esta manera no habrá restos de comida que atraigan a estos insectos.Saca la basura con frecuencia, especialmente aquella que contenga restos de comida.En caso de que la cantidad de hormigas en casa se incremente, lo más recomendable será utilizar un insecticida para hormigas o acudir a un profesional.
¿Cómo lavar distintos vegetales?
En kiwilimón sabemos que llevar una dieta balanceada es muy importante, por lo que es esencial que consumas una cantidad adecuada de proteína, granos, cereales, frutas y verduras. No hay mejor manera de mejorar tu dieta que cocinando platillos balanceados, sin embargo, antes de comenzar a cocinar, es muy importante que laves y desinfectes las verduras correctamente. Aunque puede sonar un poco tedioso, en realidad es muy fácil. ¡Aquí te decimos cómo desinfectar las verduras de la forma correcta! ¿Por qué es importante lavar y desinfectar las verduras?Es de suma importancia que todos los vegetales que uses estén 100% limpios, pues de acuerdo con los expertos, estos podrían estar contaminados con listeria, cólera y salmonela, bacterias que provocan enfermedades severas. Por otro lado, también podrías encontrarte con huevecillos e insectos, por lo que lo más recomendable es mantener un régimen estricto de limpieza cuando se trata de tu cocina y los alimentos que consumes. También puedes leer: ¿Cómo lavar el brócoli para eliminar bacterias y gérmenes?Antes de comprar tus verdurasAntes de acudir al mercado o a tiendas de autoservicio, debes recordar que las frutas y verduras pasan por muchas personas antes de llegar a ti, por lo que es vital que las laves y desinfectes una vez que llegues a casa. De acuerdo con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), los vegetales pueden contaminarse con bacterias a través del contacto con animales o sustancias nocivas en la tierra o el agua. Por otro lado, este tipo de alimentos también pueden contaminarse al guardarlos de manera incorrecta o a la hora de prepararlos. A la hora de comprar verduras, los expertos recomiendan escoger aquellas que no estén maltratadas, mientras que en el caso de los productos que ya están cortados, como en el caso de las ensaladas, debemos asegurarnos de que estén en refrigeración. ¿Las verduras se lavan con jabón?Aunque en países como Estados Unidos se recomienda enjuagar las frutas y verduras con agua y no usar jabón, en México sí se recomienda el uso de jabón y desinfectantes. Por su parte, el gobierno federal indica que “los alimentos de origen vegetal se lavan en forma individual o en manojos pequeños con agua potable, estropajo o cepillo (si es necesario), jabón o detergente, se enjuagan con agua potable y desinfectan”. En caso de que utilices desinfectantes para alimentos, es importante que sigas las instrucciones del producto al pie de la letra. También es esencial que este producto esté autorizado por la Secretaría de Salud. También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?¿Cómo se deben lavar las verduras?En general, los expertos recomiendan una serie de consejos básicos de higiene para que tus verduras estén perfectamente limpias y las puedas cocinar:Lávate las manos con agua y jabón, por lo menos durante 20 segundos, antes de tocar las verduras.Si las verduras tienen alguna magulladura, corta esta parte antes de consumirla o usarla para preparar algún platillo.En el caso de las verduras que se pelan, debes lavarlas muy bien antes de quitar la cáscara, pues las bacterias podrían adherirse a la verdura.Si la verdura tiene una superficie porosa, como en el caso del apio, lo más recomendable es utilizar un pequeño cepillo para lavar este tipo de alimentos.Una vez que los alimentos estén limpios, debemos secarlos con un trapo limpio o una toalla de papel, para eliminar cualquier residuo.En el caso de los vegetales con abundantes hojas, como la lechuga y la col, deberás remover las hojas que estén dañadas, lavarlas y luego desinfectarlas.Recuerda que es muy importante que enjuagues todas las verduras con abundante agua para eliminar cualquier resto de jabón, pues su consumo es dañino.¿Cómo lavar distintos vegetales?Aunque las autoridades recomiendan el uso de jabón y abundante agua, hay algunas consideraciones que debes tomar en cuenta en el caso de cada alimento. AjoEl ajo es sumamente importante en la cocina mexicana, pues le da un toque extra de sabor a todo tipo de guisados, salsas y sopas. Para limpiarlo, lo único que debes hacer es remover la cáscara de la cabeza de ajo y también debes pelar los ajos de vayas a utilizar para tu receta. ApioDebido a que el apio tiene una textura llena de surcos, lo más recomendable es utilizar un pequeño cepillo para eliminar la tierra, polvo o cualquier otra sustancia. Recuerda enjuagar muy bien, así como quitar las hojas y cortar las puntas, ya que están suelen estar maltratadas. BetabelEl betabel, también conocido como remolacha, es un excelente ingrediente para preparar ensaladas frescas y botanas picositas. Sin embargo, debes lavarlo muy bien, pues suele tener mucha tierra. Una vez que esté lavado y seco, puedes pelarlo y remover el tallo. BrócoliNo hay nada más reconfortante que una crema de brócoli con queso, pues este vegetal tiene muchos beneficios para la salud. Debido a que está formado por pequeños árboles, es aconsejable cortar el brócoli en piezas y luego lavarlas con abundante agua y jabón. Coloca los árboles de brócoli en una coladera y deja escurrir y secar. No olvides remover las partes que estén dañadas. CalabazaLa calabaza es una excelente opción para preparar platillos económicos, rendidores y saludables. Antes de poner manos a la obra, deberás lavar muy bien calabazas, pero con mucho cuidado, pues pueden aplastarse fácilmente. CebollaLa cebolla es otro ingrediente vital dentro de la gastronomía mexicana, pues les da un gran sabor a los frijoles de la olla, los bisteces encebollados, las ensaladas de nopales, salsas y caldillos. Para limpiarlas, se aconseja remover la capa exterior, pues está suele estar maltratada y contiene polvo o tierra. ChampiñonesLos beneficios de comer champiñones son muchos, por eso se recomienda incluirlos en tu dieta diaria. Además, son un alimento muy versátil, pues puedes preparar pastas, sopas, ensaladas y otros deliciosos guisados con champiñones. Para lavarlos, lo primero que debes hacer es retirar la tierra que se adhirió a este vegetal y el tallo, pues ahí es donde se almacena la mayor cantidad de tierra. Después deberás lavarlos con suficiente agua y jabón, puedes utilizar un cepillo pequeño o tus manos. Es importante que los seques muy bien. Recuerda que no debes dejar los champiñones remojándose en agua o guardarlos cuando aún estén húmedos.También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu horno usando bicarbonato de sodio?Col, espinaca y lechugaSi quieres mejorar tu alimentación, lo mejor que puedes hacer es incluir deliciosas y frescas ensaladas en tu menú semanal, no te arrepentirás, pero antes de prepararlas, deberás lavar y desinfectar los ingredientes muy bien. En el caso de los vegetales de hojas como la col, la espinaca, el kale y la arúgula, es muy importante que los laves con cuidado, pues pueden tener insectos, tierra y polvo. Debes comenzar por quitar un par de hojas, pues estás suelen contener la mayor cantidad de tierra. Después, separa las hojas y lávalas con jabón y agua. Recuerda enjuagar muy bien para remover todo el jabón. Posteriormente, desinfecta las hojas siguiendo las instrucciones del producto. Una vez que los vegetales estén limpios y desinfectados, deja que se sequen y estarán listos para preparar nutritivas ensaladas.ColiflorAl igual que en el caso del brócoli, lo mejor es cortar la coliflor en pequeños árboles, para después lavarlos con agua y jabón. Una vez secos, puedes preparar unos crujientes boneless de coliflor o el platillo que más se te antoje. Flores comestibles, hierbas de olor y quelitesEn el caso de alimentos como la flor de calabaza, el cilantro, el perejil y todos los quelites, es importante que los laves y desinfectes muy bien antes de su consumo. Antes de lavar las hojas, remueve las que ya estén marchitas y recuerda que se deben escurrir y secar muy bien antes de usarlas. JitomateEl jitomate es vital dentro de las cocinas, pues es un ingrediente esencial para salsas, guisados, moles y todo tipo de platillos. Para lavarlos, solo debes usar un poco de jabón y agua, pero debes tener cuidado, pues podrías aplastarlos fácilmente. PapasSi quieres preparar un cremoso puré de papas o unas crujientes papas a la francesa, primero debes lavar muy bien estos tubérculos. Después, usa un cepillo pequeño para remover toda la tierra y polvo. Deja secar antes de usar. Pimiento morrónEl pimiento morrón es una excelente opción para preparar deliciosos platillos, pues se pueden rellenar con arroz, quinoa y carne. Antes de preparar cualquier platillo, deberás lavar muy bien los pimientos, pues polvo y tierra suele acumularse en el tallo. Recuerda que debes lavarlos con mucho cuidado, pues pueden dañarse fácilmente. ZanahoriaLa zanahoria no puede faltar para preparar un caldo de camarón o de pollo, sin embargo, debido a que crecen bajo tierra, es muy importante que las laves con abundante agua y jabón. Puedes usar un cepillo para remover toda la tierra de los surcos. Antes de lavar tus verdurasEs muy importante que recuerdes que no debes lavar y desinfectar las frutas y verduras hasta que las vayas a comer o preparar, pues si las lavas mucho tiempo antes y las guardas en el refrigerador, es más probable que crezcan bacterias y se echen a perder.
3 maneras de hacer exfoliantes caseros y sencillos
Exfoliar la piel no es algo que tengamos que hacer diario, pero de vez en cuando, el órgano que recubre nuestro cuerpo puede beneficiarse mucho de esto y qué mejor si podemos hacerlo con ingredientes naturales y de forma casera.La exfoliación puede ayudar a mejorar la salud y la apariencia de la piel de varias maneras, por ejemplo, puede darle a la piel un aspecto más brillante porque elimina la capa superior de células muertas y también puede estimular la producción de colágeno, para que la piel se mantenga firme y radiante.Otro beneficio de la exfoliación casera es que puede mejorar la eficacia de cualquier crema que uses posterior a hacerlo, así que si exfolias tu piel antes de aplicar una crema, esta penetrará profundamente en lugar de asentarse en la superficie.Por último, estas opciones para hacer exfoliantes caseros y sencillos te permitirán tener un momento de relajación, para poder masajear tu piel, cualquier día que estés cansada o estresada. La forma más fácil aplicar un exfoliante corporal es durante el baño y sólo implica masajear suavemente el exfoliante sobre la piel con movimientos circulares y enjuagar bien con agua tibia.Exfoliante casero con azúcar morena o mascabadoEl azúcar moreno o mascabado es un ingrediente económico y accesible que es más suave para la piel que la sal marina o la sal de Epsom, lo cual lo hace un ingrediente ideal para pieles sensibles. Asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte, para que tu piel no se sienta pegajosa.1/2 taza de azúcar morena o mascabado1/2 taza de aceite de coco (también puedes usar aceite de oliva o de almendra)Mezcla bien el azúcar moreno con el aceite en un tazón. Si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia correcta; también puedes añadir una o dos gotas de un aceite esencial en la mezcla. Cuando estés satisfecha con la consistencia y fragancia del exfoliante, pásalo a un recipiente con tapa, para conservarlo más tiempo.Exfoliante casero de té verdeRico en propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el té verde tiene varios beneficios para la piel, además de que se puede agregar fácilmente a un exfoliante corporal casero junto con otros ingredientes nutritivos.2 bolsas de té verde1/2 taza de agua caliente1 taza de azúcar moreno o mascabado1/4 taza de aceite de coco derretidoColoca las bolsitas de té en el agua caliente y deja reposar hasta que se enfríe. Mientras el té se enfría, coloca el azúcar moreno en un tazón y mezcla con el aceite de coco derretido. Agrega el té frío a la mezcla (es importante que el té esté frío para que el azúcar no se disuelva).Si la mezcla se desmorona demasiado, añade más aceite de coco; si está demasiado líquida, agrega más azúcar morena. Cuando hayas alcanzado la consistencia deseada, coloca el exfoliante en un frasco.Exfoliante casero de caféEl café es uno de los ingredientes más comunes entre los exfoliantes corporales caseros, pues los gránulos son suaves para la piel, pero siguen siendo eficaces para eliminar las células muertas de la superficie de la piel. 1/2 taza de posos de café2 cucharadas de agua caliente1 cucharada de aceite de coco, tibioMezcla los posos de café con el agua caliente y luego agrega el aceite de coco. Si es necesario, agrega más café molido o más aceite para obtener la consistencia correcta y finalmente, pasa la mezcla en un recipiente.Es importante mencionar que estos exfoliantes caseros sólo deben usarse en el cuerpo, no en la cara, pues esta es más sensible que la piel del resto del cuerpo. Además, evita exfoliar la piel si está quemada por el sol, agrietada o rota, enrojecida, hinchada, o recuperándose de una exfoliación química.Si decides agregar algún aceite esencial a tu exfoliante corporal casero, primero haz una prueba de parche con el aceite diluido en la piel para asegurarte de que no te hará reacción en la piel y si tienes la piel sensible o muy seca, habla con tu médico o dermatólogo para averiguar si la exfoliación con un exfoliante corporal es adecuada para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD