Las 15 cosas que tienes que hacer si vas a dejar tu casa sola estas vacaciones
Tips y Consejos

Las 15 cosas que tienes que hacer si vas a dejar tu casa sola estas vacaciones

Por Kiwilimón - Julio 2015
Por fin llego el verano y la mejor parte es salir de vacaciones. Pero siempre es una preocupación dejar la casa sola.Así que aquí te va un check list de todo lo que tienes que hacer para prevenir (en la medida de lo posible) que se inunde la casa, haya un incendio o te roben, entre otras cosas. 1.Desconecta todos los aparatos eléctricos, en especial televisión, DVD, etc., esto es para evitar que pueda haber corto circuitos que causen un incendio. 2.Corta el acceso de agua a la casa para evitar inundaciones. 3.Asegurate de haber cerrado ventanas, puertas y cualquier otro acceso a la casa, incluyendo puerta del garaje y/o ventanas del sótano. 4.La lavadora de platos debe quedar abierta si vas a salir por muchos días fuera de casa, si la dejas cerrada puede producir mal olor. 5.Tira o regala toda la comida que necesite refrigeración o que sabes que va a caducar. No quieres llegar a tu casa y encontrar comida podrida. 6.Asegurate que los botes de basura queden vacíos y limpios. 7.Checa que el paso del gas en lugares como la cocina o calefacción se encuentre cerrado. 8.Si tienes instalado algún sistema de alarma es buena idea darle a algún familiar la clave de la alarma, por si se llegará a ofrecer una emergencia. 9.Pide a alguien de tu absoluta confianza que recoja tu correspondencia y mantenga la puerta libre de propaganda o periódicos que al acumularse revelen que la casa está vacía. 10.Proporciona a estas mismas personas, llaves de tu casa para usarlas en caso de emergencia o para que revisen que todo se encuentra en orden. Dáles un número telefónico al cuál te puedan llamar en caso de emergencia. 11.Deja alguna luz prendida o pon un timer para que se encienda cada noche para que no parezca que la casa está vacía. 12.Deja joyas, dinero y otros objetos de valor escondidos. 13.Deja las llaves de coche en un lugar seguro, muchas veces cuando entran a robar también se llevan los coches. 14.Nunca dejes en tu contestador telefónico o en tus redes sociales mensajes en los que indiques que te encuentras de viaje, es preferible informar de tu salida una vez que has regresado a la ciudad. 15.Siempre guarda en lugar seguro, una copia de todos sus documentos importantes o de interés, tales como actas, certificados, facturas o valores, para facilitar su identificaciónón en caso de robo.

¡Buen viaje!

Ver artículo original Artículo cortesía de 

Notas recomendadas

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía argentina es un ejemplo perfecto cuando hablamos de sabores inolvidables y es que está repleta de recetas que mezclan ingredientes de los pueblos originarios de América, con la cocina de España en la época colonial y unos toques de la cultura africana. Así que si quieres probar el delicioso resultado de la combinación de varias culturas en tu hogar, no te pierdas estos platillos típicos de Argentina. Choripán El choripán es uno de los platos tradicionales más populares de Argentina debido a su inigualable sabor y fácil preparación. Como lo dice su nombre, está compuesto por chorizo asado a la parrilla en medio de un pan, con un toque de chimichurri. El choripán está catalogado como un antojito callejero y es como una tortita asada que podemos encontrar en las esquinas de México. Empanadas argentinas Las empanadas argentinas, a diferencia de los pastes o las empanadas tradicionales mexicanas, están hechas con una masa delgada a base de harina de trigo y van rellenas de carne sazonada con comino y cebolla aunque también pueden ser de jamón, queso, verduras o pollo. Existen diferentes estilos, pero las favoritas son las empanadas tucumanas, las de Buenos Aires y las jujeñas. Preparar empanadas argentinas en casa es uno de los gustos más ricos que te puedes dar. Asado argentino La carne argentina es de excelente sabor y calidad, razón por la que no debe sorprendernos que los asados de carne o barbacoas, sean típicos del país. En el asado se preparan diferentes tipos de carne como chorizos, morcillas, chinchulines, matambre de vaca o de cerdo y costillas. Éstos se asan a fuego muy bajo para que los cortes queden más tiernos. ¡Atrévete a hacer una reunión diferente con un asado argentino en familia! Locro Otro de los platillos típicos de Argentina que puedes hacer en casa es el locro, un tipo de sopa espesa hecha de maíz, frijoles, papas, calabazas y carne, sazonada con comino, laurel, ajo y perejil, entre otras hierbas. Para prepararlo debes tener paciencia, ya que debe durar unas cuatro horas a fuego bajo para su cocción. Además, la carne se cocina por separado para luego agregarla cuando esté blanda al resto del caldo. Alfajores Por su puesto no podían faltar los alfajores, ese dulce típico de Argentina que secretamente se originó en Andalucía, España pero se introdujo a América durante la época colonial. Los alfajores básicamente son dos galletas de forma redonda, hechas a base de harina, maicena, azúcar, mantequilla, vainilla, y huevo, que van rellenas de crema de leche en forma de sándwich. ¡Tienes que probarlos! Estos 5 platillos típicos de Argentina que debes preparar en casa son ideales para armar un menú diferente y disfrutarlo con la familia un fin de semana. ¿Conoces algún otro plato argentino que te gustaría agregar a la lista?
“Esos platones tricolores duraron muy poco tiempo: en un abrir y cerrar de ojos, los chiles desaparecieron de las charolas... Qué lejano estaba el día que Tita se había sentido como un chile que se deja por decencia para no demostrar la gula”, escribía Laura Esquivel en Como Agua para Chocolate. Yo amo este libro, pero sinceramente no concibo el tiempo en el que los chiles en nogada se dejaban olvidados en el fondo de un plato. No sé si para ustedes pero para mí, sería pecado capital ignorar las cinco horas que, por ejemplo, le tomaba a mi abuelo Toyo pelar las nueces de Castilla. Un gancho al hígado a las tres horas que a Doña Mago, la ayudante de mi amada abuela, le tomaba asar, desvenar y pelar los chiles. Ni qué pensar de las otras cinco horas que le tomaba a mi abuelita preparar la nogada, picar todos los elementos del picadillo, cocinarlos y rellenar cada chile. La recuerdo sentada, tomando con sus manos una bolita de picadillo y metiéndola, con todo cuidado, en el interior de un chile. “Si lo haces con cuchara te salen flacos”, decía ella, una persona que perdonaba todo, menos mal comer. En total le tomaba trece horas completar el platillo: ¿a alguien le queda duda de lo mucho que valían la pena?El por qué los chiles en nogada son tan importantes en la gastronomía de México tiene un poco que ver con la sobada y no comprobada historia de Agustín de Iturbide, en cuyo honor las monjas agustinas del convento poblano de Santa Mónica crearon el platillo, o al escritor Artemio de Valle Arizpe con su relato sobre las tres novias, los tres soldados y un plato para recibirlos que llevara los colores de la bandera trigarante. Tal vez el recuento de los chiles en nogada y su importancia merezca un viaje anterior. Uno de conquistas y mestizajes conjugados dentro de un platillo barroco en ingredientes, técnicas y sabores: la carne picada y especiada con sus recuerdos moriscos; los chiles, el tomate y el acitrón (procedente de la biznaga, hoy en peligro de extinción), legado del Nuevo Mundo; las nueces de Castilla y el jerez importados desde España; las especias traídas de Oriente. La importancia del chile en nogada también podría llevarlos a las elegantes cenas de Porfirio Díaz, con sus gustos afrancesados y acentos nacionales. Se dice que el oaxaqueño era un adepto al platillo y lo pedía en la celebración de su cumpleaños. Nadie lo culpa. El chile en nogada nunca deja cortos los deseos del alma.Gerardo Vázquez Lugo, amo y señor de Nicos, –el restaurante consagrado de la lista de los World’s 50 Best Restaurants– dice que la importancia del chile en nogada son sus ingredientes y su origen. Cada platillo salido de su cocina en Azcapotzalco es un mapa que traza una línea recta hacia los productos y los productores de Zacatlán, del Valle de Tehuacán o de Calpan en el estado de Puebla. Hasta sus platones de talavera hacen honor a la zona. El chile en nogada para él es un platillo que, además, “no desperdicia, es de temporada y usa todo lo que hay disponible en ese momento en una región: las manzanas panocheras, el chile poblano, la pera, la granada”. Para el chef Gerardo Vázquez Lugo no hay UNA sacrosanta receta, esa a la que le daríamos por nombre “La buena”. Existen, en cambio, un sinfín de posibilidades que se adaptan a los tiempos y a los hallazgos de cada familia hasta culminar en una receta que se hereda con más emoción que un collar de perlas. Y de ahí su verdadera relevancia: tal como la cocina tradicional mexicana declarada Patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO –un mérito en el que él y muchos otros investigadores y cocineros nacionales tuvieron que ver– “el chile en nogada es cultura ancestral, viva y colectiva de gran orgullo”. Comer un chile en nogada es devorar cultura. Prepararlo, también. Es un momento de unión, de fiesta. Es una suerte de Noche Buena a la mexicana. Para el chef Gerardo, “implica tradición, temporalidad e ingredientes”. Y mejor aún, “nos reúne alrededor de la cocina. Esa es la celebración”. En los próximos días y hasta el quince de septiembre seguiremos hablando de la importancia de los chiles en nogada. Les daremos algunos tips y sugerencias de cómo hacerlos en casa. Hablaremos de sus ingredientes y de algunas leyendas de su preparación como el chef Gerardo Vázquez Lugo y muchos otros investigadores férreos de la culinaria mexicana. Que comiencen los juegos del chile en nogada y que la caminadora nos agarre prevenidos.Recetas en nogada para iniciar la temporada:Chile en nogada capeadoChile en nogada sin capear
La gastronomía uruguaya es una diversa mezcla de sabores, colores y texturas, y, aunque está fuertemente influenciada por España e Italia debido a la alta migración de los europeos al país latino durante el siglo XIX, existe también una gran similitud con la comida mexicana, como te lo mostramos a continuación con estos 5 platillos de Uruguay que bien podrían pasar por antojitos mexas. Chivito El chivito uruguayo, contrario a lo que se podría pensar por su nombre, se trata de un pan relleno de carne de res con muchos ingredientes, usualmente incluyendo un huevo frito, lechuga, tomate, jamón, mozzarella, tocino, aceitunas, pimiento morrón y mayonesa. ¿Tú también crees que su sabor es equiparable con una rica torta esquinera de jamón con milanesa? Asado Al igual que en Uruguay, el asado lo podemos encontrar también sus versiones argentinas y brasileñas, pero en México sería lo equivalente a la carnita asada. Así como en el asado uruguayo se cocina con distintos tipos de carne como res, ternera, pollo y una gran variedad de salchichas y chorizos a la parrilla o a la leña, en México la carnita asada se prepara en un asador y se utilizan distintos cortes como la arrachera, el rib eye y el bistec, por supuesto acompañados de sus cebollitas, nopalitos y tortillas. Farinata La farinata es una especie de tortilla hecha con harina de garbanzos a la que se le agrega aceite de oliva, pimienta y sal al gusto y se acompaña con parmesano, orégano o tomillo. Es una preparación muy sencilla, casi parecida a la memela oaxaqueña, hecha con harina de maíz y sal, a la que se le pone un poco de salsa. ¿Estás de acuerdo o la relaciones con algún otro antojito mexicano? Empanadas criollas Las empanadas criollas de Uruguay están hechas con harina de trigo y se rellenan de carne molida, pimentón dulce, huevo cocido picado, ajo, chile, sal y pimienta; generalmente se acompañan de una buena copa de vino. La versión mexicana de estas empanadas sería, sin duda alguna, los pastes de papa con carne molida y chile, que puedes acompañar de un vaso de pulque, bebida fermentada que se obtiene de la penca de maguey. Chajá El chajá, un postre típico uruguayo, es un pastel pequeño, cuadrado y esponjoso hecho con pastelería, merengue y duraznos; también se le puede añadir chocolate o dulce de leche y su aspecto es muy parecido al de una capirotada por la consistencia de su pan. De todas estas opciones, ¿con cuál te quedas? ¿Con los platillos de Uruguay o sus versiones de comida mexicana?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD