Cómo cocer arroz basmati
Tips de Cocina

Cómo cocer arroz basmati

Por Kiwilimón - Julio 2011
  El arroz basmati es uno de los mejores arroces largos, sobre todo si lo queremos usar como acompañante de platos de curry o platos orientales en general. El auténtico basmati se cultiva en la India y Pakistán, siendo las zonas montañosas del Himalaya donde se produce el basmati de mayor calidad. Es un arroz de grano muy largo, que durante la cocción se alarga todavía más, y que puede encontrarse en dos formas, basmati blanco y el basmati marrón, más oscuro. El nombre basmati deriva de su carácter aromático, que lo diferencia de otros arroces de grano largo. De hecho hay muchos fraudes al respecto y se venden como basmati arroces de grano largo que no lo son, a precios considerablemente inferiores. Actualmente la India ha estudiado y registrado su código genético, con el fin de preservar su pureza genética. De hecho, el basmati dedicado a la exportación es sometido a pruebas de ADN que garantizan la pureza y permiten certificar la producción, así garantizada. Consejos de cocción Su contenido en almidón el alto, podríamos incluirlo entre los arroces glutinosos, por lo que si se quiere que quede suelto habrá que lavarlo varias veces con agua corriente y fresca, para eliminar el exceso de almidón. Su índice glucémico es inferior al de otros granos y arroces, por lo que es recomendable para diabéticos. Otro consejo para su cocción es remojarlo previamente, en todo caso, durante media hora al menos, lo que hará que el grano se cueza antes y que se mantenga más firme y entero. La cocción del arroz basmati, una vez preparado como hemos comentado, se suele hacer con poca agua, la justa para que cubra el arroz, a fuego lento en una cazuela tapada. Una vez listo, en su punto justo a los 15-20 minutos, podemos apagar el fuego y dejar que absorba todo el líquido, concentrando así todos los aromas. Antes de servir se remueve con un tenedor para separar los granos. Iremos ofreciendo originales recetas con arroz basmati en nuestro blog, no te las pierdas. Recetas recomendadas con Arroz Basmati

Arroz Basmati con Azafrán

Pollo Korma de India

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tener remedios naturales para cualquier cosa es una de las mejores prácticas que puedes tener y mejor aún cuando se trata de una mascarilla para la piel con ingredientes naturales que iluminarán tu rostro.La avena es uno de los ingredientes con más beneficios para tu piel, pues no sólo es segura para usarse en el rostro, sino que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan con la piel seca y la piel grasosa.Por su parte, el arroz está cargado de propiedades antienvejecimiento y varios agentes absorbentes de aceite. Además, es una excelente fuente de vitamina B que ayuda en la producción de nuevas células, ayuda a suavizar y reafirmar la piel, así como a cerrar los poros, y la mejor parte es que es muy fácil de usar.Para usarlos como remedio natural para la piel, puedes usar cada uno por separado en tu rutina de limpieza. Primero del arroz puedes usar tanto la harina de arroz como el agua de arroz. El agua de arroz sirve como tónico fácil y puedes usar el agua que sale del arroz cuando lo enjuagas o hervir arroz, esperar a que se enfríe y entonces usar esa agua. Para usar el agua del enjuague, lava el arroz como lo haces normalmente, pero no uses el agua de ese primer enjuague. Agregue agua otra vez y mezcla suavemente, deja reposar el arroz por unos 20 minutos y usa esa agua en tu rostro.Puedes usar el agua de arroz tanto para lavarte la cara con ella, como aplicada con algodones humedecidos en ella, luego presionarlo suavemente por toda tu cara y simplemente dejarla absorber.Mascarilla de avena y harina de arrozPara esta mascarilla fácil se hace con avena, harina de arroz, leche y miel. La avena ayuda a eliminar las células muertas de la piel y para prepararla necesitas 1 cucharada de harina de arroz, 1 cucharadita de avena, 1 cucharadita de leche y 1 cucharadita de miel. Mezcla todo hasta formar una pasta espesa, entonces aplícala en todo el rostro y dejar actuar durante unos 10 minutos, luego enjuaga con agua fría. Puedes usar esta mascarilla casera dos veces por semana para obtener mejores resultados.Ambos remedios son muy fáciles de hacer y sencillos de usar, y dejarán tu piel limpia y radiante de manera natural.
Disfrutar de una noche tranquila de sueño y descansar adecuadamente parecen objetivos cada vez más difíciles de alcanzar y es que los cambios extremos en las rutinas de las personas pueden tener repercusiones directas en la forma de conciliar el sueño. Por eso, si contar borreguitos o dar vueltas en la cama ya no funciona, te presentamos 4 remedios naturales contra el insomnio. Té de manzanilla para el insomnio Un remedio casero para el insomnio bastante popular, resulta ser el té de manzanilla, que, como explica un estudio publicado por el Molecular Medicine Report, gracias a sus propiedades sedantes, ayuda a calmar la ansiedad, los nervios y brinda una sensación de tranquilidad que induce al sueño. Leche tibia para dormir Si tu abuelita te daba un vaso de leche tibia antes de dormir, no debes sorprenderte. Esta excelente técnica para conciliar el sueño sirve bastante bien puesto que la leche posee un aminoácido conocido como triptófano; el cuerpo lo convierte en serotonina y la seretonina nos produce sueño. Agua de coco para el insomnio Si tuviste un día ajetreado y no puedes conciliar el sueño, sírvete un vaso de agua de coco y relájate. Verás cómo sus componentes, como magnesio y potasio, actúan rápidamente relajando tus músculos y la vitamina B podría ayudarte a reducir tus niveles de estrés para ayudarte a dormir. Té de pasiflora contra el insomnio ¿Que para qué sirve el té de pasiflora? Pues de acuerdo a un artículo de la Universidad Complutense de Madrid, entre sus muchos beneficios, podría tranquilizar los nervios al tiempo que disminuye la ansiedad, ayudando a las personas a alcanzar un efecto relajante que combatiría el insomnio. ¿Lo has probado? Recuerda que, además de probar estos remedios caseros para el insomnio, si quieres dormir fácilmente y tener una mejor calidad de sueño, debes hacer ejercicio y mantener una vida activa, mantener un horario de sueño regular y alimentarte sanamente, de lo contrario te será más complicado vencer al insomnio.
La noche le da un toque nostálgico al Centro Histórico de la Ciudad de México. A las calles las iluminan los reflectores de las iglesias y las luces amarillas de los puestos trasnochados. En Bolívar, casi esquina con República del Salvador, hay un fulgor más brillante que los otros. Es el de Los Cocuyos, legado culinario del ombligo de México. “Deme dos campechanos”, le digo a mi taquero, tratando de guardar la línea. De tomar pido agua porque traigo un vasito con vino mexicano para acompañar mis tacos de lengua y longaniza. No es que no me guste el Boing de guayaba, es que el vino potencia bien los sabores de la carne frita, el maíz y la salsa roja –mi favorita– de este puesto con poco más de 50 años. Eso de que el vino sólo va en las mesas elegantes es fantasía. El maridaje le da watts a casi cualquier comida (digo “casi” porque no es fácil encontrar el vino ideal para sopas y caldos o guisos a base de jitomate). El chiste de unir el jugo fermentado de la uva con comida es hacer brillar a ambos; sacar a relucir lo bello de uno con lo sabroso de otro, en un bocado. En general las reglas del maridaje entre los antojitos y el vino mexicano son las básicas. Si no quieres complicaciones, lo mejor es elegir un vino blanco para la garnacha sin carne o con pescado (como los tacos estilo Baja), y vino tinto para lo que tenga carne. Las carnes magras disfrútalas junto a tintos jóvenes y las carnes de sabores concentrados, junto a vinos de mayor complejidad. Si lo que buscas es apaciguar el picor y resaltar el guiso de los platillos condimentados como los chiles en nogada o las enchiladas mineras busca un rosado.Otra regla puede ser la del color. Aunque no lo creas, puedes elegir tu vino en base a los colores de tu antojito. ¿Qué tal unas quesadillas fritas –de queso, al estilo “Todos menos CDMX”– con un vinito blanco? Uy, no se pierdan las rosadas carnitas de cerdo o de atún con un rosé, ni la comida oscura, como el mole, con un tinto. Mi regla favorita sin embargo es la de optar por vinos de la misma región que los platillos. Casi nunca va mal; cada ecosistema biológico y social está conectado. No hay mejor amigo de la pizza o la pasta que los vinos italianos, así como de la garnacha y el antojito, lo son los vinos mexicanos. Pero como dicen: en gustos se rompen géneros.Este quince de septiembre te invito a experimentar, a probar con tus propias reglas. Si te da miedito o simplemente quieres gozar sin curiosear te dejo algunos maridajes ganadores entre vinos mexicanos y antojitos, garnachas y comida callejera. Seguro los vas a disfrutar, siempre y cuando los apliques con medida.Tacos al pastor y Vinaltura roséNada acompaña mejor al taco predilecto de chilangolandia que este rosado elaborado con uvas queretanas de tempranillo y syrah. Destacarás el sabor de la carne especiada sin perder acidez ni estructura.Barbacoa dominical y Norte 32 etiqueta blancaLa carne de borrego hecha al hoyo por largas horas merece un acompañamiento con acidez y una estructura que no se pierda tras el fuerte sabor del cordero. Este 100% cabernet le irá al hilo. Taco de chile relleno y Arrebato tintoMe gusta lo que hacen uvas como la syrah, la petit syrah y el cabernet con lo picante del chile. Eso sí, que venga relleno de carne molida para que el vino no sobresalga demasiado.Tacos de lengua y Ala rotaPicadita o entera, los tacos de lengua son textura y sabor asegurados. Junto a esta mezcla expresiva y especiada de cabernet y petit syrah, se convierten en un manjar. Tostadas de tinga de pollo y ForzaEl hit número uno de los quinces de septiembre merece estar bien acompañado. Esta mezcla de merlot y cabernet sauvignon de la bodega Concierto Enológico no opacará su sutil encanto. Huarache de bistec en salsa y Montefiori Cabernet MontepulcianoLa res, la salsa y el maíz ya son una combinación ganadora. Y si además se le añade este cabernet montepulciano ligero y de buena acidez, todos los elementos resaltarán.Pambazos y EntrelíneasLa malbec, la nebbiolo y la syrah de terruños hidrocálidos le dan soporte a la grasa del pan y al chorizo. ¡El resultado será el mejor pambazo que te has comido! Tacos de costillita y Plata .925El carbón es el ingrediente esencial de los tacos de costilla. Junto con la salsa y el limón cantarán al mismo son que los tostados de este tempranillo, grenache y syrah de la familia Plata Chavarría.Cochinita pibil y El Cielo SeleneEl plato insignia de la cocina yucateca se caracteriza por los sabores especiados y cítricos; destácalos con la frutalidad y frescura de este vino rosado hecho con grenache y syrah.
Las semillas de girasol son una colación muchas veces recomendada por los nutriólogos y también son incluidas comúnmente en mezclas de frutos secos, pan de granos múltiples y barras nutritivas, así que será que sirven para perder peso.Las semillas de esta flor son ricas en grasas saludables, compuestos vegetales beneficiosos y varias vitaminas y minerales, nutrientes que pueden ayudar a reducir el riesgo de problemas de salud comunes, como enfermedades cardíacas y diabetes tipo.Sin embargo, dado que tienen un alto contenido de grasas y calorías, eso causa confusión al momento de incluirlas en una dieta, por lo que aquí te contaremos cómo afectan las semillas de girasol al bajar de peso.Los nutrientes y calorías de las semillas de girasolLas semillas de girasol están llenas de proteínas, grasas saludables y fibra. Sus valores nutricionales varían de acuerdo con la forma en la que se cocinan, pero 28 gramos, o aproximadamente un cuarto de taza de semillas de girasol tostadas en seco y sin cáscara contienen los siguientes nutrientes: Calorías: 165Grasa total: 14 gramosGrasa monoinsaturada: 3 gramosGrasa poliinsaturada: 9 gramosGrasa saturada: 1.5 gramosCarbohidratos: 7 gramosFibra: 3 gramosProteína: 5.5 gramosLas semillas de girasol también proporcionan 21 vitaminas y minerales esenciales, lo cual incluye 49% del valor diario recomendado de vitamina E y 41% del de selenio por porción de 28 gramos.A pesar de que su contenido de grasa es alto y las semillas de girasol son ricas en calorías (165 calorías en una porción de ¼ de taza), el tipo de grasa que se encuentra en las semillas de girasol puede ser muy beneficioso para el corazón, pues se trata de grasas insaturadas, las cuales reducen los niveles de colesterol en la sangre.Cómo ayudan las semillas de girasol a bajar de pesoAunque aún falta realizar más investigaciones sobre las semillas de girasol y la pérdida de peso, los nutrientes en estas semillas sí pueden ayudar a perder peso pues aumentan la sensación de saciedad, preservan la masa muscular y te ayudarán a seguir un plan de pérdida de peso por más tiempo.Las semillas de girasol pueden mantenerte lleno y evitar comer en exceso porque comerlas como colación ayuda a reducir el hambre y así previenes comer en exceso en las comidas posteriores.Por otra parte, pueden ayudarte a mantener los músculos, pues al seguir una dieta baja en calorías, los estudios han sugerido que más de 35% de la pérdida de peso puede deberse al músculo. Sin embargo, para limitar la pérdida de masa muscular, muchos estudios sugieren comer una cantidad adecuada de proteínas y como las semillas de girasol sin cáscara contienen alrededor de 2 gramos de proteína por cucharada, son una excelente manera de aumentar el contenido de proteína de sus refrigerios y comidas.Así que sí, aunque tiene un alto contenido de calorías, las semillas de girasol son ricas en nutrientes que pueden ayudarte a bajar de peso.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD