Consejos de cocina que no debes olvidar
Tips de Cocina

Consejos de cocina que no debes olvidar

Por Kiwilimón - Agosto 2011
  Esperamos que estos consejos de cocina te sean de mucha ayuda:
  • - Para hacer tomates rellenos, se debe conservar la pulpa y mezclarla con el relleno , no apretar el relleno en el tomate y rociarlo con su jugo durante la cocción.
  • - Para pelar bien las uvas, el truco consiste en meter el racimo en agua hirviendo durante medio minuto.
  • - Cuando se hace una vinagreta, es conveniente diluir la sal en el vinagre antes de añadir el aceite.
  • - Las zanahorias ralladas van muy bien con el limón, ajo, perejil y aceite de oliva, y también con salsa de soja y sal gorda.
  • - Los plátanos se conservan mejor en el refrigerador si los pelas y los envuelves en papel de aluminio.
  • - Si guardas las peras en un frutero házlo con los rabos colocados hacia arriba y procurando que no se toquen entre sí, te durarán mas tiempo.
  • - La cocción correcta de las pastas es: 1 litro de agua por 100 grs. de pasta, en este caso nunca se pegan.
  • - Cuando se hace puré de membrillo no debe olvidarse de rociarlo con limón para que no ennegrezca.
  • - Elección de un melón: Es mejor el melón hembra que el macho, el melón hembra tiene el troncho mas ancho que el macho. Si el rabo del melón se resiste al retorcerlo, el melón no está maduro, tiene que romperse facilménte. Es preferible el melón de piel granulosa al de piel lisa.
  • - Para obtener al máximo el jugo del limón, basta con hacerlo rodar sobre una superficie plana presionando fuertemente con la palma de la mano.
Recetas de cocina recomendadas:Crema de Zanahoria AlmendradaSalsa para Pasta de Pimiento MorronChiles Rellenos de PicadilloFilete de Res Marinado en Cafe

 

   

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Definitivamente, cocinar no es para todos o al menos, no para todos los momentos, porque a cualquiera le llega ese día en el que no tiene ganadas de nada, mucho menos de ponerse a cocer pollo, verduras o carne, aunque mueras de hambre.Pero la comida es tan noble que hasta para esos momentos tiene cosas deliciosas que ofrecerte y, de hecho, puedes crear una comida completa con varios ‘snacks’, porque la diferencia principal entre un snack, tentempié o bocadillo es cultural, más que nutricional.Claro, cabe mencionar que si sólo comes una manzana con un poco de crema de cacahuate, eso sigue siendo un bocadillo. La clave para preparar una comida que te mantenga lleno y con energía durante tres o cuatro horas, como una comida normal, es incluir una variedad de nutrientes y alimentos. Lo más sencillo es combinar al menos cuatro alimentos diferentes, y tres o cuatro grupos de alimentos. Esto te ayudará a garantizar que estás comiendo lo suficiente, así como un buen equilibrio de grasas, proteínas, carbohidratos y fibra.El otro truco para lograr convertir snacks en comida es servirlos juntos en un plato, en lugar de sólo picotear cosas una por una. Ahora, para inspirarte un poco, te dejamos estos ejemplos, pero recuerda que comer balanceado implica conocerte, conocer tu cuerpo y, sobre todo, tener una guía de un profesional cuando quieres realizar cambios en tu dieta.1. BaguetteUn almuerzo sencillo puede estar inspirado en un baguette, con el que puedes aprovechar los distintos estilos y sabores del pan (centeno, ajo, natural) y añadir queso crema, vegetales, como pepino, tomate, pimientos, aceitunas, y finalmente agrega salmón ahumado o un huevo duro. Si llevas una dieta vegana, puedes omitir el salmón y usar queso crema a base de tofu.2. Bowl de yogurtUn bowl de yogurt es ideal para cuando tienes hambre, quieres una comida que no se cocine y tienes antojo de algo dulce. Para hacerlo sólo cubre yogurt natural con una cucharada de crema de nuez (como almendras o cacahuate) un plátano en rodajas, nueces picadas o almendras, avena, semillas y frutas secas, granola, además de un puñado de fruta fresca, si te hace falta un poco de dulce, añade un poco de miel.3. SmoothieSi te detienes a pensarlo, la mayoría de los smoothies son en realidad un montón de snacks diferentes, como frutas, lácteos y nueces, que sólo mezclas en la licuadora.Para convertirlos en un desayuno abundante y energizante, mezclar kéfir con plátano, bayas, granola y crema de nueces. Puede usar cualquier fruta fresca o congelada y no dudes en añadir yogurt, queso cottage o leche para el kéfir; nueces enteras para la crema de nueces; y muesli (o avena natural) para la granola. 4. Plato de cereal aumentadoUn tazón de cereal con leche es delicioso, pero no es del todo una comida completa. Para convertirlo en un desayuno o cena abundante, puedes agregar nueces o semillas (almendras fileteadas, nueces picadas, semillas de girasol tostadas) y frutas frescas o secas (fresas en rodajas, pasas, arándanos secos) a tazones de Cheerios, por ejemplo, con leche reducida en grasa o mejor aún, una leche a base de plantas, como soya o cualquier otra rica en proteínas.
Si extrañas la comida callejera, no te puedes perder la nueva serie de Netflix que, a pocos días de su estreno, se ha convertido en el nuevo éxito de la cuarentena. Se trata de Street Food: Latinoamérica, una inspiradora docuserie que atraviesa 6 países y nos muestra de cerca lo mejor de las ciudades, su cultura y, por supuesto, la comida. Street Food: Latinoamérica, basada en el programa original The Chef’s Table, consta de seis capítulos de media hora en los que aborda los secretos culinarios mejor guardados de cada país protagonista. Esta serie presenta un viaje maravilloso que va desde Buenos Aires, Argentina y pasa por Salvador, Brasil; Oaxaca, México; Lima, Perú; Bogotá, Colombia y llega hasta La Paz, Bolivia. ¿Por qué tienes que ver Street Food Latinoamérica? Con tantas nuevas restricciones de viaje, esta serie de comida callejera es una excelente opción para transportarte a otros lugares y conocer la mágica esencia y el exquisito sazón de sus platos típicos que los vuelve tan impresionantes. Los productores David Gelb y Brian McGinn muestran una mirada íntima a los mejores platillos latinos que podemos encontrar en los puestos de comida, pero más allá de eso, captan con una sensibilidad bastante humana la historia de quien se encarga de preparar tan sabrosos alimentos con un personaje icónico de las ciudades como eje principal, acompañado de la breve historia de otros cocineros que también son leyenda. Así como en Brasil doña Suzana se encarga de cocinar la mejor moqueca en el restaurante que le ayudó a abrir su comunidad tras una vida difícil llena de decepciones, en México, la señora Valentina se encargó de crear unas singulares memelas con salsa de chile morita tan fuerte como su voluntad de sacar adelante a su hija siendo mamá soltera; como la de estas 2 increíbles mujeres, conocerás 4 historias más que te llenarán de antojo y profundas emociones. La tlayuda oaxaqueña vs el ceviche peruanoNetflix se ha encargado de llegar al corazón (y al estómago) de todos sus espectadores con Street Food: Latinoamérica y así lo demostró el 23 de julio con una divertida dinámica a través de redes sociales, donde convocó a las personas a votar por su comida callejera favorita en el Campeonato Street Food Latinoamérica. En dicho enfrentamiento, el choripán de Argentina, el acarajé de Brasil, el ajiaco de Colombia y el relleno de papa de Bolivia fueron relegados por los dos poderosos finalistas, la tlayuda de México y el ceviche de Perú. La votación estuvo tan reñida que hasta Christopher Landau, el embajador de Estados Unidos en México, la Secretaría de Cultura y la SEP pidieron a los ciudadanos que votaran por el platillo oaxaqueño, que al final salió victorioso. Street Food: Latinoamérica es una fiesta de sabores, historias y emociones que puedes percibir a través de la pantalla, así que no te la puedes perder y si tu antojo por comida callejera es incontrolable, aquí puedes encontrar algunas recetas fáciles de preparar.
Ecuador podrá ser un país pequeño en tamaño pero inmenso en cuanto a gastronomía se refiere, ya que la comida tradicional ecuatoriana es abundante, exótica y diversa. Es por eso que a continuación te mostramos un listado con los platillos típicos de Ecuador que no podrás resistir y que te servirán para identificar la gran cantidad de ingredientes que los distinguen de otros países latinos. Fanesca de Ecuador La fanesca, también conocida como juanesca, es un guiso hecho con granos tiernos y bacalao con leche, que se prepara en Ecuador durante cuaresma. Este plato nace de la mezcla de la tradición indígena y la cultura española. Se dice que lleva 12 ingredientes, entre los cuales destacan los granos típicos andinos como choclo, chochos, habas y arvejas, en honor a los doce apóstoles. Locro de papa Si de comida tradicional de Ecuador hablamos, el locro de papa es una de las sopas más populares. Se trata de un guiso espeso originario de la sierra ecuatoriana, que se prepara con papa, queso, aguacate y salsa de ají. ¿Se te antoja? Encocado El encocado es un platillo típico de Ecuador originario de la provincia costera Esmeraldas. Puede hacerse con pescado o camarones bañado en salsa de coco, acompañado de arroz y plátanos fritos. ¡Es una verdadera delicia! Churrasco ecuatoriano Si bien el churrasco es un plato tradicional en toda América Latina, en Ecuador posee un sabor singular gracias a que la carne de res se asa a la plancha o a las brasas y se sirve con papas fritas, huevo frito y ensalada. Llapingachos Dentro de la gastronomía de Ecuador también destacan los llapingachos, unas sabrosas tortillas de papa cocida, rellenas con queso, bañadas en una deliciosa salsa de maní, que se acompañan con chorizo, huevo frito, ensalada y aguacate. Éste es quizá uno de los platillos ecuatorianos favoritos. Bolón de verde El bolón de verde, normalmente consumido a la hora de desayunar, es una esfera hecha de masa de plátano verde frita o asada, rellena de queso, carne o chicharrón. ¿Se te antoja con un cafecito? Como puedes observar, la combinación de sabores en la gastronomía ecuatoriana tiene resultados deliciosos, así que cuéntanos, ¿cuál es el platillo típico de Ecuador que se te antojó más?
Tener antojos parece incluso aún más terrible mientras estamos en casa, por lo que no sucumbir ante ellos a veces parece una tarea muy difícil.Incluso si has intentado mantener una rutina semanal con ejercicios incluidos, la naturaleza misma de quedarse en casa significa que es probable que te muevas mucho menos de lo que estás acostumbrado. Si a todo esto le añades el miedo constante de un virus, la nueva normalidad está llenad de ansiedad.Así que los antojos son inevitables en este ambiente de ansiedad e incertidumbre, lo malo es que no se nos antoja un gran plato de lechuga, sino esos alimentos que no tienen mucho aporte nutricional para nosotros.Para ayudarte a frenar esto un poco, te ayudamos a entender por qué sólo quieres comer comida chatarra y, lo mejor, alternativas mejores para suplir esos antojos.El estrés crónico sí puede alterar tus preferencias alimentarias, por lo que es normal experimentar antojos de comida azucarada o alta en carbohidratos, es decir, mientras estás ansioso y estresado, es más probable que agarres una bolsa de papas o tres galletas en lugar de una bolsa de zanahorias o de apios.Además, los niveles más altos de estrés también alteran las dos hormonas principales del hambre: leptina y grelina. Esto provoca que tengas antojos con mayor frecuencia, incluso si no tienes hambre física realmente.La otra razón por la que tienes estos antojos feroces es porque la comida chatarra es una forma rápida de liberar dopamina, sí, la hormona de la felicidad que provoca una respuesta de bienestar. Y una más, también puedes tener ganas de comer sólo porque estás aburrido y esta es una forma de entretenerte.No hay una estrategia precisa para evadir estos antojos, pero sí puedes seguir ciertas pautas para mantenerlos equilibrados, por ejemplo, no trabajes cerca de la cocina, mantén tus comidas balanceadas cada cuatro horas, haz una pausa antes de comer y reflexiona sobre si realmente tienes hambre o si sólo es estrés y, finalmente, sé realista: no vas a dejar de querer consolarte con la comida, siempre puedes comerte esas alitas, si recuerdas que comerlas diario no es lo mejor.4 alternativas sanas para cuando tienes antojos en casaLa versatilidad de la comida puede ser la solución para tener alternativas que sepan como ese antojo, pero tengan un aporte nutricional más alto.Por ejemplo, la coliflor puede ser un gran aliado para esto, pues hay mil platillos en los que puedes usarla.1. Alitas de coliflorUna original forma de caer en el antojo de alitas es hacerlas de coliflor, con la misma salsa que las condimenta, pero sin comer una pieza de pollo frita.2. Tacos al pastor sin carneComer tacos es una de las cosas que más disfrutamos, pero también puedes obtener una versión más ligera si usas soya o, sorpresa, también coliflor en lugar de carne de cerdo.3. Vegetales horneados con sabor a papas fritasLa papas son bajas en vitaminas, pero las zanahorias son un vegetal que tiene más de la mitad de los carbohidratos y está lleno de vitaminas A y C; al cortarlas en tiras finas, sazonarlas generosamente y hornearlas hasta que estén crujientes, obtienes la misma textura satisfactoria que las papas fritas pero sin ninguno de los efectos secundarios de engorde.4. Mac & cheese sin pastaLos macarrones con queso clásicos son una bomba de grasa y carbohidratos sin proteínas, pero una vez más, puedes reducir los carbohidratos al reemplazar la pasta estándar con coliflor o una variedad de garbanzos, que contiene un tercio de los carbohidratos de los macarrones de codo regulares.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD