5 Soluciones rápidas para los errores en la cocina
Tips de Cocina

5 Soluciones rápidas para los errores en la cocina

Por Kiwilimón - Noviembre 2015
Hay personas que por naturaleza o por aprendizaje son un ‘as’ en la cocina, pero hay otras a las que les resulta más difícil el arte culinario y a veces sus platillos no salen como pensaban. Por eso, te damos estos tips para que resuelvas esos pequeños inconvenientes que podrían arruinar tus guisos y postres. ¡Toma nota!
  1. La comida te quedó muy salada
Si es una sopa, puedes quitar un poco del caldo y reemplazarlo por agua pura o caldo sin sal que te haya sobrado. Si es arroz o pasta, agrega unas gotas de limón para equilibrar el sabor. En cuanto a la carne o pollo, podrías hacer un sándwich para despistar a tu paladar. Prepárate para navidad con estas sopas deliciosas  
  1. Te es difícil desmontar el panqué del molde
 Esto podría pasar cuando no pones suficiente mantequilla o aceite en aerosol en el molde para que el pan resbale y sea más fácil sacarlo. Solo deja que tu postre se enfríe a temperatura ambiente por al menos 30 minutos. Después coloca un plato arriba del molde, como si fuera una tapa, presiona con una mano y con la otra gira el molde para que el pan caiga en el plato. También puedes meter al congelador un par de horas el molde con el pan, y cuando esté suficientemente frío, introduce un cuchillo para mantequilla en el borde del molde para que el panqué se despegue. Deleita a tu familia con un fruitcake navideño  
  1. Te pasaste de condimentos o de picante
Los alimentos ácidos pueden reducir el picor, así que exprime un chorrito de jugo de lima o limón, agrega unas gotas de vinagre o piña picada. Para contrarrestar el sabor de las especias, añade una cucharadita de azúcar granulada o miel. Agrega un poco de crema agria o de leche en los platillos muy picantes. Saborea estos muslos de pollo con limón y especias
  1. Tu pasta se coció demasiado
En una sartén, a fuego medio,  añade un chorrito de aceite de oliva o derrite un poco de mantequilla y saltea la pasta ahí por unos 5 minutos, para que tome una textura más firme. Puedes acompañar también con una salsa de tomate para disimular su consistencia viscosa. Mira cómo cocinar correctamente una pasta
  1. El arroz del fondo se quemó
Llena un refractario o la mitad de tu fregadero con agua fría y sumerge la olla que contiene el arroz (el agua solo debe tocar la parte externa inferior de la olla). Así podrías evitar que el sabor a quemado no penetre en el resto del arroz. Otra opción es colocar una rebanada de pan blanco sobre el arroz aún caliente y tapar la cazuela. Espera unos 10 minutos para que el pan absorba el sabor a quemado y quítalo.  Aprende a hacer un buen arroz Haz click aquí y prepárate para la temporada navideña con estos tips y recetas que traemos para ti        
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La pasta es uno de los platillos favoritos de muchos porque es sencilla y tiene muchas combinaciones. Su preparación puede tomarte sólo 30 minutos, aunque si se trata de una pasta clásica, como de la que hoy te vamos a contar, tal vez necesites buscar cómo se hace el espagueti a la boloñesa.El espagueti a la boloñesa es en realidad un derivado del ragù, una salsa italiana a base de carne, y la característica del ragù a la boloñesa es que lleva tomate y se prepara con pastas gruesas, como tallarines, tortellini o ñoquis, y nunca con espaguetis, pues las pastas gruesas sostienen mejor la carne.El ragù alla bolognese, o salsa boloñesa, es solo una de las muchas formas en que se puede preparar una salsa de carne, llamada ragù, en Italia, es decir, este es un término general que se utiliza para indicar cualquier salsa de carne cocinada a fuego lento durante muchas horas. Cada ragù se compone de numerosos ingredientes, que varían según cada región, de ahí que “alla Bolognese” signifique que pertenece al estilo de la ciudad de Bolonia.Historia, ingredientes y receta italianaSegún Livio Cerini, uno de los más grandes escritores de libros de cocina italianos del siglo XX, la base de este apetitoso estilo de preparar salsas con carne se la debemos a los romanos, sin embargo, el término ragù viene de la palabra francesa ragôuter, un verbo que puede traducirse en como “agregar sabor a algo”. El ragú deriva del periodo de la invasión romana, pues los galos reelaboraron la receta romana, transformándola en el ragú, muy similar a las salsas que conocemos hoy.Inicialmente, las salsas ragú eran una especie de guiso que se comía como plato principal, pero luego comenzaron a comerse untadas sobre pan tostado, y todos estos primeros platos de ragú se hicieron sin tomates, ya que los tomates no llegaron a Europa hasta el siglo XVI, por supuesto, desde el Nuevo Mundo y gracias a Hernán Cortés y los conquistadores.Se cree que el nacimiento de la receta original de Ragù alla Bolognese se remonta a finales del siglo XVIII, cuando Alberto Alvisi, el chef del Cardial de Imola, cocinó la primera auténtica salsa de carne a base de tomate, que se sirvió con un plato de pasta de macarrones.A principios del siglo XIX, las recetas de ragú a base de tomate comienzan a aparecer en algunos libros de cocina de la región de Emilia-Romagna. En esta época era un plato que, por lo general, estaba reservado para fiestas u ocasiones especiales.Fue hasta 1982 que la receta oficial fue registrada por Academia Italiana de Cocina en la Cámara de Comercio de Bolonia. En ella se encuentran el tocino y la leche entre los ingredientes habituales. Pero ya sea que ahora le pongas leche a tu boloñesa o no, sin tomates, nos referiríamos a estas salsas simplemente como ragú. Así que los tomates son uno de los ingredientes característicos del espagueti a la boloñesa.En la actualidad, existen muchas formas de hacer espagueti a la boloñesa, por ejemplo, vegano o en presentación de lasaña, ¿cuál es tu favorito?
El aceite de jojoba tiene propiedades benéficas principalmente usadas en la cosmética, por lo que es muy común encontrarlo en una variedad de productos para el cabello, la piel y las uñas. Este aceite es una cera similar al aceite que se extrae de las semillas de la planta de jojoba.La planta de jojoba es un arbusto originario del suroeste de Estados Unidos, el cual crece en las regiones desérticas de Arizona, el sur de California y México. El aceite en sí es un salvador cuando tienes hebras dañadas que necesitan un refuerzo reparador de humedad y nutrientes, pero sin importar cuáles sean los problemas de tu cabello, el aceite de jojoba tiene el poder de brindar resultados para casi todas las necesidades.Aceite de jojoba: ¿para qué sirve en el cabello?Muchas cosas se dicen sobre los usos del aceite de jojoba y lo que puede hacer por tu cabello. Algunas son precisas y están respaldadas por investigaciones, mientras que otras pueden ser un poco inverosímiles.Sin embargo, el uso de la jojoba como humectante para el cabello y la piel sí está confirmado y estudiado dermatológicamente, por lo que el aceite de jojoba sirve como una microemulsión importante en los productos para el cuidado del cabello y ayudan a transportar los ingredientes activos del producto.En cuanto a para qué sirve el aceite de jojoba en el cabello, este puede prevenir la rotura de las hebras y fortalecer los mechones. También podría ser útil para tratar la caspa, el cuero cabelludo seco y la picazón del cuero cabelludo, y también podría usarse como antiinflamatorio y humectante para la piel.Pero si quieres usarlo como estimulante directo del crecimiento del cabello, los resultados aún no están respaldados por investigaciones, por lo que no es una alternativa como terapia para la calvicie de patrón (masculina o femenina), alopecia u otros trastornos de pérdida de cabello. Aun así, puede ser un gran producto para promover un cabello fuerte, sedoso y brillante.Cómo usar aceite de jojoba en el peloHay varias formas de usar aceite de jojoba, la más sencilla es aplicarlo directamente en tu melena. Para esto caliéntalo ligeramente para que sea más fácil de aplicar. Puedes hacerlo en la estufa o en un recipiente apto para microondas. Si tienes el cabello corto, sólo necesitarás aproximadamente 1 cucharada y 2 si tu cabello es más largo. Una vez caliente, aplica sobre el cabello sin ponerlo directamente sobre el cuero cabelludo y baja uniformemente hasta las puntas. Deja actuar durante unos 20 minutos y luego lava tu cabello con tu champú y acondicionador de siempre.También puedes agregar unas gotas de aceite de jojoba a tus productos (alrededor de 3 a 5 gotas), por ejemplo, a tu champú o acondicionador favorito antes de usarlo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD