Tips de seguridad en la cocina que debes conocer
Consejos de Hogar

Tips de seguridad en la cocina que debes conocer

Por Kiwilimón - Marzo 2016
La cocina es un lugar donde creamos platillos deliciosos, donde dejamos nuestra imaginación volar y nos esmeramos con amor para hacer felices a nuestras familias e invitados. Por otro lado, la cocina también puede ser un lugar con específicos peligros pues se está trabajando con fuego, gas y en muchas ocasiones, objetos filosos. Hoy te dejamos algunos tips importantes de seguridad que te asegurarán que tú y tus seres queridos estarán perfectamente sanos. 1.- Permanece en la cocina cuando estés friendo o asando alimentos a la parrilla. Si debes abandonar la habitación, sin importar que sea por un tiempo breve, apaga la estufa para evitar accidentes. 2.- Si estás horneando o hirviendo utiliza un temporizador. Es usual que nos olvidemos en ocasiones de esas cocciones largas y dejemos a estufa calentándose. Esto puede llevar a derramamientos de agua hirviendo y acumulación de humo en la cocina. 3.- Trata de no dejar objetos de tela cerca de las hornillas ya que pueden incendiarse. Estos incluyen agarraderas, manoplas para horno, utensilios de madera, bolsas de plástico o papel, envases de alimentos, toallas y cortinas. 4.- Mantén la superficie de la estufa limpia. Hay ingredientes que pueden ser inflamables por lo que si la mantienes sin migajas es mucho más seguro. Además, puede ser peligroso que la parte de arriba de la estufa esté grasosa pues puede prestarse a resbalones y caídas de material de cocina. 5.- Conecta el horno de microondas o los electrodomésticos de cocina directamente en el tomacorriente. Nunca utilices un electrodoméstico con cable de extensión ya que puede sobrecargar el circuito y generar un incendio. 6.- Cocina con tus mangas remangadas o utiliza prendas de manga corta. Esto te asegura que tu ropa no entre en contacto con flamas o líquidos calientes que pueden causarte alguna quemadura. 7.- Mantén los cuchillos y piezas punzocortantes guardados y fuera del alcance de los niños. Así es mejor para evitar accidentes. También, cuando tus pequeños estén en la cocina o quieran prepararse algo que incluya usar electrodomésticos o las hornillas, siempre supervísalos. Para que sepas cómo responder en caso de algún pequeño incidente, aquí te dejamos algunos consejos: Primeros auxilios para quemaduras leves Cómo recoger piezas de vidrio del piso sin cortarte Cómo quitar manchas de vino y comida de la ropa      
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
Para mantener una alimentación saludable y buenos hábitos alimenticios, es necesario llevar una dieta balanceada, pero si además quieres echarte una mano consumiendo alimentos bajos en calorías, esto te interesa. Conoce cuáles son las verduras que tienen menos calorías.ChampiñonesSin importar el tipo de champiñón que decidas usar en tus recetas, puedes tener la certeza de que estará lleno de nutrientes con muy pocas calorías (15 por taza).CalabacitasEste es un alimento básico para perder peso, ya que te satisface rápidamente y por más tiempo, y solo aporta 20 calorías por taza.ArúgulaEste vegetal es buenísimo para preparar ensaladas y lo mejor es que en 10 gramos solo consumirás 3 calorías.BrócoliEl brócoli no solo tiene pocas calorías, sino que además aporta grandes cantidades de vitamina C. 91 gramos de brócoli equivalen a 31 calorías.ColAdemás de ser un ingrediente súper versátil que puedes usar en ensaladas, caldos o guisos, la col solo suma 22 calorías por taza.LechugaMuy parecida a la arúgula, la lechuga aporta vitaminas y nutrientes sin añadir calorías extras a la comida. Por cada taza de lechuga solo consumes 5 calorías.KaleNo por nada el kale es considerado un súper alimento. Una taza de kale (equivalente a 5 calorías) ayuda a prevenir el cáncer y a regular los niveles de azúcar en la sangre.ChileEl chile es un vegetal bajo en calorías (alrededor de 30 por media taza), pero además sus componentes naturales ayudan a quemar más calorías después de consumirlos.EspárragosSi nunca has cocinado con espárragos, después de saber que una taza de esta verdura tiene solo 27 calorías, seguramente te animarás a incluirlos en más recetas.PepinoUna opción fresca, tanto para ensaladas, cremas o smoothies, que no aumenta tu consumo calórico. En 100 gramos de pepino solo hay 16 calorías.BetabelA pesar de tener un sabor tan dulce, los betabeles son bajos en calorías. Una taza de remolacha tiene menos de 60 calorías.Llena tu refrigerador con estas verduras y prepara recetas deliciosas bajas en calorías.
Cómo bajar de peso, es el dilema al que muchas personas se enfrentan día a día. Y es que mantener la línea o conservar un peso ideal puede convertirse en un problema, sobre todo si no tenemos el tiempo para preparar platillos más saludables. Precisamente por esto cada año surgen dietas que cualquier persona puede adaptar a su ritmo de vida y con esto, adoptar mejores hábitos alimenticios. Estas son algunas de las tendencias de dietas más populares en el mundo:Dieta Keto. La efectividad de la dieta keto está basada en la cetosis, que es el momento en el que el cuerpo usa la grasa almacenada como combustible. Para lograr esto es necesario comer alimentos altos en grasas y bajos en calorías. Si bien esta dieta es muy efectiva, no se recomienda seguirla por mucho tiempo o en personas que padecen ciertas enfermedades. Dieta Dash. La dieta Dash es ideal para combatir la presión arterial alta y fue la número uno en 2018 en Estados Unidos. En la dieta se consumen principalmente cereales y alimentos con mucha proteína como carnes magras, frutos secos, legumbres, etc. y se evitan todas las grasas saturadas: todos los lácteos enteros, carnes con mucha grasa, huevo, mantequilla, etc.Dieta Mediterránea. Esta dieta es muy parecida a la dieta Dash, que es usada para prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc. Aquí lo ideal es consumir solo productos de origen natural y evitar grasas o carne roja. Lo importante en esta dieta es tomar entre 1.5 y 2 litros de agua y llevar una alimentación balanceada.Dieta Vegana. La dieta más famosa en la que están prohibidos todos los productos de origen animal. A diferencia de otros regímenes alimenticios que buscan exclusivamente bajar de peso o mejorar la salud, la dieta vegana tienes más motivaciones que solo adelgazar. Por ejemplo: cuestiones morales con los animales o el medio ambiente.TE PUEDE INTERESAR: 400 MENÚS PARA VEGANOSDieta Flexiteriana. Esta es un tipo de dieta vegetariana, pero como su nombre lo dice que es más flexible. Su objetivo es reducir en lo posible todos los productos de origen animal. Puedes comer frutas, verduras, y granos en grandes cantidades, pero debes evitar los productos de origen animal a menos que sea necesario.No olvides que el resultado de las dietas depende de qué tan disciplinado seas con ellas. Ninguna dará resultado sino la sigues al pie de la letra.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD