Conoce de las sustancias estimulantes y las salsas
Tips de Cocina

Conoce de las sustancias estimulantes y las salsas

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Los estimulantes se emplean para excitar el gusto y dar accion á los órganos del apetito, que sin ellos todo seria insípido é insustancial. Obtienen el primer lugar las especias que vienen de Oriente y de América; despues entran las plantas aromáticas indígenas, la sal y cuanto se conserva con ella, los ácidos vegetales y las plantas aperitivas. La pimienta entre las especias es la más común. Hay pimienta blanca y negra, aunque todo sea producto de un mismo árbol; constituye su diferencia la preparacion, porque la blanca no es otra cosa que la negra sin corteza, y no obstante ésta es menos acre y picante, siendo conocida en el comercio con el nombre de pimienta de Holanda y de Inglaterra, reducida á polvo más ó menos sutil , y la venden con el nombre de pimienta fina. Por pimienta molida o negra se extiende la especia preparada con su polvo solamente majada, y ésta se usa para comer las ostras, sopas y ensalada. El clavo de especia despues de la pimienta es lo que más se usa. Se meten en una cebolla quemada para dar color y gusto al caldo : se usa de ellos en muchas salsas y guisados, y en todos los intermedios preparados con legumbres, pues su perfume es bastante agradable y de un gusto casi general; pero es necesario sacarlos antes de servir, pues su olor es lo que agrada. La nuez moscada tambien es parte de las especias que deben hallarse en las cocinas. Se eligen de ellas las más sanas, que se raspan en los guisados á medida que se necesita. Está bien á todas las salsas, y con particularidad á las coliflores y huevos. La flor de moscada, que no es otra cosa que su segunda corteza, se emplea pocas veces en las salsas y guisados; por lo regular se la destina á los intermedios de dulces, á los que da un gusto tan fino y agradable como lo haría la misma nuez. La canela no se emplea tanto en la cocina como en las confituras y licores; pero puede tener algun uso en ciertas circunstancias. La de Ceylan es la mejor y la única que se debe emplear. El jenjibre, raíz de una planta originaria de las Indias y de las Antillas, que nos la trasmite el comercio seca, es acre, aromática, ardiente, y de un. olor bastante agradable, aunque fuerte. Tal es, poco más ó menos, el número de las especias que se usan en la cocina reducidas á polvo muy fino, del que se echa la dosis conveniente, que se varia segun el empleo que quiere hacerse de ellas; siendo éstas las cuatro especias que conviene usar para los guisados, á fin de que no salgan demasiado insípidos o sobradamente aromáticos. Síguense despues los estimulantes que crecen naturalmente en nuestros países, ya sean arbustos, plantas, granos o raices de huertas, pues en otro tiempo sustituian entre nosotros á todas las especias de que nos provee la América. El primero de todos es el laurel; sus hojas aromáticas sirven muy á menudo para perfumar diferentes guisados; pero es necesario usarle con mucha sobriedad. Se conoce otro laurel, llamado de cereza, del cual no se usa sino para dar á la leche el gusto y olor de las almendras; pero como debe esta propiedad al ácido prúsico, veneno el más violento, debe usarse en muy pequeña dósis, y lo más una o dos hojas, siendo lo bastante para poco menos de media azumbre.
  • El tomillo entra tambien entre los adherentes. Su olor fuerte y demasiado aromático impide que se use en grandes dósis.
  • La mejorana, planta muy aromática, tiene un olor tan tuerte como el tomillo, y da los mismos resultados.
  • La ajedrea, cuyo uso no es tan común como el del tomillo, tiene poco más ó menos sus propiedades.
La ajedrea y mejorana se usan frescas; el laurel y tomillo se conservan durante mucho tiempo, pues áun secos no pierden su sustancia aromática. Deben contarse entre estas diversas sustancias aromáticas el estragón, perejil, hierbabuena, cebolleta, perifollo, apio, cebolla y ajo; pero aunque no se les considera como particularmente llenos de un aroma capaz de estimular las órganos de la digestión, no obstante esto son inexcusables entro todas las preparaciones alimenticias, especialmente el perejil, que casi es de primera necesidad, y no hay guisado, por más simple que sea, en que no se emplee. Lo más esencial para todos los que están encargados de las cocinas es no abusar de los estimulantes, que pudieran ser muy nocivos, principalmente á las personas delicadas. Recetas recomendadas con especias:Jitomates horneados al AjilloPimientos Rellenos de Carne y ArrozPollo Tikka Masala      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La comida mexicana es patrimonio gracias a todas las joyas de esquina que tenemos en el país. Por esos lugares que han roto paradigmas y fronteras por el simple hecho de querer compartir el mejor producto, técnica y cariño a aquél que los visite. Tal vez no están en el top de recomendaciones para listas internacionales, pero te aseguramos que son las recomendaciones de quienes son locales, expertos y amantes de la comida mexicana. Por eso en Kiwilimón decidimos compartirte los rinconcitos en donde hay que echar un taco, una tostada o un antojito digno para recordarse.En esta primera entrega, empezaremos con 3 de nuestros lugares consentidos de México: Oaxaca, Mazatlán y Mexicali. ¡Acompáñanos cada fin de semana en esta aventura!El Lechoncito de Oro, Oaxaca Dicen que Oaxaca es la tierra en la que se aprende cultura y se pierde la cintura. Lo he comprobado cada vez que la visito. Y para esta primera entrega de rinconcitos imperdibles de comida en México, Arcadio Alcazar Fuentes, cocinero oaxaqueño de 38 años al frente del Asador Vasco recomienda un clásico de la capital. Se trata de El Lechoncito de Oro, donde encontrarás unos deliciosos tacos de lechón con chicharrón. Son la parada perfecta si amas los tacos y si te gusta la fiesta (empiezan servicio a las 8:00 pm y ¡hasta que se les acaben!). Tienen unas salsas picantes espectaculares. Cuando llegues a la calle de Libres, esquina con Independencia, pregunta por la Güera, quien te atenderá con toda la actitud mexicana. FB: ElLechoncitodeORO Mariscos El Cuchupetas, Mazatlán A tan sólo 10 minutos del aeropuerto de Mazatlán, Manuel Sánchez, te recibe en su hogar y en uno de los mejores secretos mazatlecos desde 1987. Es una marisquería que Don Manuel ha ido adaptando de casa a restaurante (de acuerdo a su expansión fue sumando cuartos y propiedades, por lo que parece un laberinto), para recibir a todo aquél que decida comerse unos ricos camarones de la casa o unos frescos callos de hacha. Su prestigio es tan extendido en México que en tu visita encontrarás cuadros de todas las celebridades que lo han visitado, incluyendo ex presidentes mexicanos. Esta joya de esquina es la favorita de Teresa Delgado, sommelier y tragona profesional, quien recomienda que clausures tu visita con un corico, galleta típica de Mazatlán, que venden a las afueras de El Cuchupetas.FB: MariscosElCuchupetas Tacos de La Meche, MexicaliEn el Norte de México, frente al monumento Benito Juárez, la cachanilla y reconocida repostera Bianca CastroCerio recomienda los Tacos de la Meche. Aquí la especialidad son los tacos de camarón o tripa en tortilla de harina. Ella decidió pedirlos un día combinados con camarón y tripa (doradita como chicharrón) y se quedó como clásico de la casa. Todos tus tacos te los sirven con mucho aguacate, salsa y cebollita encurtida. ¡Una delicia!FB: @Lamechemxli 
“¿Qué hago de comer hoy?” es una de las preguntas más comunes entre las personas y es que no hay nada más pesado que tener hambre y no saber qué cocinar porque hacerlo requiere mucho tiempo y esfuerzo; pero no te preocupes, porque a continuación te presentamos 7 recetas fáciles y rápidas que puedes preparar con poco dinero. Milanesa Rellena de Rajas con Queso Comienza la semana con una rica milanesa rellena de rajas con queso, un guisado fácil de preparar que no te tomará más de 20 minutos. Pescado en Salsa Morita Si buscas un platillo delicioso y saludable, este pescado en salsa morita te encantará. Te tomará 5 minutos preparar la salsa y 10 más cocinar el pescado. Tacos de Nopales con Salsa Martajada Para una comida o cena ligera, prueba estos sabrosos tacos de nopales con salsa martajada. Además de ser fáciles de preparar, son súper rendidores. Gratín de Calabacita a la Mexicana Ya sea como guarnición o plato fuerte, déjate sorprender por este suculento gratín de calabacitas a la mexicana. La mezcla de verduras, queso gratinado y puré de tomate es increíble y muy sencilla de hacer. Tacos Dorados de Atún con Guacamole Dale un giro a los típicos tacos dorados con esta opción crujiente y rellena de atún, acompañada de una salsa de guacamole. En 20 minutos tendrás un plato digno de reyes, Sandwichón de Jamón y Queso Este delicioso sandwichón de jamón y queso cubierto con aderezo de chipotle será una opción increíble que no necesita cocción y rendirá para toda la familia. Rollos de Ensalada de Atún Estos ricos rollos de ensalada de atún son el paquete completo, un platillo saludable, fácil y rápido de hacer que además de todo, es súper económico. ¿Qué esperas para probarlo? ¡Esperamos que estas 7 recetas fáciles y rápidas de preparar te ayuden con tu menú semanal!
La comida mexicana es patrimonio gracias a todas las joyas de esquina que tenemos en el país. Por esos lugares que han roto paradigmas y fronteras por el simple hecho de querer compartir el mejor producto, técnica y cariño a aquél que los visite. Tal vez no están en el top de recomendaciones para listas internacionales, pero te aseguramos que son las recomendaciones de quienes son locales, expertos y amantes de la comida mexicana. Por eso en Kiwilimón decidimos compartirte los rinconcitos en donde hay que echar un taco, una tostada o un antojito digno para recordarse.En esta primera entrega, empezaremos con 3 de nuestros lugares consentidos de México: Oaxaca, Mazatlán y Mexicali. ¡Acompáñanos cada fin de semana en esta aventura!El Lechoncito de Oro, Oaxaca Dicen que Oaxaca es la tierra en la que se aprende cultura y se pierde la cintura. Lo he comprobado cada vez que la visito. Y para esta primera entrega de rinconcitos imperdibles de comida en México, Arcadio Alcazar Fuentes, cocinero oaxaqueño de 38 años al frente del Asador Vasco recomienda un clásico de la capital. Se trata de El Lechoncito de Oro, donde encontrarás unos deliciosos tacos de lechón con chicharrón. Son la parada perfecta si amas los tacos y si te gusta la fiesta (empiezan servicio a las 8:00 pm y ¡hasta que se les acaben!). Tienen unas salsas picantes espectaculares. Cuando llegues a la calle de Libres, esquina con Independencia, pregunta por la Güera, quien te atenderá con toda la actitud mexicana. FB: ElLechoncitodeORO Mariscos El Cuchupetas, Mazatlán A tan sólo 10 minutos del aeropuerto de Mazatlán, Manuel Sánchez, te recibe en su hogar y en uno de los mejores secretos mazatlecos desde 1987. Es una marisquería que Don Manuel ha ido adaptando de casa a restaurante (de acuerdo a su expansión fue sumando cuartos y propiedades, por lo que parece un laberinto), para recibir a todo aquél que decida comerse unos ricos camarones de la casa o unos frescos callos de hacha. Su prestigio es tan extendido en México que en tu visita encontrarás cuadros de todas las celebridades que lo han visitado, incluyendo ex presidentes mexicanos. Esta joya de esquina es la favorita de Teresa Delgado, sommelier y tragona profesional, quien recomienda que clausures tu visita con un corico, galleta típica de Mazatlán, que venden a las afueras de El Cuchupetas.FB: MariscosElCuchupetas Tacos de La Meche, MexicaliEn el Norte de México, frente al monumento Benito Juárez, la cachanilla y reconocida repostera Bianca CastroCerio recomienda los Tacos de la Meche. Aquí la especialidad son los tacos de camarón o tripa en tortilla de harina. Ella decidió pedirlos un día combinados con camarón y tripa (doradita como chicharrón) y se quedó como clásico de la casa. Todos tus tacos te los sirven con mucho aguacate, salsa y cebollita encurtida. ¡Una delicia!FB: @Lamechemxli 
Para cerrar la semana patria hablemos del elefante verde, blanco y rojo del cuarto: la cocina nacional es insuperable. Mientras el taco roba la atención internacional hace falta ser paisano para comprender la complejidad, amplitud y delicia de nuestra gastronomía; los entrañables guisos regionales, las tradiciones patronales, las sazones cocinadas en olla de barro, bajo el calor del pib o en la incandescencia de la brasa. Ya lo dijo la UNESCO hace justamente diez años, la cocina tradicional mexicana es patrimonio del mundo, cultura que vale la pena preservar por los siglos de los siglos. Basta ver al ajonjolí de todos los moles: el mole. Su complejidad resuena en la infinidad de ingredientes que lo componen –algunos de ellos tan improbables como unas galletas de animalitos–, en sus acepciones regionales, en las sutilezas que se modifican de acuerdo con las festividades como Día de Muertos, en su amplitud cromática que abarca casi todos los colores del arcoíris. El mole, salsa densa que nos recubre tanto la memoria como la cucharada de arroz más humilde, debe su honor, más que a sus recetas, a la tradición alrededor de su preparación.Así como en el mole, el mestizaje y la cultura se mezclan como pinturas al óleo en las cocinas tradicionales de México tanto, que hace diez años la UNESCO nombró a su totalidad como un patrimonio de la humanidad. En la declaratoria no había que ser esfinge: había que presentar un caso de estudio, reunir un sinfín de requisitos e información por parte de un grupo multidisciplinario de cocineros, historiadores, antropólogos y hasta ingenieros en alimentos con el fin de perseverar. El resultado fue una condecoración como nunca se le había otorgado a otro país. La cocina tradicional mexicana es nuestra Muralla china, nuestro Machu Picchu cultural. Según el escritor e historiador de cocina mexicana José N. Iturriaga, no es que no se hayan honrado a otras cocinas antes o después. En los últimos años se han protegido otras maravillas culinarias como, por ejemplo, la etiqueta en la cocina francesa, la dieta mediterránea y la tradición japonesa en la cocina, pero no así a un país. A diez años del fallo de la declaratoria en la que se reconocen las prácticas, rituales y elaboraciones vinculadas a nuestra cocina, merece volver a celebrar el mérito. Celebrar que en México no sólo hay 32 estados, sino una infinidad de tradiciones que se preservan en el fuego de los comales, las ollas, las vasijas de barro. Celebrar por supuesto a las cocineras tradicionales que, según Iturriaga, “son el objeto mismo de la declaratoria”, el libro atemporal de los saberes culinarios de cada región. José N. Iturriaga, escritor de libros como 'Saberes y delirios' o 'Confieso que he comido', afirma que parte de la responsabilidad de tener una cocina protegida por la UNESCO es la de rescatar, salvaguardar y promocionar la tradición “más que a un platillo o a un ingrediente; preservar la cocina de nuestros pueblos, la cocina de los mercados, de las abuelas”.Para lograrlo se creó el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, un organismo consultor de la UNESCO que lleva a cabo reuniones nacionales anuales, foros mundiales de gastronomía mexicana, seminarios académicos y hasta encuentros de cocineras tradicionales. “A los platillos y tradiciones hay que estarles dando nuevo vigor. Preservarlos y salvaguardarlos para que no caigan en desuso y se mantengan vivos. El sentido principal de la organización es la conservación de las tradiciones”. Lo que nos toca hoy en casa es aprender y enseñar sobre cocina mexicana a las generaciones venideras. Desempolvar el tortillero y echarle leña al fuego. Poner literalmente las manos en la masa y extender los hilos de la tradición hasta el infinito. Hoy te invito a tomar alguna de nuestras recetas tradicionales y prepararla en familia. Además de cincelar recuerdos harás historia, harás cultura, serás parte de este ritual iniciático que puso a suspirar a los primeros mexicanos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD