Tips de ahorro para la cuesta de enero
Consejos de Ahorro

Tips de ahorro para la cuesta de enero

Por Kiwilimón - Enero 2014
Económicamente hablando enero es un mes difícil para muchas personas. Esto, aunado a los excesos vividos a finales del 2013 invita a tratar de ahorrar un poco y por consiguiente cuidar más de nuestro cuerpo. Aquí algunos consejos para que la cuesta de enero no se sienta y además la aproveches para sentirte mejor.

Evita las compras por impulso. Ya pasó el mes en el que se valía comprar todo lo que se nos antojaba, ahora es mes de cuidar la cartera. Hay que tener autocontrol y limitar las compras a lo necesario. De esta forma ahorrarás dinero y también te abstendrás de antojos variadas que podrían arruinar tu dieta. Trata de cocinar en casa y aprender nuevas recetas, a la larga, será mucho mejor para ti y tu cartera.  

Adiós vicios

Con las fiestas también llegó el consumo de bebidas alcohólicas y algunos otros deslices como fumar o comer demasiada grasa o comida chatarra. Hay que aprovechar enero para decirle adiós a todas esas actividades dañinas y retomar el camino saludable. Va sin decirlo que al no caer en tentaciones también estarás ahorrando un muy buen dinero.  

Planifica tus compras

Tanto tu como tu familia cambia cada año. Vuelve a pensar qué cosas compras cuando vas al súper mercado y detente para quitar de la lista todo aquello que ya no se necesita o aquellos productos que sólo se comen por costumbre y antojo. En vez de esto trata de incluir más frutas y verduras, además de lácteos buenos como yogurt griego pues estos productos, además de no ser muy caros y cuidar de tu economía, mejorarán exponencialmente tu salud.  

Menos gasolina

Muchas veces no queda otra más que usar el coche, pero muchas otras lo tomamos sólo por costumbre. Qué tal empezar a caminar un poco más para tonificar músculos y hacer ejercicio aeróbico mientras nos ahorramos mucho de nuestro presupuesto que de otra forma se iría directo a la gasolina.  

Cocina en casa

Esto ya lo mencionamos y debemos reiterarlo pues a la larga sale mucho mejor comprarte un buen libro de cocina o buscar excelentes recetas en www.kiwilimon.com y aprender nuevas técnicas y platillos. Cocinar en tu hogar ampliará tu repertorio culinario y además te ayudará económicamente pues la diferencia entre comer en casa y fuera es abismal. Claro está que de esta forma también lograrás controlar los nutrimentos que consumes tú y tu familia.  

Comida en menos de 30 minutos

Un delicioso menú que puede tener listo en tan solo 30 minutos, ideal para días con prisas. Una rica sopa de verduras, de platillo principal fajitas de pollo y una alternativa al ate de guayaba sobre un pastel de queso.

Haz click aquí y encuentra deliciosos menús para cocinar en casa.

 

¿Qué te parecieron estos tips?

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El precio del gas va cada día en aumento y si eres de los que se preocupan por su economía, entonces esto te interesa. Aprende cómo puedes aligerar tus gastos mensuales con estos consejos sencillos consejos sobre cómo ahorrar gas en la cocina. 1. Limpia tu estufa correctamente Además de ser imprescindible para la higiene y tu salud, limpiar correctamente la estufa te ayudará a asegurarte de que los quemadores estén libres de obstrucciones, especialmente de grasa acumulada y hollín. Cuando estos se tapan, se produce una mala combustión y esto ocasiona un mayor gasto energético de gas, así que asegúrate de limpiar bien los quemadores de tu estufa. 2. Utiliza ollas y sartenes de acero Procura utilizar ollas y sartenes que estén hechos de acero inoxidable, ya que este material es un excelente conductor de calor y te ayudará a usar menos gas al cocinar, a diferencia del barro y el hierro. Recuerda limpiar bien estos utensilios, ya que además de alargar su tiempo de vida, ayudarán a calentar más rápido tu comida. 3. Tapa las ollas No olvides tapar las ollas cuando estés cocinando tus alimentos, pues te ayudará a tener una cocción más rápida, concentrar mejor los sabores y aromas de la preparación, y por supuesto, ahorrarás mayor cantidad de gas. 4. Mantén un buen nivel de temperatura Puedes iniciar la cocción de tus alimentos con fuego alto e irlo bajando conforme avance tu proceso de cocina. De hecho, es recomendable apagar la lumbre cuando tus alimentos estén casi cocinados y así dejar que se terminen de preparar con el calor restante. 5. Prepara los ingredientes antes de cocinar Muchas veces desperdiciamos gas al dejar la estufa prendida mientras esperamos que los alimentos se terminen de descongelar o mientras los lavamos, picamos y pelamos. Olvídate de esa vieja costumbre y mejor haz todos esos pasos primero para que cuando calientes tus ollas y sartenes, sólo sea cosa de cocer, mezclar y sazonar sin perder más tiempo y energías. 6. Cocina en grandes cantidades Otro consejo infalible para ahorrar gas es cocinar en tandas grandes, ya que si preparas los guisados de toda la semana o toda tu comida del día, puedes recalentarla rápidamente sin tener que volver a utilizar tanto gas. 7. Utiliza ollas a presión Piérdele el miedo a la olla de presión y aprovecha todos sus beneficios para cocinar tus alimentos, pues ésta cocina los alimentos mucho más rápido y ahorra hasta un 50% de gas. 8. Regula el uso del horno Cuando utilices el horno de tu estufa, procura abrirlo lo menos posible. Cada vez que se abre el horno aunque sea por unos segundos, se pierde un 20% de calor y esto genera un mayor gasto de gas. ¿Ya aprendiste cómo ahorrar gas en la cocina?
Es posible que tengas muchos productos en casa que se pueden usar para la limpieza y no te habías dado cuenta. Sí, existen varias opciones seguras para limpiar con ingredientes caseros orgánicos, naturales, no tóxicos, de usos múltiples y, lo mejor de todo, probablemente sean más económicos que los limpiadores comprados en la tienda. Por ejemplo, el bicarbonato de sodio es un gran aliado para limpiar la cocina y con él puedes quitar manches de tópers o desengrasar el horno. El vinagre, por su parte, también tiene varios usos y puedes aplicarlo en verduras, para limpiarlas o en las esponjas, para esterilizarlas.Pero quizá el ingrediente que no esperabas que funcionara para limpiar y pulir muebles en casa está en tus ensaladas, como aderezo. Se trata del aceite de oliva, que no sólo es una solución más suave en comparación con los pulidores de madera a base de petróleo, sino que también es ecológico y mucho más económico de usar.El uso de aceite de oliva nutre la madera y resalta su brillo natural, y se puede utilizar para tratar varios tipos de superficies de madera. Desde sillas y mesas hasta cajas de almacenamiento de madera, puedes usar aceite de oliva y dejar que actúe como barniz.Aunque el aceite de oliva no tiene el mismo grosor que el recubrimiento de barniz, puede proteger la madera de abolladuras y rayones leves. Para hacer tu limpiador casero para muebles con 2 ingredientes, mezcla 2 tazas de aceite de oliva con 1 taza de jugo de limón o de vinagre. Después simplemente aplica la mezcla en los muebles con un paño suave. Para suavizar los rayones en la madera de color claro, frótalos con una solución de partes iguales de aceite de oliva y jugo de limón, y listo.¿Conocías este uso del aceite de oliva y del vinagre?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD