Cómo pelar camarones fácilmente
Tips de Cocina

Cómo pelar camarones fácilmente

Por Kiwilimón - September 2011
Esta forma se basa en el uso de sal y aceite. - Tras hervir los camarones, escúrrelos bien y sumérgelos durante unos segundos en un recipiente con agua caliente. - Coloca una cucharadita de sal y un poco de aceite. - Cuando se hayan enfriado, retíralos, escúrrelos. De esta forma los podrás pelar más facilmente. Recetas de cocina recomendadas con camarones:Camarones PicantesCamarones al AjilloCamarones TropicalesCamarones Japoneses
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las tablas para picar se han desgastado como calcetines en la lavadora. Ninguna investigación sobre tendencias para 2020 pudo preverlo. Las quinielas sobre qué es lo que estaríamos haciendo y consumiendo en este año se han roto, una a una. Y claro, sin que nadie pudiera anticiparlo, nuestra relación con la cocina ha cambiado para siempre. Pero, ¿qué hemos aprendido sobre cocina en tiempos de Covid?He hablado con gente sobre el tema. Me intrigaba saber si estaban preparados –física, mental o hasta técnicamente– para cocinar, para ser chefs de tiempo completo. Y es que la mayoría, absorta por las jornadas de trabajo, poníamos manos a la obra únicamente en el desayuno o en la cena: quecas y sándwiches con mínimas variaciones, pechuguitas a la plancha para el alma, ensaladas de un, dos por tres. Ser cocineros de una familia hambrienta, con necesidades de 8 a. m. a 9 m., y de lunes a domingo, nos ha cambiado el esquema. No a todos positivamente. Existen a los que el tema sigue sin interesarles o que, de plano, anticipan con incomodidad el momento de abrir el refrigerador y cuestionarse qué van a comer, ¿y quién podría tirarles la primera piedra? Con el tiempo llega a ser agobiante y cansado cocinar para uno mismo o para una tropa. Están también aquellos entusiastas que, pese a sus esfuerzos, la cocina no se pone de su lado. Han quemado su comida, han destruido la mitad de su vajilla o descubierto con hambre que el orden de los factores sí puede alterar el producto –meta aquí el nombre de su influencer favorito. Finalmente, está el grupo de personas que ha encontrado una relación firme y con planes a futuro con la cocina. Para aquellos, para algunos de nosotros, algo de lo que hemos aprendido de cocina en tiempos de Covid tiene que ver con «conciencia»: conciencia sobre la cantidad de comida que necesitamos, la conciencia del desperdicio que producimos, la conciencia de lo que comemos. Nos hemos dado cuenta que ni todas las ensaladas del mundo nos mantendrán sanos, que ni todos los panqués nos harán felices. Hemos aprendido a racionalizar los ingredientes que tenemos en el refri y a sustituir elementos como nos da a entender la imaginación (y la existencia de ellos en la alacena). Algunos de esos experimentos incluso se han convertido en hallazgos exitosos. Los fines de semana, o cuando podemos, hemos aprendido a tomarnos el tiempo de cocinar: a tomar la ruta sin atajos, como lo hacían las abuelas cuando preparaban un rico mole de olla o una salsa. Hemos aprendido que en la cocina es necesario estar presentes para lograr la cocción justa o para que por fin nos salga esa técnica que hemos estado practicando prueba y error, prueba y error. Para pesar de la mayoría, hemos aprendido que los trastes se multiplican como gremlins y que no existe un hada mágica que nos haga el favor de lavarlos mientras no vemos. Hemos aprendido a domar el antojo o a entregarnos a él cada vez que hay que salir a conseguir ingredientes ataviados en nuestro disfraz de Neil Amstrong. Hemos aprendido que a veces, sobre todo cuando olvidamos el componente “obligación”, la cocina es un ritual que puede disfrutarse: que entretiene, que distrae al alma, que es terapia. Eso sí, que no hay que ser perfectos, que el error es maestro y que sus notas mentales conseguirán que lo hagamos mejor –más esponjoso, más crocante, más firme– la siguiente vez.Ya falta menos para entrar a la nueva normalidad y lo que hemos aprendido en esta temporada sobre cocina permanecerá junto a nosotros. Puede que los tiempos nos vuelvan a quedar cortos, que ansiemos volver a sentarnos en nuestro restaurante favorito, que podamos por fin visitar a esa tía cuyas gelatinas son el evento más rico que nos pasa en el año. Pero estoy segura de que nuestro reencuentro con la cocina no pasará desapercibido porque, si algo hemos descubierto en esta época, es que en todos habita el potencial de convertirnos en esa tía, en ese experto de sazón inigualable. Para inspirarte en el último jalón, estas son las recetas que las personas que entrevistamos han estado practicando:Croquetas de carne Pollo al curry Panqué de limón Hot cakes de avena Tortilla de patatas Esquites caseros Lasaña de verduras Crema de tomate Galletas de chocolate¿Qué has aprendido tú? ¿Qué recetas has practicado en tiempos de Covid?
Conocer las pupusas podría abrirte a un mundo de sabores, pues se trata de un platillo tradicional de El Salvador que puede ir relleno de frijoles, queso o chicharrón y hecho a basa de harina de maíz.Como desayuno o como cena, las ‘pupas’, como también se les llama, son tan geniales y populares que hasta Leonardo DiCaprio las ha probado y es fanático de ellas, e incluso hay una pupusa Obama, en honor del expresidente Barack Obama.Descubre con nosotros todo lo que las pupusas representan, un poco de su historia y sabores con estos datos que seguro aún no conocías.1. Hay un Día Nacional de las PupusasTiene poco tiempo siendo celebrado, pero el Día Nacional de las Pupusas se celebra el segundo domingo de noviembre desde el 2005.2. Tienen mucha historiaEl origen de las pupusas podría remontarse al siglo XVI, pues en uno de los texto de 1570 de Fray Bernarndino de Sahagún se menciona una “especie de tortilla de maíz cocida que los indígenas mezclaban con carne y frijoles”.3. Miles de rellenosTradicionalmente, las pupusas llevan queso con frijol, ayote, chipilín, hongos, espinaca, papelillo, cochinito y loroco. Pero actualmente, pueden contener desde carnes, queso y vegetales, hasta mariscos; los rellenos para las pupusas parecen no tener final.4. Significado de la palabra pupusasEl nombre pupusas es muy particular y se queda grabado en la cabeza de cualquiera, pero ¿qué significa? Esta palabra viene del idioma pipil y significa tortilla grande rellena o abultada.5. Pupusas de coloresEn lugares como Antiguo Cuscatlán, municipio de El Salvador, las pupusas se hacen de colores como rosa, amarillo o verde. Si tienes la oportunidad, no dejes de probar este delicioso platillo de El Salvador y sigue descubriendo la increíble gastronomía que América Latina tiene para ti, por ejemplo, la colombiana.
No, aún no regresaremos a la vida normal. Los cines no nos verán pronto llorando ante una escena romántica o sudando frío frente a alguna persecución. Los domingos de barbacoa tampoco nos verán sentados en una mesa larga junto a otros desvelados. Al menos no por las siguientes semanas en la Ciudad de México. El regreso a lo esencial que anunció Claudia Sheinbaum tiene como punto de partida la reactivación de los trabajos de construcción, la minería, la fabricación de equipo de transporte y la producción de cerveza: sí, para tranquilidad de todos, volverá a haber cerveza en CDMX.En las tiendas de conveniencia la escena era un tanto apocalíptica. Al fondo, los refrigeradores a los que siempre recurríamos por un six ahora desplegaban apenas una o dos tristes cervezas cuando se estaba de suerte. Y es que a principios de abril, López-Gatell anunció la suspensión de la producción cervecera, un líquido amigo de la dieta nacional. No, no somos la República Checa con un consumo per cápita de 138 litros por persona, pero el consumo de cerveza nacional llega a los 75 litros por persona anualmente. La decisión de suspensión tomó por sorpresa a la mayoría puesto que, además, somos el primer exportador de cerveza a nivel mundial y porque, con excepción de un puñado de países, el resto del mundo se negó a tomar una decisión de esa magnitud.Que regrese el abastecimiento de cerveza a la CDMX no sólo da tranquilidad a los domingos de barbacoa, cuyo mejor maridaje es una bien fría y clara, sino también a la industria cervecera y a las familias que dependen de ella, porque como asegura Fernando Rincón, consejero de Comunicación de la Acermex, en el caso de cervecería artesanal, resulta en la generación de más de cinco mil empleos.No cabe duda de que si alguien padeció esta suspensión ha sido la cervecería artesanal, donde el flujo de efectivo es bastante limitado. “Tan sólo un fin de semana donde hay ley seca ya es muy pesado para los productores”. Además, asegura “que en esta época se recortó personal, se recortaron sueldos y las cervecerías pequeñas fueron las más afectadas”, aunado a que el consumo de estas se da más en restaurantes y bares cuyas labores también han estado mermadas.Para festejar una gran noticia citadina, ¿qué tal algunos platillos fáciles que se preparan con cerveza? Prepararlos en familia, con buena energía, es la celebración completa.
¿A quién no se le hace agua la boca cuando piensa en unos ricos camarones empanizados? La realidad es que muy pocas personas saben cómo lograr un empanizado perfecto, sobre todo, cuando se trata de utilizar ingredientes distintos al pan, aceite y harina. Por eso te mostramos 4 alternativas para empanizar saludablemente los alimentos. Empanizado con Avena Si alguna vez te has preguntado “¿con qué puedo empanizar si no tengo pan?”, utiliza un ingrediente saludable y muy básico que todos tenemos en la cocina: la avena. Puedes molerla con un poco de sal, pimienta y aceite de oliva o empanizar milanesa de pollo con las hojuelas enteras. Puedes empanizar tus alimentos con avena ya que ésta, además de tener altas propiedades de fibra, también contiene hierro, magnesio, zinc, fósforo y brinda más ácidos grasos que otros cereales, según explica la Fundación Española de la Nutrición (FEN). Empanizado con Quinoa Si tienes antojo de pescado empanizado, la quinoa es otro sustituto de pan ideal para cuidar de la salud pues tal como ha informado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), empanizar con quinoa brinda a los alimentos hasta un 23% más de proteínas, aporta minerales como calcio, hierro, magnesio y vitaminas C, E, B1, B2. En caso de que utilices quinoa para tus alimentos, puedes empanizar sin huevo y reemplazarlo con un poco de leche o hacer una mezcla de quinoa, sal, pimienta y mostaza y así pegar la quinoa con aceite de oliva. El salmón queda particularmente bueno de esa manera. Empanizado con Almendra Las almendras son el fruto seco con más alto índice de proteína y con más grasas monoinsaturadas, además de vitamina E, calcio, hierro, zinc, potasio, magnesio y fósforo, así que también son una excelente alternativa para empanizar sin pan. Cabe mencionar que además de almendras, puedes utilizar otras nueces y éstas le brindarán una textura extracrujiente a tus platillos, además de añadir más sabor a tus aceites vegetales. En este caso es mejor si trituras por completo las almendras y las pegas con mostaza a tus guisados. Prueba este pescado empanizado con almendras, ¡te encantará!Empanizado con Amaranto Existen muchos tipos de empanizado, y con el amaranto, ese cereal pequeñito con el que hacen las alegrías, se pueden lograr platillos deliciosos y muy nutritivos. El amaranto es una excelente fuente de proteínas, vitaminas, minerales y posee ácido fólico y aminoácidos esenciales como el omega, Vitamina C, calcio y magnesio, según indica la organización México Tierra de Amaranto AC. Para empanizar con amaranto puedes auxiliarte de harina o panco y un poco de aceite y de cualquier manera, la comida quedará muy saludable, como con estos deditos de pescado empanizado con amaranto.¿Listo para probar estas 4 alternativas para empanizar saludablemente tus alimentos? ¿Qué tipo de empanizado se te antoja probar primero?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD