10 errores en la comida mexicana que los extranjeros deben de dejar de hacer

Por Kiwilimón - Mayo 2017
  La comida mexicana es hoy por hoy una de las más populares del mundo. Los sabores, las texturas, los colores y todo el folklore alrededor de nuestra gastronomía hace que la repliquen en todos los rincones del planeta. La mala noticia es que algunos ávidos fans del chile, el frijol y la tortilla fallan en sus más sinceros intentos y cometen atrocidades culinarias que nos molestan bastante. Seguro te has dado cuenta y compartes nuestro coraje por estos 10 errores que los extranjeros deben dejar de hacer (y pensar) sobre nuestra comida de una vez por todas. via GIPHY

¡No todo es gratinado!

Sí, nos gusta el queso, pero no, no se lo ponemos a todos nuestros platillos. via GIPHY

¡No todo debe picar!

De nuevo, sí, nos gusta el picante, pero no disfrutamos quemarnos la boca cada vez que comemos. Las salsas están para saber rico también. via GIPHY

¡No deben freír todo!

Aunque hay ciertas especialidades que freímos como las quesadillas, la verdad es que mucha de nuestra gastronomía no es excesivamente grasosa, y mucho menos “deep fried”. via GIPHY

¡La tortilla de los tacos no debe ser dura!

¿Qué es eso del ”hard shell”? Acá pasamos nuestras tortillas para tacos por la plancha unos segundo para que tomen textura y se calienten, nada de tortillas crujientes en forma de “U”. via GIPHY

¡No todo es taco, burrito y chalupa!

¿Nos gusta enrollar guisados en tortillas? Sí. ¿Esa es toda nuestra gastronomía? ¡No! Deberían preparar pozole para que vean lo que es bueno. via GIPHY

¡Preparen platillos vegetarianos!

No todo en nuestra comida es carnitas y pastor, tenemos una multitud de platillos vegetarianos y veganos para todos los gustos y paladares. via GIPHY

¡Dejen de preparar churros como nuestro único postre!

De hecho los churros vienen de España, nosotros preferimos un rico flan o un delicioso ate con queso. via GIPHY

¡Dejen de preparar fajitas y nachos!

Son ricos, por supuesto, pero cuando los hagan no piensen que son mexicanos. La verdad es que son Tex-Mex y acá no es como que los consumamos tanto. via GIPHY

¡Paren de usar elote dulce!

Sí, ese elote amarillo intenso no es el maíz que usamos en México y le cambia completamente el sabor a los platillos. via GIPHY

¡Existe vida después del tequila!

Acá el agave da para mucho y de hecho la bebida de moda es el mezcal. Aunque el tequila es netamente mexicano, no todo en la vida son las margaritas. via GIPHY Cuando tengas invitados extranjeros en casa te recomendamos que les prepares una de estas deliciosas recetas típicas mexicanas no tan conocidas:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Al día de hoy, existen montones de fotografías en Instagram que muestran el hashtag #AvocadoToast. Y es que, admitámoslo, esta receta fascina a cualquiera por ser indulgente y nutritivo. Prepararla es sumamente sencillo, únicamente se necesita pan tostado, Aguacates de México y sal. Lo fascinante de este platillo es que no existe una sola manera de prepararlo y disfrutarlo. Básicamente todo depende de nuestra creatividad (o de las ideas que encontremos en Instagram). Es justo en esta red social donde podemos hallar combinaciones osadas, ya sea con langosta, queso, rábano, Sriracha, fresas o hasta chapulines. ¿Por qué sigue en boca de todos?Que un platillo como este siga de moda, no solo se debe a su sencillez y antojable apariencia, sino también a lo nutritivo que son los aguacates para nosotros, con casi 20 vitaminas y minerales. Es por eso que la gran ventaja de los avocado toasts es que, sin importar cómo decidas prepararlos, puedes estar seguro de que incorporarlos a tu dieta será un cambio saludable.Los aguacates pueden actuar como un “elevador de nutrientes” porque contienen grasas buenas, las insaturadas, y pueden ayudar a aumentar la absorción de nutrientes solubles en grasa de otros alimentos consumidos con la fruta, tales como las vitaminas A, D, K y E. Por un lado, el aguacate contiene 8 g de grasa por cada porción de 50 g, de los cuales más del 75% son grasas buenas. De hecho, el aguacate es prácticamente la única fruta con grasas buenas. Por eso, el consumo de platillos hechos a base de aguacate, como los avocado toasts, puede ser una decisión saludable y muy nutritiva. Es muy probable que las cifras en Instagram que tienen que ver con avocado toast sigan creciendo; es un platillo que llegó para quedarse en los corazones de gastrónomos y nutriólogos. ¿Quién podría decirle que no? Consigue algunos Aguacates de México y anímate a inventar tus propias versiones. Quién sabe, tal vez algún día tu invención marcará una nueva tendencia.
Al día de hoy, existen montones de fotografías en Instagram que muestran el hashtag #AvocadoToast. Y es que, admitámoslo, esta receta fascina a cualquiera por ser indulgente y nutritivo. Prepararla es sumamente sencillo, únicamente se necesita pan tostado, Aguacates de México y sal. Lo fascinante de este platillo es que no existe una sola manera de prepararlo y disfrutarlo. Básicamente todo depende de nuestra creatividad (o de las ideas que encontremos en Instagram). Es justo en esta red social donde podemos hallar combinaciones osadas, ya sea con langosta, queso, rábano, Sriracha, fresas o hasta chapulines. ¿Por qué sigue en boca de todos?Que un platillo como este siga de moda, no solo se debe a su sencillez y antojable apariencia, sino también a lo nutritivo que son los aguacates para nosotros, con casi 20 vitaminas y minerales. Es por eso que la gran ventaja de los avocado toasts es que, sin importar cómo decidas prepararlos, puedes estar seguro de que incorporarlos a tu dieta será un cambio saludable.Los aguacates pueden actuar como un “elevador de nutrientes” porque contienen grasas buenas, las insaturadas, y pueden ayudar a aumentar la absorción de nutrientes solubles en grasa de otros alimentos consumidos con la fruta, tales como las vitaminas A, D, K y E. Por un lado, el aguacate contiene 8 g de grasa por cada porción de 50 g, de los cuales más del 75% son grasas buenas. De hecho, el aguacate es prácticamente la única fruta con grasas buenas. Por eso, el consumo de platillos hechos a base de aguacate, como los avocado toasts, puede ser una decisión saludable y muy nutritiva. Es muy probable que las cifras en Instagram que tienen que ver con avocado toast sigan creciendo; es un platillo que llegó para quedarse en los corazones de gastrónomos y nutriólogos. ¿Quién podría decirle que no? Consigue algunos Aguacates de México y anímate a inventar tus propias versiones. Quién sabe, tal vez algún día tu invención marcará una nueva tendencia.
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
La fruta de la pasión está en boca de todos, literalmente. Tal vez no te suene mucho por ese nombre, pero seguro que sí la reconoces como maracuyá o granadilla. Esa pequeña frutilla tropical ha ganado popularidad por su exquisito y peculiar sabor, pero no solo por eso. El maracuyá es un alimento extremadamente nutritivo. Conoce todas las razones por las que debes comenzar a comer fruta de la pasión hoy mismo.La fruta de la pasión es rica en polifenoles, micronutrientes con efectos antioxidantes. De hecho, tiene niveles más altos de estos componentes que otras frutas, como el plátano, el mango, la papaya o la piña.Comer regularmente maracuyá ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Las grandes cantidades de vitamina C presente en la fruta de la pasión aumentan las defensas del cuerpo.Tal vez no parezca mucho, pero en una pieza de 18 gramos, dos de esos son fibra. La mayor parte de esta es fibra soluble, la cual ayuda a prevenir el estreñimiento y los picos de azúcar en la sangre.La fruta de la pasión contiene otra vitamina esencial para conservar la salud: la vitamina A. Este nutriente tiene la capacidad de mejorar el aspecto de la piel, fortalecer el sistema inmunológico y mantener en buen estado la visión.Uno de los macronutrientes que requiere el organismo para llevar a cabo sus funciones vitales es el potasio. El maracuyá (crudo) aporta 63 mg de este. (Recuerda que la ingesta diaria recomendada de potasio es de 100 mg).Otra gran ventaja de la fruta de la pasión es su efecto a nivel psicológico. De acuerdo con algunos estudios, el consumo de maracuyá atenúa los efectos del estrés y la ansiedad, gracias a su contenido de magnesio.Un componente presente en la fruta de la pasión, el piceatanol, ayuda a mejorar el metabolismo, la sensibilidad a la insulina, entre otras cosas.Otro de los grandes beneficios de comer fruta de la pasión es la prevención contra el cáncer. Algunos estudios han demostrado que los antioxidantes del maracuyá impiden que los radicales libres muten el ADN de las células saludables.Algunos de los síntomas típicos de la menopausia, como los bochornos, pueden tratarse con fruta de la pasión.Finalmente, el consumo regular de maracuyá ha sido asociado con una disminución en los niveles de ansiedad. Asimismo, se cree que puede mejorar la calidad del sueño.Disfruta todos los beneficios de esta fabulosa fruta preparando estas deliciosas recetas:Frappé energético de maracuyá con coco y chíaCupcake de Maracuyá
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD