Haz que el sabor de tus pechugas de pollo sea más intenso

Por Kiwilimón - August 2011
  Siempre que preparamos alguna receta con pechugas de pollo debemos cocinarlas de la mejor forma posible y obtener un mejor sabor en éstas. Para lohrar un sabor intenso y delicioso sólo debemos poner a marinar las pechugas unas dos horas aproximadamente en leche con ajo y perejil. Esto ayudará a que la carne quede impregnada con los olores y sabores de los tres ingredientes. Ya cuando deseamos freír el pollo, sólo nos disponemos a escurrir las pechugas de pollo y listo. Este truco es muy fácil además de que también ayuda que estas queden más tiernas y deliciosas. Otro pequeño truco para mejorar el sabor de las pechugas de pollo cuando se prepara a la plancha es rociándole a éstas un poco de zumo de limón con un poco de sal y un toque de aceite. Recetas de cocina recomendadas:Pechuga de Pollo y PimientosPechugas de Pollo en Salsa de CacahuatePollo a la Parilla con Salsa de JitomatesPechugas Rellenas de Requesón en Crema de Chipotle

   

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cómo limpiar tu horno usando bicarbonato de sodio?
Sabemos que como eres una gran cocinera y repostera, tu horno podría necesitar una limpieza profunda para que quede rechinando de limpio. Lo mejor de todo es que seguramente tienes todos los ingredientes en casa para preparar este fácil y práctico remedio casero para tu horno. ¿Cuál es el mejor ingrediente para limpiar mi horno?Aunque parezca difícil de creer, no necesitas comprar productos llenos de químicos para limpiar tu horno, pues solo necesitas tres ingredientes: bicarbonato de sodio, agua y vinagre. También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?Bicarbonato y aguaEn el caso de carbonato, este ingrediente es muy efectivo a la hora de remover la grasa, pues su composición química neutraliza las partículas de grasa, lo que lo hace el ingrediente perfecto para remover restos de comida que ya están secos o muy pegados. Lo mejor de todo es que tu horno lucirá como nuevo en tan solo 15 minutos. Para limpiarlo solo necesitarás los siguientes ingredientes: 3 cucharadas de agua½ taza de bicarbonato de sodioMezcla el agua y el carbonato en un recipiente hasta obtener una mezcla espesa, aplica la pasta en las zonas más sucias y deja reposar por 15 minutos. Una vez que haya pasado este tiempo, usa un trapo mojado para remover la mezcla de bicarbonato. Una vez que hayas removido esta pasta, usa una mezcla de agua y un poco de vinagre para que tu horno quede aún más limpio y sin olores. También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu hogar con canela y vinagre blanco?Bicarbonato y vinagreEn caso de que tu horno esté muy sucio y la mezcla anterior no surta efecto, puedes aplicar esta mezcla con un poco de vinagre. Los expertos en limpieza recomiendan seguir los siguientes pasos para que tu horno quede libre de cochambre en un dos por tres: Espolvorea bicarbonato de sodio por todo el horno, especialmente en los lugares que estén más sucios.Mezcla tres cucharadas de agua con una cucharada de vinagre. Transfiere esta mezcla a un atomizador y aplica sobre el carbonato.Deja reposar por 15 minutos.Usa un trapo limpio y mojado para remover la mezcla.Una vez que este limpio, aplica la mezcla de agua y vinagre otra vez y limpia con un trapo.Después de estos sencillos pasos, tu horno rechinará de limpio. Ya lo sabes, los ingredientes naturales son excelentes opciones para limpiar tu cocina y cualquier rincón de tu casa. También puedes leer: Sencillos pasos para quitar cochambre de una estufa
¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex?
Ah, la cocina mexicana. Preparaciones ancestrales, recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales son motivo de orgullo para todos los mexicanos. De ahí que cuando algún extranjero comete la osadía de equiparar al chilli con carne, a las chimichangas, a los nachos con queso y demás creaciones Tex-Mex con nuestra amada cocina mexicana nos sintamos gravemente ultrajados. Sin embargo, esa comparación es sumamente común, ya que la cocina Tex-Mex tiene su origen precisamente en la cocina mexicana. El término Tex-Mex no sólo se limita a un estilo de cocina muy peculiar, sino que es también una fusión geográfica y cultural profundamente significativa. Te podría interesar: La increíble historia de la comida Tex-Mex El término Tex-Mex ha estado en uso desde 1875 y proviene de la abreviatura del Texan Mexican Railway, un ferrocarril que fomentó la migración de miles de personas, ya que conectaba a México con Estados Unidos. No obstante, el término se comenzó a utilizar a discreción para describir el peculiar estilo de la cocina de la región fronteriza gracias a un artículo publicado en The New York Times Magazine en 1963, popularizándose sólo tras la publicación del libro Las cocinas de México de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy en 1972. Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de la Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para hacer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y su versión americanizada, sumamente popular en Texas. Cabe mencionar que los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por dicha distinción, pero con el tiempo abrazaron el término Tex-Mex. “El Tex-Mex fue rechazado en gran medida por la élite culinaria en la década de 1970 al ser señalado como cocina mexicana poco auténtica. Pero ese es el punto. Lo único auténtico del Tex-Mex es que no es auténtico: evoluciona y se adapta”, señala el chef Josef Centeno en el libro Ama: A Modern Tex-Mex Kitchen. De ahí que sea importante encontrar las similitudes y diferencias entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex para poder entenderlas como dos estilos de cocina independientes con un patrimonio común. Guía rápida para diferenciar la comida Tex-Mex de la comida mexicanaLas diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes—tortillas de harina, queso amarillo y comino principalmente—que son sumamente populares en los Estados Unidos, pero que son virtualmente inexistentes en la comida tradicional mexicana. Si bien, las tortillas de harina son bastante populares en la región norte del país, las tortillas de maíz son mucho más comunes en la comida mexicana. La suavidad de la tortilla es otro indicador importante, pues los emblemáticos hard shell tacos y los puffy tacos ostentan una característica tortilla crujiente, mientras que los tacos—a excepción de los tacos dorados y las flautas—se hacen con tortillas suaves en todo México. En lo que respecta al queso, en la comida Tex-Mex no puede faltar el queso amarillo ingrediente fundamental para el popular queso o para acompañar tacos, nachos y demás platillos, mientras que la comida mexicana prefiere el uso de quesos blancos y frescos—queso panela, queso Oaxaca, queso de rancho, requesón, por mencionar sólo algunos. El comino es otro ingrediente característico de la comida Tex-Mex, pues su intenso sabor terroso se hace evidente en muchos de sus platillos, a diferencia de la cocina mexicana que privilegia el uso de diferentes chiles, cocciones largas e incluso hierbas frescas como cilantro para realzar los sabores. A pesar de que la comida Tex-Mex ha cargado con el estigma de ser cocina mexicana poco auténtica, no podemos negar que es un tipo de cocina que ha traspasado fronteras y a conquistado a muchos por su sabor, así que celebremos el patrimonio común de esta cocina reconociendo las similitudes y abrazando las diferencias con la cocina tradicional mexicana.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexicana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Nachos con chiliLasaña Tex MexChimichanga de Arrachera
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD