Los 5 frutos de temporada y te damos 5 razones para comerlos todos

Por Kiwilimón - Julio 2017
  Lo mejor que puedes hacer cada temporada, es ir al súper mercado y buscar las frutas y verduras de esos meses. Al comprar los productos de la temporada te aseguras de que estarán frescos, además de que serán mucho más económicos. Por si esto no fuera suficiente, las frutas de la temporada tienen mejor sabor y están repletas de vitaminas y minerales que requiere tu cuerpo.

Estas son las cinco razones para comer frutas de temporada en verano:

  1. Contienen mayor cantidad de agua, necesaria para regular la temperatura del cuerpo en los calurosos días del verano.
  2. Los altos niveles de beta carotenos protegen nuestra piel de los rayos del sol.
  3. El sabor es mucho más intenso, ya que no han sido congeladas.
  4. Las frutas de temporada se obtienen más fácilmente, por lo que su precio suele ser menor.
  5. Ayudas a conservar la tierra en buenas condiciones ya que no se encuentra forzada a producir algo fuera de temporada.
Ahora veamos en este verano cuáles son las frutas de temporada y qué beneficios tienen para ti: Melón: el rico melón que en esta temporada se produce al por mayor contiene vitamina A, la cual protege la piel de los radicales libres.
Sandía: la fruta con mayor contenido de agua del verano, tiene altos niveles de fibra, por lo que es un gran auxiliar en la desintoxicación y depuración del cuerpo.
Arándanos: los componentes naturales de los arándanos ayudan a mejorar las defensas del organismo, protegiéndolo contra ciertas enfermedades.
Cereza: esta pequeña fruta contiene hierro y calcio. Comer cereza ayuda a combatir la osteoporosis, sobre todo en las mujeres en la etapa de la menopausia.
Chabacano: además de ser un laxante natural, el chabacano ayuda a calmar a las personas nerviosas, gracias a los oligoelementos que contienen.

What to do...#apricot #chabacano

A post shared by Ana Hershberger (@casahersh) on

Ahora que ya sabes cuáles son las frutas de la temporada, te compartimos algunas recetas para probarlas en postres:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una campanada, una uva y un deseo es una tradición de fin de año que cada 31 de diciembre nos atraganta, pero que al mismo tiempo es uno de los rituales de año nuevo favoritos por todo lo que representa, e incluso mágico, porque lo hacemos en la mística medianoche y el número 12 se repite: 12 campanadas, 12 de la noche, 12 meses, 12 uvas, 12 deseos.Porque si sacar las maletas nos asegura un viaje en el año que inicia, las uvas garantizan comenzar el año con metas, anhelos positivos para una nueva temporada, además de un poco de adrenalina y mucha diversión, por ver quién si puede seguirle el paso a las uvas y las campanadas.Pero esta tradición ya bastante extendida en América Latina es en realidad originaria de España. Su historia, de acuerdo con el libro España, del periodista Jeff Koehler, tiene dos posibles teorías. Una situada en el siglo XIX y la segunda, a principios del siglo XX.La primera teoría tiene que ver con los burgueses españoles imitando a los burgueses franceses, cuya celebración de víspera de año nuevo era comer uvas y tomar vino espumoso. De ahí, la costumbre pasó a los madrileños, que iban a la Puerta del Sol a oír las campanadas de la medianoche y comer uvas, como la clase alta, pero con ironía y como burla.La otra se remonta al siglo XX, cuando los productores de Aledo, en Alicante, tuvieron un excedente en su cosecha de uvas blancas y decidieron venderlas a un bajo precio. Estas uvas son actualmente tan famosas, que se conocen como las uvas “de la buena suerte” e incluso se venden en Aledo paquetes de 12 en envases especiales para recibir el Año Nuevo.Empezar el año con buenos deseos siempre es una buena forma de inspirarte y decretar prosperidad para el nuevo ciclo que se inicia, así que si comes uvas o no, la fiesta de Año Nuevo siempre contagia su optimismo y nosotros también queremos compartirlo contigo con 12 consejos para recibir el nuevo año.
Los beneficios del aguacate no sólo se limitan a consumirlo como alimento, pues estos se extienden a tu piel con esta mascarilla casera de aguacate, que te ayudará con cualquier problema de resequedad que tengas.El aguacate está lleno de nutrientes, por ejemplo, es una gran fuente de grasas monoinsaturadas y vitamina E, la cual es antioxidante. Por otra parte, las grasas saludables que contiene funcionan muy bien cuando se aplica sobre la piel, pues los aceites naturales la nutren e hidratan. También están llenos de antioxidantes y vitaminas que pueden ayudar con el enrojecimiento y la inflamación.Cómo hacer una mascarilla de aguacate para el rostroPara hacer esta mascarilla necesitarás una licuadora y lavar tu rostro antes. Los ingredientes que usarás son los siguientes:1 aguacate maduro1/3 taza de yogurt natural2 cucharadas de miel1 cucharada de jugo de limónSimplemente licúa todos los ingredientes a una licuadora y mezcla hasta obtener una consistencia suave. Aplícala de manera generosa en el rostro y el cuello, y déjala reposar durante unos 20 minutos antes de enjuagar con agua tibia.Aparte de los beneficios del ingrediente principal, la miel puede ayudar con una variedad de problemas de la piel, incluidos el acné, el eccema, la psoriasis y la inflamación.Por su parte, la textura cremosa del yogur puede ayudar a retener la humedad y potencialmente iluminar la piel. Algunas investigaciones sugieren que incluso puede ayudar a igualar el tono de la piel.Finalmente, el jugo de limón aporta vitamina C, un antioxidante y un agente abrillantador, y ayuda a darle a la piel un brillo impecable y a evitar que los aguacates se oxiden.Un truco extra es añadirle hojuelas de avena, pues sus propiedades antiinflamatorias pueden ayudar a calmar y tratar la piel, y así aumentar la efectividad de la mascarilla. También puedes meterla al refrigerador unos minutos antes de usarla, para que además te ayude a reducir los poros y aliviar las líneas finas y las arrugas.¿Sabías que los nutrientes del aguacate también se pueden aprovechar en té y agua? Con esta fruta nada se desperdicia y puedes hacer té de hueso de aguacate o agua de aguacate también.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD