6 útiles consejos sobre qué hacer y qué no hacer en el Buen Fin
Consejos de Ahorro

6 útiles consejos sobre qué hacer y qué no hacer en el Buen Fin

Por Kiwilimón - Noviembre 2016
Ya se acerca el Buen Fin y con él, muchas tentaciones que pueden poner a temblar nuestra cartera. Antes de que te embarques en deudas innecesarias, te sugerimos leer estos consejos. Descubre cómo aprovechar los descuentos y ahorrar más dinero durante el Buen Fin:
  • Compara los beneficios de comprar de contado o a meses sin intereses. Es común que en estos días salgan ofertas en las compras realizadas a meses, pero ten cuidado. Esto es únicamente una buena opción si pagas a tiempo tus deudas. Si eres de las que suele olvidar los plazos o solamente pagas el mínimo de tu tarjeta, olvídate de los meses y busca las ofertas de contado.

  • Mide tus gastos. Tal vez te encuentres con verdaderas gangas, pero si al sumar el total de tus deudas estas superan el 30% de tu ingreso, lo mejor es que pares de gastar.

  • Conoce los precios del mercado. En algunas ocasiones ha ocurrido que los artículos “en descuento” realmente tienen un precio mayor al acostumbrado, por lo que no existe tal oferta. Días antes del Buen Fin, te sugerimos que empieces a monitorear los precios.

  • Verifica tu ticket. Por lo general, estos días las tiendas están abarrotadas y el personal de ventas no se da abasto. Evita cualquier inconveniente revisando cuidadosamente el voucher antes de firmarlo. No olvides conservar tu ticket de compra en caso de que sea necesario hacer alguna aclaración.

  • Lo más importante: haz un presupuesto. Para aprovechar mejor las ofertas lo ideal es saber exactamente qué es lo que necesitas y de cuánto dinero puedes disponer. Tal vez te encuentres con un par de zapatos preciosos, pero si lo que realmente necesitas son electrodomésticos, lo mejor es que te olvides de los zapatos.

 
  • Ante todo te invitamos a que reconozcas el valor de tu dinero y aprendas a invertirlo en lugar de solo gastarlo. Los bienes perecederos y los que pasan de moda no suelen ser las mejores inversiones; en cambio, los artículos cuya vida útil supera el plazo de la deuda son una buena elección.

Para que tu dinero rinda al máximo el próximo Buen Fin pregúntate qué es lo que realmente necesita tu casa o qué le hace falta a tu familia. Piensa en comprar algo que beneficie a todos y mejore su calidad de vida. La nueva T-fal InfinyForce es una excelente opción de compra. Sus poderosas cuchillas de acero inoxidable, su vaso de vidrio resistente a choques térmicos y su tapa dosificadora la hacen la mejor inversión para este Buen Fin, pues tiene un precio increíble. Hazte la vida más sencilla y prepara cientos de platillos gracias a su panel con funciones específicas para diferentes tipos de recetas. ¡Disfruta la nueva forma de licuar T-fal InfinyForce!

 

Estos tips te pueden interesar:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Entre las causas de un descontrol en los triglicéridos se encuentra una dieta llena de calorías, tener sobrepeso y obesidad, malos hábitos como fumar y beber, además de la genética y hasta trastornos en la tiroides, enfermedades del hígado y renales. Con frecuencia escuchamos el término “triglicéridos altos” y sabemos que no es algo positivo, pero no tenemos mucha idea de lo que esto significa.¿Qué son los triglicéridos y qué consecuencias tiene el tenerlos altos?Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Cuando se lleva una vida sedentaria y se excede el consumo de grasas y carbohidratos, el exceso de calorías es almacenado en forma de triglicéridos.Cuando los triglicéridos están altos, es decir, por encima de 150 ml/dL en ayunas, aunado a otros factores, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, además de la acumulación de grasa en el hígado. ¿Qué hacer para bajar los triglicéridos?Si ya tienes altos los triglicéridos, para nivelarlos puedes evitar el azúcar y los alimentos refinados, limitar tu ingesta de alcohol, y comer alimentos que ayuden con este propósito.¿Qué alimentos son los que ayudan a bajar los triglicéridos?Frutas y verduras. Hay que consumir varias veces al día, preferentemente en todas las comidas, verduras como calabaza, zanahoria, chayote o nopales. En el caso de las frutas, hay que tener cuidado porque son ricas en azúcares, que el organismo también puede transformar en triglicéridos.Legumbres. Incluye en tu dieta legumbres como frijoles, lentejas, habas, al menos tres veces por semana.Carnes magras, como pollo, pavo, pescado, pues no contienen azúcares, pero sí proteínas, minerales y vitaminas.Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.Por otro lado, limita o evita el consumo de pan y postres, carnes frías muy saladas, refrescos, alcohol, grasas, azúcares, comida rápida y comida chatarra para no tener altos los triglicéridos.Recuerda que la alimentación es de vital importancia en nuestro organismo, por eso debemos pensar qué le damos a nuestro cuerpo y qué consecuencias buenas y malas va a tener.También es muy importante que consultes a tu médico para ajustar nuestras recomendaciones a tu caso en específico.
¿Te acuerdas de Popeye, ese marinero que se ponía grande y fuerte para vencer al villano y lo único que necesitaba eran espinacas?Quizá gracias a esa caricatura crecimos pensando que las espinacas eran súper poderosas y nos creímos el mito de que tienen más hierro que ningún otro alimento, pero como muchas otras cosas de nuestra infancia, no es cierto. En realidad, las espinacas no son la gran fuente de hierro que pensamos, así lo revela José Miguel Mulet, doctor en Bioqiuímica y Biología molecular, en su libro ¿Qué es comer sano?, y asegura que ninguna verdura es una gran fuente de hierro, aunque eso no quita que las espinacas son un alimento muy sano y con muchas propiedades. ¿Necesitas ideas para el desayuno? Prueba estas Espinacas a la Crema con Huevo¿Cómo comenzó el mito de las espinacas? Toda esta creencia se debe a un error tan simple, que es difícil de creer. A finales del siglo XIX Erich von Wolf, químico alemán, se puso a analizar los beneficios nutricionales de las verduras y todo apunta a que puso mal una coma al apuntar el contenido en hierro de las espinacas, y donde debía decir 3,5 miligramos decía 35. Y, claro, eso es mucho hierro.Además de no tener tanto hierro, las hojas de espinaca tienen altos niveles de unas sales, conocidas como oxalatos, que dificultan la absorción de éste y otros nutrientes, como el calcio, en el intestino. Pero no hay por qué satanizar a las espinacas pues, aunque no sean lo que pensábamos, son muy sanas y sí son fuente de varios nutrientes: tienen muchísimo potasio y magnesio, dos electrolitos fundamentales para nuestra salud. Por otra parte, las espinacas son una fuente importantísima de vitamina K y precursores de la vitamina A, esencial para nuestro sentido de la vista. Y también son unas verduras ricas en sales de ácido fólico.No cabe duda, todos los días se aprende algo nuevo y ahora sabes que si Popeye se ponía fuerte, seguramente era porque comía algo más que espinacas en lata.3 opciones para incluir espinacas en tus comidas:Crema de Espinaca con PoblanoPechugas Rellenas de Queso Crema y EspinacasCrepas de Espinca Rellenas de Champiñones
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD