6 tips de cocina para principiantes
Tips de Cocina

6 tips de cocina para principiantes

Por Kiwilimón - Mayo 2014
Nadie nace siendo chef, toma práctica y sazón crear platillos deliciosos. Esto no quiere decir que sea difícil, sólo se trata de tener muy en orden todo lo básico para poder crear por eso te damos 6 tips de cocina para principiantes. Muchas veces platicamos de diversos platillos y lo buenos que es cocinar en casa para la salud. Habrá a quienes les cueste un poco más de trabajo y aquellos que crean que están negados para la cocina. A todos ellos les decimos que esto puede cambiar, todos podemos ser cocineros habilidosos si tratamos, sólo se trata de perderle el miedo y meterse al ruedo. Por eso, y para que mejores tu forma, aquí van algunos tips que te harán mucho mejor chef:

1.- Invierte en las herramientas adecuadas

Muchas veces podemos pensar que arruinamos alguna preparación por nuestra culpa cuando en realidad son nuestros utensilios los que no están ayudando. No tienes que gastar una fortuna pero sí que vale la pena encontrar al menos un buen cuchillo de chef y una sartén de teflón no adherible.

2.- Cocina algo que te guste

No trates de empezar con recetas demasiado complicadas o platillos que no sabes a qué sabrán. Puede sonar tonto pero este es un punto que te motiva y que te regresa a la cocina pues apenas vayas perfeccionando tus favoritos empezarás a experimentar con demás preparaciones.

3.- Lee la receta completa

Ya sea por emoción o ansiedad el error de muchos es ponerse a cocinar sin haber leído la receta completa. Esto es un error pues puedes adelantarte algunos pasos u olvidar ingredientes y así el platillo no quedará como debe. Ten en mente tu receta y estate segura de que sabes lo que contiene antes de empezar.

4.- Prueba y sazona

Aun en los restaurantes cinco estrellas se sigue este régimen. Un buen chef sabe que un platillo no sale de la cocina sin antes haberse probado, es crucial darle el visto bueno a lo que sea que se prepare y checar si está bien de sal y pimienta antes de servirlo. Una vez que está en el plato se puede hacer poco para arreglarlo, en cambio, si lo inspeccionas antes tendrás tiempo para dejarlo perfecto.

5.- Primero la proteína

Muchas veces nos vamos con el hábito de comprar la carne, el pescado y el pollo al final pero comprarlos en un principio cuando se va al súper te da una mucho mejor idea de qué necesitarás para prepararlos. Es más, después de tener la proteína acércate al pasillo de especias y condimentos para inspirarte.

6.- Cocina lo que sabes

Que a tu familia y amigos no les guste lo que cocina puede ser desmotivante, por eso te recomendamos que cuando tengas cenas y reuniones prepares tus clásicos, aquellos platillos que sabes te quedan perfecto. Ya tendrás tiempo para experimentar y perfeccionar nuevas recetas para otras ocasiones.  

Súper Secretos de Cocina

Cómo saber la temperatura exacta para freír

Cómo evitar que salpique la mezcla de la batidora

Cómo limpiar camarones

 

¿Qué te parecieron estos tips?

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La cena de Navidad está a la vuelta de la esquina, por lo que este es el momento perfecto para comenzar a planear tu menú para esta fecha tan especial. Sin embargo, en kiwilimón sabemos que ahorrar es muy importante, por eso te damos estos consejos para preparar una deliciosa cena navideña con $300 pesos o menos. Antes de nada, es crucial revisar tu alacena y refrigerador, pues así puedes ver qué ingredientes tienes a la mano o puedes inspirarte a crear platillos sin la necesidad de comprar nada. En el caso de la cena de Noche Buena, seguramente tienes ingredientes que serán esenciales, como mayonesa, mostaza, ajo, cebolla, jitomate, pan, jamón, queso y más. A continuación, te decimos cómo ahorrar a la hora de preparar tu cena navideña, te sorprenderás con esas ideas fáciles, sin embargo, recuerda que lo más relevante es pasar tiempo en familia y compartir con tus seres queridos, pues el amor es el ingrediente principal de estas fiestas decembrinas. También puedes leer: 8 recetas de lomo de cerdo para NavidadPlatos fuertesSi quieres preparar una deliciosa cena para 4 personas, en kiwilimón tenemos las mejores opciones para ti, las cuales además son económicas y fáciles de preparar. Pozole El pozole siempre es una excelente opción para las fiestas y reuniones familiares, pues se sirve caliente, es rendidor y fácil de preparar. Otra ventaja de este platillo es que puedes sustituir la carne de cerdo por pollo, de este modo será aún más económico. Si quieres que rinda aún más, asegúrate de añadir suficiente caldo y acompaña con rábanos, cebolla, lechuga, orégano, jugo de limón y tostadas con crema. Tamales Si tienes ganas de probar un platillo muy mexicano, que además sea delicioso y barato, entones tienes que preparar tamales para el 24 de diciembre. Este platillo mexicano es muy versátil, pues puedes añadir carne, pollo o queso y también puedes preparar todo tipo de salsas, las cuales puede preparar con los chiles y condimentos que ya tienes en casa. Gracias a que la masa de maíz es muy económica, este plato es muy rendidor. Romeritos Los clásicos romeritos no pueden faltar en la cena navideña cada año, pues son uno de los platillos más tradicionales para esta época del año. En general, este platillo es bastante accesible, sin embargo, si quieres ahorrar un poco, omite los camarones en la preparación o compra solo ¼ de pulpa de camarón o de camarón seco. Acompaña con pan blanco o bolillo y agrega bastantes papas y romeritos para que rinda. Atún a la vizcaína Si te gusta el bacalao a la vizcaína, esta versión con atún es perfecta para disfrutar del mismo sabor, pero a un precio mucho más accesible. Para que el atún a la vizcaína rinda más, agrega una cantidad generosa de papas cocidas, cebolla picada y jitomate. Puedes acompañar con pan blanco o bolillo. Sandwichón Este platillo es perfecto para aprovechar todos los ingredientes que ya tienes en casa, pues no hace faltar gastar mucho dinero para celebrar la Navidad en familia. Si tienes pan blanco, mayonesa, pollo desmenuzado, jamón o atún, únicamente tendrás que agregar un poco de verduras cocidas y queso, ¡el sandwichón estará listo! Pollo El pollo es otro gran aliado durante las fiestas decembrinas, pues puedes darle un sabor delicioso a las piernas y muslos con los condimentos que ya tienes en casa. Utiliza mostaza, pimienta, hierbas de olor y cualquier otro ingrediente que tengas en casa para preparar pollo al horno o en sartén. Puedes acompañar con verduras, ensalada rusa, puré de papa o cualquier otra guarnición. También puedes leer: 10 deliciosas gelatinas navideñasGuarniciones En el caso de las guarniciones, también te recomendamos revisar tu refrigerador y alacena antes de ir al mercado, ya que esto te ayudará a ahorrar. Por ejemplo, si tienes verduras en casa, tan solo añade un poco de mantequilla y los condimentos y hierbas de olor que tengas a la mano, hornea por alrededor de 20 minutos y listo, tu guarnición estará lista. Las verduras que puedes emplear son: papa, zanahoria, ejote, chayote y calabaza, entre otras. Otra muy buena opción para una cena de Noche Buena económica es el puré de papas, pues es un plato rendidor y fácil de preparar. Por si fuera poco, también es una excelente opción para acompañar platos con pollo, carne y vegetarianos. La ensalada rusa es uno de esos platillos caseros que a todos les fascinan, así que anímate a prepararla en esta ocasión tan especial. Por otro lado, no olvides que el bolillo es una magnífica opción para acompañar todos tus platillos navideños.Postres y bebidasPara cerrar la cena del 24 de diciembre con broche de oro, no es necesario gastar una fortuna. Como ya mencionamos anteriormente, revisa tu alacena y refrigerador antes que nada, pues de esta manera puedes utilizar ingredientes como piña en almíbar, harina para hot cakes, pan blanco, mermeladas, chocolate de mesa y galletas de vainilla, entre otros. Hay muchas opciones de donde escoger entre los postres más económicos para consentir a la familia: carlota de limón, budín de pan, gelatina, pastel o panqué con harina de hot cakes y flan, entre otros. En el caso de las bebidas, también hay muchas opciones para comer bien y ahorrar al mismo tiempo. Puedes preparar aguas frescas, atole, champurrado, chocolate caliente y café de olla.
¿Sabías que existen distintos tipos de whisky? Te invitamos a conocer las características de los más utilizados en barras, desde el clásico escocés hasta el japonés (de sabor muy pronunciado). Tip: El tipo de vaso es importante para captar mejor el aroma y el sabor, usa vasos de lados curvados si se toma solo. Whisky escocésEl whisky (escrito de esta forma) es la bebida nacional de Escocia. Este se elabora a partir de la fermentación del mosto de diferentes cereales como cebada, cebada malteada, maíz, trigo y centeno; con una maduración de mínimo tres años en barricas de roble. Se divide en categorías como: de pura malta, de puro grano, malta mezclada y grano mezclado. Whisky irlandésConocido como whiskey en Irlanda, se elabora con cebada y se caracteriza por contar con una triple destilación, lo que lo hace de gusto delicado. Se elabora de forma similar al whisky escocés, con una mezcla de cereales. Una parte significativa del proceso es su tostado con aire caliente no con turba. Whisky galésEs una variedad única en el mundo y de primer nivel. Su proceso de elaboración ha sido patentado por el Dr. David Faraday y sus orígenes se remontan a la Edad Media, sin embargo, el Movimiento por la Templanza, que limitó el consumo de alcohol, terminó con destilerías locales en 1823. Fue hasta 1990 que el whisky volvió a la escena en esta localización geográfica, gracias a marcas como Penderyn. Whiskey estadounidenseLa producción de whiskey en Estados Unidos se ubica principalmente en el estado de Kentucky y requiere una fermentación mínima de cuatro años en barricas de roble americano para ser considerado como tal. La marca de whiskey americano más vendida en el mundo es Jack Daniels, creada por Jasper Newton Daniel, la cual se caracteriza por elaborarse con un filtrado especial en carbón de madera de arce sacarino. Otras opciones de whiskey americano son Four Roses Bourbon y Marker's Mark. Whisky japonésSu sabor es fuerte y es conocido en el mundo por su calidad. De acuerdo con la destilería Bushmills, el whisky japonés está inspirado en el esocés, por lo que suelen ser similares. La primera destilería japonesa se fundó en 1923 y en 1929 salió al mercado el primer whisky Suntory White Label. Dos personajes clave en la historia de la producción de este destilado en oriente son Shinjiro Torii y Masataka Taketsuru. Whisky indioEs el resultado de melazas fermentadas, que vienen de la caña de azúcar, por lo que su sabor es más dulce que otras variantes. Fuera de India suele ser considerado una especie de ron.
“Todo cura y todo sana”, asegura una canción de tradición. La Tierra entera es medicina: crece entre las milpas, se abre camino en la inmensidad de las fuentes acuíferas, sopla en el cálido aire de los desiertos, descansa en la profundidad de los llanos y las cuevas. En plantas y árboles, el alimento se llama sol. De él y del intrincado proceso de fotosíntesis es que sus beneficios se van tejiendo entre las hojas, raíces, tallos o cortezas.El primer registro de la flora medicinal mexicana, el códice De la Cruz-Badiano, data de 1522. El compendio detallaba el uso medicinal que los indígenas daban a las hierbas, su saber transmitido ancestralmente y luego aplicado a su labor como curanderos. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) asegura que de las 4 mil especies de plantas de las que se tiene registro en el territorio nacional, al menos 3 mil podrían tener efectos medicinales. No queda duda que son ellas quienes, previo a la medicina occidental, sanaron y salvaron a los nuestros. La abuela de tradición tolteca y autora del libro Soy mujer medicina, Eva Cecilia Solís Arroyo, me explicó en entrevista que una de las curaciones prehispánicas más importantes ha sido temazcal –un ritual ceremonial en el que piedras calientes son rociadas con agua y adicionadas con hierbas medicinales–. Gracias a él, nuestros ancestros permanecían sanos. Aunque lo pareciera, la medicina tradicional no está en el olvido. Culturas madre como la china y la india han incluido los saberes de la herbolaria en los planes de salud gubernamentales extendidos entre la población. Según comenta la abuela, en México los pueblos indígenas originarios siguen combinando la medicina tradicional en conjunto con la alópata. “El mundo vegetal está a nuestro servicio, es por esto que podemos darle una intención de sanación a cada planta”, asegura. Además, nos explica que, así como en el Ayurveda, cada planta posee un espíritu con una vibración o fuerza particular: la ardiente y la sutil, la masculina y la femenina. “Las primeras son plantas de vibración fuerte. Las ocupamos en los círculos de protección, purificaciones, limpias energéticas, etcétera… Las femeninas son las que se utilizan para atraer la belleza, las que ocupamos en las cremas para el rejuvenecimiento, para sanar”, concluye la abuela. Para extraer la esencia de la planta se realizan técnicas específicas como las vaporizaciones, infusiones, destilados y cocimientos con los que se crean tés, ungüentos, aguas de uso, emplastes, fomentos, macerados, lavados y baños, tinturas y cataplasmas. Sin embargo, con tan sólo incluirlas crudas o cocidas en los alimentos de todos los días, nos brindan todos sus beneficios. Los ingredientes mexicanos favoritos de la abuela medicinaEn la botica del hogar no deben faltar las gotitas de miel melipona, provenientes de una abeja sin aguijón, fundamentales para las civilizaciones mayas. Chamanes y curanderos de todas las épocas la han ocupado como expectorante, cicatrizante, antiséptico natural y contra enfermedades de los ojos y oídos. El momo u hoja santa, por su parte, constituye el aroma y el sabor de un sinfín de guisos en el suroeste del país. El nombre místico de esta planta no es casualidad: es el resultado de su gran poder sanador. Ha sido ampliamente usado como digestivo, pues ayuda al correcto funcionamiento intestinal y disminuye el dolor abdominal; disminuye la fiebre, alivia el insomnio y relaja los nervios.El muicle, que crece en los trópicos mexicanos, es efectivo para limpiar la sangre, desintoxicar el cuerpo. Para los mixes zapotecos y totonacos cura el empacho y, en recientes investigaciones, se ha comprobado su poder antidepresivo. La corteza de cuachalalate, nativa del sur nacional, se hierve en agua para tratar el cáncer, prevenir el linfoma, ayudar en problemas gástricos y de matriz, así como desinflamar el organismo. La chaya, también de origen mexicano, se usa para tratar la diabetes, para reducir peso y para prevenir la descalcificación en niños y adultos.Para la abuela, el epazote no falta en su olla de cocción por su sabor y sus propiedades antibióticas, bactericidas e insecticidas. “Hay que tomarlo cuando existe vomito, inflamación, comezón e incluso para ayudar a expulsar la placenta después de concebir”.Aunque no son mexicanas, la abuela asegura que las buganvilias son un gran expectorante para la broquitis, por lo que las incluye en sus temazcales y hasta crudas, en las ensaladas. El ajo es otro de sus favoritos porque “es desinfectante, desparasitante y diurético”, mientras que al laurel lo prepara en tés para promover el apetito en los niños. “Tenemos que ser conscientes de que el reino vegetal es un ser vivo. Hay que volver a conectarnos con los alimentos y las plantas que utilizamos al cocinar. Al estar vivos reciben la intención y la energía que nosotros les pongamos. La invitación es a reconectar con lo que nos alimenta, a hacer de la comida nuestra medicina”, finaliza la abuela Eva.
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD