4 Consejos para hacer sopas
Tips de Cocina

4 Consejos para hacer sopas

Por Kiwilimón - Agosto 2011
  Las sopas son parte de los menús de la familia. La gran mayoría de las veces se cocinan en casa y existe una cantidad impresionante de recetas para hacer todo tipo de sopas muy deliciosas. Así como para la gran mayoría de comidas, para las sopas también existen diversos trucos que pueden servir para conservarlas y queden más deliciosas. Aquí les dejamos 4 trucos, los cuales les pueden servir para las sopas que preparen en casa:
  • 1. Para que la sopa quede con un buen sabor se recomienda sazonarla antes de empezar a cocinarla, así todos los alimentos soltarán sus saborizantes completamente.
  • 2. Para lograr espesar una sopa que esta muy aguada, se recomienda en un trapo limpio envolvamos un poco de puré de papa y se lo agreguemos. Esto ayudará a que espese rápidamente.
  • 3. Cuando una sopa nos queda muy salada, lo que podemos hacer es pelar una papa y agregársela, esta ayuda contrarrestar el sabor salado.
  • 4. Para contrarrestar la grasa a una sopa sálo necesitamos llevarla al refrigerador y la dejamos un momento al rato notaremos que toda la grasa esta en la parte de encima y se la podremos quitar fácilmente.
Todas las recetas de sopas se pueden encontrar aquí.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Caminar por nuestro país sin sentir la tentación de detenerse a probar un bocado de lo que están preparando junto a ti es casi una misión imposible.  Desde la típica taquería hasta el puesto de comida ambulante, las calles de México poco a poco se han convertido en pasarelas de exquisiteces culinarias para llevar. Nadie puede negar que la comida callejera es parte de la cultura gastronómica mexicana y, si quieres conocer realmente el país, tienes que probarla. Tacos Los tradicionales tacos ocupan sin duda el primer lugar en esta lista de comida callejera en México. Dependiendo de dónde te encuentres, puedes encontrar una gran variedad de tacos: suadero, carnitas, al pastor, tripas, cochinita pibil, de canasta, y un largo etcétera. Tacos de canasta con salsa verde cruda   Burritos Los primos de los tacos tampoco se quedan atrás. Aunque esta comida callejera es más típica del norte del país, ahora puedes encontrarlos casi en cualquier lado. Para disfrutar un buen burrito debes asegurarte de que la tortilla de harina esté recién hecha. Burrito de frijoles con queso   Gorditas En el centro del país se hacen tradicionalmente con harina de maíz (blanco, amarillo o azul), mientras que en el norte las preparan también con harina de trigo. Por lo general se rellenan con los típicos guisados mexicanos: picadillo, papas, carne con chile, rajas, mole, entre muchos otros. Gorditas light   Quesadillas Dejando de lado el eterno dilema (¿las quesadillas llevan queso o no?), este es uno de los platillos favoritos de los transeúntes mexicanos. Puedes probarlas fritas o, si prefieres una opción un poco más light, a la plancha. Quesadillas de flor de calabaza fritas   Elotes y esquites No importa en qué parte del país te encuentres, siempre vas a encontrar un elotero en alguna esquina. Lo fabuloso de esta delicia callejera es que siempre puedes prepararla a tu gusto: con limón, chile del que pica (o no), mayonesa, mantequilla, queso rallado y/o crema. Esquites en vasitos   Tamales Los deliciosos tamales calientitos son el placer culposo ideal para la cena. Como algunos de los otros platillos callejeros los tamales también varían un poco de una región a otra. En los estados norteños suelen prepararse con hoja de maíz y en los sureños, con hoja de plátano. Diferente sabor, igualmente deliciosos. Tamales de chile poblano, queso y elote   Panuchos y salbutes Después de la cochinita pibil y la sopa de lima, los panuchos y salbutes son posiblemente los platillos más conocidos de la cocina yucateca. Para completar la experiencia gastronómica al estilo del Mayab acompaña estos típicos platillos añadiendo cebolla morada y chile habanero tatemado. Salbutes   Insectos Los chapulines con chile y limón pueden parecer una comida exótica, pero en el estado de Oaxaca son una botana callejera bastante popular. No te dejes llevar por las apariencias y anímate a probar estos bichos. Quesadilla con chapulines   Fruta Los vasitos con fruta preparada son definitivamente una de las comidas callejeras más buscadas en México. Puedes encontrar desde los más básicos, como jícama, zanahoria o pepino, hasta frutas de temporada, como sandía, mango o tuna. No olvides el jugo de limón y el chile en polvo para darle el toque final. Coctel de frutas de colores   Tlayuda Otro ejemplo de la deliciosa comida callejera oaxaqueña es la tlayuda. Esta especie de súper tortilla tostada se prepara con tasajo, chorizo, chapulines, carne o aguacate. Tlayuda de tasajo con guacamole   Disfruta la original comida callejera preparándola en casa con las recetas de Kiwilimón.  
Una buena comida comienza desde la presentación de la mesa. Si quieres que tu reunión se convierta en una verdadera experiencia culinaria, sigue estos tips para decorar tu mesa de forma original. No te limites a usar la vajilla tradicional. Los típicos platos de cerámica blanca son muy prácticos, pero no son la única opción disponible para servir la comida. Las tablas de madera o de pizarra funcionan igual de bien que una bandeja de vidrio, pero lucen mucho mejor. Atrévete a usar alternativas originales. Prepara estas botanas de queso y sírvelas sobre un espejo. ¡Se verán increíbles! Elige una temática para la decoración. Así como diseñas el menú siguiendo un estilo, también debes pensar en la decoración en función de una temática. No hay nada peor que una mesa decorada con velas de colores, esferas navideñas, porta servilletas de mecate y mantel de encaje. Escoge la decoración de acuerdo a una sola temática. Estos tamales de nuez son perfectos para una cena con inspiración mexicana. Puedes decorar la mesa usando hojas de maíz. Aprovecha los ingredientes de la cocina. No es necesario comprar candelabros o floreros especiales para decorar tu mesa. Aprovecha lo que tengas en tu cocina para arreglar la mesa. Puede ser desde un platón con hierbas aromáticas hasta una vela dentro de un bol decorado con frutas o verduras. Deja volar tu imaginación y haz una decoración especial. Usa algunos de los ingredientes de estas Costillas de cerdo adobadas para que tu mesa luzca más atractiva.   Juega con todos los sentidos. Decora pensando no solo en lo que tus comensales van a comer y ver, sino también en los aromas que los rodearán. Usa aceites esenciales, ingredientes aromáticos (como especias, frutas o hierbas) y colócalos a lo largo de la mesa para que los olores acompañen la comida. Maximiza el sabor de estas trufas de ganache de chocolate decorando con velas de coco o canela. Recuerda que menos es más. Un exceso de elementos decorativos es contraproducente. Además de ser poco práctico (¿alguna vez has intentado hablar con alguien con un florero de 50 cm de por medio?), es menos atractivo. Ten presente que la decoración sencilla y sobria con pocos artículos es más elegante. Las tostadas veganas de col morada y flor de calabaza son tan coloridas que con un mantel bonito y unas cuantas flores es suficiente para vestir la mesa. No esperes más. Ponte manos a la obra y aplica estos consejos para hacer que tu mesa se vea espectacular en tu próxima reunión.
Llevar una dieta saludable no implica necesariamente hacer sacrificios. Si sabes elegir bien, puedes consumir alimentos ricos y llenos de sabor. Sigue estas recomendaciones para comer delicioso sin descuidar tu figura: Escoge bien el método de cocción. Los alimentos que absorben poco aceite al freírse, como una pechuga de pollo, aumentan 50% su aporte calórico. Si empanizas esa misma pechuga y la fríes, las calorías aumentan 128%. La lección es: elige siempre métodos de cocción, como al vapor o a la plancha, que no agreguen calorías extras a tus platillos. Consume grasas buenas. No todas las grasas son malas, solo hay que aprender a elegir las mejores para tu organismo. Por ejemplo, el aguacate aporta 77% de grasas, pero al ser principalmente aceite oleico, este es benéfico para tu salud. Aprovecha las propiedades de estos alimentos para preparar recetas ricas sin descuidar tu figura. Aquí te contamos cómo puedes preparar postres más saludables. Elige los mejores acompañamientos. Muchas veces el problema no está en los platillos que elegimos sino en los que los acompañan. Uno de los casos más comunes es el de las papas fritas. Una porción de 130 g de papas a la francesa tiene aproximadamente 427 calorías. La próxima vez que pidas una hamburguesa, acompáñala con una ensalada. No olvides las bebidas. Uno de los peores errores que solemos cometer al momento de cuidar nuestra alimentación es solo contar las calorías de lo que comemos y no de lo que tomamos. Un vaso de vino y un latte mediano agregan cada uno 175 calorías a lo que estás comiendo. En caso de que quieras comer una pasta, un pastel de chocolate o algo más calórico combínalo con una bebida ligera, como puede ser un agua mineral o un té. Sustituye para aligerar los alimentos. Existen algunos trucos que puedes aplicar al momento de cocinar para hacer los alimentos más saludables, sin afectar su sabor. Las recetas que incluyen lácteos son ideales para ahorrarte calorías. En lugar de usar leche de vaca, cámbiala por leche de almendras sin endulzar. La primera aporta 150 calorías, mientras que la segunda solo suma 40 calorías. ¿Tienes algún otro tip para cuidar tu figura mientras comes? Compártenos tus recomendaciones en los comentarios. Estas recetas te encantarán: Pechugas de pollo a las hierbas finas Brownies de aguacate Quinoa con leche de almendras y vainilla Té de naranja y canela   Fuentes: Drinkyourcarbs.com Healthline.com Livestrong.com BBCgoodfood.com Healthline.com
Te decimos algunos datos que debes saber del atole, a demás de que es una receta mexicana que se consume desde la época prehispánica y se puede hacer casi de cualquier sabor. Es una bebida prehispánica. Antes de la llegada de los españoles los aztecas ya preparaban una bebida hecha a base de maíz, agua y miel. Durante la época de la Conquista la receta original comenzó a cambiar hasta llegar a la versión del atole que conocemos hoy en día. Aporta muchos nutrientes y vitaminas. Al estar hecho a base de maíz contiene todos los nutrientes de este grano: fibra, antioxidantes, potasio, magnesio, vitamina B, entre otros. Además, dependiendo de los ingredientes que se le añadan (guayaba, fresa, chocolate, etc.) el atole puede tener mayores propiedades. El atole puede ser dulce o salado. Aunque los atoles dulces son los más conocidos, también existen recetas saladas, agrias y picantes. Los llamados chileatoles pueden prepararse con verduras, chiles e incluso carne, y parecen más un guiso que una bebida. No todos los atoles se endulzan de la misma manera. Según la receta tradicional el atole puede endulzarse con miel, sin embargo, esto puede variar dependiendo de la región y del gusto de cada persona. Azúcar, piloncillo, jarabe de maguey o más recientemente sustitutos de azúcar son algunas de las opciones para endulzar el atole. Por lo general su nombre depende de un ingrediente. A excepción del champurrado (atole hecho con chocolate) todos los atoles reciben el nombre del ingrediente que se les agrega: atole de piloncillo, atole de nuez, atole de guayaba. No todos los atoles están hechos con maíz. El atole original es de maíz, pero también puede prepararse con harina de arroz o harina de trigo. Si después de leer acerca de esta típica bebida mexicana se te antojó una taza de atole, estas recetas te interesarán: Atole de arroz Atole de cajeta Atole de cacahuate Atole de zarzamora   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Laroussecocina.mx Elsiglodedurango.com.mx Gob.mx
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD