Tips de ahorro para la cuesta de enero
Consejos de Ahorro

Tips de ahorro para la cuesta de enero

Por Kiwilimón - Enero 2014
Económicamente hablando enero es un mes difícil para muchas personas. Esto, aunado a los excesos vividos a finales del 2013 invita a tratar de ahorrar un poco y por consiguiente cuidar más de nuestro cuerpo. Aquí algunos consejos para que la cuesta de enero no se sienta y además la aproveches para sentirte mejor.

Evita las compras por impulso. Ya pasó el mes en el que se valía comprar todo lo que se nos antojaba, ahora es mes de cuidar la cartera. Hay que tener autocontrol y limitar las compras a lo necesario. De esta forma ahorrarás dinero y también te abstendrás de antojos variadas que podrían arruinar tu dieta. Trata de cocinar en casa y aprender nuevas recetas, a la larga, será mucho mejor para ti y tu cartera.  

Adiós vicios

Con las fiestas también llegó el consumo de bebidas alcohólicas y algunos otros deslices como fumar o comer demasiada grasa o comida chatarra. Hay que aprovechar enero para decirle adiós a todas esas actividades dañinas y retomar el camino saludable. Va sin decirlo que al no caer en tentaciones también estarás ahorrando un muy buen dinero.  

Planifica tus compras

Tanto tu como tu familia cambia cada año. Vuelve a pensar qué cosas compras cuando vas al súper mercado y detente para quitar de la lista todo aquello que ya no se necesita o aquellos productos que sólo se comen por costumbre y antojo. En vez de esto trata de incluir más frutas y verduras, además de lácteos buenos como yogurt griego pues estos productos, además de no ser muy caros y cuidar de tu economía, mejorarán exponencialmente tu salud.  

Menos gasolina

Muchas veces no queda otra más que usar el coche, pero muchas otras lo tomamos sólo por costumbre. Qué tal empezar a caminar un poco más para tonificar músculos y hacer ejercicio aeróbico mientras nos ahorramos mucho de nuestro presupuesto que de otra forma se iría directo a la gasolina.  

Cocina en casa

Esto ya lo mencionamos y debemos reiterarlo pues a la larga sale mucho mejor comprarte un buen libro de cocina o buscar excelentes recetas en www.kiwilimon.com y aprender nuevas técnicas y platillos. Cocinar en tu hogar ampliará tu repertorio culinario y además te ayudará económicamente pues la diferencia entre comer en casa y fuera es abismal. Claro está que de esta forma también lograrás controlar los nutrimentos que consumes tú y tu familia.  

Comida en menos de 30 minutos

Un delicioso menú que puede tener listo en tan solo 30 minutos, ideal para días con prisas. Una rica sopa de verduras, de platillo principal fajitas de pollo y una alternativa al ate de guayaba sobre un pastel de queso.

Haz click aquí y encuentra deliciosos menús para cocinar en casa.

 

¿Qué te parecieron estos tips?

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si te gusta curiosear por los pasillos del súper mercado lo más seguro es que ya te hayas topado con la sal rosada del Himalaya. Y si te preguntabas sobre su color: no, nadie la pintó; el rosa es su color natural. Entonces, ¿por qué tanta algarabía por esta sal? Sigue leyendo para saber por qué ahora todos están cocinando con la sal rosada del Himalaya.¿Cuál es la diferencia entre la sal normal y la sal rosada del Himalaya?La sal es sal. A final de cuentas es solamente cloruro de sodio, ¿no es así? Pues en el caso de la sal del Himalaya es un poco más que eso. A diferencia de la sal de mesa que solemos usar, compuesta por cloruro de sodio y a veces yodo, la sal rosada tiene una gran cantidad de otros minerales, entre ellos calcio, potasio, magnesio. La gran ventaja es que estos más de 80 minerales se encuentran en la sal rosada de manera natural, mientras que en la sal blanca de toda la vida el yodo es añadido mediante procesos industriales.¿Qué propiedades tiene la sal rosada del Himalaya?La presencia de los minerales en este tipo de sal puede ayudar a enriquecer la alimentación y complementar los nutrientes de otros alimentos. Sin embargo, hay que tener muy presente que, a pesar de contener más minerales que la opción tradicional, la del Himalaya sigue siendo sal. Así que su consumo debe moderarse.Aunque aún faltan más investigaciones para corroborar estas propiedades, se cree estos son algunos beneficios de comer sal del Himalaya:Disminuir el avance de la osteoporosis, gracias a que contiene calcio.Mejorar la digestión y equilibrar los ácidos en el estómago. Ayudar a prevenir enfermedades de la tiroides, por el yodo presente naturalmente.Reducir la presencia de calambres y contracturas musculares, debido a su aporte de potasio y magnesio.Tratar afecciones de la piel, cuando es usada de manera tópica.¿Qué tipo de sal es más recomendable?Definitivamente la sal rosada del Himalaya es mejor que la sal tradicional. Para empezar, la sal rosada no está procesada ni contiene aditivos. En cambio, la sal yodada pasa por tratamientos industriales de purificación, blanqueamiento y yodación. Finalmente, al consumir sal normal solo estás aportando a tu organismo cloruro de sodio y, en algunos casos, yodo. En cambio, con la sal rosada del Himalaya estás dando a tu organismo más de 80 minerales esenciales. No importa qué tipo de sal decidas usar, recuerdo que es muy importante que moderes su consumo para cuidar tu salud.
¿No importa qué prepares, siempre terminas tirando la comida que tus hijos no se acaban? Deja de sufrir por el desperdicio de alimentos. Con estos tips no volverás a batallar a la hora de la comida por estas cosas.No exageres en las cantidadesDependiendo de la edad, tamaño y nivel de actividad física, los niños pequeños requieren aproximadamente entre mil y 1400 calorías al día. Si le sirves a tu hijo de 4 años lo mismo que a ti, es obvio que el niño no se va a acabar la comida.Almacena por porcionesSi preparas la comida con anticipación, te recomendamos congelarla en porciones individuales. De esta manera, solo tendrás que descongelar y calentar la cantidad que tu pequeño vaya a comer en realidad.Aprovecha la comida del día anteriorOrganiza tu menú para que puedas aprovechar lo que te sobre de un día para preparar la comida de otro. Por ejemplo, si un día haces picadillo de pollo casero  después puedes preparar calabacitas rellenas de picadillo o con lo que te haya quedado del día anterior. Prepara porciones pequeñasEs muy importante que consideres que el apetito y el antojo de los niños pueden cambiar de un momento a otro. Si te piden molletes,prepara solo uno y espera hasta que lo acaben para ver si querrán otro más. Nunca te adelantes porque podrías terminar desperdiciando comida. Reserva la salsa sólo para su platilloA algunos niños les encanta bañar el arroz en salsa de tomate y los hot cakes en jarabe. Para evitar que se arruine toda la cacerola de comida, lo mejor es que solo pongas un poquito de la salsa preferida de tu pequeño en su plato. Así, el resto de la comida se mantendrá intacto. Sirve de manera divertidaEl problema con muchos niños es que se dejan llevar por la vista y muchas veces rechazan un platillo solo por su aspecto. Enamora a tus pequeños decorando su comida de manera atractiva. No te preocupes, no tienes que hacer mucho. A veces con que agregues un conejo de chocolate es suficienteEnséñale a comer lo que hayRecuerda esto siempre: si cedes una vez, ya perdiste. Educa a tus hijos para que aprendan que se debe comer lo que hay en casa. Si preparas enmoladas de chorizo de soyas, eso es lo que va a comeer.No les des la opción de elegir otra cosa, si no siempre estarás tirando lo que ellos no quieren.Visita nuestra sección de comida para niños y descubre deliciosas recetas que les encantarán a tus niños.
La moringa es un árbol originario de la India, pero gracias a sus múltiples propiedades se ha dado a conocer en todo el mundo. La principal característica de este árbol es que prácticamente todas sus partes pueden consumirse, en especial las hojas y las vainas. Aunque existen muchas presentaciones, las maneras más comunes de encontrar la moringa en el mercado son en polvo, cápsulas o directamente las hojas.Si aún no has probado el “árbol milagro”, estos usos te animarán a incorporar la moringa en tu dieta diaria.Es un potente atioxidanteSe ha descubierto que los altos niveles de radicales libres en el cuerpo provocan estrés oxidativo, el cual está asociado con enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. De acuerdo con un estudio publicado en Science Direct, la moringa contiene varios componentes que ayudan a combatir la oxidación, como vitamina C, betacaroteno, quercetina y ácido clorogénico. Y lo mejor es que no necesitas mucho para notar los cambios. Según una investigación en el Journal of Food Science and Technology, es suficiente con tomar 7 gramos de moringa (aproximadamente una cucharada y media) todos los días durante tres meses para aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre.Protege la Salud del CrebroLa moringa tiene la fabulosa propiedad de cuidar la salud cerebral debido a que es un alimento rico en antioxidantes y potenciador de las actividades neurológicas. Su alto contenido en vitamina E y C protege contra la oxidación que puede dañar el funcionamiento cerebral. De igual manera, ayuda a conservar la memoria y a mantener la salud mental. Se ha descubierto que incluso la moringa puede ser un tratamiento efectivo en los casos de Alzheimer. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Neurosciences in Rural Practice,el consumo de moringa ayuda a potenciar la memoria y a reducir los síntomas de esta enfermedad.Ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangreSe ha descubierto que la moringa, al igual que otras plantas, ayuda a reducir el colesterol malo. Los resultados de una investigación publicada hace algunos años ya señalaban las propiedades terapéuticas de la moringa en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, algunos estudios han relacionado el consumo de moringa con la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.Una pequeña investigación realizada con seis personas que padecen diabetes demostró que el añadir 50 gramos de hojas de moringa a la comida reduce el aumento de azúcar en la sangre en un 21%. Estos son algunos otros usos de la moringaIngerida: Podría aumentar la producción de leche Podría reducir los síntomas de asmaControla malestares del sistema digestivo, como gastritis, diarrea o úlceras.Aplicada sobre la piel:Combate las infecciones en la pielAyuda a curar mordidas de víboraTrata los síntomas de la gingivitisRecuerda consultar con tu doctor antes de hacer cambios en tu dieta.
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD