Tip: ¿Cómo medir miel?
Tips y Consejos

Tip: ¿Cómo medir miel?

Por Kiwilimón - Junio 2011
Siempre que necesites medir miel para una receta cubre primero la taza o cuchara con un poquito de aceite de oliva, esto hará que la miel caiga en su totalidad en la receta. Aquí te recomendamos algunas recetas con miel Panque de Platano y Miel Salmon Glaseado con Miel de Maple      
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El cocinar nuestros propios alimentos durante la semana no solo nos da un beneficio financiero, también controlamos lo que comemos (¡adiós, garnachas de la esquina!) y es una excelente forma de quitarse el estrés. Sin embargo, sabemos que el andar corriendo siempre, los pendientes del trabajo, las tareas de la casa y la falta de organización pueden hacer que meternos a la cocina sea casi imposible. A continuación, te presentamos algunas ideas para que puedas organizar mejor tu tiempo para que logres cocinar entre semana:Haz el menú de toda la semana.Para facilitarte la tarea de elegir qué cocinar, haz una lista que incluya varios platillos que tengan más o menos los mismos ingredientes. De esta manera puedes hacer tus menús con anticipación combinando alimentos que tienes en tu cocina y teniendo un menú balanceado y a tu gusto.Sopa de fideo y frijolEnfrijoladas rellenas de rajas Planea tus idas al súper.Con base en tu menú semanal, haz tu lista del súper y planea todo lo que puedes necesitar para tus diferentes comidas. Recuerda que hay algunos alimentos, como pastas, granos, salsas y congelados, que puedes comprarlos con anticipación y tenerlos sin problema en tu cocina por varias semanas. Croquetas de papa rellenas de queso con tocinoPapa al horno con champiñonesTen en cuenta un plan B.Si consideras cocinar al día, piensa en menús rápidos y alternativos que puedas hacer en caso de que se te presente algún imprevisto. El atún enlatado, el arroz precocido y las verduras congeladas, entre otros, son ingredientes muy versátiles que pueden servirte para preparar gran cantidad de platillos saludables en poco tiempo. Aguacates rellenos de coctel de camarónDiseña un programa para tu cocina.Si vas a cocinar toda la comida de la semana, inicia haciendo un plan de acción. Primero analiza los tiempos de cocción de cada comida y su preparación para poder realizar varios pasos a la vez. De igual forma, procura tener todo listo una noche antes: cortar, pelar, descongelar, etc. Cualquier paso que puedas adelantar te ahorrará muchísimo tiempo mientras cocinas. Espagueti con salchicha en salsa de jitomateDedica un solo día para hacer grandes cantidades.El congelador y los contenedores pueden ser tus mejores aliados a la hora de ahorrar tiempo. Dedica un día a cocinar grandes cantidades de pasta, carne, pollo, salsas, caldo de pollo, entre otros alimentos base de tus comidas más frecuentes; separa en porciones y congélalos. Así, cuando empieces a planear el menú semanal, bastará con revisar el congelador y ver qué platillos puedes tener disponibles rápidamente.Pollo en salsa de piña con aguacateEl secreto para organizarte a la hora de cocinar tu comida de la semana es pensar por adelantado y comprar inteligentemente. Cuéntanos, ¿cómo sueles organizar tus comidas de la semana? Compártenos tus tips en los comentarios.
Después del micro ondas y el lavaplatos, el congelador es uno de esos inventos que mejoran considerablemente la calidad de vida de cualquiera. El problema es que muchas veces subestimamos su valor, por lo que terminamos convirtiéndolo en una bodega de alimentos congelados y, casi siempre, olvidados. Aprende a sacarle más provecho a todas las secciones de tu refrigerador. Aquí te contamos las razones por las que congelar tu comida te solucionará la vida. ¿Qué podemos congelar?Primero que nada, hay que saber qué alimentos puedes poner en esa parte del refrigerador. ¡Buenas noticias! Puedes congelar prácticamente todo: yogurt, queso, leche, carne, pescados, huevos, frutas, verduras, panes, arroz, entre otros alimentos. Si su contenido es mayormente agua, como los tomates o las fresas, podrían perder textura, no obstante, se conservan en buenas condiciones para cocinar. Del lado en el que lo veas, congelar tus comidas es una excelente opción.Ayuda a organizarteCongelar tus comidas con anticipación es una excelente forma de organizar tus menús semanales. Utiliza etiquetas en tus recipientes o bolsas resellables para poner el nombre de la comida y la fecha en que se congeló, de esta manera se facilitará tu búsqueda a la hora de requerir algún alimento o de identificar los que ya están por expirar. Ahorras tiempoCon una buena organización en tu refrigerador es posible ahorrar tiempo para tener la comida lista cada día. Ya sea para poner el lonche a los niños o llevarte tu comida al trabajo, con solo descongelar con anticipación será suficiente. De igual forma ahorrarás tiempo al no tener que ir al súper tan seguido si ya cocinaste grandes cantidades para varios días o semanas.Desperdicias menos comidaSi tu principal preocupación es el desperdicio de comida, congelar tus menús también es una excelente opción. Dedica un día de la semana a cocinar alimentos o preparaciones a base de varias comidas que realizas frecuentemente, por ejemplo: caldo de pollo para guisos, salsa de tomate para arroz o pasta, carne de res, pollo o pescado a la plancha. Almacena las preparaciones en porciones pequeñas, de esta manera solo utilizarás las necesarias sin tener que terminar tirando comida.Más tiempo con tu familiaUno de los grandes beneficios de congelar los alimentos es que puedes dedicar el tiempo ahorrado a pasarlo con tu familia. No necesitas pasarte horas todos los días cocinando. Con una buena estrategia y organización, podrás disfrutar de valioso tiempo de calidad con tu familia.Cuéntanos, ¿qué tanto aprovechas o desperdicias tu congelador? Si aún no usas todo el potencial de tu refrigerador, te retamos a preparar estas recetas y guardarlas en el congelador en porciones individuales. Te aseguramos que después de ver lo sencillo que es descongelar, calentar y comer no volverás a cocinar de la misma manera.Recetas ideales para congelarse:Cacerola de papas con tocino a las finas hierbasPechuga de pollo al ajillo Pastel de carne con plátano machoChicharrón de cerdo a la mexicana
¿Te has fijado que de repente todo mundo está tomando jugo de apio? Después de ser un ingrediente casi exclusivo de las ensaladas y ciertas recetas, el apio se ha convertido en uno de los alimentos favoritos para convertirse en bebida. Si aún no te sumas a esta saludable moda, aquí descubrirás por qué tienes que comenzar a tomar jugo de apio ya. El apio posee poderosas características antioxidantes. Esto significa que su consumo puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.Este vegetal aporta muchos nutrientes, entre ellos minerales como potasio, manganeso, calcio, magnesio, así como vitaminas K, C y B6. Incluir apio de manera regular en la alimentación garantiza la ingesta de componentes esenciales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Consumir apio en forma de bebida es mucho más práctico, ya que te permite disfrutar los beneficios de este fabuloso vegetal mientras tomas un vaso por la mañana.El jugo de apio puede ayudar a alcalinizar los intestinos. El sodio presente en este vegetal promueve la eliminación de toxinas en el cuerpo, incluyendo los intestinos. Por esta razón, beber todos los días jugo de apio puede curar y regenerar el revestimiento del estómago.Aunque aún no se investiga a profundidad esta propiedad, se cree que el extracto de la semilla de apio puede influir en los niveles de glucosa e insulina, lo cual podría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes.Se ha comprobado que el extracto obtenido a partir de las hojas de apio tiene la capacidad de reducir la presión sanguínea, así como los triglicéridos y el colesterol malo.El apio tiene altos niveles en calcio y vitamina K. Estos nutrientes son los encargados de regenerar y fortalecer los huesos, así que tomar jugo de apio también puede beneficiar la salud del sistema óseo. La tendencia hacia el jugo de apio está relacionada con dos necesidades básicas hoy en día: practicidad y buena alimentación. Muchas personas han experimentado los beneficios de consumir apio regularmente, y al hacerlo en forma de bebida pueden disfrutar sus propiedades de una manera rápida y fácil.Beber jugo de apio es más sencillo que comer una ensalada o preparar un platillo con este. Solo recuerda que, al consumir el vegetal de esta manera, estás eliminando la fibra presente en el apio. Para aprovechar todos sus beneficios puedes alternar su consumo en forma de bebida con la ingesta de apio en su forma natural. Recomendaciones para tomar jugo de apio:Trata de no eliminar la fibra del apio. Aunque seguramente la textura de la bebida sea más espesa, al incluir todas las partes del apio te aseguras de aprovechartodos sus beneficios.Un vaso de más o menos medio litro es suficiente para comenzar a experimentar las propiedades benéficas del apio. Lo mejor es tomar el jugo de apio muy temprano por la mañana antes de comer tu desayuno. Si no puedes hacerlo, espera aproximadamente media hora después de consumir alimentos para beber el jugo. Siempre es mucho mejor tomar jugo de apio fresco. Si lo haces con anticipación y lo almacenas en el refrigerador, procura que no pase más de 24 horas antes de que lo ingieras.
Si sigues nuestro blog, seguramente ya sabes que existen diferentes formas de empanizar. A continuación te contamos  los tips básicos que debes conocer para lograr un empanizado perfecto (a prueba de novatos y aprendices de cocina).Seca bien los alimentos antes de empanizarUno de los mayores que pueden hacerse al empanizar es usar pollo, carne, pescado o vegetales demasiado húmedos. Esto provoca que, al contacto con el calor, el vapor desprenda el empanizado. Antes de empezar con la harina o el huevo, checa que tus ingredientes no estén escurriendo.Intenta no prescindir de la harinaCuando haces esta técnica con pan es necesario que primero pases la carne o el pollo (o lo que sea que vayas a empanizar) por un plato con harina. Si te vas directamente al huevo, el pan no se pegará bien y terminará cayéndose.Sí puedes cambiar harina por maicenaGeneralmente se usa harina de trigo para empanizar, pero también puedes probar usando maicena. La gran ventaja de este ingrediente es que hace que el empanizado quede más crujiente.Prepara estos TACOS DE PESCADO CON ADEREZO PICANTECondimenta la harinaNo cometas el error de pasar tus alimentos por un plato de harina simple y sin sabor. Mézclala con sal, pimienta, ajo en polvo, hierbas, etc. Aunque muy poco de esto termine en tus alimentos, realmente le da un sabor muy diferente.Combina el huevo con lecheSi el huevo está demasiado espeso, será más difícil que logres un empanizado homogéneo. Para evitar esto, usa huevo a temperatura ambiente y rebájalo un poco con un chorrito de leche.Bate primero las clarasEn caso de que prefieras un empanizado más esponjoso y no tan crujiente, lo mejor es separar los huevos para batir primero las claras y después las yemas. Así tendrás una textura esponjosa y más ligera.Prepara esta ENSALADA DE POLLO EMPANIZADO CON FRUTOS SECOSDeja reposar el empanizado antes de freírDespués de que pasas los alimentos por el pan molido, te recomendamos refrigerarlos unos minutos. De esta manera, el empanizado se adherirá mejor y batallarás menos al freír.Usa aceite con especiasNo tienes que buscar un aceite especial para empanizar. Es suficiente con que agregues unas ramitas de romero o un poco de chile seco mientras se calienta. Retira antes de comenzar a freír.Asegúrate de que el aceite esté muy calienteJamás, jamás, jamás se te ocurra freír algo en aceite tibio. O de lo contrario tendrás un alimento excesivamente grasoso y mal cocido. La mejor manera de saber si el aceite está listo es añadiendo un poco de huevo al sartén.Prepara esta RECETA DE ROLLITOS DE PESCADO RELLENOS DE VERDURAS
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD