Las 10 mejores ideas para realizar parrilladas familiares

Por Kiwilimón - Julio 2014
Esas tardes de fin de semana con la familia son realmente inolvidables y cada vez que se presentan es una delicia compartir el tiempo, las experiencias, la diversión y la comida con todos y cada uno de los que forman parte del núcleo familiar. Las parrilladas familiares se consideran como una buena práctica para fortalecer los lazos entre los miembros de la familia y amigos, además de una manera de entretenimiento sano. Este tipo de reuniones requieren de una planeación sencilla, nada especial, ya que todo está fundamentado en las ganas de pasarla bien y divertirse. Lo que se debe considerar principalmente son los alimentos que se ofrecerán y para ello queremos dejarte 10 ideas para hacer una parrillada familiar:
  1. Elige el día correcto. Las parrilladas son mejores durante las tardes al final de la semana o los días de fin de semana cuando las personas no se tienen que preocupar por lo que harán el siguiente día. Elige un horario en el que la mayoría de las personas estarán disponibles.
  2. Invitados. Deberás considerar a quiénes de la familia estarás invitando y de la lista quiénes podrán ir y quiénes no. De esta forma sabrás el número de personas aproximado que asistirá y de ahí podrás saber con qué cantidades de alimentos y bebidas deberás contar. No debes olvidar que habrá sobrinos o sobrinas que pueden llevar a algún amigo, amiga o a su pareja.
  3. Música. Es una buena idea que toda la música esté planeada de antemano para que no te distraigas eligiendo discos compactos y cambiando las melodías. Un disco compacto de mp3 es ideal para las fiestas porque puedes colocar ocho horas de música en un solo disco.
  4. Comida. Haz una cuenta de personas bastante precisa para que sepas cuánto debes comprar de todo. Conforme vayas invitando personas, asígnales algún tipo de alimento (ensalada, postre, debidas) para que los lleven. Planea aproximadamente un 20% más de lo que esperes. Ten a la mano una variedad de artículos para parrilladas para diferentes gustos. Si algunas personas son vegetarianas, lleva algunas hamburguesas vegetarianas para colocar en la parrilla.
  5. Asegúrate de que los alimentos son seguros. La carne y los productos de mayonesa no se pueden dejar más de cuatro horas sin refrigeración. Ningún alimento debe estar sin cubrir o bajo el sol. Prepara la carne al menos a término medio. Mantén vigiladas a las personas que tomen demasiado alcohol. Ten un juego de primeros auxilios y un extinguidor de fuego a la mano para emergencias.
  6. Seguridad. Debes tener en cuenta la seguridad de todos los asistentes, principalmente de los pequeños, ya que éstos usualmente se la pasan corriéndo de un lugar a otro y deberás tener las cosas de la parrilla alejadas de ellos, así como otro tipo de utensilios como vasos de vidrio, cuchillos, y todo tipo de elementos que pueden dañar o quemar a los pequeños.
  7. Ecología. Todo lo que podamos hacer en beneficio del medio ambiente será de mucha ayuda para no perjudicar el mundo en el que vivimos. Se recomiénda hacer uso de platos desechables que sean reciclables. El uso de platos, vasos y cubiertos de plástico no son tan recomendables, a menos que éstos se consideren para lavarse y guardarse para eventos posteriores. Asimismo, se recomiénda tener a la mano varias bolsas de basura para separar la basura orgánica y la inorgánica.
  8. Insectos. Es muy común que los insectos aparezcan en la parrillada, y por ello será muy importante considerar el uso de repelentes para que, principalmente, los mosquitos dejen de molestar a los presentes. Asimismo, trata de mantener la basura en un contenedor cerrado para que de esta forma se evite que las moscas estén constantemente rondando el lugar.
  9. Juegos. Organiza juegos con la familia, los cuales requieran de trabajos en equipo y de esta forma en donde todos participen.
  10. Limpieza. Trata de organizar que todos participen en la limpieza del espacio donde se lleve a cabo la parrillada, pues de esta manera generas conciencia familiar y participan todos.

Recetas de cocina para parrilladas

A continuación queremos recomendarte una lista de recetas de cocina que pueden ser perfectas para esa parrillada familiar. Toma nota. receta de brochetas de pollo a la parrilla receta de Costillas de Cerdo Barbecue receta de Verduras Marinadas a la Parrilla receta de Pollo al Grill en Salsa de Mostaza y Limon receta de Pollo con Salsa Balsamica Barbecue receta de Hamburgesas Teriyaki con Pina receta de Carne Asada Argentina
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El restaurante Piloncillo y Cascabel, donde se cocina comida ordinaria de una manera extraordinaria, es el claro ejemplo de que la propuesta gastronómica de la ciudad no necesita ser ostentosa, excéntrica ni complicada para alcanzar la excelencia en cuanto a sabor y calidad. Conocido por su inventiva culinaria original, sencilla y deliciosa, Piloncillo y Cascabel nace en 2010, de la mano de Wenceslao Vera e Itzia Rojas, egresados de la Licenciatura en Gastronomía de la Universidad del Claustro de Sor Juana, quienes juntos crearon un paraíso justo tanto para su equipo como para sus proveedores en la Central de Abastos. La especialidad de Piloncillo y Cascabel es la cocina mexicana contemporánea, la cual desmenuzan en un menú de 3 tiempos, diferente cada día, que sólo cuesta $90 pesos y vuela gracias a su sabor y precios accesibles. Además del menú diario, podemos encontrar desayunos desde $65 pesos, como los irresistibles chilaquiles con salsa de chapulín, o platos fuertes que no pasan los $100 pesos, como consomé de hongos con ravioles o el risotto con salmón, sin embargo, mi favorito por siempre es el postre, cuya corona se la lleva el pastel caliente de chocolate oaxaqueño. Si bien podrían definirse como una fondita bistró gracias a sus deliciosos platillos, la comida de Piloncillo y Cascabel destaca por ser creativa pero sencilla, bien hecha y sobre todo, honesta, sin cargos extras ni presunción alguna. Ubicación: Torres Adalid 1263, colonia Narvarte Poniente, CDMX. Facebook: facebook.com/piloncilloycascabel Instragram: instagram.com/piloncillo_y_cascabel
México es un país que se caracteriza por tener una de las tradiciones culinarias más ricas de todo el mundo, pues es una mezcla de ingredientes y sabores prehispánicos con otros elementos traídos al territorio nacional por los colonizadores. Desde el mole, las tlayudas, las enchiladas, los chiles en nogada y hasta los antojitos y garnachas, la comida mexicana es simplemente exquisita y siempre habrá algo para todos los gustos. Cuando se trata de la comida del día a día, en nuestro país no pueden faltar los frijoles de la olla, el arroz a la mexicana, los guisados, los antojitos y las aguas frescas. Para cerrar con broche de oro, suelen prepararse postres como flan, arroz con leche o gelatinas de todo tipo. En México existen enchiladas de todos tipos: enchiladas verdes, enchiladas rojas, enchiladas suizas, enchiladas mineras, enchiladas de mole, enchiladas con salsa de frijol, enchiladas potosinas, entre otras. Y aunque todas estas variedades son exquisitas, no cabe duda de que las enchiladas suizas verdes y rojas están entre las más populares. También puedes leer: Nuestras 7 mejores recetas de enchiladas suizasLa historia detrás de las enchiladas suizasLas enchiladas suizas tienen una peculiar historia, pues de acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, este tipo de enchiladas se inventaron a principios del siglo XX en una famosa cafetería de la Ciudad de México. Por su parte, la Asociación Mexicana de Restaurantes señala que las enchiladas suizas se prepararon por primera vez a mediados del siglo XIX, cuando México era gobernado por Maximiliano de Habsburgo. Años más tarde, con el fin del imperio, el mayordomo de Maximiliano huyó a Coahuila, para regresar a la Ciudad de México años después. Cabe mencionar que tenía las recetas favoritas de Maximiliano en su poder. La AMR indica que el mayordomo abrió el llamado Café Imperial, en donde supuestamente se inventaron las enchiladas suizas. La primera versión apunta que la esposa del mayordomo las nombre enchiladas suizas porque tenía la costumbre de nombrar a los platillos con nombre ligados a los Habsburgo. La segunda versión señala que esta versión de enchiladas le recordaba a Walter Sanborn, el fundador de una famosa cadena, a los Alpes suizos debido a este platillo estaba cubierta con una pequeña montaña de queso y crema. También puedes leer: 20 formas diferentes de hacer enchiladas¿Cómo se preparan las enchiladas suizas?Como ya mencionamos anteriormente, las enchiladas suizas se preparan con una salsa verde o roja, a la cual se le añade crema para hacerla más espesa y también para bajar el picor. El toque especial se lo da el queso manchego fundido. En algunos lugares suele añadirse crema ácida y rodajas de cebolla blanca o morada. Si no sabes con qué acompañar las enchiladas suizas, únicamente necesitas un poco de arroz rojo a la mexicana y listo.¿Cómo preparar las mejores enchiladas suizas?Si te fascinan las enchiladas suizas rojas y las enchiladas suizas verdes, no te pierdas estos consejos que te ayudarán a mejorar tu receta de una manera muy sencilla. Añade queso crema a la salsa para enchiladas suizas Sabemos que lo mejor de las enchiladas suizas es que la salsa es espesa y tiene un gran sabor, pero si quieres llevarla al siguiente nivel, todo lo que tienes que hacer es añadir un poco de queso crema, esto hará toda la diferencia. Prepara las tortillas a mano No hay nada mejor que una tortilla recién hecha, por eso te recomendamos prepararlas al momento si quieres tener las mejores enchiladas suizas de la historia. Dale un toque extra de sabor a tus enchiladas Si quieres darle aún más sabor a tu platillo, puedes rellenar las enchiladas suizas con chorizo, carne de res, frijoles refritos o el ingrediente de tu preferencia. También puedes leer: Enchiladas Suizas RojasNo olvides las especias y hierbas de olor Lleva tu salsa para enchiladas suizas al siguiente nivel utilizando especias como comino, clavo, pimienta, hojas de laurel, tomillo o el ingrediente que más te guste. Sigue las recetas de kiwilimón al pie de la letra Recuerda que nuestras recetas son preparadas con mucho cariño por un grupo de chefs, quienes te cuentan todos sus secretos para cocinar platillos deliciosos. Usa ingredientes frescos Tus enchiladas suizas al horno serán las más deliciosas que hayas probado si empleas tomates verdes o rojos, chile, cebolla, ajo, cilantro, tortillas y pollo fresco y de buena calidad.
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
A veces lo más sencillo es lo mejor, incluso cuando se trata de productos para el cuidado del cabello, como usar ingredientes de cocina para hidratarlo, por ejemplo, aceites naturales como el de coco o el de oliva.Usar ingredientes naturales como remedios caseros para el pelo tiene muchos beneficios, pues te permitirá evitar los productos químicos, al mismo tiempo que nutre y fortaleces el cabello, y consigues un aspecto y un olor fantásticos en él.Los productos de belleza ecológicos están ganando popularidad rápidamente, con más mujeres que nunca queriendo usar productos naturales, así que aquí te dejamos algunos de los mejores aceites para la salud del cabello que se pueden usar directamente sobre la piel y el cabello, además de en la cocina. Aceite de olivaEl aceite de oliva es extremadamente versátil, pues se puede tomar en ayunas, es un gran aderezo, funciona bien para cocinar y además tiene propiedades protectoras e hidratantes, con las cuales cubre el tallo del cabello y protege la queratina. También tiene propiedades exfoliantes y anticaspa cuando se combina con jugo de limón. Cuando se usa regularmente, el aceite de oliva puede reemplazar la necesidad de usar acondicionador y otros productos para alisar el cabello. El aceite de oliva virgen extra orgánico es el mejor, ya que es rico en antioxidantes naturales y no contiene ningún ingrediente químico.Si tienes el cabello dañado, sin brillo, secos o con frizz, o tienes tendencia a la caspa, el aceite de oliva puede ser perfecto para ti, además, usarlo te protegerá contra el daño por calor, te dará una apariencia elegante y brillante, hidratará y le dará al cabello dañado y quebrado una apariencia saludable.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo aplica una o dos cucharadas y cubre tu cabello con un gorro para bañarse durante unos 30 minutos. Después lava bien el cabello con champú y enjuágalo con agua fría. No es necesario usar acondicionador después de un tratamiento con aceite de oliva. Aceite de cocoEl aceite de coco contiene grandes cantidades de ácidos grasos que le permiten penetrar profundamente en el cabello sin evaporarse. Es rico en carbohidratos, vitaminas y minerales que son esenciales para la buena salud del cabello. Además, está disponible en varias variedades diferentes, como refinado, sin refinar y virgen extra, y es uno de los mejores aceites para el crecimiento del cabello.Lo mejor será usar aceite de coco orgánico y se puede usar en el cuero cabelludo graso si aplicas sobre el cabello, pero no en las raíces. Si tu cuero cabelludo es seco, sí puedes aplicar en raíces también. Deja actuar durante al menos 30 minutos y luego lava con tu champú sin alcohol habitual. Tratar tu cabello una vez a la semana con aceite de coco ayudará a protegerlo contra el daño y lo mantendrá con un aspecto saludable y brillante, además de que funciona bien para quienes desean reparar el cabello quebradizo y las puntas abiertas, y se recomienda para personas con crecimiento lento del cabello.Aceite de girasolEl aceite de girasol tiene un alto contenido de ácido oleico, lo que lo hace ideal para el cabello roto. Sus propiedades antiinflamatorias también lo hacen adecuado para pieles sensibles y propensas a la caspa. Úsalo como tratamiento sin enjuague y aplícalo en el cuero cabelludo antes de lavar tu cabello con champú y deja actuar durante 30 minutos o más. También puedes agregar unas gotas a tu acondicionador o aplicarlo directamente en las puntas del cabello después del champú. Esto ayudará a hidratar el cabello, prevenir la caspa y el cuero cabelludo seco, y dejará tu cabello suave y brillante.Aceite de aguacateEl aceite de aguacate es rico en ácidos grasos y minerales, por lo que es ideal para fortalecer el cabello. Contiene antioxidantes y vitamina E, por lo que es excelente para controlar el frizz, retener la humedad y aumentar el brillo.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo tienes que cubrir tu cabello con una o dos cucharadas de aceite de aguacate y dejarlo actuar como una mascarilla para el cabello hasta por 3 horas. Luego sólo enjuaga y obtendrás un cabello sedoso.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD