No sabemos si LLORAR o REÍR con estos memes de Aguacate
Consejos de Ahorro

No sabemos si LLORAR o REÍR con estos memes de Aguacate

Por Kiwilimón - Julio 2016
La subida del precio del aguacate provoca un impacto muy negativo en la comida típica de México. Sin embargo, como buenos mexicanos, han manifestado con mucho humor el disgusto por esta noticia devastante. Te presentamos los mejores MEMES sobre la subida del aguacate. ¿Qué dices? ¿Ríes o Lloras? Crédito: @mxfd.net Crédito: @ElDeforma @_MagdieILara Crédito: @webcamsdemexico Crédito: @SinEmbargoMX Crédito: @myrnalucia Crédito: @ElDeforma Crédito: @ElDeforma ¡Pero no es el fin del mundo! Prepárate uno de estos deliciosos tacos que no llevan aguacate y siguen siendo DELICIOSOS:

Las MEJORES recetas de tacos

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Compuesto en su mayoría en agua, el pepino ofrece beneficios más allá de la hidratación, que no es poca cosa, pues además cuenta con un aporte relevante de vitaminas, minerales, fibra y puede ser un aliado útil para cuando buscas bajar de peso.Los pepinos son bajos en calorías y uno sin pelar de 300 gramos contiene sólo 45 calorías, 11 gramos de carbohidratos, 2 gramos de proteína y 2 de fibra. En cuanto a vitaminas y minerales, proporciona porcentajes de la ingesta diaria de vitamica c, k, magnesio, potasio y manganeso que oscilan entre el 10 y el 15 por ciento.Además, los pepinos se componen de aproximadamente 96% de agua, así que pueden ayudarte con tus requerimientos de líquido al día. A continuación, te contamos más sobre los beneficios del pepino.AntioxidantesLos antioxidantes son moléculas que bloquean la oxidación que se da por una reacción química que forma átomos altamente reactivos con electrones desapareados, conocidos como radicales libres. Estos radicales libres dañinos pueden acumularse y conducir a varios tipos de enfermedades crónicas, pero pueden combatirse con frutas y verduras, incluidos los pepinos, ricas en antioxidantes beneficiosos que pueden reducir el riesgo de estas afecciones.Esto está comprobado gracias a un estudio de probeta que investigó las propiedades antioxidantes de los pepinos y descubrió que contienen flavonoides y taninos, dos grupos de compuestos especialmente efectivos para bloquear los radicales libres dañinos.Puede reducir el azúcar en sangreVarios estudios han encontrado que los pepinos pueden ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre y prevenir algunas complicaciones de la diabetes. Por ejemplo, un estudio en animales examinó los efectos de varias plantas sobre el azúcar en sangre y se demostró que los pepinos reducen y controlan eficazmente los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, la evidencia actual se limita a estudios de probeta y en animales, por lo que se necesita más investigación para determinar cómo los pepinos pueden afectar el azúcar en sangre en humanos.Promueve el movimiento intestinal regularComer pepinos puede ayudar a mantener las evacuaciones intestinales regulares gracias a su alto contenido de agua. Mantenerse hidratado puede mejorar la consistencia de las heces, prevenir el estreñimiento y ayudar a mantener la regularidad. Además, los pepinos contienen fibra, que ayuda a regular las deposiciones. En particular, la pectina, el tipo de fibra soluble que se encuentra en los pepinos, puede ayudar a aumentar la frecuencia de las deposiciones.El pepino es además muy fácil de incluir en tus comidas diarias, desde una sencilla agua de pepino con limón, hasta ensaladas, snacks o sopas frías, no dejes de probar nuestras recetas con pepino en casa.Pepinos rellenos de atún a la mexicanaEnsalada cremosa de pepino, chayote, jamón y apioAguachile vegano
Partamos de una realidad: no existe una mala hamburguesa. Entre dos panes cualquier ingrediente simple adquiere un poder vehemente, casi sobrenatural. Y aunque las opciones pueden ser infinitas, personalmente prefiero dejar fuera la creatividad cuando se habla de ellas. Sí, las aberraciones también son infinitas. El escritor culinario y amante empedernido de las hamburguesas, –como su servidora– Anthony Bourdain, decía que ya eran perfectas, ¿por qué echarlas a perder?En una entrevista hecha a Bourdain por TechInsider, el también cocinero compartió las ocho reglas de oro para elaborarlas. Lo primero era mantenerlas clásicas, casi académicas: pan, carne, tomate, cebolla, lechuga, pepinillos encurtidos y nada más. Ricardo Campuzano, el chef del restaurante de hamburguesas Margarita, afirma que la hamburguesa perfecta es resultado de la sencillez, pero también de la calidad de los ingredientes.El pan, por supuesto, debe ser el marco que lo engloba todo. Un brioche suave y suficientemente mantequilloso –hay que ser conservadores en las cantidades de nuestra amiga láctea para evitar opacar el sabor de la carne– logra mandar una hamburguesa al infierno de lo común y corriente o al cielo de los elegidos. Joan Bagur, panadero y fundador de Sal y Dulce Artesanos, resume que el pan ideal es un pan estilo brioche de mantequilla con una consistencia que logre sostener el jugo de la carne. Eso sí, que tampoco sea demasiado grueso porque podría esconder el sabor del medallón. “La mantequilla con la que se hace el pan debe ser de calidad para que no nos deje un mal retro gusto”, completa.  Hablemos de la carne. Si partimos de que el origen de la receta podría ser el de las tribus mongolas y turcas del siglo XIV en la que picaban la carne para hacerla si quiera comestible, este ingrediente en versión machacado o molido es irremplazable. Vamos. Si lo quitamos, mejor llamémosle sándwich, bocata, entrepán, torta, emparedado. La decisión de si elaborarla de res, de cerdo o de una combinación salomónica de ambas es decisión de la conciencia, el gusto y el bolsillo. Bourdain afirmaba que incluir sirloin o algún corte demasiado exótico a la mezcla la destruía. En cambio, prefería el brisket o la costilla, algunas de las partes más grasosas. Y es que sí, la parte amarilla, esa que se derrite al calor, es lo que realmente le aporta magia. El chef Campuzano asegura que la combinación perfecta es de 80% carne, 20% grasa, y sólo sazonar con sal. Joan Bagur aconseja que hay que cocinarla a la plancha muy caliente para que se selle, se caramelice y permanezcan los jugos dentro. Recomienda terminarla al grill para que tome ese espectacular gusto asado. El escritor de Kitchen Confidential, Anthony Bourdain, afirmaba que no debía faltar el queso y éste debía derretirse. Panela, requesón, queso fresco, ustedes no juegan. En mi opinión, es a través de la combinación de los quesos, la grasa de la carne y lo mantequilloso del pan que la experiencia llamada “hamburguesa” sucede. Que a nadie se le pasen las salsas. Descansando en el pan va la mayonesa –una ligera crema balanceada en limón y grasa– y la reina de todas, la cátsup (el cátsup o el kétchup, para el resto de América Latina). Ella debe ser jitomatosa y vinagrosa, sutilmente dulce para equilibrar la grasa y aportar acidez. Para Anthony no había discusión en el tocino; siempre era la ocasión. En cambio, le parecía un exceso cuando las hamburguesas llegaba como una torre de Legos a la mesa. El tema es que si es demasiado alta es casi imposible poder reunir todos sus sabores en una mordida. De ahí sólo faltan las papas porque, ¿qué es una hamburguesa sin papas? Citando a Gloria Trevi, definitivamente es una papa sin cátsup. Que sean caseras, cortadas en tiras o en gajos. Que queden crocantes por fuera, pero suaves por dentro. De preferencia, que no nos dejen los dedos con reflejo, que no se apelmacen.Las apariencias engañan. Las hamburguesas pueden parecer un alimento burdo, quizás porque las hemos visto servidas en charolas de plástico, entre plásticos y bolsas de estraza, en cajitas de cartón para disfrutarse en el carro, con o sin juguete. Ello no las hace menos buenas. La hamburguesa es perfecta en sus componentes. Llegar a un balance es un afortunado accidente de la Matrix; es la diferencia de una comida rápida y una comida que apenas se diluye en el recuerdo con el paso del tiempo. Así me pasó hace una semana en el restaurante Nopa, de San Francisco, o cada vez que se me cruza un In and Out en cuyo aderezo naranja se disfraza cualquier imperfección, si la hubiera. Tampoco olvido las de The Spaniard, en Nueva York. En México, hay varias que me guiñen en ojo. Las que me recuerdan a mi adolescencia, como las de las Fuentes de Satélite que llevan piña, o las que solía hacer Joan Bagur en OkDF y que acompañaba con patatas bravas. Recientemente probé la de Margarita, del chef Ricardo Campuzano, en la colonia Narvarte: su combinación de carne + tocino + cheddar me pareció que resaltaba sus buenos ingredientes de forma monchosa. La hamburguesa es más que un sándwich en esteroides. El ritual nos involucra, nos pide permanecer atentos para que la carne no se recorra al fondo, para que los aderezos no terminen en la ropa. Pero quizás la mejor parte de comerla sea que por cuatro, quince o las veinte mordidas que nos sobrevive volvemos a ser niños, niños felices otra vez.
La hoja de laurel es un condimento indispensable en la gastronomía mexicana, pero más allá de darle sabor a la comida, sus maravillosas propiedades la hacen ideal para cuidar de la salud como nunca imaginaste. Descubre cuáles son los beneficios del laurel para la salud. Propiedades del laurel Entre las propiedades de las hojas de laurel, encontramos que tienen un alto contenido de vitamina A, B, C, ácido fólico, además de minerales como el cobre, manganeso, hierro, zinc y magnesio. No por nada era utilizado como planta medicinal antes que como condimento en la época de la Conquista, como se menciona en el Códice de la Cruz-Badiano, donde se le llamaba “ecapatli”. Beneficios del laurel Las hojas de laurel son buenas para la digestión, pues contienen enzimas que ayudan a descomponer las proteínas y contribuyen a procesar los alimentos más rápido.El té de laurel contiene cineol y eogenol, compuestos que favorecen la eliminación de gases y evitan la acidez estomacal.Gracias al polifenol en las hojas de laurel, un estudio realizado por el Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition, encontró que podrían potenciar la acción de la insulina y reducir los niveles de glucosa en el cuerpo.El laurel también ayuda a controlar el buen funcionamiento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca.Además de ser un gran antioxidante natural, la vitamina A en las hojas de laurel es excelente para cuidar la salud visual.De acuerdo a investigaciones del Instituto de Investigaciones Biomédicas del Conacyt, el laurel tendría propiedades antidepresivas y ansiolíticas que ayudan a regular las funciones del sistema nervioso.¿Cómo consumir hojas de laurel? Para aprovechar los beneficios del laurel, puedes utilizarlo para sazonar sopas, caldos y guisados o hacerte una infusión con 3 hojitas y una taza de agua hirviendo. Recuerda no abusar del consumo de esta hierba o podría resultar contraproducente. ¿Listo para disfrutar de las propiedades y beneficios del laurel?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD