Los 10 lugares del mundo que debes explorar en 2016
Tips y Consejos

Los 10 lugares del mundo que debes explorar en 2016

Por Kiwilimón - Febrero 2016
La prestigiosa página de viajes Lonely Planet ha escogido diez países del mundo a los que vale la pena viajar en 2016. Ya sea por su gente, vida nocturna, naturaleza o gastronomía estos sitios han quedado hasta arriba de la lista de los viajeros expertos y hoy te platicamos cuáles son para que vayas planeando tus próximas aventuras que puedes compartir con amigos y familia durante el año que empieza. Botswana Este año el país africano celebra 50 años de independencia pero más que nada que se han levantado de la pobreza para convertirse en uno de los países más prósperos de África. Sus paraísos salvajes y naturales no se comparan con nada en el mundo y merecen una visita este año. Receta local: Pudín de tapioca Japón El orden y la limpieza que se vive en Tokio y demás ciudades niponas no están peleados con una gastronomía de nivel mundial, una amabilidad envidiable y una vida nocturna aún más llamativa que la de París o Nueva York. Japón es uno de los destinos más visitados del mundo. Receta local: Sashimi de atún Estados Unidos Pero no las ciudades, olvida NY, Miami o San Francisco. Lo que recomiendan en Lonely Planet es ir a descubrir sus parques naturales que hoy están en boga, tanto Yosemite como Yellowstone y todos los demás se encuentran llenos de vida salvaje, lagos, ríos, árboles milenarios y experiencias naturales de primera. Receta local: Clam chowder Palau Este archipiélago del Pacífico es, según los expertos, el mejor lugar en el mundo para ir a bucear. Las leyes del país han convertido este lugar en un santuario por lo que su fauna marina, corales y aguas están completamente protegidas y es así que se mantienen como un paraíso virgen. Receta local: Fruta con crema Latvia Este hermoso país del Báltico se está renovando y emerge como uno de los destinos culinarios más buscado del mundo en 2016. Sus bosques frondosos, castillo y mansiones citadinas dan un toque de lujo a este destino que pocos conocen. Receta local: Tarta sacher Australia Gastronomía, playas, fiesta, animales, paisajes, arte: Australia lo tiene todo. Sí, queda un poco lejos pero el viaje vale completamente la pena. Ya sea que viajes para relajarte o para dar un paseo cultural por algunos de los mejores museos del mundo, ésta es la opción. Receta local: Camarones a la parrilla Polonia Varsovia, capital de Polonia es la capital cultural europea del 2016 y sto sólo significa que tendrán la ciudad a punto para recibir a todos los visitantes. Desafiando la recesión que ha golpeado a Europa, Polonia se mantiene como un destino emergente lleno de vida y atracciones increíbles. Receta local: Kugel dulce Uruguay Muchos sueñas con ir a Argentina, pero si en realidad quieres conocer la cultura gaucha, comer carne como ningún otro lado del mundo y perderte entre las praderas sudamericanas entonces ésta es una alternativa poco conocida, pero muy atractiva. Receta local: Carne asada Groenlandia Aquí se encuentra la densidad poblacional más baja del mundo. Se trata de un paraísos de praderas y glaciares poco habitado ideal para aquellos buscando naturaleza virgen. Puedes surcar sus aguas llenas de ballenas y subirte a un trineo jalado por perros que recorrerá la blanca tundra. Receta local: Rollitos de salmón ahumado Fiji Si lo que buscas son unas vacaciones de lujo entonces no dudes ni un minuto en ir a nadar a las aguas cristalinas de este paraíso terrenal. Puedes reservar tu hotel all-inclusive y no hacer nada más que disfrutar del placer de la arena, el cálido mar, las lujosas comidas, los tragos y, por supuesto, la calma. Receta local: Jugo de kiwi  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Sabías que una parte importante del funcionamiento de nuestro cuerpo lo determina el tipo de alimentación que tenemos? Una buena alimentación, adaptada a nuestras necesidades cotidianas nos dará salud, energía y bienestar. Los nutrientes que obtiene de los alimentos que ingieres le permiten funcionar y hacer frente a las actividades diarias. Pero el papel de alimentación va mucho más allá. Ahora conocemos la importancia de una correcta alimentación a la hora de promover la salud física y mental, prevenir las enfermedades y, en general, mejorar nuestra calidad de vida, y si se trata de la alimentación de un niño, que está en pleno crecimiento y desarrollo, la entonces cobra una importancia mayor. Durante la infancia, además de que todo el organismo de los niños está en constante desarrollo, ellos están formando hábitos que determinarán su estilo de vida, ahí radica la importancia de una buena alimentación.Como parte de una correcta alimentación, saber distinguir los alimentos que nutren de los que debemos evitar o al menos restringir su consumo es vital, así que te dejamos una lista de alimentos que debes pensar más de una vez antes de dárselos a tus hijos. -Dulces. Los dulces tienen una carga muy fuerte de azúcar que no le hacen bien a los niños y fomentan la hiperactividad, además de tener ingredientes como la goma, y colorantes que son sumamente dañinos a la salud.-Refrescos. Al igual que los dulces, los refrescos contienen un exceso de azúcar que puede provocar en los niños problemas como caries, hiperactividad y obesidad infantil. -Bebidas energéticas. Las bebidad energéticas son perjudiciales hasta para un adulto ¿Te imaginas lo que puede causar en un niño? Este tipo de bebidas tiene ingredientes como cafeína, taurina, mate, cacao, guaraná, todos estos son excitantes que pueden provocar daños hepáticos, cardiovasculares y alteraciones del sueño. Los niños no deben consumir nunca este líquido. -Pan. El pan por lo general contiene grasas trans, carbohidratos y azúcares que fomentan la obesidad y todos los problemas que esto conlleva. -Barritas energéticas. Las barritas suelen ser muy prácticas como snack, sin embargo contienen demasiada fructuosa, colorantes y muy poco valor nutritivo. Cámbialo por una pieza de fruta. -Comida light. Consumir productos light puede ser contraproducente para la salud de los niños ya que sus ingredientes pueden propiciar resistencia a la insulina, además de ser contraproducente y causar sobrepeso. -Frutos secos. Los frutos secos no se deben consumir antes de los 5 años, pues además de tener una cantidad importante de agente alérgenos, puede causar atragantamiento infantil que puede derivar en asfixia. -Embutidos. Los embutidos como las salchichas contienen carne procesada y muy grasosa, además de un alto contenido en sodio que provoca retención de líquidos, obesidad y al igual que los frutos secos pueden derivar en asfixia. Ahora que sabes lo importante de la nutrición infantil y lo que no deben consumir nuestros pequeños, también debes saber que la clave para que tengan buenos hábitos es que tanto tú como ellos conozcan sobre una alimentación saludable.
El desperdicio de alimentos es una situación grave en el mundo y no sólo es muy triste que todos los días, toneladas de alimentos terminen en la basura, sino que además, hacemos un daño directo a los bolsillos. Para evitar que la comida termine por ser desechada, te damos algunos pasos sencillos para ser más consciente y poder aprovechar mejor nuestros recursos.Todo empieza desde las comprasEl primer paso, y quizá el más importante, es que planees correctamente las compras. Antes de hacer tu lista para el súper, revisa lo que tienes en el refrigerador. A veces hay tesoros en el fondo del cajón de las verduras que se pueden convertir en una deliciosa sopa antes de que pase demasiado tiempo. Aprovecha ese jamón de la semana pasada para unas croquetas y si te sobró demasiado, piensa comprar un poco menos la siguiente vez.Te recomendamos intentar esta receta de Croquetas de Papa con Jamón Nada de distraccionesRecuerda, si vas de compras con hambre o sed, pondrás en tu carrito mucho más de lo que necesitas. Apégate a tu lista y a la planeación que hayas hecho para la semana. Una vez que llegas a casa, empaca y almacena todo correctamente y así tendrá más vida de anaquel.Aprovecha los ingredientesMuchas veces al preparar una receta, usamos sólo una parte de las frutas y verduras que compramos. Por ejemplo, con el apio: si usas los tallos para una ensalada, aprovecha las hojas en una sopa y la parte blanca de la base para dar más sabor a tu caldo. También puedes hacerlo con los tallos de los champiñones o los tallos gruesos del brócoli, que hacen una rica sopa o ensalada. Los plátanos que ya están muy negritos son perfectos para hacer panqué o agregarlos a la masa de hotcakes. Si no tienes tiempo de prepararlo pronto o no tienes suficiente cantidad, no te preocupes, congélalos hasta que estés lista.Si tienes pedacitos de diferentes quesos, es el momento de hacer una salsa deliciosa para tu pasta favorita. Y en la alacena, revisa mensualmente las fechas de latas y salsas, y úsalas en tiempo.Cuida las porcionesPara evitar tener desperdicios, es mucho mejor servir porciones pequeñas y si alguien quiere más, entonces que se sirva después. Si sobra comida, recuerda enfriarla rápido y conservarla adecuadamente para que dure más tiempo.Administra inteligentemente las sobrasCon frecuencia, nuestro refrigerador se convierte en un paso previo al basurero por tener cantidades pequeñas de sobras que no se aprovechan. Si preparaste comida de más, recuerda conservar lo que quede en recipientes adecuados, siempre marcando el contenido y la fecha de empaque, para que estés consciente de cuándo debes consumirlo.Por otra parte, también puedes darle nueva vida a las sobras. Por ejemplo, si hubo pollo al horno, deshebra el sobrante para unos taquitos; las verduras cocidas picadas se pueden mezclar con pasta fría y vinagreta, o con atún y mayonesa para una ensalada; los frijoles refritos con salsa de jitomate y caldo toman un nuevo aire en una sopa. O simplemente fríe ese arroz blanco con verduras picadas, cubitos de carne o camarón, y salsa de soya para una cena oriental ligera... Usa tu imaginación y dales giros distintos a esos recipientes con sobras. Al final de mes, se sentirá la mejora en tu cartera.
Todos llegamos a un punto en nuestras vidas en el que tenemos que pensar en nuestra salud y muchas veces esto lleva a la gente a creer que tiene que hacer una elección difícil entre una alimentación saludable o una deliciosa, sobre todo cuando se trata de tener un corazón sano. Sin embargo, no tiene por qué ser una cosa o la otra. Podemos comer una alimentación saludable y balanceada mientras disfrutamos de los ricos platillos. Los Aguacates de México nos ofrecen una manera perfecta de tener la salud en cuenta sin sacrificar el sabor. Sabor y nutrición a la vezSiempre se ha dicho que una alimentación rica en frutas y verduras es buena para la salud, pero los Aguacates de México desempeñan un papel único ya que contienen grasas insaturadas que se consideran grasas buenas, que pueden actuar como un potenciador de nutrientes, ya que ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes solubles en grasa. Esta fruta suave y cremosa aporta casi 20 vitaminas y minerales y un número muy bajo de calorías por porción. Un tercio de un aguacate mediano (50 g) tiene 80 calorías. Aguacates saludables para tu corazónAl comerlos como parte de una dieta saludable, los aguacates son buenos para la salud general de tu corazón por muchos motivos. Primero, contienen las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (las “grasas buenas”) que necesitamos. Además, son bajos en grasas saturadas. También son reconocidos por ser libres de colesterol y sodio y una buena fuente de fibra. El consumo de alimentos ricos en fibra puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Otro nutriente importante que se encuentra en los aguacates es el potasio, que ayuda a combatir algunos de los efectos dañinos del sodio en la presión arterial y los aguacates contienen 250 mg de potasio (6% del VD) por porción (50 gramos, o un tercio de un aguacate mediano).Son muchos los datos que demuestran que agregar Aguacates de México a tu dieta puede ayudarte a tomar un paso hacia tener un corazón sano y ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y ya que los aguacates son deliciosos, ¡no hay por qué sacrificar el sabor!
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD