Cuida tu Olla Express®
Tips de Cocina

Cuida tu Olla Express®

Por Kiwilimón - Abril 2014
    Usar una Olla Express® es muy fácil, pero hay que saber algunos consejos para poder dominarla y utilizarla con toda seguridad. Por eso, aquí te van algunos tips para que no tengas problemas en casa y puedas manejar este útil instrumento a tu placer. Si sigues estos consejos, además de cocinar fácil y seguro, tu Olla Express® tendrá una vida útil mucho más larga: 1.- Lava siempre la válvula de seguridad para evitar obstrucciones. 2.- No llenes la olla con alimentos o líquidos al máximo de su capacidad para evitar que la válvula se tapone. 3.- No superes los dos tercios de su capacidad, pues llenarla al máximo puede causar que el líquido se derrame por alguna de las válvulas. 4.- Siempre introduce un mínimo de líquido de al menos 200 ml. 5.- No pongas la olla al fuego hasta cerciorarte de que se haya cerrado correctamente. 6.- No olvides bajar el calor a una temperatura media de una vez que la válvula haya subido. 7.- No abras nunca la olla hasta que no ha expulsado todo el vapor. Hay que esperar a que baje la válvula. 8.- No uses la Olla Express® si notas que hay escapes por el empaque o que la tapa no cierra herméticamente. Podría quedarse sin líquido en el interior y quemar los alimentos. 9.- Mantén en buen estado tu Olla Express® y todos sus accesorios, las mejores marcas como Ekco y Presto recomiendan cambiar los empaques cada 1 o 2 años, según su utilización.  

Disfruta de todos los beneficios al cocinar con Ollas Express® de las marcas Ekco y Presto, todo lo que necesitas saber lo puedes encontrar en www.la-vasconia.com.mx

   

Recetas con Olla Express®

 

Sopa de Cebolla Express

 

Salpicón Queretano

 

Pastel Imposible Express

   

¿Sabías como cuidar tu Olla Express®?

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La grenetina es un ingrediente que se obtiene a partir del colágeno presente en los tejidos de los animales. Al ser incolora, translúcida e insípida, se usa para darle una textura más firme a los platillos sin afectar su sabor.  Usualmente se utiliza para preparar postres o mousses, pero también tiene otras aplicaciones muy útiles fuera de la cocina. Estas son algunas de las formas de usar grenetina que jamás imaginaste.Mascarilla para el peloCombina una cucharada de grenetina en polvo con medio vaso de agua, un huevo, dos cucharadas de aceite de oliva y un chorrito de acondicionador para el cabello. Integra bien todos los ingredientes y después aplica en el cabello, desde raíces hasta puntas. Deja reposar entre 20 y 30 minutos y después enjuaga. Tu melena quedará sedosa y brillante.Tratamientos para las uñasSi tus uñas son quebradizas o están un poco amarillentas, la grenetina también puede ayudarte. En un bowl pequeño añade agua hirviendo y medio sobre de grenetina en polvo. Disuelve bien y después introduce tus uñas en la mezcla por unos 10 minutos. Al hacer esto por lo menos una vez a la semana comenzarás a ver que tus uñas se fortalecen y lucen mejor.Mascarilla limpiadora para el cutisLa textura de la grenetina es ideal para remover impurezas de la piel. Mezcla gelatina sin sabor y bicarbonato de sodio a partes iguales con un chorrito de jugo de limón. Si el ácido del limón te irrita, puedes rebajarlo con un poco de agua. Mezcla bien los ingredientes hasta formar una masa y aplícala en el cutis. Deja reposar unos 15 minutos y después enjuaga tu cutis con agua tibia.Tiras para remover puntos negrosLa combinación de grenetina con clara de huevo y carbón activado es excelente para deshacerse de los puntos negros. Lo único que debes hacer es mezclar los tres ingredientes y después aplicarlos sobre la nariz o mentón con la ayuda de un pincel. Después de unos minutos la mascarilla se endurecerá y podrás arrancarla con facilidad. Shampoo enriquecidoUna manera muy sencilla de darle más vida al cabello débil o muy delgado es agregar un sobre de grenetina a la botella de shampoo. ¡Y eso es todo! El uso constante de este shampoo enriquecido hará que el cabello tenga una apariencia más voluminosa y ayudará a darle más cuerpo a toda la cabellera. ¿Conoce algún otro tip de belleza usando grenetina? Compártelo en los comentarios de esta publicación. Y, como el uso más coún de la grenetina es en la cocina, te dejamos algunas recetas de cocina con grenetina:Cheesecake sin hornearPastel de Gelatina y FresaPastel de Chocolate con FrambuesaGelatina de Leche con Frutas
Los mariscos son deliciosos, pero también pueden ser peligrosos si no se refrigeran apropiadamente. Evita problemas de salud conociendo cómo debes almacenar los mariscos y los días que pueden durar refrigerados.Primero que nada, ¿en qué debes fijarte para elegir mariscos en buen estado?Si un marisco se encuentra ya en estado de descomposición, no importa si lo guardas en el refrigerador o en el congelador, simplemente ya no sirve y no debes usarlo para cocinar. Estos son los principales aspectos que debes revisar al momento de comprar mariscos:Los caparazones de los mariscos, como las ostras o las almejas, deben estar enteros, es decir, sin grietas. Si te encuentras con un caparazón quebrado, no compres ese marisco.Para comprobar la frescura de los mejillones, ostras y almejas hay un truco muy sencillo. Golpea suavemente el caparazón. Si este se cierra, esto significa que el marisco aún está vivo, en caso contrario, mejor no lo compres.Los cangrejos y las langostas deben comprarse vivos, ya que se echan a perder muy rápidamente. Así que cuando los vayas a comprar asegúrate de que las patas se mueven, el caparazón está firme y la cola se encuentra recogida (no extendida).¿Cuántos días duran los mariscos refrigerados?Es muy importante que prestes atención a la manera en que guardas los mariscos. A diferencia de la carne de res que puede estar en el refrigerador sin problemas por varios días, los mariscos tienen una caducidad mucho menor. Recuerda que el consumir mariscos pasados o en mal estado puede provocar alguna infección o problema de salud, así que mejor ahórrate esos inconvenientes almacenando los mariscos de acuerdo con estas indicaciones.Los camarones, ostiones, langosta y calamares frescos solo pueden refrigerarse dos días (no más). En el congelador tienen un mayor tiempo de caducidad, ya que aguantan entre tres y seis meses.En el caso de los mariscos cocidos, si se cocina el mismo día que se consume, pueden refrigerarse hasta tres días. Si no preparaste tú la comida, checa directamente con el fabricante las indicaciones de consumo para saber cuánto tiempo más puede almacenarse el platillo en el refrigerador.De cualquier manera, es muy importante que antes de consumir mariscos (cocidos o frescos) que han estado refrigerados o congelados, revises su estado general. El olor de estos nunca debe ser agrio o parecido al amoniaco.Aunque no son mariscos, los pescados también deben almacenarse con cuidado para evitar que se descompongan. La recomendación es que los pescados (magros y grasos) pueden estar en el refrigerador como máximo dos días, y en el congelador desde seis hasta ocho meses.Recuerda revisar periódicamente la temperatura de tu refrigerador, la cual debe estar en 4° C, y la del congelador en -18° C.¿Te encantan los mariscos? Entonces no puedes perderte estas recetas fáciles: Tostadas de pulpo adobadoAros de Calamar en caldo de mostaza picositaEsquites de camarón y chile guajillo
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
¿Te has fijado que de repente todo mundo está tomando jugo de apio? Después de ser un ingrediente casi exclusivo de las ensaladas y ciertas recetas, el apio se ha convertido en uno de los alimentos favoritos para convertirse en bebida. Si aún no te sumas a esta saludable moda, aquí descubrirás por qué tienes que comenzar a tomar jugo de apio ya. El apio posee poderosas características antioxidantes. Esto significa que su consumo puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.Este vegetal aporta muchos nutrientes, entre ellos minerales como potasio, manganeso, calcio, magnesio, así como vitaminas K, C y B6. Incluir apio de manera regular en la alimentación garantiza la ingesta de componentes esenciales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Consumir apio en forma de bebida es mucho más práctico, ya que te permite disfrutar los beneficios de este fabuloso vegetal mientras tomas un vaso por la mañana.El jugo de apio puede ayudar a alcalinizar los intestinos. El sodio presente en este vegetal promueve la eliminación de toxinas en el cuerpo, incluyendo los intestinos. Por esta razón, beber todos los días jugo de apio puede curar y regenerar el revestimiento del estómago.Aunque aún no se investiga a profundidad esta propiedad, se cree que el extracto de la semilla de apio puede influir en los niveles de glucosa e insulina, lo cual podría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes.Se ha comprobado que el extracto obtenido a partir de las hojas de apio tiene la capacidad de reducir la presión sanguínea, así como los triglicéridos y el colesterol malo.El apio tiene altos niveles en calcio y vitamina K. Estos nutrientes son los encargados de regenerar y fortalecer los huesos, así que tomar jugo de apio también puede beneficiar la salud del sistema óseo. La tendencia hacia el jugo de apio está relacionada con dos necesidades básicas hoy en día: practicidad y buena alimentación. Muchas personas han experimentado los beneficios de consumir apio regularmente, y al hacerlo en forma de bebida pueden disfrutar sus propiedades de una manera rápida y fácil.Beber jugo de apio es más sencillo que comer una ensalada o preparar un platillo con este. Solo recuerda que, al consumir el vegetal de esta manera, estás eliminando la fibra presente en el apio. Para aprovechar todos sus beneficios puedes alternar su consumo en forma de bebida con la ingesta de apio en su forma natural. Recomendaciones para tomar jugo de apio:Trata de no eliminar la fibra del apio. Aunque seguramente la textura de la bebida sea más espesa, al incluir todas las partes del apio te aseguras de aprovechartodos sus beneficios.Un vaso de más o menos medio litro es suficiente para comenzar a experimentar las propiedades benéficas del apio. Lo mejor es tomar el jugo de apio muy temprano por la mañana antes de comer tu desayuno. Si no puedes hacerlo, espera aproximadamente media hora después de consumir alimentos para beber el jugo. Siempre es mucho mejor tomar jugo de apio fresco. Si lo haces con anticipación y lo almacenas en el refrigerador, procura que no pase más de 24 horas antes de que lo ingieras.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD