Cómo lograr crepas muy esponjosas
Tips de Cocina

Cómo lograr crepas muy esponjosas

Por Kiwilimón - October 2011
  Los ingredientes básicos para preparar unas sabrosas crepas son harina, leche, huevo y un poco de mantequilla o margarina. Un plato sencillo y con grandes posibilidades culinarias (dan lugar a mil y una recetas, tanto dulces como saladas) pero para cuya elaboración es conveniente seguir una serie de trucos y recomendaciones como las que a continuación te proponemos:
  • -Una vez mezclados los ingredientes utiliza una batidora para obtener una masa fina. Con las varillas eléctricas se consiguen magníficos resultados también. Si aun así te han quedado algunos grumos, cuela la masa.
  • -En función de si va a preparar unos crepas dulces o saladas puedes añadir también hierbas aromáticas picadas.
  • -Una vez que la masa ha reposado (unos 20 minutos en el refrigerador) vamos haciendo las crepas en la sartén (ésta deberá ser antiadherente). Extiende una cucharada de ‘pasta’ por el sartén de modo que quede una capa muy fina y uniforme. Puedes emplear un trapo empapado en aceite o mantequilla derretida y pasarlo por el sartén entre la confección de cada crepa.
  • -Como las crepas se enfrían enseguida puedes apilarlas en un plato colocado sobre una cacerola con agua caliente y taparlas con otro plato. Si vas a prepararlas dulces, un buen consejo consiste en espolvorearlas con un poco de azúcar para que no se peguen unas con otras.
  • -Para darles la vuelta, si eres hábil, hazlas ‘saltar por los aires’ como un cocinero profesional. Si no, utiliza una espátula ancha de metal o madera.
  • -Como hemos mencionado anteriormente puedes servirlas de maneras distintas, no sólo en cuanto a su presentación (enrollados, en forma triangular) sino en cuanto a sus composición: rellenas de nata, con chocolate caliente, con una salsa de miel o caramelo, rellenas de frutas, jamón y queso, verduras, marisco o pescados ligados con una salsa bechamel, etc.
  • -Si te han sobrado muchas crepas y no vas a consumirlas puedes plegarlas en cuatro, meterlas en una bolsa de plástico para alimentos e introducirlas en el refrigerador.
Recetas de cocina para hacer crepas deliciosas:Crepas de Durazno con Salsa de FrambuesaCrepas con Nutella y PlátanoCrepas Light con Fresas y QuesoCrepas Rellenas de FresasCrepas con Pudín y Frutas
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La época de invierno es una temporada donde abundan las enfermedades virales y respiratorias, pero ninguna había tenido un impacto tan grande a nivel mundial como el nuevo coronavirus, conocido como COVID19. Los primeros casos de Coronavirus se dieron en diciembre del año pasado en China, propagándose rápidamente a más de 50 países a lo largo del mundo, alcanzando así un total de 80 mil infectados en el país asiático y más de 3.500 personas a nivel internacional. Ahora que se han detectado los primeros casos de Coronavirus en México, es necesario tomar en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir el contagio, entre las cuales destacan lavarse las manos constantemente y cubrirse la boca con la parte posterior del codo en caso de estornudo o tos. Del mismo modo es importante subir las defensas del cuerpo y qué mejor forma de hacerlo que con estos remedios caseros que incluyen una importante cantidad de propiedades como la vitamina C. Miel con limón El limón es un cítrico alto en vitamina C y la miel contiene propiedades antisépticas que ayudan a prevenir las infecciones, por lo que este remedio es excelente para calmar la tos y el ardor de garganta. Te recomendamos mezclar dos cucharadas de miel caliente con el jugo de un limón y tomar despacio. Té de equinácea La equinácea estimula el sistema inmunológico gracias al equinacósido que la compone, el cual tiene propiedades antibacterianas y antivirales, por lo que consumirla durante los primeros síntomas de la gripe disminuye el malestar y acorta su duración. Para su preparación solo es necesario hervir una taza de agua con una cucharada de hojas secas de equinácea. Shot de jengibre El jengibre tiene numerosas propiedades que resultan bastante beneficiosas para la salud, entre las cuales destacan por supuesto su carácter antibiótico y antinflamatorio. Para aprovechar al máximo estas cualidades, puedes licuar un pedazo de jengibre de 3 centímetros con el jugo de 2 limones y agregar un poco de miel. Té de ajo El ajo tiene un alto porcentaje de alicina, un antibiótico natural que fortalece las defensas del sistema inmunológico y funciona como analgésico, expectorante y antiséptico pulmonar. Puedes hervir dos dientes de ajo pelados en una taza de agua y agregar un poco de endulzante para aminorar su fuerte sabor. Recuerda que si llegaras a presentar fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta y escurrimiento nasal, lo más recomendable es que acudas con tu médico para que te generen un mejor diagnóstico y así evitar cualquier complicación.
Uno de los momentos más felices en la comida es la hora del postre, sin embargo cuando estamos a dieta esta parte es una de las más difíciles pues debemos hacer ciertos sacrificios. Por suerte, hoy te contaremos cómo le puedes hacer para seguir disfrutando de lo dulce de las comidas, aún cuando estás en una dieta keto (cetogénica).Dieta KetoUna dieta keto es un plan de alimentación bajo en carbohidratos que te puede ayudar a quemar grasas. Es una dieta muy común hoy en día y muchas personas la siguen y aseguran que este régimen ofrece muchos beneficios comprobados para la pérdida de peso, la salud y el rendimiento.La dieta keto se basa en ingerir más alimentos ricos en grasas buenas y proteínas, como pescado, aguacate, aceite de coco y de oliva y una restricción de carbohidratos, como cereales, azúcar, e incluso algunas frutas y verduras.El objetivo es generar el proceso de cetosis en sangre parecido al ayuno. De esta forma, se consigue que las reservas de grasa de tu cuerpo se convierten en cetonas que alimentan a los músculos y al cerebro frente a los carbohidratos. Es por eso que se quema grasa y se pierde peso más rápidamente que otras dietas tradicionales. Beneficios de la dieta keto Control del apetito: Al reducir los carbohidratos necesariamente se toma más proteínas y más grasa, con lo que se reduce el apetito y se terminan comiendo menos calorías al día.Mayor pérdida de peso: Los estudios han mostrado que una dieta cetogénica produce una pérdida de peso de dos a tres veces mayor que una dieta baja en grasas.Menos riesgo de enfermedades cardiovasculares: Las dietas cetogénicas mejoran todos los indicadores que determinan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. En los estudios controlados se comprobó que mejoraba el perfil de colesterol, también bajaban los triglicéridos y descendía la presión arterial .Mejora de la sensibilidad a la insulina y reversión de la diabetes: Al tratar la diabetes con una dieta cetogénica se han experimentado grandes mejorías en la sensibilidad a la insulina.Como sabes, muchos postres son ricos en carbohidratos y esto no significa que no puedas disfrutar de ellos cuando estás en una dieta keto, por lo que te presentamos algunas opciones que sí puedes comer.Recuerda que lo que debes evitar en esta dieta son los carbohidratos, especialmente el azúcar, así que los postres que elijas deben estar hechos preferentemente con queso, mantequilla, frutos secos, yogurt griego, moras y chocolate oscuro, etc.Aquí te dejamos una selección de postres para una dieta keto que te encantarán:Pastel keto de chocolate: Lo interesante de esta receta de pastel fácil es que no tiene azúcar ni carbohidratos y está pensado para cuando llevas una dieta Keto, que es alta en grasa.Brownie de calabaza: Este brownie reúne lo mejor de la calabaza y el chocolate. Una combinación encantadora para cualquier dulce. Y a pesar de ser libres de gluten y bajos en azúcar agregada, estos brownies con calabaza son deliciosos. Cremoso de mora azul con yogurt: Como snack o como postre, este delicioso cremoso contiene los ingredientes para disrutar de un sabor dulce sin salirte del régimen de la dieta. ¿Cuál se te antoja más?
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD