6 útiles consejos sobre qué hacer y qué no hacer en el Buen Fin
Consejos de Ahorro

6 útiles consejos sobre qué hacer y qué no hacer en el Buen Fin

Por Kiwilimón - Noviembre 2016
Ya se acerca el Buen Fin y con él, muchas tentaciones que pueden poner a temblar nuestra cartera. Antes de que te embarques en deudas innecesarias, te sugerimos leer estos consejos. Descubre cómo aprovechar los descuentos y ahorrar más dinero durante el Buen Fin:
  • Compara los beneficios de comprar de contado o a meses sin intereses. Es común que en estos días salgan ofertas en las compras realizadas a meses, pero ten cuidado. Esto es únicamente una buena opción si pagas a tiempo tus deudas. Si eres de las que suele olvidar los plazos o solamente pagas el mínimo de tu tarjeta, olvídate de los meses y busca las ofertas de contado.

  • Mide tus gastos. Tal vez te encuentres con verdaderas gangas, pero si al sumar el total de tus deudas estas superan el 30% de tu ingreso, lo mejor es que pares de gastar.

  • Conoce los precios del mercado. En algunas ocasiones ha ocurrido que los artículos “en descuento” realmente tienen un precio mayor al acostumbrado, por lo que no existe tal oferta. Días antes del Buen Fin, te sugerimos que empieces a monitorear los precios.

  • Verifica tu ticket. Por lo general, estos días las tiendas están abarrotadas y el personal de ventas no se da abasto. Evita cualquier inconveniente revisando cuidadosamente el voucher antes de firmarlo. No olvides conservar tu ticket de compra en caso de que sea necesario hacer alguna aclaración.

  • Lo más importante: haz un presupuesto. Para aprovechar mejor las ofertas lo ideal es saber exactamente qué es lo que necesitas y de cuánto dinero puedes disponer. Tal vez te encuentres con un par de zapatos preciosos, pero si lo que realmente necesitas son electrodomésticos, lo mejor es que te olvides de los zapatos.

 
  • Ante todo te invitamos a que reconozcas el valor de tu dinero y aprendas a invertirlo en lugar de solo gastarlo. Los bienes perecederos y los que pasan de moda no suelen ser las mejores inversiones; en cambio, los artículos cuya vida útil supera el plazo de la deuda son una buena elección.

Para que tu dinero rinda al máximo el próximo Buen Fin pregúntate qué es lo que realmente necesita tu casa o qué le hace falta a tu familia. Piensa en comprar algo que beneficie a todos y mejore su calidad de vida. La nueva T-fal InfinyForce es una excelente opción de compra. Sus poderosas cuchillas de acero inoxidable, su vaso de vidrio resistente a choques térmicos y su tapa dosificadora la hacen la mejor inversión para este Buen Fin, pues tiene un precio increíble. Hazte la vida más sencilla y prepara cientos de platillos gracias a su panel con funciones específicas para diferentes tipos de recetas. ¡Disfruta la nueva forma de licuar T-fal InfinyForce!

 

Estos tips te pueden interesar:

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguir una dieta vegetariana no tiene que significar un sacrificio en términos de sabor o nutrientes. Con estas recetas veganas podrás preparar una comida completa sin tener que incluir ingredientes de origen animal. Caldo de hongos con epazote. Comienza tu comida con una entrada calientita como este Caldo de Hongos con Epazote. Recuerda que los hongos blancos tienen una gran cantidad de nutrientes, incluyendo proteínas, enzimas, vitaminas B (especialmente niacina) y vitamina D2. Sustituye el caldo de pollo por caldo de verduras para hacer una versión vegetariana. Si gustas, puedes agregar chile guajillo.Ensalada de espinacas con fresas. Esta entrada es una opción muy fresca, con muchos sabores y pocas calorías. No olvides lavar y desinfectar muy bien la espinaca y la arúgula antes de comenzar a cocinar. Recuerda que las Espinacas tienen minerales como calcio, hierro, potasio, magnesio y fósforo. En cuanto al contenido de vitaminas, la espinaca es rica en vitamina A, vitamina C, vitamina E, vitamina K, como así también vitaminas del grupo B ( B6, B2, B1) y ácido fólico (vitamina B9).Crema de espárragos sin lácteos. Si eres intolerante a la lactosa o estás tratando de bajarle a tu consumo de lácteos, tienes que probar esta receta. Su textura es suave y cremosa, aun sin llevar leche.De hecho, sería un platillo nutritivo gracias a que los Espárragos son ricos  en potasio, vitamina A, vitaminas del complejo B,vitamina C, ácido fólico y vitamina K. Además, son ricos en fibra, no tienen sodio, son bajos en calorías y no contienen colesterol ni grasa.  Imagínate, 100 g de espárragos proporcionan sólo 24 calorías.Tostadas de chorizo vegano. Para un plato fuerte, estas Tostadas son una gran opción, ya que aunque esta preparación no incluye ingredientes de origen animal, puedes ahorrar tiempo sustituyendo la crema vegana por crema ácida. ¡Queda muy bien con el chorizo!Lasaña vegetariana de calabacitas. Otro plato fuerte rico en vitaminas puede ser esta lasaña vegetariana, ya que puedes agregar todas las verduras que te gusten. Al final gratina un poco de queso manchego o parmesano vegano y tendrás un platillo exquisito. Sopes de rajas poblanas.Después de preparar esta receta sentirás que estás probando un platillo hecho por tu mamá. Usa papel absorbente para retirar el exceso de grasa de los sopes. De hecho, ¿sabías que el chile poblano es rico en vitamina C, así como en clorofila, antioxidantes que protegen las células? Además, una pieza de chile poblano contiene más de 200 mg de vitamina C, es decir, más de 3 veces la recomendación diaria. Brownies veganos con doble chocolate. Aunque no llevan ni huevo o leche, estos brownies tienen una textura y un sabor espectaculares. Decora al final con un poco de azúcar glas. Incluso, si los preparas de chocolate amargo, encontrarás grandes cantidades de antioxidantes. Además, procura que contenga una gran cantidad de cacao, para que puedas ibtener mejores cantidades de antioxidantes. Tarta vegana de chocolate. Tiene un gran sabor y además es una opción muy saludable, ya que no contiene azúcar refinada. Y no te preocupes por prender el horno: esta tarta se refrigera.Después de ver estas recetas, ¿ya tienes una idea del menú para la próxima semana? Conoce más recetas vegetarianas visitando nuestro sitio.
Gracias a los resultados casi milagrosos de algunas celebridades, la dieta ketogénica ha adquirido gran popularidad en los últimos años. Pero, ¿sabes a ciencia cierta en qué consiste este régimen? ¿Realmente funciona tan bien como dicen? ¿Qué debes hacer para seguir una dieta keto? Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre este régimen. Para empezar: ¿qué es la dieta keto?Esta dieta parte del principio de la cetosis, que es un estado en el que el cuerpo se alimenta prácticamente de grasas. Esto se logra llevando una alimentación alta en grasas, pocas proteínas y muy pocos carbohidratos. ¿Qué se puede comer en la dieta keto?La mayoría de tus alimentos deben basarse en estos ingredientes: Carne: puede ser pollo, pavo, carne roja, salchichas, jamón o tocinoPescados grasosos: salmón, trucha o atúnHuevosLácteos: mantequilla, crema, quesosFrutos secos y semillas: nueces, almendras, chía o semillas de calabazaAceites: de oliva, aguacate o cocoAguacatesVegetales: bajos en caloríasCondimentos: sal, pimienta y especias ¿Qué no se puede comer?Alimentos azucarados: refresco, jugos, smoothies, pasteles, panes, dulcesGranos: trigo, arroz, pasta, cerealesFrutas: excepcionalmente puedes comer un puñado de fresasLegumbres: frijoles, lentejas, garbanzosVegetales: papas, camotes, zanahoriasProductos dietéticos o bajos en grasasAlimentos dietéticos sin azúcarAlcohol ¿Por qué funciona tan bien la dieta keto?Existen muchas razones por las cuales la dieta cetogénica es tan efectiva, sin embargo, las principales son estas:No te mueres de hambre siguiendo este régimen. El consumo de alimentos altos en grasas hace que te satisfagas y no sientas antojos entre comidas.Es un plan que dura solo unas semanas. Debido a la manera en que impacta en el cuerpo, se recomienda seguir esta dieta como máximo tres semanas continuas. A diferencia de otras dietas que incluyen ingredientes especiales o preparaciones específicas, la dieta keto es muy sencilla. Además de ayudarte a bajar de peso, la dieta cetogénica puede mejorar tu estado de salud general. ¿Qué te parece arrancar el año bajando unos kilitos, mientras comes delicioso? Súmate a nuestro Reto Keto. Descarga el recetario AQUÍ.
A nadie le gusta comenzar el año batallando, y menos por dinero. Lo malo es que con las fiestas decembrinas muchos terminaron tan gastados que todo el mes de enero se convierte en un verdadero suplicio. Si tú también te excediste un poquito en el Lupe-Reyes, estos tips te ayudarán a sobrevivir la cuesta de enero. Haz tu presupuesto. Suma todos los gastos y pagos pendientes que tengas que cubrir en enero. Cuando ya tengas el total de tus gastos, réstalo a tus ingresos. Si ves que todavía te sobra algo de dinero, la situación no es tan grave. Pero si ves que quedas en número rojos, ahí sí hay un problema. Si eso sucede, lo mejor que puedes hacer es planear menús diarios para saber cuánto dinero necesitas para poder preparar comida durante el mes o lo que resta de él. Aprovecha los descuentos. En la tan afamada cuesta de enero, las tiendas ofrecen verdaderas gangas en enero. Investiga qué promociones ofrecen los súper mercados o las tiendas departamentales para ver si te conviene comprar. Si tus finanzas están un poco más holgadas, puedes aprovechar los descuentos de enero para hacer compras preventivas.Prepara platillos que sean más rendidores. Concéntrate en usar ingredientes que sean económicos y rindan mucho, como puede ser la pasta o las papas. Existen muchas recetas econcómicas que pueden prepararse y rendir para muchas porciones. Si no tienes ni idea de qué puedes cocinar durante la cuesta de enero, aquí te compartimos algunas opciones:Nopales rellenos en caldillo de jitomateEspagueti a la crema con jamónTaquitos de carne de soya al pastorUsa los ingredientes de la temporada. Siempre será más fácil encontrar variedad de frutas verduras si sabes en qué época del año se dan con mayor facilidad y esto hará que tus menús también sean más variados y no necesariamente más costosos. Para enero te recomendamos preparar recetas que incluyan guayaba, jamaica, mandarina, naranja, tamarindo, tejocote, toronja, así como acelga, betabel, calabacita, coliflor, espinaca, pepino, entre otros.No desperdicies nada. Aunque esto es algo a aplicar durante todo el año y en cualquier situación, te será de mayor ayuda si lo pones en práctica en esta época. Ve al súper o al mercado, y guíate únicamente por las cosas que necesites, por la cantidad de verduras, frutas y carne o pollo que necesites. Si ves que en tu casa te queda alguna fruta que ya está muy madura, úsala para preparar un postre, o hazla mermelada. El chiste es no tirar nada.¿Necesitas más recetas para sobrevivir a la cuesta de enero? Revisa estas opciones: Tacos de Atún al PastorHamburguesitas de Atún con ChipotlePescadillas de Atún Fáciles
Al partir un huevo te habrás dado cuenta de que la yema no es siempre del mismo color. Tanto la consistencia como la tonalidad pueden variar de un huevo a otro. Esto se debe a diferentes factores. Descubre todo lo que el color de la yema de huevo puede revelarte.Alimentación de la gallinaEl color de la yema de un huevo está determinado principalmente por la alimentación de la gallina. Esto significa que, si una gallina consume maíz, la yema será un poco más anaranjada. Por el contrario, cuando las gallinas son alimentadas con trigo o cebada, el resultado es una yema con un tono pálido más cercano al amarillo.Calidad del huevoHace tiempo se creía que el color de la yema determinaba la calidad de un huevo. Por esto se consideraba que las yemas pálidas eran indicadores de una mala alimentación, mientras que las yemas con tonos naranjas más intensos suponían una garantía de calidad. Ahora sabemos que el color de la yema depende del tipo de alimentación que recibe la gallina y no tiene que ver necesariamente con la calidad del huevo.Indicadores de frescuraAl momento de elegir un huevo hay otros factores, aparte del color de la yema, que pueden ayudarte a identificar uno de buena calidad. Por ejemplo, la consistencia de la clara debe ser densa, y su color prácticamente transparente. Si te encuentras con un huevo que tiene una clara muy fluida o con tonalidades cafés, verdes o negras, esto significa que no es fresco o que está contaminado. Antes de partir un huevo puedes conocer qué tan fresco está. Solo tienes que meter el huevo en un vaso con agua. Si el huevo se hunde, esto quiere decir que está fresco. Entre más flote, más viejo será.No te dejes llevar por el color de la yema. Muchos productores usan colorantes (naturales y artificiales) para modificar el color, por lo que esto ya no es un factor determinante de calidad o frescura. Si te interesa consumir huevos frescos y de calidad, acércate a los productores locales. En estas granjas las gallinas suelen alimentarse de manera natural bajo condiciones más óptimas que garantizan la calidad del producto.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD