Tips de ahorro para la cuesta de enero
Consejos de Ahorro

Tips de ahorro para la cuesta de enero

Por Kiwilimón - Enero 2014
Económicamente hablando enero es un mes difícil para muchas personas. Esto, aunado a los excesos vividos a finales del 2013 invita a tratar de ahorrar un poco y por consiguiente cuidar más de nuestro cuerpo. Aquí algunos consejos para que la cuesta de enero no se sienta y además la aproveches para sentirte mejor.

Evita las compras por impulso. Ya pasó el mes en el que se valía comprar todo lo que se nos antojaba, ahora es mes de cuidar la cartera. Hay que tener autocontrol y limitar las compras a lo necesario. De esta forma ahorrarás dinero y también te abstendrás de antojos variadas que podrían arruinar tu dieta. Trata de cocinar en casa y aprender nuevas recetas, a la larga, será mucho mejor para ti y tu cartera.  

Adiós vicios

Con las fiestas también llegó el consumo de bebidas alcohólicas y algunos otros deslices como fumar o comer demasiada grasa o comida chatarra. Hay que aprovechar enero para decirle adiós a todas esas actividades dañinas y retomar el camino saludable. Va sin decirlo que al no caer en tentaciones también estarás ahorrando un muy buen dinero.  

Planifica tus compras

Tanto tu como tu familia cambia cada año. Vuelve a pensar qué cosas compras cuando vas al súper mercado y detente para quitar de la lista todo aquello que ya no se necesita o aquellos productos que sólo se comen por costumbre y antojo. En vez de esto trata de incluir más frutas y verduras, además de lácteos buenos como yogurt griego pues estos productos, además de no ser muy caros y cuidar de tu economía, mejorarán exponencialmente tu salud.  

Menos gasolina

Muchas veces no queda otra más que usar el coche, pero muchas otras lo tomamos sólo por costumbre. Qué tal empezar a caminar un poco más para tonificar músculos y hacer ejercicio aeróbico mientras nos ahorramos mucho de nuestro presupuesto que de otra forma se iría directo a la gasolina.  

Cocina en casa

Esto ya lo mencionamos y debemos reiterarlo pues a la larga sale mucho mejor comprarte un buen libro de cocina o buscar excelentes recetas en www.kiwilimon.com y aprender nuevas técnicas y platillos. Cocinar en tu hogar ampliará tu repertorio culinario y además te ayudará económicamente pues la diferencia entre comer en casa y fuera es abismal. Claro está que de esta forma también lograrás controlar los nutrimentos que consumes tú y tu familia.  

Comida en menos de 30 minutos

Un delicioso menú que puede tener listo en tan solo 30 minutos, ideal para días con prisas. Una rica sopa de verduras, de platillo principal fajitas de pollo y una alternativa al ate de guayaba sobre un pastel de queso.

Haz click aquí y encuentra deliciosos menús para cocinar en casa.

 

¿Qué te parecieron estos tips?

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Ella está ahí para ti cuando estás triste, también para festejar tus logros, para darte un empujón emocional cuando lo necesitas, para cuando tienes tanto qué decir y también cuando las palabras no alcanzan y lo único que necesitas es a alguien que te apoye en silencio. Tu mejor amiga es una parte muy importante en tu vida y hacerle sentir qué tan especial es para ti, es indispensable.A lo largo de nuestras vidas hay personas se cruzan en el camino. Personas que te enseñan y te aportan, pero así como llegan se van. Se dice que sólo los que se quedan a tu lado son los que realmente conectan con tu alma y ella ha superado contigo no sólo el paso del tiempo, también las épocas más difíciles e incluso alguna pelea. Además, de acuerdo con una investigación de Child Development, tener una mejor amiga ayuda a las personas a mejorar y mantener una buena salud mental. En este estudio se descubrió también que a medida de que compartan más, el lazo es más fuerte.Por todo eso y más, es necesario que le demuestres que la quieres y qué mejor hacerlo con algo tan especial como la comida.Son los pequeños detalles los que a menudo marcan la diferencia, es por eso que aquí te compartimos 5 platillos fáciles para demostrarle a tu amiga que la quieres:Pizza caseraHay muchas razones por las que una pizza siempre es una buena idea, sobre todo si se trata de compartir. Mientras se ponen al día, en una pijamada, viendo una película, cualquier momento es mejor si compartes una pizza con la persona que mejor te conoce.Lasagna¿A quién no le gusta la lasagna? Este platillo tiene la combinación perfecta entre el sabor de la carne, lo delicioso y cremosito del queso, además de que es un platillo muy fácil de preparar pero muy lucidor. Sin duda alguna, tu mejor amiga quedará sorprendida cuando le presentes una espectacular lasagna preparada por ti misma. Galletas Nada más fácil y divertido que hornear galletas juntas o hacerlas para regalar a alguien que siempre te acompaña en los buenos y los malos ratos.  Flan de cocoEste flan es muy rico y delicado, una mezcla perfecta entre dulce y fresco que siempre que sorprenderá a la más especial de tus amigas y será el complemento perfecto de una plática de esas que sólo puedes tener con ella. Brownies de chocolate¿Qué más que chocolate para decir “te quiero”? Un postre siempre será especial, sobre todo si está hecho por uno mismo. Sin duda alguna, al hacer estos brownies, tu mejor amiga sentirá en cada bocado cuánto la quieres. Desde siempre la comida ha sido una de las formas más comunes de demostrar afecto, cariño y amor. No es ninguna casualidad que en San Valentín se regalen chocolates u otros dulces detalles. Y es que es cierto: el amor entra por el estómago.Más allá de su delicioso sabor, la comida tiene un efecto químico en nuestro organismo que nos hace sentir reconfortados, queridos, saciados y también nos transmite placer.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD