Cómo sembrar un aguacate
Tips de Cocina

Cómo sembrar un aguacate

Por Kiwilimón - Junio 2019

Los aguacates son una de las frutas más nutritivas y deliciosas. Su pulpa suave y cremosa tiene ácido fólico, hierro, magnesio, vitamina B, fibra, entre muchos otros nutrientes. También son una fruta saludable para el corazón ya que contienen grasas buenas, son bajas en grasas saturadas y no contienen colesterol ni sodio.  

Los aguacates frescos pueden ser parte de una dieta y un estilo de vida saludables para el corazón y puedes aprovechar el hueso del aguacate para crecer una linda planta en tu hogar.   

Descubre aquí como puedes crecer una planta de aguacates a partir de su hueso. 

¿Qué necesitas? 

  • Un hueso de aguacate limpio y seco 

  • Un tarro con agua 

  • Palillos de dientes  

¿Qué tienes que hacer? 

  1. Lava bien el hueso de aguacate. Coloca tres palillos de dientes en cada costado del hueso y uno en la parte superior. Esto evitará que el hueso se hunda. 

  1. Coloca el hueso en un vaso o frasco con agua, puedes usar uno de boquilla ancha. Sólo deberás colocar en agua la parte más ancha del hueso. Lo mejor es que uses un frasco o vaso de vidrio para que puedas revisar cuando las raíces comiencen a brotar.  

  1. Pon el vaso o frasco en un lugar cálido y luminoso. Recuerda que no debe estar expuesto directamente a la luz del sol. Cambia el agua cada cinco días para evitar que crezcan moho y hongos. 

  1. Las raíces deberán brotar del hueso en un lapso de dos a seis semanas, después de haberlo puesto en el agua. (Si después de ocho semanas aún no ves avances, verifica tu proceso y comienza con otro hueso). 

  1. Revisa el nivel del agua constantemente, así podrás asegurarte que el hueso siempre estará sumergido unos 2 cm o un poco más de ¾ de pulgada.  

  1. Cuando los tallos que brotan del hueso de aguacate alcancen 15 cm, deberás cortarlos.  

  1. Una vez que las raíces estén más fuertes, el retoño haya crecido y tenga hojas, pasa la plantita a una maceta. La mitad del hueso debe quedar fuera de la tierra.  

¿Cómo debes cuidar tu planta?  

  • La planta debe estar en un lugar cálido y soleado. 

  • Riega la planta entre dos y tres veces a la semana.  

  • Lo mejor será que traspases la planta a una maceta más grande, entre marzo y junio. 

Cuando plantas un aguacate a partir de un hueso, toma más tiempo que el árbol dé frutos. Se calcula que una planta de aguacate que nació de un hueso puede dar frutos entre cinco y 13 años después de haber sido plantada. Así que sé paciente, disfruta de tu linda planta y continúa disfrutando de los Aguacates de México, llenos de vitaminas, minerales, nutrientes y sabor. 

 

Califica este artículo
Calificaciones (1)
Josefina Torres
18/06/2019 21:19:10
Muy buena recomendación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente uno de tus propósitos de Año Nuevo es viajar. Viajar es una gran motivación, además de una fuente de alegría, reflexión y autodescubrimiento. Viajar nos permite explorar nuevos climas y culturas, sumergirnos en ellos y estimular nuestra mente y qué mejor que hacerlo por nuestro país que tiene una gran variedad de culturas, climas y sobre todo gastronomías. Dentro de un viaje el comer es una parte importante de la experiencia. Probar sabores nuevos y maravillarse con productos desconocidos constituyen una de las maravillas de recorrer.Aquí te dejamos 7 destinos turísticos culinarios que querrás visitar:OaxacaUna de las gastronomías más importantes de la cocina mexicana es la oxaqueña, pues en sus calles podrás dejarte envolver por una explosión de sabores, olores y colores que te llenarán el alma. Mole, tlayudas, tamales, chocolate, quesillo, chapulines, insectos, café y mucho mezcal, son algunas de las delicias que aquí podrás disfrutar y que hacen de este estado uno de los principales destinos de turismo culinario. PueblaGracias a la sinergia de sus platillos en los que convergen lo prehispánico y lo español, la gastronomía poblana es conocida en el mundo entero por platillos como los chiles en nogada, el mole poblano con arroz, las cemitas y toda la variedad de dulces creados por monjas como los camotes, tortitas de Santa Clara y demás. JaliscoEn su menú se encuentran delicias como las tortas ahogadas, la birria, el pozole, y por supuesto, el tequila. De todos sus deliciosos platillos, las tortas ahogadas, en pan birote, rellenas de carne de cerdo, y bañadas en salsa de jitomate y chile de árbol, tienen fama en todo el país. Además tiene otras opciones que vale la pena probar, como los tamales tapatíos, de ejote y de ceniza, los frijoles charros, las dulces jericallas y el tejuino.YucatánEl sabor de los mayas y las tradiciones españolas hacen una sinergia para crear la gastronomía yucateca una de las más famosas gastronomías de México con guisados como la cochinita pibil y la sopa de lima, papadzules, panuchos, salbutes, poc chuc, queso relleno, y asados de faisán, jabalí y venado. Si lo tuyo son lo dulce y los postres, las marquesitas rellenas de queso de bola, dulce de papaya verde, el caballero pobre y el licor de miel Xtabentún seguro te encantarán.ChiapasAquí cada población tiene sus propias costumbres y platillos típicos como las tostadas de camarón seco de Tonalá, los embutidos de San Cristóbal de las Casas, la sopa de chipilín con bolitas de Chiapa de Corzo, las delicias de maíz de Tuxtla Gutierrez, el caldo de caracol de río de Comitán y los quesos doble crema de Pijijiapan. Para beber, el café y chocolate tienen fama internacional, pozol y tascalate, pox y licores regionales, y una amplia variedad de aguas de frutas.VeracruzEn Veracruz, de lo más típico que podemos encontrar es el pescado a la veracruzana y las picadas. Por otro, están sus sabores de tierra, como son las carnitas de puerco, el mole de Xico, las hormigas chicatanas tostadas, los chiles jalapeños rellenos, los volovanes, o los tamales: zacahuiles, de cazón, de pepita de capita o chamitles, entre otros. MichoacánMichoacán es uno de los destinos turísticos con mejor gastronomía del país. Entre sus platillos más comunes son las corundas y los uchepos; las sopas, como la tarasca con frijol, tortilla, aguacate, chile pasilla, queso y crema; las carnitas estilo Michoacán de cerdo y cocidas en olla de cobre, y los pescados, especialmente el blanco y los charales. Los dulces de esta región también son muy típicos, los básicos son las morelianas, el ate de guayaba, el helado de pasta y los chongos zamoranos. También hay que probar la “charanda”, que es aguardiente de caña.No cabe duda que tanto la cocina mexicana son tesoros que vale la pena conocer, ojalá que tengas oportunidad de conocer o regresar a estos lugares a disfrutar de sus maravillas culinarias ¿A qué lugares vas a ir este año?
Sabemos que la situación del medio ambiente es crítica, sin embargo, cada vez son más las personas que quieren tomar acciones responsables y hábitos más respetuosos que si bien están redefiniendo nuestra manera de vivir, también están contribuyendo con el mundo. Una de las tendencias más fuertes de este año, de acuerdo con Pinterest, es la del consumo responsable, pero para poder aplicarla y hacer un consumo mucho más consciente, te vamos a explicar de qué se trata. Consumo sustentable se refiere a usar cosas materiales y servicios de manera responsable para optimizar los recursos naturales, reducir las emisiones de contaminación. Es decir que compremos y usemos solo lo que verdaderamente necesitamos para evitar los desechos y el uso de materias y así frenar el deterioro del planeta. Desde hace varios años el término de consumo sustentable ha tomado mayor importancia, tanto así que forma parte de las políticas públicas hacer énfasis en la necesidad de controlar la producción y consumo para evitar en lo posible el deterioro del planeta Tierra y la vida de los seres vivos.Desde hace un tiempo se ha ido cambiando hacia un consumo más consciente. Para muchas personas, eso significa utilizar menos cosas, ser más sustentables y ser responsable con los residuos. Y pese a que se espera que tanto las grandes empresas y corporaciones y los gobiernos hagan políticas basadas en el consumo responsable, es preciso saber que podemos empezar desde nuestro hogar y enseñarle a los miembros más pequeños de la familia, pues las acciones individuales pueden impactar de gran manera y ayudar a dirigir el mundo hacia un futuro más sustentable.De manera habitual, adquirimos más cosas de las que en realidad necesitamos. El consumo responsable incide en la necesidad de adecuar nuestras compras a los recursos existentes en el planeta de manera que favorezcan tanto su disponibilidad como la igualdad social.Estos son consejos para aplicar el consumo responsable en nuestras casas:1.- Planifica tus comprasAntes de ir al súper o al mercado, haz una lista de lo que vas a necesitar. Con una lista no solo ahorrarás dinero, además evitarás comprar productos de más o que no vas a utilizar.2.- Aprende a leer etiquetasNo todos los productos contaminan lo mismo, ni en su producción ni en su uso. Fíjate en la etiqueta para que aprendas a identificar qué productos son los que causan un menor daño ambiental. 3.- Apoya el comercio justoProcura realizar tus compras en empresas que tengan una política de cuidado al medio ambiente y a un trato humano. 4.- Compra productos localesEs muy importante que tomes en cuenta que todo producto, sea comida o cualquier otro tipo de objeto, tiene una huella ecológica calculable según parámetros como su proceso de producción, su transporte y distribución, o los residuos que genera tras su uso. Por eso es importante que le des prioridad a los productos locales y a comprar en mercados tradicionales.5.- Organízate con tu comunidadHoy en día es muy fácil encontrar grupos por medio de redes sociales para apoyarse en temas de consumo responsable. También te puedes organizar con tu familia, amigos y vecinos para comprar directamente a productores que tienen mejores precios y materias primas más naturales. 6.- Reutiliza y reciclaEs mejor que compres productos que no estén empaquetados para no generar residuos pero si no es posible trata de que sean envases que puedas volver a usar, como frascos de vidrio u otros recipientes que puedas volver a usar. De ser posible compra productos a granel y lleva tus propios envases para que no generes basura.7.- Rechaza las bolsas de plásticoDe acuerdo con Greenpeace, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, además tardan más de 50 años en descomponerse. Procura pensar en ello antes de aceptar una bolsa de plástico o productos que vengan en este material, y mejor siempre lleva contigo las tuyas reutilizables desde casa.8.-Limita el uso del automóvilEn la medida de lo posible, usa otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o el transporte público y colectivo. Recuerda que cuidar al planeta es tarea de todos, y que con estas pequeñas acciones estaremos haciendo grandes cambios, para el medio ambiente, pero también para nuestro bolsillo.
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD