10 pasos para ahorrar agua en la cocina

Por Kiwilimón - Octubre 2015
El agua es uno de los servicios básicos que nos pueden dar una sorpresa cada mes si no cuidamos su uso. Los precios se pueden elevar bastante si somos descuidados y no nos fijamos en qué tanta agua usamos, especialmente en la cocina. Es por eso que hoy te dejamos diez simples tips para que implementes en tu casa y logres ahorrar agua y dinero al mismo tiempo.
  1. No dejes el grifo abierto para lavar los trastes o alimentos. Mejor llena de agua el fregadero de una sola vez y utiliza esa agua, te aseguramos que gastarás menos.
  2. Trata de no descongelar tus alimentos con el agua caliente de la llave, mejor sácalos un par de horas antes del congelador y déjalos a derretir en el lavabo.
  3. Dale mantenimiento a las tuberías de tu cocina, no te imaginas cuántas veces no nos damos cuenta de fugas mínimas que van consumiendo nuestro uso de agua sin que nos demos cuenta.
  4. Cierra la llave de paso central de agua de tu casa si sales de vacaciones. De esta manera no gastarás nada mientras estés lejos de tu hogar.
  5. Si es tiempo de comprar un lavavajillas, fíjate que sea uno ecológico o de bajo consumo, hará una gran diferencia en tu consumo mensual.
  6. Hablando de lavavajillas, no lo utilices hasta que esté lleno, la máquina utilizará la misma cantidad de agua para lavar un plato o una carga llena.
  7. Cocinar al vapor en vez de hervir tus platillos no sólo hará que no gastes agua, sino también que los ingredientes que utilices mantengan de mejor manera todos sus nutrientes, es un ganar, ganar.
  8. Si tu grifo deja salir demasiada agua puedes colocar un artefacto llamado reductor de caudal que, como su nombre lo dice, ayuda a que no salga un chorro demasiado denso del tubo y así no salpiques ni desperdicies.
  9. Limpia las manchas de tu cocina inmediatamente mientras siguen frescas, esto las hace mucho más fáciles de quitar. Si las dejas secar tendrás que usar agua para humedecer el trapo y poco a poco acumularás varios litros.
  10. Cierra tus grifos de la manera adecuada. Parecerá una obviedad, pero según un estudio una casa regular gasta hasta 8 litros de agua al mes de goteo indeseado.
También te dejamos tres tips con los que harás un mejor uso del agua tanto para tu alimentación como para la casa:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
Septiembre es un mes muy importante para todos los mexicanos, pues se celebran las fiestas patrias, fecha relevante que es un buen pretexto para reunirnos con nuestros familiares o amigos y comer rico.Una gran opción para pasarla bien es hacer una noche mexicana, así tienes la oportunidad de celebrar en una casa, lo cual resulta más económico que salir a un restaurante o bar, además de que no tendrás límites de tiempo ni espacio.Y para que todo salga de maravilla, te damos los mejores tips para disfrutar de una gran noche mexicana.Haz una lista con todo lo que necesitas, desde decoraciones, comida, bebida, invitados, qué traerá cada quién.Planea una decoración muy colorida y mexicana, procura que los motivos sean verde blanco y rojo, puedes utilizar varias banderas, collares para las mujeres, sombreros para los caballeros, papel picado, manteles multicolores, o materiales reciclados y hacer tus propios adornos.¡Lo principal es la comida! El eje más importante de la noche mexicana son los platillos, lo más típico es pozole, pero también los pambazos, sopes, mole, chiles en nogada, quesadillas o tostadas. Podrías organizarte con tus invitados para que cada uno lleve un platillo, así todos pueden comer sus favoritos. Arma una barra de postres con dulces mexicanos, eso le dará un toque increíble a tu noche mexicana. En esta barra puedes incluir merengues, palanquetas, mazapanes, cocadas, alegrías, obleas, dulces de leche, arroz con leche, flan napolitano, gelatina tricolor, ates con queso... Ofrece aguas frescas a tus invitados. Lo típico son aguas de limón, jamaica, horchata, incluso puedes jugar con eso y contribuir a tu decoración tricolor. Organiza juegos típicos como lotería, serpientes y escaleras, canicas o pirinola; para hacerlo más interesante puedes hacer castigos con shots de tequila o tener premios como muñequitas típicas de tela, bolsas de dulces, o alguna artesanía mexicana. La música también es muy importante, arma una lista con canciones muy mexicanas, en la que no falte el mariachi, el norteño, la banda y también incluye música para bailar.Las bebidas alcohólicas también son una parte fundamental en una noche mexicana, lo típico es el tequila, el mezcal, el pulque; además con el tequila puedes preparar ricos cócteles como el charro negro, tequila sunrise, margaritas y palomas. Ahora que ya tienes todos los elementos para hacer una gran noche mexicana, recuerda divertirte con responsabilidad y procura no abusar de la comida, de los postres ni del alcohol. ¡Viva México!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD