Haz que el sabor de tus pechugas de pollo sea más intenso

Por Kiwilimón - August 2011
  Siempre que preparamos alguna receta con pechugas de pollo debemos cocinarlas de la mejor forma posible y obtener un mejor sabor en éstas. Para lohrar un sabor intenso y delicioso sólo debemos poner a marinar las pechugas unas dos horas aproximadamente en leche con ajo y perejil. Esto ayudará a que la carne quede impregnada con los olores y sabores de los tres ingredientes. Ya cuando deseamos freír el pollo, sólo nos disponemos a escurrir las pechugas de pollo y listo. Este truco es muy fácil además de que también ayuda que estas queden más tiernas y deliciosas. Otro pequeño truco para mejorar el sabor de las pechugas de pollo cuando se prepara a la plancha es rociándole a éstas un poco de zumo de limón con un poco de sal y un toque de aceite. Recetas de cocina recomendadas:Pechuga de Pollo y PimientosPechugas de Pollo en Salsa de CacahuatePollo a la Parilla con Salsa de JitomatesPechugas Rellenas de Requesón en Crema de Chipotle

   

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No todas las mascarillas naturales son buenas para tu piel, porque pueden causar desequilibrios en el ph de tu piel y dejarla vulnerable ante impurezas, pero hay una forma segura de cuidarte con estos remedios naturales no maltratan la piel de tu cara.Por ejemplo, ¿sabías que usar vinagre en tu rostro podría remover la capa protectora de tu piel y dejarla vulnerable e incluso irritarla? Por otra parte, aunque el huevo es un ingrediente común en mascarillas caseras, debes tener cuidad porque podría causarte una reacción alérgica.Pero también existen ciertos remedios naturales que sí funcionan y que además no dañarán tu piel, así que para que te vayas a la segura, antes de intentar hacerte una mascarilla casera investiga sobre los ingredientes o mejor prueba con estos que te proponemos.Avena para hidratar y limpiarLa avena puede ser útil para varias necesidades de la piel, pues puede absorber el exceso de grasa de la piel y ayudar a tratar el acné. Además, cuenta con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan a tratar la piel seca y a eliminar las células muertas.Cómo usar la avena para la piel: hierve media taza de avena en la misma cantidad de agua y luego déjala enfriar. Revuelve la mezcla hasta que se convierta en una pasta fina y entonces aplícala en tu rostro. Deja reposar la mascarilla durante 20 minutos y enjuaga después con agua tibia. Esto no sólo te ayudará con el acné, sino también para calmar irritaciones e hidratar tu piel.Miel para exfoliar e hidratarLa miel es un humectante natural que ayuda a la piel a absorber y retener la humedad, por lo que evita que se seque. Además, está repleta de antioxidantes naturales y propiedades antimicrobianas que ayudan a proteger, reparar y prevenir el daño de la piel. También es un exfoliante natural, lo que significa que aplicarla en la cara quita la piel seca y opaca, y permite que las nuevas células de la piel salgan.Para usar miel en la piel, primero debes asegurarte de que sea miel no pasteurizada, como la miel de manuka y sólo necesitas aplicar una capa delgada sobre tu rostro o mezclarla con avena, si así lo deseas. Déjala reposar 15 minutos y enjuaga con agua. Aloe vera como astringenteExisten aproximadamente 420 especies diferentes de aloe vera y la más utilizada para las afecciones de la piel es una planta llamada aloe barbadensis Miller.En la medicina convencional, el aloe vera se usa como un gel tópico hecho de la sustancia similar a un gel que se encuentra dentro de las hojas de la planta, por lo que también es posible utilizar las hojas directamente partiéndolas y presionando el gel.Entre sus muchos beneficios, el aloe vera sirve para aliviar quemaduras, quemaduras de sol, cortadas y para la piel seca. Para usarlo, sólo aplica el gel como mascarilla, pero antes, remójalo en agua durante 24 horas, pues contiene yodo. Recuerda hacer pruebas en áreas de piel pequeñas antes de aplicarte cualquier remedio casero natural y siempre consultar a un profesional de salud cuando tienes una afección que requiere de tratamiento médico.
Para cerrar la semana patria hablemos del elefante verde, blanco y rojo del cuarto: la cocina nacional es insuperable. Mientras el taco roba la atención internacional hace falta ser paisano para comprender la complejidad, amplitud y delicia de nuestra gastronomía; los entrañables guisos regionales, las tradiciones patronales, las sazones cocinadas en olla de barro, bajo el calor del pib o en la incandescencia de la brasa. Ya lo dijo la UNESCO hace justamente diez años, la cocina tradicional mexicana es patrimonio del mundo, cultura que vale la pena preservar por los siglos de los siglos. Basta ver al ajonjolí de todos los moles: el mole. Su complejidad resuena en la infinidad de ingredientes que lo componen –algunos de ellos tan improbables como unas galletas de animalitos–, en sus acepciones regionales, en las sutilezas que se modifican de acuerdo con las festividades como Día de Muertos, en su amplitud cromática que abarca casi todos los colores del arcoíris. El mole, salsa densa que nos recubre tanto la memoria como la cucharada de arroz más humilde, debe su honor, más que a sus recetas, a la tradición alrededor de su preparación.Así como en el mole, el mestizaje y la cultura se mezclan como pinturas al óleo en las cocinas tradicionales de México tanto, que hace diez años la UNESCO nombró a su totalidad como un patrimonio de la humanidad. En la declaratoria no había que ser esfinge: había que presentar un caso de estudio, reunir un sinfín de requisitos e información por parte de un grupo multidisciplinario de cocineros, historiadores, antropólogos y hasta ingenieros en alimentos con el fin de perseverar. El resultado fue una condecoración como nunca se le había otorgado a otro país. La cocina tradicional mexicana es nuestra Muralla china, nuestro Machu Picchu cultural. Según el escritor e historiador de cocina mexicana José N. Iturriaga, no es que no se hayan honrado a otras cocinas antes o después. En los últimos años se han protegido otras maravillas culinarias como, por ejemplo, la etiqueta en la cocina francesa, la dieta mediterránea y la tradición japonesa en la cocina, pero no así a un país. A diez años del fallo de la declaratoria en la que se reconocen las prácticas, rituales y elaboraciones vinculadas a nuestra cocina, merece volver a celebrar el mérito. Celebrar que en México no sólo hay 32 estados, sino una infinidad de tradiciones que se preservan en el fuego de los comales, las ollas, las vasijas de barro. Celebrar por supuesto a las cocineras tradicionales que, según Iturriaga, “son el objeto mismo de la declaratoria”, el libro atemporal de los saberes culinarios de cada región. José N. Iturriaga, escritor de libros como 'Saberes y delirios' o 'Confieso que he comido', afirma que parte de la responsabilidad de tener una cocina protegida por la UNESCO es la de rescatar, salvaguardar y promocionar la tradición “más que a un platillo o a un ingrediente; preservar la cocina de nuestros pueblos, la cocina de los mercados, de las abuelas”.Para lograrlo se creó el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, un organismo consultor de la UNESCO que lleva a cabo reuniones nacionales anuales, foros mundiales de gastronomía mexicana, seminarios académicos y hasta encuentros de cocineras tradicionales. “A los platillos y tradiciones hay que estarles dando nuevo vigor. Preservarlos y salvaguardarlos para que no caigan en desuso y se mantengan vivos. El sentido principal de la organización es la conservación de las tradiciones”. Lo que nos toca hoy en casa es aprender y enseñar sobre cocina mexicana a las generaciones venideras. Desempolvar el tortillero y echarle leña al fuego. Poner literalmente las manos en la masa y extender los hilos de la tradición hasta el infinito. Hoy te invito a tomar alguna de nuestras recetas tradicionales y prepararla en familia. Además de cincelar recuerdos harás historia, harás cultura, serás parte de este ritual iniciático que puso a suspirar a los primeros mexicanos.
El pozole es ese tradicional platillo mexicano que pocos pueden resistir, hecho a base de maíz cacahuazintle y acompañado con carne de cerdo o pollo. Si este plato es una de tus comidas mexicanas favoritas, a continuación te explicamos todo lo que debes saber si estás aprendiendo a cocinar pozole. El origen del pozoleLa receta del pozole se originó en la época prehispánica, ya que el maíz era una planta sagrada para los aztecas y la utilizaban para celebrar rituales especiales, pero fue gracias a la llegada de los españoles que pudieron combinarlo con carne de puerco. Es así como surge uno de los platillos de especialidad mexicana que no sólo es trascendental para celebrar las fiestas patrias, sino que también sirve para dar identidad a las diferentes regiones de México. Tipos de pozole en MéxicoPozole rojoAunque se dice que el pozole rojo originalmente proviene de Jalisco, es quizás el más consumido en todo el país, ya que está hecho con una combinación de chile ancho y chile guajillo, que se combina con carne de cerdo. ¿No se te hace agua la boca?Pozole blancoPor su parte, el pozole blanco también es uno de los platillos mexicanos favoritos, ya que la receta original viene de Guerrero y se prepara con maíz cacahuazintle seco y carne cabeza de cerdo y carne de res, y en este caso, se condimenta con jugo de limón, sal y se deja variar la sala al gusto de las personas. Pozole verdeGuerrero también es el padre del pozole verde, el cual se prepara a base de pepita de calabaza, tomate verde y epazote. En la mayoría de los casos, esta receta de pozole se acompaña con trozos de chicharrón y aguacate, ¡es una verdadera delicia!Además de conocer nuestras recetas de pozole en el sitio, no te puedes perder nuestra Master Class de Pozole, ya que en Kiwilimón reconocemos a este platillo insignia mexicano y por eso te vamos a compartir 2 recetas en vivo el próximo viernes 11 de septiembre en Facebook a las 4 pm.Aprenderás a preparar un delicioso pozole estilo Jalisco y un sabroso pozole vegetariano con hongos, ¡no te la pierdas!
Las fiestas patrias son sinónimo de alegría, comida, música, baile y muchas otras celebraciones para los mexicanos. Por suerte y a pesar de la cuarentena a causa del coronavirus, este guateque no se tiene que cancelar del todo, ya que aún se nos permite festejar en el hogar. Por eso, no te puedes perder estos maravillosos tips para celebrar el 15 de septiembre sin salir de casa. Vístete de México Inicia los rituales de festejo desde el momento en el que te vistes y si no tienes vestimenta tradicional mexicana, como camisas bordadas, guayaberas o vestidos de colores, puedes pintarte de verde, blanco y rojo. Celebra con bebidas y comida mexicana Bien dicen que la comida es una fiesta, así que elige tus platillos mexicanos favoritos y prepáralos sin complicarte la vida. Te dejamos algunas opciones de comida y bebidas mexicanas, además, aquí puedes encontrar más. Pambazo mexicano de papa con chorizoAtole de mazapánEsquites tradicionalesSopes de tingaCantaritos locosDisfruta de música y baile mexicano ¿Quién dice que necesitas salir a la plaza para sentir el espíritu patriótico? Basta con poner un poco de música mexicana, despejar la sala y ponerte a bailar con los que habitan tu hogar; no importa si es con tu familia o sólo tus mascotas. Entre las canciones que no pueden faltar en tu playlist, están: México lindo y queridoEl son de la negraLa lloronaDiviértete con juegos tradicionales mexicanos ¡Olvídate del celular y la computadora! Para este 15 de septiembre en casa, regresa a las raíces de tu infancia y celebra con tu familia o con quienes compartas tu hogar, juegos tradicionales mexicanos. ¿Qué opinas de estas ideas? LoteríaCanicasNo te enojesBalerosDa el tradicional Grito de IndependenciaFinalmente, para honrar la tradición donde el cura Miguel Hidalgo pronunció las palabras que convocaron a la independencia en 1810, el 15 de septiembre a las 11:59 pm, puedes dar el grito para decir con toda la fuerza de tus pulmones “¡Viva México!”. Si algo hemos demostrado los mexicanos, es que somos capaces de enfrentarnos ante cualquier adversidad, así que con estos consejos y mucha creatividad, podremos festejar con sana distancia el 15 de septiembre desde casa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD