Cómo cocer arroz basmati
Tips de Cocina

Cómo cocer arroz basmati

Por Kiwilimón - Julio 2011
  El arroz basmati es uno de los mejores arroces largos, sobre todo si lo queremos usar como acompañante de platos de curry o platos orientales en general. El auténtico basmati se cultiva en la India y Pakistán, siendo las zonas montañosas del Himalaya donde se produce el basmati de mayor calidad. Es un arroz de grano muy largo, que durante la cocción se alarga todavía más, y que puede encontrarse en dos formas, basmati blanco y el basmati marrón, más oscuro. El nombre basmati deriva de su carácter aromático, que lo diferencia de otros arroces de grano largo. De hecho hay muchos fraudes al respecto y se venden como basmati arroces de grano largo que no lo son, a precios considerablemente inferiores. Actualmente la India ha estudiado y registrado su código genético, con el fin de preservar su pureza genética. De hecho, el basmati dedicado a la exportación es sometido a pruebas de ADN que garantizan la pureza y permiten certificar la producción, así garantizada. Consejos de cocción Su contenido en almidón el alto, podríamos incluirlo entre los arroces glutinosos, por lo que si se quiere que quede suelto habrá que lavarlo varias veces con agua corriente y fresca, para eliminar el exceso de almidón. Su índice glucémico es inferior al de otros granos y arroces, por lo que es recomendable para diabéticos. Otro consejo para su cocción es remojarlo previamente, en todo caso, durante media hora al menos, lo que hará que el grano se cueza antes y que se mantenga más firme y entero. La cocción del arroz basmati, una vez preparado como hemos comentado, se suele hacer con poca agua, la justa para que cubra el arroz, a fuego lento en una cazuela tapada. Una vez listo, en su punto justo a los 15-20 minutos, podemos apagar el fuego y dejar que absorba todo el líquido, concentrando así todos los aromas. Antes de servir se remueve con un tenedor para separar los granos. Iremos ofreciendo originales recetas con arroz basmati en nuestro blog, no te las pierdas. Recetas recomendadas con Arroz Basmati

Arroz Basmati con Azafrán

Pollo Korma de India

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Por lo general, lavar frutas y verduras con agua suele ser suficiente para eliminar la mayoría de los microbios y posibles patógenos que se encuentren en los productos frescos, pero a veces hay algunos que simplemente nos causan más desconfianza, como las fresas.Los productos frescos pueden albergar bacterias, hongos y otros microbios junto con trazas de productos químicos. Afortunadamente, hay pasos que puede tomar para ayudar a mejorar la seguridad de las frutas y vegetales.Por ejemplo, aunque parezca un paso sobrentendido, cuando manejemos frutas o en general nuestros alimentos frescos, debemos tener las manos limpias, así que primero debes lavar tus manos con agua y jabón.Otros puntos clave son limitar las cantidades que compras, pues la mayoría de los productos frescos sólo se puede almacenar de dos a cinco días, aunque frutas como las manzanas pueden durar mucho más en temperaturas adecuadas.Por otra parte, aunque lavar los productos antes de guardarlos puede parecer una idea práctica, hacerlo puede promover el crecimiento bacteriano y acelerar el deterioro, por lo que es más recomendable esperar y lavar las frutas hasta antes de usarlas. La forma correcta de lavar las frutas sin jabones ni químicosNingún método de lavado elimina por completo o mata todos los microbios que puedan estar presentes en las frutas, pero la ciencia ha demostrado que enjuagar minuciosamente los productos frescos bajo el chorro de agua es una forma eficaz de reducir el número de microorganismos. Además, lavar las frutas también ayuda a eliminar los residuos de pesticidas que puedan tener.Para lavar tus frutas sólo tienes que frotarlas bajo el chorro de agua, para eliminar la suciedad y los microorganismos de la superficie. También puedes sumergirlas en un recipiente limpio lleno de agua y tallarlas ahí, sin usar soluciones de jabón ni de cloro, pues algunas frutas son porosas y podrían absorber esos químicos, y cambiar su seguridad y sabor.Cómo lavar frutas con cáscaras o exteriores durosMuchas veces pensamos que este tipo de frutas, como melones, piñas o naranjas, no requieren ser lavadas, pero es recomendable hacerlo, pues cuando cortas estas frutas, podrías introducir los microbios de la superficie a la parte que te vas a comer, así que procura lavarlos bajo el chorro de agua antes de comenzar a pelarlos o cortarlos. Algunas instituciones de salud pública recomiendan además usar un cepillo limpio para frutas y verduras, con el fin de eliminar de manera más eficaz cualquier patógeno potencial de la piel o cáscara.Manzanas, pepinos y otras frutas firmes: lava bien frotando con tus manos bajo el chorro de agua o pela para eliminar ceras de preservación. Melones: las superficies rugosas y enredadas de algunos tipos de melón son un gran ambiente para microorganismos que se puede transferir a las superficies interiores cuando los cortas, así que para minimizar el riesgo de contaminación, cepille los melones y lávalos bajo el agua corriente antes de pelarlos o cortarlos en rodajas.Frutos rojos: las moras, las fresas o las zarzamoras son conocidas como frutos rojos o bayas, y son extremadamente frágiles, por lo que es importante ser extremadamente cuidadoso con ellas. La forma más fácil de lavar las fresas, moras y demás bayas es colocarlas en un colador y enjuagarlas con un chorro lento de agua corriente. No es recomendable remojarlas, porque los frutos rojos, como las fresas, actúan como una esponja y absorben mucha agua, lo cual afecta tanto su sabor como su textura. En el caso particular de las fresas, no debes quitar los tallos antes de lavarlas, ya que eso creará otra forma de que absorban agua.Melocotones, ciruelas y otros frutos suaves. Lávalos bajo el agua corriente y sécalos con papel o servitoallas.Si para tu paz mental necesitas algo que te haga sentir que estás desinfectando tus frutas, puedes probar con una mezcla de vinagre y agua, libre de químicos. Llena un recipiente grande con 8 tazas de agua, agrega 2 cucharadas de vinagre de manzana, y remoja ahí durante 15 minutos las frutas y verduras. Después de que haya transcurrido el tiempo, frota suavemente, cuela, seca y listo. Considera evitarlo con las frutas y verduras porosas, para que no cambien ni su sabor ni su textura.
En los últimos años, el blanqueamiento dental se ha vuelto uno de los procedimientos estéticos más populares, pero también es uno de los más caros. Sin embargo, tener una sonrisa deslumbrante no es tan difícil o caro, ya que existen varios ingredientes naturales que puedes utilizar para blanquear tus dientes en casa, aquí te decimos cuáles son y cómo los puedes incorporar en tu higiene bucal. Ingredientes naturales para blanquear los dientesSi quieres lucir una dentadura perfecta, lo más recomendable es cepillar tus dientes tres veces al día, usar hilo dental, acudir con un dentista y evitar el consumo de alimentos que manchan los dientes, sin embargo, cuando se trata del blanqueamiento dental, este puede ser costoso, pero no te preocupes, aquí te decimos cómo hacerlo desde casa y utilizando ingredientes fáciles de conseguir. Carbón activado para unos dientes blancosActualmente, el uso del carbón activado se ha popularizado en la industria cosmética y alimenticia debido a las propiedades que se le atribuyen. En el caso del blanqueamiento dental, este ingrediente te ayudará a remover las manchas en los dientes y a deshacerte de las toxinas y bacterias dentro de la boca. Aunque es fácil encontrar pastas dentales con este ingrediente, también puedes hacer tu propio remedio casero de manera fácil y rápida, en kiwilimón te decimos cómo. Instrucciones:Toma alrededor de 2 o 3 pizcas de carbón activado y colócalas sobre tu cepillo de dientesCepilla tus dientes de manera normal, pero ten cuidado con las encíasEnjuaga con abundante aguaTambién puedes leer: 6 tips de salud bucal para diabéticosTortilla quemada para blanquear los dientes en casaAunque parezca difícil de creer, la ceniza de tortilla es una técnica milenaria para blanquear los dientes de manera natural. Según los expertos, los aztecas tenían dentaduras perfectas gracias al uso de una mezcla hecha a base de tortilla quemada y miel. Gracias a que la ceniza sirve para pulir los dientes y a que la miel ayuda a combatir las bacterias, este antiguo remedio natural es una gran opción para ti. Sin embargo, cabe mencionar que no debes usar la mezcla todos los días, pues se adelgazará el esmalte de tus dientes. Lo más recomendable es aplicar la tortilla quemada una vez cada tres meses. Aceites vegetales para blanquear los dientesEl oil pulling o lavado dental con aceite vegetal es una práctica común en la Ayurveda, la medicina tradicional de la India. Se considera que el uso de aceite de girasol, ajonjolí o coco para enjugarse los dientes te ayudará a remover las bacterias que causan la aparición de placa, lo que hace que tus dientes se vean amarillos. Cabe mencionar que, aunque tradicionalmente se usan los aceites de girasol y ajonjolí para esta práctica milenaria, cualquier aceite vegetal puede servir. Por otro lado, hoy en día es común que se use el aceite de coco, ya que tiene un sabor agradable y muchos beneficios para la salud. Según los expertos, este aceite es rico en ácido láurico, una sustancia con propiedades antiinflamatorias y la cual ayuda a matar las bacterias. En años recientes, diferentes estudios han demostrado que enjuagarte los dientes con aceites vegetales reduce la presencia de bacterias en la boca, la aparición de placa, la gingivitis y también combate la bacteria streptococcus mutans. Otro gran beneficio de esta técnica es que no contiene sustancias abrasivas, por lo que lo puedes realizar todos los días. Ya lo sabes, usar aceite de coco para blanquear tus dientes es un remedio casero muy efectivo, pues te ayudará a remover la placa. Aquí te decimos cómo utilizarlo para hacer un blanqueamiento dental casero. Instrucciones: Introduce una cucharada de aceite de coco, ajonjolí o girasol en tu bocaMueve la boca de manera que el aceite llegue a todos los dientesRealiza este movimiento por alrededor de 15 o 20 minutosAl terminar, lo mejor es escupir el aceite en un pedazo de papel y tirarlo a la basura, ya que si lo escupes en el lavabo, este se endurecerá y tapará la tubería.También puedes leer: Elige el enjuague bucal adecuadoBicarbonato de sodio para una sonrisa de impactoEste ingrediente no solo es ideal para preparar postres o para limpiar toda tu casa, también es una de las mejores opciones para realizar un blanqueamiento dental en casa. Cabe mencionar que el carbonato es tan bueno para blanquear los dientes que es un ingrediente común en las pastas de dientes comerciales, ya que tiene un efecto abrasivo que ayuda a remover las manchas presentes en los dientes. En cuanto a la evidencia científica, varios estudios han comprobado la eficacia del bicarbonato. Por ejemplo, se encontró que las pastas de dientes que contiene carbonato son más efectivas a la hora de remover la placa. Por otro lado, una investigación determinó que las pastas con bicarbonato también son más efectivas para remover las manchas amarillas de los dientes. Además de blanquear dientes, el bicarbonato de sodio también previene la proliferación de bacterias en la boca. Sin embargo, es importante aclarar que este remedio casero no te dejará los dientes blancos de la noche a la mañana, por lo que notarás la diferencia después de algún tiempo. Recuerda que lo importante es ser constante. Si quieres blanquear tus dientes usando bicarbonato, pero no quieres usar pasta de dientes convencional, puedes preparar este remedio casero. Instrucciones:Mezcla 1 cucharadita de carbonato y 2 cucharaditas de agua hasta obtener una pastaUtiliza esta pasta para cepillar tus dientes de manera normal
El tejocote, también conocido como manzanita de indias, es un fruto endémico de México y uno de los principales ingredientes del tradicional ponche decembrino. Este fruto también es muy importante durante el Día de Muertos, pues se utiliza para decorar los altares y ofrendas, así como para preparar dulce de tejocote. Por otro lado, también lo encontrarás dentro de las piñatas durante las posadas decembrinas. Su nombre viene del náhuatl texócotl, que significa “fruto duro de sabor agrio”. Según el Instituto de Ecología, en nuestro país existen al menos 16 especies de tejocotes, las cuales se encuentran mayormente en las zonas montañosas de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Puebla y Veracruz. Hoy en día, se utiliza para elaborar dulces, conservas, mermeladas y licores, ya que es rico en vitaminas, minerales y otros nutrientes, por lo que se recomienda su consumo ampliamente. Gracias a todos sus beneficios, aquí te decimos por qué es una buena idea consumir más tejocote. También puedes leer: Los múltiples beneficios de consumir tamarindoVitaminas y mineralesDe acuerdo con los expertos, el tejocote es rico en vitaminas y minerales, tales como:Calcio: Recuerda que consumir suficiente calcio es esencial, pues nuestro cuerpo necesita de este mineral para fortalecer los huesos fuertes y mantener una buena salud. Hierro: ¿Sabías que el hierro se encuentra en cada una de las células de nuestro cuerpo? Además, este mineral nos ayuda a producir hemoglobina y nos ayuda a prevenir la anemia. Vitamina C: Esta vitamina es de suma importancia para nuestro cuerpo, es necesaria para un buen crecimiento. Por si fuera poco, también es un poderoso antioxidante y es benéfico para la piel, los huesos, acelera la cicatrización y nos ayuda a absorber el hierro. Complejo B: Las vitaminas del complejo B son: B1, B2, B3, B5, B6, B7, B12 y el ácido fólico. Estas vitaminas nos ayudan a obtener energía de los alimentos y en la formación de los glóbulos rojos.También puedes leer: Conoce los beneficios de la flor de jamaica¿El tejocote tiene propiedades medicinales?Gracias a que el tejocote fortalece los huesos, ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso y a la transportación de oxígeno, es una excelente opción para todos. De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, las culturas prehispánicas utilizaban el tejocote para crear diferentes remedios caseros para tratar las siguientes enfermedades:Tos, pulmonía, bronquitis, resfriado común y dolor del pulmón.Diarrea, amibas, disentería y dolor de estómago.Este fruto endémico además se usa como diurético y antiespasmódico.El tejocote además ayuda a mejorar la circulación coronaria y a moderar las contracciones causadas por la taquicardia.En la actualidad, es común que se utilice la raíz de tejocote o la fruta misma para bajar de peso, sin embargo, no existe evidencia científica que apoye esta teoría.También puedes leer: Los múltiples beneficios de comer colLos beneficios de comer tejocoteDebido a que contiene vitaminas y minerales, el tejocote tiene muchos beneficios para la salud, entre los cuales destacan los siguientes: Por si fuera poco, un estudio publicado por expertos del Instituto Politécnico Nacional señala que el tejocote es ideal para el corazón, pues el fruto y sus hojas se han utilizado para tratar enfermedades cardiacas como la taquicardia, la arritmia y la ateroesclerosis, entre otros padecimientos del corazón. Esto se debe a que el tejocote contiene un compuesto fenólico, una sustancia con muchos beneficios para el corazón y el sistema circulatorio.Ayuda a una buena coagulación sanguínea.Disminuye los niveles de glucosa, por lo que es ideal para los diabéticos.Fortalece el sistema inmune.Es un fruto rico en vitamina C, vitaminas del complejo B y calcio.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD