¡Tips para ser Feliz!

Por Kiwilimón - November 2014

La vida está llena de cambios, ciclos que se abren y cierran, la mayoría son agradables pero otros pueden ser causa de sufrimientos. Sin embargo, aunque parezca imposible, se puede ser feliz cuando “todo va mal”.

Nos cuesta trabajo ser felices porque buscamos la dicha en las cosas materiales y  en otras personas, olvidando que nosotros somos los únicos que podemos generarnos nuestra propia felicidad”.

“Todo depende de cómo se mire”, en una primera instancia este dicho popular tiene un significado vago, pero al reflexionarse y sobre todo, aplicarse a la vida cotidiana cobra sentido. Ya que nos puede parecer difícil ser felices cuando no se tiene un trabajo agradable o nos ha ido mal en el amor, pero estos problemas pueden ser una gran oportunidad. ¡Depende de ti!

Para lograrlo te proporcionamos los siguientes tips:

1. Reconoce que no eres perfecto.

2. Las decisiones que tomaste en el pasado, fueron las mejores que pudiste haber tomado, de acuerdo a tus experiencias, herramientas de vida y a nivel emocional.

3. Vive el presente, no se puede vivir en el pasado (tristeza) o en el futuro (ansiedad). Tienes  que disfrutar plenamente lo que pasa aquí y ahora.

4. Recuerda que tú eres la única responsable de tu vida.

5. Tómate un tiempo cuando este sea necesario, descansa.

6. Si tienes alguna enfermedad, necesitas conocer de qué se trata, qué opciones de tratamiento tienes  y llevar a cabo lo necesario. Nadie más puede hacerse responsable de esto más que tú

7. Llora cuando sientas la necesidad, nos han enseñado que no debemos demostrar nuestra tristeza cuando ésta forma parte de nuestro repertorio emocional.

8. Da gracias todos los días.

Al decidir automáticamente comenzamos a ser responsables de lo que estamos eligiendo. El siguiente paso será hacerte cargo de la tarea de buscar lo que para ti significa la felicidad(valores, deseos, manejo emocional, afrontar los retos o problemas). Y esta búsqueda de la propia felicidad se juega todos los días, en todo momento”.

Ver artículo original

Chéca estos artículos de Salud180 para llevar una vida más sana:    
Receta de Hot Cakes de Doble ChocolateHot Cakes de Doble Chocolate Receta de Hot Cakes Esponjosos con YoghurtHot Cakes Esponjosos con Yoghurt Receta de Hot Cakes Integrales Hot Cakes Integrales
 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Olvídate de los olores desagradables en tu cocina. Con estos tips puedes deshacerte del mal olor en tu refrigerador. Te decimos qué hacer si el refrigerador huele mal.Limpia cada rincón de tu refrigerador. Aunque es más que obvio, es importante recalcar en la necesidad de hacerlo, por lo menos una vez cada tres meses. Vacía todo tu refri y desconéctalo para que no gastes electricidad (porque la puerta estará abierta por un buen rato). Recuerda limpiar los cajones y la estantería, así como las paredes y las puertas.Recurre a limpiadores naturales.Aunque el desengrasante o desinfectante que usas para limpiar tu cocina puede servir, te recomendamos usar limpiadores hechos a base de ingredientes naturales en el caso del refrigerador. La combinación de bicarbonato de sodio, vinagre y jugo de limón es genial para limpiar y eliminar olores.Coloca ingredientes que absorban los olores.Si después de limpiarlo súper bien el refrigerador sigue oliendo un poco extraño, puedes recurrir a algunos de estos remedios. En una bandeja para galletas espolvorea una caja de bicarbonato de sodio y colócala dentro de tu refri. También puedes poner un bowl con café molido o pedazos de carbón vegetal.Refresca tu refrigerador de manera natural.Una manera muy sencilla de mantener tu refrigerador oliendo rico es colocar un limón (o algún otro cítrico) partido por la mitad dentro de uno de los estantes. Otra opción es colocar bolitas de algodón empapadas en esencia de vainilla. Cualquiera de las dos alternativas dejará un olor delicioso en tu refrigerador.Ajusta la temperatura de tu refrigerador.Muchas veces los malos olores son ocasionados por la descomposición temprana de los alimentos. Esto puede evitarse si se mantiene el refrigerador a una temperatura de entre 3 y 4.4° C.Para que tu refrigerador siempre huela bien, recuerda:Guardar tus alimentos preparados dentro de contenedores con tapa.Revisar frecuentemente la fecha de caducidad de tus alimentos.Limpiar inmediatamente cualquier líquido que se derrame.No dejar alimentos con olores fuertes directamente sobre los estantes.Mantener en el congelador carnes hasta que las vayas a usar. 
La moringa es un árbol originario de la India, pero gracias a sus múltiples propiedades se ha dado a conocer en todo el mundo. La principal característica de este árbol es que prácticamente todas sus partes pueden consumirse, en especial las hojas y las vainas. Aunque existen muchas presentaciones, las maneras más comunes de encontrar la moringa en el mercado son en polvo, cápsulas o directamente las hojas.Si aún no has probado el “árbol milagro”, estos usos te animarán a incorporar la moringa en tu dieta diaria.Es un potente atioxidanteSe ha descubierto que los altos niveles de radicales libres en el cuerpo provocan estrés oxidativo, el cual está asociado con enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. De acuerdo con un estudio publicado en Science Direct, la moringa contiene varios componentes que ayudan a combatir la oxidación, como vitamina C, betacaroteno, quercetina y ácido clorogénico. Y lo mejor es que no necesitas mucho para notar los cambios. Según una investigación en el Journal of Food Science and Technology, es suficiente con tomar 7 gramos de moringa (aproximadamente una cucharada y media) todos los días durante tres meses para aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre.Protege la Salud del CrebroLa moringa tiene la fabulosa propiedad de cuidar la salud cerebral debido a que es un alimento rico en antioxidantes y potenciador de las actividades neurológicas. Su alto contenido en vitamina E y C protege contra la oxidación que puede dañar el funcionamiento cerebral. De igual manera, ayuda a conservar la memoria y a mantener la salud mental. Se ha descubierto que incluso la moringa puede ser un tratamiento efectivo en los casos de Alzheimer. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Neurosciences in Rural Practice,el consumo de moringa ayuda a potenciar la memoria y a reducir los síntomas de esta enfermedad.Ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangreSe ha descubierto que la moringa, al igual que otras plantas, ayuda a reducir el colesterol malo. Los resultados de una investigación publicada hace algunos años ya señalaban las propiedades terapéuticas de la moringa en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, algunos estudios han relacionado el consumo de moringa con la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.Una pequeña investigación realizada con seis personas que padecen diabetes demostró que el añadir 50 gramos de hojas de moringa a la comida reduce el aumento de azúcar en la sangre en un 21%. Estos son algunos otros usos de la moringaIngerida: Podría aumentar la producción de leche Podría reducir los síntomas de asmaControla malestares del sistema digestivo, como gastritis, diarrea o úlceras.Aplicada sobre la piel:Combate las infecciones en la pielAyuda a curar mordidas de víboraTrata los síntomas de la gingivitisRecuerda consultar con tu doctor antes de hacer cambios en tu dieta.
La cúrcuma, también conocida como azafrán de la India, es una planta proveniente de la familia de los jengibres. Esta es una de las especias más usadas en la gastronomía de dicho país asiático, ya que sirve tanto para dar sabor como color para el arroz, carne y otros platos, como el curry. En occidente es mayormente utilizada como colorante de la mostaza tipo americano.¿Qué nutrientes contiene la cúrcuma? Las maravillas de la cúrcuma no se quedan en su fascinante aroma o espléndido color. Esta especia ha sido reconocida como una gran fuente de nutrientes natural. Una cucharada de cúrcuma contiene 29 calorías, .91 gramos de proteína, .31 gramos de grasa, 6.31 gramos de carbohidratos, 2.1 gramos de fibra y .3 gramos de azúcar. Además, la misma cucharada proporciona al cuerpo humano parte de las vitaminas y minerales que necesita, como lo son el manganeso, hierro, potasio y vitamina C.¿Cómo ayuda a tu salud? Más allá de sus efectos colorantes, esta planta es conocida por ser un eficaz antiinflamatorio e incluso puede compararse con el iboprufeno. Debido a estas propiedades, se considera que la cúrcuma puede reducir el dolor causado por la artritis.La cúrcuma recientemente ha recibido una mayor atención por tener altos niveles de antioxidantes, los cuales son capaces de evitar que el hígado sea dañado por toxinas, así como por su capacidad de mejorar el estado del sistema digestivo.Aún queda por comprobar qué efectos tiene contra el cáncer, pero algunos estudios sugieren que puede proteger contra cáncer de páncreas, próstata y mieloma múltiple.¿Cómo puedes incluír cúrcuma en tu dieta?La cúrcuma se puede encontrar en su forma natural en polvo, entera (raíz) o en hojas. Puede incluirse en los alimentos de varias formas, a manera de especia, como vinagreta o como marinada. La puedes agregar a un platillo de arroz, vegetales y sopa de polloGracias a su creciente consumo, la cúrcuma ya está disponible como suplementos (cápsulas, polvos, extractos y colorantes). Pero, al igual que con todos los suplementos alimenticios, se recomienda consultar con un especialista antes de adquirir y consumir este tipo de productos.Ahora que ya conoces los beneficios de la cúrcuma, ¿cómo la agregarás a tu dieta? Con estas recetas podrás aumentar tu consumo de nutrientes al incorporar la cúrcuma en tu alimentación:Hamburguesa VeganaPollo en Salsa de CúrcumaAderezo de Curry, Mostaza y Granola
Dinos qué guardas en tu horno y te diremos qué tan buen cocinero eres. Si el horno de tu cocina está limpio y tiene algunos refractarios, eso significa que te gusta lucirte con tus recetas. Pero, si se parece más a una bodega de ollas viejas y tupers sin tapa, definitivamente tienes mucho por aprender.Aunque hornear es algo desafiante para muchos, esta actividad puede ser realmente sencilla y divertida. No dejes que la falta de tiempo o de experiencia ahuyente tus ganas de usar el horno. Sigue estos tips para aprender a hornear en menos de lo que esponja un pastel.Empieza con algo sencillo: Si nunca has usado el horno por tu cuenta, no intentes hacer una receta súper complicada. Mejor elige un platillo con pocos pasos y una preparación muy básica. Podrías hasta pensar en alguna receta fácil con poco tiempo de cocción, para asegurarte de estar pendiente y además, adquieras práctica. Además, así será más difícil que cometas un error.Ten pacienciaEsto es básico al momento de hornear. Necesitas paciencia para precalentar el horno y que alcance la temperatura ideal, para dejar que tus platillos estén listos sin abrir la puerta cada cinco minutos y, obviamente, para aprender de las equivocaciones. Compra los utensilios básicosNo tienes que llenar tu cocina con batidoras industriales y cuchillos profesionales, pero sí hay algunos utensilios que vas a necesitar. Espátulas, refractarios antiadherentes, tazas medidoras, báscula, termómetro y unos bowls grandes para mezclar son suficientes. Ordena todo antes de comenzarLo ideal es que antes de empezar a cocinar leas con cuidado la receta y acomodes los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Aunque esto parezca un poquito exagerado, cuando estás horneando es muy importante que respetes los tiempos. Créenos, si te tardas cinco minutos en encontrar los trapos para sacar el pastel, las cosas pueden ponerse feas.Sigue todas las instruccionesNo es necedad del autor del recetario poner medidas o temperaturas exactas. Para que el horneado quede perfecto debes seguir al pie de la letra las instrucciones. Esto incluye el orden en que mezclas los ingredientes, la temperatura, las cantidades y, obviamente, la consistencia (a punto de nieve, crema, uniforme, líquida, con aire, etc.).Prepárate para desmoldar o reservarNo subestimes la importancia de invertir unos minutos en el molde que usarás. Cuando no lo engrasas o enharinas bien, es muy probable que el pastel termine desmoronándose o quemándose en algunas partes. Para evitar estas catástrofes lo más fácil es que untes mantequilla y después cubras el molde con papel antiadherente. ¡Anímate a prender el horno! Con estos tips y las recetas de Kiwilimón hornear será tu nueva actividad favorita. Panqué de Plátano con Betún de chocolate blancoPastel de Pan de EloteCheesecake con FlanRosca de Frutos Secos sin Glutenhttps://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD