El uso del microondas en la cocina
Tips de Cocina

El uso del microondas en la cocina

Por Kiwilimón - Agosto 2011
  Si eres de las personas que hacen uso del microondas para cocinar, te dejamos algunos tips para que le saques todas las ventajas que te ofrece este aliado de la cocina.
  • - La energía de los microondas se distribuye de forma desigual (calienta de fuera hacia dentro). Es por ello que los alimentos se suelen calentar más por unas zonas que por otras. Así, es aconsejable colocar las porciones más densas en las partes exteriores del recipiente.
  • - Es muy importante utilizar materiales adecuados para el microondas, que dejen pasar las ondas hasta llegar a los alimentos. Son apropiados los recipientes de vidrio, de porcelana, de loza, de cerámica y de plástico (siempre que indiquen explícitamente su compatibilidad).
  • - No se deben usar plásticos no preparados pues se ha demostrado que éstos, al calentarse, pueden desprender parte de sus componentes y resultar tóxicos. Tampoco se deben usar recipientes con decoración metálica, pues reflejan las ondas y podrían dañar el microondas.
  • - Es fundamental respetar los tiempos de cocción, así como los tiempos de reposo de los alimentos. (En caso de duda, calcular la cuarta parte del tiempo que emplearía por el procedimiento tradicional. Es mejor quedarse corto, ya que los alimentos se siguen cocinando un rato más aunque ya estén fuera del micro).
  • - Es conveniente elegir piezas del mismo tamaño para que se hagan al mismo tiempo.
  • - Para la cocción de las verduras son mejores los recipientes anchos y bajos para favorecer la rapidez y la evaporación: de esta forma las verduras mantienen su color y sabor natural.
  • - Para que las carnes queden tiernas se han de cocer tapadas y sazonarlas en el último momento.
  • - Puedes utilizar el micro para ablandar rápidamente chocolate, mantequilla, miel, un helado demasiado frío, entre otros.
Recetas de cocina recomendadas:Tartaleta de PeraEntomatadas de PolloPollo con Nueces de la IndiaEnchiladas Suizas Sencillas

     
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Dinos qué guardas en tu horno y te diremos qué tan buen cocinero eres. Si el horno de tu cocina está limpio y tiene algunos refractarios, eso significa que te gusta lucirte con tus recetas. Pero, si se parece más a una bodega de ollas viejas y tupers sin tapa, definitivamente tienes mucho por aprender.Aunque hornear es algo desafiante para muchos, esta actividad puede ser realmente sencilla y divertida. No dejes que la falta de tiempo o de experiencia ahuyente tus ganas de usar el horno. Sigue estos tips para aprender a hornear en menos de lo que esponja un pastel.Empieza con algo sencillo: Si nunca has usado el horno por tu cuenta, no intentes hacer una receta súper complicada. Mejor elige un platillo con pocos pasos y una preparación muy básica. Podrías hasta pensar en alguna receta fácil con poco tiempo de cocción, para asegurarte de estar pendiente y además, adquieras práctica. Además, así será más difícil que cometas un error.Ten pacienciaEsto es básico al momento de hornear. Necesitas paciencia para precalentar el horno y que alcance la temperatura ideal, para dejar que tus platillos estén listos sin abrir la puerta cada cinco minutos y, obviamente, para aprender de las equivocaciones. Compra los utensilios básicosNo tienes que llenar tu cocina con batidoras industriales y cuchillos profesionales, pero sí hay algunos utensilios que vas a necesitar. Espátulas, refractarios antiadherentes, tazas medidoras, báscula, termómetro y unos bowls grandes para mezclar son suficientes. Ordena todo antes de comenzarLo ideal es que antes de empezar a cocinar leas con cuidado la receta y acomodes los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Aunque esto parezca un poquito exagerado, cuando estás horneando es muy importante que respetes los tiempos. Créenos, si te tardas cinco minutos en encontrar los trapos para sacar el pastel, las cosas pueden ponerse feas.Sigue todas las instruccionesNo es necedad del autor del recetario poner medidas o temperaturas exactas. Para que el horneado quede perfecto debes seguir al pie de la letra las instrucciones. Esto incluye el orden en que mezclas los ingredientes, la temperatura, las cantidades y, obviamente, la consistencia (a punto de nieve, crema, uniforme, líquida, con aire, etc.).Prepárate para desmoldar o reservarNo subestimes la importancia de invertir unos minutos en el molde que usarás. Cuando no lo engrasas o enharinas bien, es muy probable que el pastel termine desmoronándose o quemándose en algunas partes. Para evitar estas catástrofes lo más fácil es que untes mantequilla y después cubras el molde con papel antiadherente. ¡Anímate a prender el horno! Con estos tips y las recetas de Kiwilimón hornear será tu nueva actividad favorita. Panqué de Plátano con Betún de chocolate blancoPastel de Pan de EloteCheesecake con FlanRosca de Frutos Secos sin Glutenhttps://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
El colágeno es una proteína presente en articulaciones, piel, músculos, y tendones. Su consumo es importante ya que no solo ayuda a combatir la flacidez del rostro y a mejorar el estado del cabello y las uñas, sino que también mejora la masa muscular y fortalece las fibras alrededor de las articulaciones. Si quieres asegurarte de estar consumiendo la dosis diaria recomendada de colágeno (10 g), te recomendamos incluir estos alimentos en tu dieta.Caldo de hueso: Este es uno de los pocos alimentos que contiene colágeno listo para que tu cuerpo pueda usarlo. La mayoría de los ingredientes ayudan a sintetizar el colágeno, mientras que el caldo de hueso en sí mismo ya es rico en colágeno. Salmón :El zinc presente en el salmón ayuda a activar las proteínas que se necesitan para sintetizar el colágeno. Solo recuerda que es mejor consumir salmón salvaje y no el que es criado en piscifactorías.  Alga espirulina: Esta alga es una fuente rica en amino ácidos, como la glicina. Se ha descubierto que la glicina es un componente esencial para la producción de colágeno, así que consumir alga espirulina regularmente puede aumentar el nivel de esta proteína.Cítricos: Como todos sabemos, las naranjas, limones, toronjas y mandarinas son alimentos ricos en vitamina C. Este componente es esencial en la producción de colágeno, ya que ayuda a que los amino ácidos se unan para formar la proteína. Huevos: Los altos niveles de amino ácidos presentes en los huevos, principalmente en las claras, hacen que este alimento sea uno de los más importantes en la producción de colágeno. Semillas de calabaza: Esta es una de las fuentes más ricas en zinc. Su consumo es muy importante debido a que favorece la producción de colágeno sin la necesidad de ingerir alimentos de origen animal.Gelatina: La mayor concentración de colágeno se encuentra en los tendones, ligamentos, cartílago, piel y huesos de un animal. Considerando que la gelatina está hecha a base de estas partes, su consumo asegura una buena dosis de colágeno.Vegetales de hoja verde: Estos alimentos tienen mucha vitamina C, la cual es necesaria para producir colágeno tipo 1, la variedad más abundante de colágeno en el cuerpo. ¿Te gustaría mejorar la apariencia de tu piel o recuperar la salud de tus articulaciones? Puedes comenzar por comer mejor y preparar estas deliciosas recetas y llena tu cuerpo de colágeno de manera natural:Gelatina Mosaico de Carlota de LimónTacos de Salmón enchiladoEnsalada de Papa con Huevo
Cocinar puede ser una actividad divertida y hasta relajante. Sin embargo, cuando hay niños involucrados de por medio, esto se convierte en una faena estresante y desafiante. Aprovecha los días libres para involucrar poco a poco a tus pequeños en las labores culinarias. Aquí te compartimos 10 tips que debes seguir cuando cocines con niñosHaz que sea simpleReserva tus recetas especiales, con miles de ingredientes y procesos laboriosos para una ocasión en la que tengas mucho tiempo y no haya que supervisar a nadie más en la cocina.Asigna tareas específicasLos niños, por su curiosidad e inquietud, siempre quieren participar. Déjalos que te ayuden haciendo cosas muy sencillas, como partir la lechuga (con sus manitas, obviamente) o mezclar algo.Organízate antes de empezarNo es lo mismo cuando una sola persona cocina a cuando hay varias manos, sobre todo cuando son de niños. Revisa con anticipación la receta y coloca los  ingredientes en el orden en el que vayan a usarlos.Que sea divertidoA veces el caos surge no tanto por los niños sino por la falta de espacio. Si te es posible, asigna diferentes áreas en tu cocina para que no haya problema y no  se estorben los unos a los otros. Pídele su opiniónEl objetivo de involucrar a los niños es que disfruten cocinar y desarrollen un interés por esto. Si ellos sienten que son parte importante y que pueden tomar  decisiones, será más sencillo que más adelante quieran cocinar solos.Crea tradiciones en torno a la cocinaConvierte cada experiencia en la cocina en un momento muy especial para tus hijos. Tal vez puedes contarles un cuento mientras van preparando la comida o hacer algún juego usando las letras de los ingredientes. Añade poco a poco  de ingredientes nuevosEste tip es buenísimo para los  picky eaters. Si tu hijo es remilgoso y no prueba cualquier cosa, comienza a presentarle nuevos alimentos a través de las recetas. Hazlo poco a poco y de manera sutil para que tu niño no los rechace.No trates de controlar todoOlvídate de mantener tu cocina impoluta y de preparar un platillo perfecto. Cuando cocinas con tus hijos lo más importante es que ellos disfruten la experiencia y comiencen a sentir interés por la cocina.Deja que experimenten con la comidaAdemás de aprender a cocinar, el manipular los alimentos les da la oportunidad a los niños de experimentar con todos sus sentidos. No te enojes si ves que se llevan los deditos a la boca, solo enséñales la importancia de la limpieza en la cocina. Aprovecha para reforzar sus conocimientosCocinar también es una manera de estudiar. Pídeles que te ayuden a leer la receta, que cuenten los ingredientes, que revisen los pasos. Así reforzarás sus habilidades de lectura, comprensión y numéricas.¿Tienes algún otro tip para cocinar con niños? Compártelo en los comentarios.Anímate a preparar estas recetas con tus pequeños:Ensalada cremosa de atúnPay de fresa fácilRica Sandia LocaCarlota de Guayaba
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD