¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?
Tips de Cocina

¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?

Por Kiwilimón - Agosto 2018
  Una parte esencial para que las compras del súper rindan más es saber calcular las porciones. De nada te sirve planear el menú semanal si al final la comida no es suficiente o siempre te termina sobrando. Evita gastos innecesarios siguiendo esta sencilla guía para calcular las porciones de comida.

Frutas y verduras

  • Entre 5 y 6 porciones al día por persona.
  • Lechuga para ensalada: 50 g
  • Algunas personas sugieren el método de las manos para calcular las raciones: la cantidad de vegetales que debes comer diariamente es la que cabe en tus dos manos abiertas.

Carnes

  • Sin hueso: 150-200 g
  • Con hueso: 250-350 g
  • Pescado sin espinas: 200-250 g
  • Pescado con espinas: 250-300 g
  • Un pollo de 2 kilos rinde aproximadamente para 4-6 personas
  • Costillas de cerdo: 2 por persona

Sopas y pastas

  • Arroz: 50 g
  • Pastas: 60-75 g
  • Tallarines: 160-200 g
  • Otra manera de calcular las porciones de las guarniciones es considerar una taza y media de acompañamientos para cada persona.

Otros

  • Pan de caja: 1 pieza al día
  • Cereales con leche: 30 g
  • Leche: una taza
  • Tortillas: 3-4 al día
  • Frutos secos: 40 g
Guarda esta lista en tu celular y consúltala la próxima vez que vayas al súper. Te aseguramos que siguiéndola comprarás únicamente lo que necesitas y nunca volverás a desperdiciar comida. ¿Ya se te acabaron las ideas para cocinar?

Atrévete a probar nuevas recetas:

Caldo tlalpeño

Enchiladas suizas picositas

Niño envuelto

Chilaquiles en salsa verde

Pollo con salsa de champiñones y tocino

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Asia es un continente cuyo tamaño es tan grande como las culturas que lo habitan y si hay algo por lo que destaca cada una de ellas en todo el mundo, es por su rica variedad en comida callejera. Así que si quieres darte una vuelta por lo mejor de la gastronomía asiática, tienes que checar los 5 platillos más populares de la comida callejera en Japón, Corea del Sur, Tailandia y otros más. Pad Thai, Tailandia Una de las razones más importantes por las que Tailandia es considerado el destino más popular para los viajeros es sin duda su gastronomía, por eso, si te gusta la comida tailandesa no te puedes perder el Pad Thai, un plato con diversas versiones pero que básicamente consiste en una mezcla de fideos de arroz salteados con tofu, maní, cebollas verdes, camarones, carne de res, pimienta y salsa de pescado. ¡Son un verdadero manjar! Okonomiyaki, Japón La comida callejera japonesa favorita por excelencia es sin duda el okonomiyaki, una especie de pizza delgada hecha con masa de harina, agua, col y huevo. Puede ir acompañada de carne picada, queso, crustáceos, pulpo o lo que quieras, ya que de hecho su nombre significa “cocinado a la plancha al gusto”. Para darle más sabor, generalmente se acompaña de un toque de katsuobushi (pescado seco), aonori (algas secas) y mayonesa. Jajan Pasar, Indonesia Indonesia tiene una amplia variedad de comida callejera, pero la más antigua y popular de la región se presente con el nombre de jajan pasar. Este platillo consta de un montón de pastelitos diferentes hechos con harina de trigo y harina de arroz con distintas presentaciones, sabores y colores. Van espolvoreados con coco seco y azúcar de palma fundida. Jajan pasar significa “aperitivo de mercado”, ya que sólo se encuentra en mercados tradicionales. Tteokbokki, Corea del Sur El tteokbokki es el platillo más típico y popular en Corea del Sur. Se trata de unos pastelitos de arroz aglutinado sobre salsa picante, muy picante para tratarse de comida asiática; éste también va acompañado de algunas verduras, huevo hervido, carne de ternera y pasta de pescado, mejor conocido como eokmu, que puede consumirse en banderillas aparte. Chili de Cangrejo, Singapur En Singapur, la comida callejera es tan importante que existen pequeños conjuntos de puestos callejeros que comparten las mesas y otros servicios, conocidos como Hawkers. En ellos, el plato que más se pide entre los comensales es el chili de cangrejo, para el cual se utilizan cangrejos de barro, jaiba azul o cangrejos de concha blanda fritos. Este manjar se saltea en una salsa agridulce y semiespesa de tomate y se mezcla con ajo, vinagre de arroz y salsa de soja. Si tuvieras que visitar un país basándote en su comida callejera, ¿cuál elegirías?
Asia es un continente cuyo tamaño es tan grande como las culturas que lo habitan y si hay algo por lo que destaca cada una de ellas en todo el mundo, es por su rica variedad en comida callejera. Así que si quieres darte una vuelta por lo mejor de la gastronomía asiática, tienes que checar los 5 platillos más populares de la comida callejera en Japón, Corea del Sur, Tailandia y otros más. Pad Thai, Tailandia Una de las razones más importantes por las que Tailandia es considerado el destino más popular para los viajeros es sin duda su gastronomía, por eso, si te gusta la comida tailandesa no te puedes perder el Pad Thai, un plato con diversas versiones pero que básicamente consiste en una mezcla de fideos de arroz salteados con tofu, maní, cebollas verdes, camarones, carne de res, pimienta y salsa de pescado. ¡Son un verdadero manjar! Okonomiyaki, Japón La comida callejera japonesa favorita por excelencia es sin duda el okonomiyaki, una especie de pizza delgada hecha con masa de harina, agua, col y huevo. Puede ir acompañada de carne picada, queso, crustáceos, pulpo o lo que quieras, ya que de hecho su nombre significa “cocinado a la plancha al gusto”. Para darle más sabor, generalmente se acompaña de un toque de katsuobushi (pescado seco), aonori (algas secas) y mayonesa. Jajan Pasar, Indonesia Indonesia tiene una amplia variedad de comida callejera, pero la más antigua y popular de la región se presente con el nombre de jajan pasar. Este platillo consta de un montón de pastelitos diferentes hechos con harina de trigo y harina de arroz con distintas presentaciones, sabores y colores. Van espolvoreados con coco seco y azúcar de palma fundida. Jajan pasar significa “aperitivo de mercado”, ya que sólo se encuentra en mercados tradicionales. Tteokbokki, Corea del Sur El tteokbokki es el platillo más típico y popular en Corea del Sur. Se trata de unos pastelitos de arroz aglutinado sobre salsa picante, muy picante para tratarse de comida asiática; éste también va acompañado de algunas verduras, huevo hervido, carne de ternera y pasta de pescado, mejor conocido como eokmu, que puede consumirse en banderillas aparte. Chili de Cangrejo, Singapur En Singapur, la comida callejera es tan importante que existen pequeños conjuntos de puestos callejeros que comparten las mesas y otros servicios, conocidos como Hawkers. En ellos, el plato que más se pide entre los comensales es el chili de cangrejo, para el cual se utilizan cangrejos de barro, jaiba azul o cangrejos de concha blanda fritos. Este manjar se saltea en una salsa agridulce y semiespesa de tomate y se mezcla con ajo, vinagre de arroz y salsa de soja. Si tuvieras que visitar un país basándote en su comida callejera, ¿cuál elegirías?
Existe un ritual que, frente al comal, se vuelve entrañable: poner una tortilla caliente sobre la palma de la mano y con los dedos de la otra, enrollarla lo más apretadita posible. Mejor si en el interior hay una pizca sal. ¿Salsa martajada? Oh sí, por favor. Pero este ritual sólo es posible si la tortilla es lo suficientemente flexible para no romperse. Saber reconocer una tortilla auténtica, además de ser un hábito 100% saludable, es la forma más rica de experimentarlas. Según los mayas, el maíz es la piedra angular de nuestro origen y según los aztecas, es la muestra del amor que sentía Quetzalcóatl por su gente, quien para conseguir una semilla dorada se adentró en las montañas convirtiéndose en hormiga. De esa semilla surgió la tortilla, símbolo de identidad y cultura nacional. En el sentido más práctico, no hay plato, servilleta o cuchara más precisa para atajar un guisado. Tampoco una de mejor sabor. Todos creemos conocerla íntimamente, pero siendo sinceros, ¿hace cuánto elaboraron su última tortilla? ¿Hace dos meses? ¿Hace un año? ¿Nunca? Cuando conocí a Rafael Mier, director de la Fundación Tortilla de Maíz Mexicana yo no entendía por qué había que divulgar el tema de la buena tortilla y aprender a diferenciar una tortilla auténtica de otras. ¿Todas las tortillas de tortillerías son auténticas? ¿O no? La tortilla es el lienzo favorito del plato nacional: los tacos. Y aunque en las mesas nunca falta, Rafael me hizo entender que la verdadera tortilla escasea, sobre todo en las grandes ciudades. No sólo eso. Pocos conocen cuál es el proceso detrás de su elaboración y cuáles son sus ingredientes originales. Por suerte ya existe una regulación en el mercado para que las tortillerías describan los ingredientes que utilizan. No, no sólo es maíz. Algunas veces la masa está mezclada con harina de trigo. A la tortilla tradicional hay que diferenciarla del resto. Ella proviene de maíces mexicanos, algunos en peligro de extinción. El tema es que algunos agricultores han preferido sembrar otros cultivos o utilizar maíces más resistentes a las plagas. Transgénicos, pues. En el proceso tradicional, los maíces que fueron cosechados según la temporada se dejan secar naturalmente y se les desgrana con la ayuda de un olotero. A continuación, se someten al proceso de la nixtamalización en el que los granos de maíz se pulen como diamante en bruto para hacerlos más digeribles en el organismo, para maximizar su aporte nutricional: aumentar su contenido de calcio, de proteínas, de antioxidantes.La tortilla verdadera –la saludable, la auténtica– está nixtamalizada. Para lograrlo hay que diluir cal en agua, cocer los granos en la mezcla, dejarlos remojar durante la noche y al día siguiente, enjuagar hasta que el agua salga clara. De ahí se obtiene el precioso nixtamal que se lleva al molino o al metate. El resultado es una masa húmeda y deliciosa, lista para palmear tortillas, tlacoyos, sopes, o (ponga usted su preparación favorita de maíz). Cuando inflan en el comal o en la plancha de las tortillerías, el augurio de una buena comida es evidente. El proceso es cultura pura. Pero por inverosímil que parezca, en la mayoría de las escuelas de gastronomía este ritual no se enseña. No hay duda de que, para reconocer una buena tortilla, también hay que amistarnos con el lenguaje, con su saber. Rafael aconseja consumir aquellas que no son industrializadas, es decir, que no contienen ingredientes adicionales a los tradicionales (maíz, agua y cal o ceniza). “Como consumidores tenemos derecho a conocer todos los ingredientes de nuestra tortilla por ello, es importante exigir su correcta declaración”, afirma. También dice que las tortillas de colores sí son tradicionales. Su color proviene de maíces con tonalidades como del arcoíris. Pero cuidado. Existen comerciantes que utilizan colorantes imitando los colores del maíz azul o verde. Un tip para diferenciar al gato de la liebre es aplicar un agente ácido –como el jugo de limón–. “Si al aplicar el limón, la tortilla se torna violeta o rosa, se trata de tortilla de maíz azul real; si se torna grisácea o no cambia de color, se trata de una tortilla pintada con colorante artificial”. Otro consejo es fijarse en la flexibilidad de la tortilla. Si se rompe o se entiesa apenas la pones sobre el comal, puede que estés frente a una tortilla falsa. Estos y otros consejos los puedes encontrar en el blog recién inaugurado de la fundación. La buena tortilla merece diferenciarse de las otras. Pregunta en tu tortillería si las que ofrecen están nixtamalizadas y si provienen cien por ciento del maíz nacional. Su aroma, anticipación de un banquete digno de dioses, y su sabor no deben tomarse por sentado. Y mientras aprendemos a nixtamalizar juntos, te dejo algunas recetas que puedes preparar en su honor: Tacos de lenguaTacos de mixioteTacos de costilla
El día de la cerveza se celebra en todo el mundo el primer viernes de agosto. Hoy festejamos esta bebida representativa de México -recordemos que somos el cuarto productor a nivel mundial-, con esta guía de maridajes mexicanos para que la disfrutes con tu tarro bien en alto. Muchas veces se cree que el sabor y el cuerpo de la cerveza depende de su color, esto es si es clara u oscura. Sin embargo, su principal división de la que se desprenden más de 100 estilos es a partir de su tipo de fermentación: alta (ale), baja (lager) o lámbica (espontánea). Para potencializar los sabores de tu cerveza con la gastronomía es importante que clasifiques su estilo y sepas sus características esenciales. Por ello, te presentamos una guía rápida de maridajes mexicanos, con algunos de los estilos más comunes de nuestro país, para celebrar en grande este día de la cerveza: Cervezas AleIPA (Indian Pale Ale)Su origen data de 1790, cuando los cerveceros ingleses quisieron hacer la Pale más resistente para los largos viajes en el mar, sobre todo para los destinados a la India, y le añadieron más alcohol, lúpulo y amargor. Por esta última nota combinará perfecto con unos tacos al pastor o con un chile relleno de cecina con salsa de cilantro.Blonde Ale Es la alternativa artesanal de la lager industrial. Tiene más cuerpo, pero sigue siendo fácil de beber, su inclinación es hacia la malta y está bien balanceadas. La malta le da notas de miel que maridarán perfecto con unas enchiladas de jamaica o un rico pan de cazón.PorterSu origen se disputa entre Inglaterra e Irlanda. Fue una receta creada especialmente para trabajadores con faenas físicas muy pesadas, la cual combinó tres tipos de ales. Es densa, huele a pan y chocolate, y en boca es robusta. Estas notas de chocolate resaltarán a la perfección con unos tacos placeros de suadero o bien con un pescado zarandeado.StoutSe creó en el Reino Unido y es la evolución de la Porter, a la cual le subieron la graduación alcohólica para sus viajes hacia las colonias inglesas y al norte de Europa. Es de color muy oscuro, tiene notas a tostados y un marcado sabor a café. Para combinarla, hay que buscar platillos con la misma potencia y carácter. Un estofado mixto de res o un mole poblano casero serán el match perfecto.Cervezas LagerPilsner Es el estilo más elaborado de todo el mundo y se originó en República Checa. Su color es pálido, su sabor seco, con presencia de la malta, notas herbales y aromas cítricos. Pruébalo con unas gorditas de chicharrón o con alitas de pollo con mango y habanero.American lagerTodas las lager mexicanas son de este estilo. Los inmigrantes alemanes empezaron a hacerla en 1830 y los americanos la popularizaron, ofreciéndola con la comida, para que las personas tomaran más. Por lo general son de color amarillo claro, cristalinas y brillantes, mientras que en boca son muy refrescantes. Van de maravilla con platillos como un ceviche de pescado y naranja o unos rollos de ensalada de atún.ViennaSe creó en 1841 en Viena, Austria, con maltas estilo vienna. Aunque su sabor ha cambiado mucho desde la receta original, su color va del ámbar al cobrizo, en nariz se percibe la malta, las flores y el caramelo, mientras que en boca es equilibrado. Sus acompañantes perfectos tienen que jugar con el dulzor de sus maltas, como una sopa de tortilla o para esta temporada: chiles en nogada.¡Celebremos este día de la cerveza con estos maridajes mexicanos, salud!*Fuentes: -Diplomado de cerveza de la Academia Mexicana de Sommeliers, impartido por Francisco Olachea y Nayeli Estrada. -El libro de la Cerveza Mexicana 2016.-Cerveceros de México.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD