Los beneficios del aceite de oliva
Tips de Cocina

Los beneficios del aceite de oliva

Por Kiwilimón - Julio 2011
  El aceite de oliva no es sólo un capricho de las mujeres que tratan de cuidar la silueta o simplemente porque el gusto es rico. Últimamente la ciencia ha hecho ciertos descubrimientos que colocan al aceite de oliva no sólo en el lugar del más sabroso, sino como un beneficio para la salud. Este beneficio estaría asociado con su principal componente, el ácido oleico. Este componente tiene propiedades que no dejan de asombrar como virtudes cardioprotectoras, baja el colesterol malo sin reducir el colesterol bueno y con esto mejora la circulación y la presión la arterial. Además tiene funciones en la prevención del cáncer. Al parecer este ácido oleico se inserta en las membranas de las células interviniendo en procesos relacionados con la presión arterial y multiplicación celular. De aquí los beneficios de una dieta mediterránea, ya que contienen altas cantidades de aceite de oliva.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El vino es la estrella de las celebraciones. Es una historia líquida embotellada que nos permite saborear el terruño, tipicidad y la tradición de una región vitivinícola, la cual complementa a la perfección la experiencia gastronómica de festejar en la mesa con nuestros seres queridos. Para este Thanksgiving, les proponemos acompañar sus banquetes de celebración con cinco vinos excepcionales, que son parte del portafolio de D’Otto Wine, un distribuidor mexicano que lleva más de veinte años promoviendo el consumo del vino en México y que representa a 43 bodegas de diferentes regiones del mundo. La filosofía de Otto es “Crear experiencias alrededor del vino. Las bodegas que representó son la sumatoria de una vida dedicada a esta maravillosa industria, además, son proyectos de todo el mundo que los amantes del vino deberían conocer. Por eso, este 2021 organicé la primera edición del D’Otto Fest, festival en el que estuvieron presentes 18 de las bodegas con las que trabajamos, para que las personas pudieran conocer los vinos de la mano de los mismos propietarios y enólogos que los elaboran. Esa es nuestra principal característica: trato personalizado con toda la cadena que está detrás de las mejores etiquetas del mundo y con nuestro consumidor final”. Estas son las cinco etiquetas de vinos que te recomendamos para celebrar Thanksgiving con sabores mexicanos: Pinot Gris de Alexana Winery La bodega fue fundada por un cardiólogo de la India que decidió seguir su pasión hasta Willamette Valley, Oregon, para producir vinos en un terroir único en el mundo, pues cuenta con 18 tipos de suelos diferentes. Para hacer este vino blanco, se clasifica a mano dos veces y el jugo se extrae de todo el racimo. Después, fermentan el jugo por completo y dejan que el vino terminado se asiente sobre las lías, mientras lo remueven cada dos semanas para extraer más sabor y textura. En boca, es un vino de sabores ricos y redondos con notas de melón y cítricos. Acompaña este vino con un sabroso pollo adobado relleno. Horizonte de Exopto Exopto viene del latín y significa “desear fuertemente”. Esa filosofía inspiró a Tom Puyaubert, en el 2003, para recuperar y valorizar viñas viejas en las laderas de la Sierra Cantabria y del Monte Yerga, dentro de la  D.O.Ca Rioja. Durante este tiempo su trabajo ha sido elaborar vinos artesanalmente para confeccionar etiquetas auténticas, honestas y sorprendentes. Te invitamos a acompañar esta celebración con Horizonte Tinto, el primer vino creado en la bodega, elaborado a base de Tempranillo (80%), variedad insignia de Rioja, con Garnacha y Graciano, junto con el platillo estelar de la temporada: un pavo, pero ¡al pastor! Descubre aquí la receta. Sangarida Godello de Attis Bodegas & Viñedos Ubicados en el corazón del Val do Salnés, dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, una zona abrazada por el Atlántico, nace este vino de la uva Godello, ¡único en el mundo! En Bierzo, esta variedad sólo representa el 4% de la producción que se cultiva. Y esta bodega lo produce con excelencia, con la sabiduría heredada de tres generaciones al servicio de la vid; es fresco, irreverente y memorable. Pruébalo con estos mini elotitos de mayonesa con tocino. Plan di Nova de Il Borro Wines¿Te imaginas una vinícola con orígenes medievales? A 20 minutos de Florencia, encontrarás este edén histórico que perteneció a las familias más poderosas de la Toscana y que en 1993 compró la familia Ferragamo para producir vinos de la más alta calidad y con certificación orgánica (desde 2015). Tienen mil hectáreas dedicadas a los viñedos y cuentan con un increíble pueblo medieval reconstruido para visitarlo con la familia. Tienes que probar Plan di Nova, elaborado con las uvas Siray (75%) y Sangiovese (25%), es floral y especiado en nariz, con una acidez perfecta en boca, redondo y muy bien balanceado. Acompáñalo con una tabla de quesos o con tu carne favorita para el Thanksgiving. Corral de Campanas de Quinta la Quietud En el municipio de Toro se encuentra esta vid con concepto ecologista con uvas 100% de viñedos propios. Este vino Tinta de Toro 100% tiene una fermentación natural espontánea sin sulfitos añadidos, lo que lo hace muy profundo, de un color púrpura, con aroma intenso de fruta roja, notas balsámicas y especiadas. En boca, es fresco y combina perfecto con esta pechuga de pavo con salsa de arándanos. ¡Comparte con nosotros cómo celebrarás tu Thanksgiving y con qué vinos lo acompañaras! 
El pasado 18 de noviembre se llevó a cabo la primera edición de Meat Sorority, un espacio pensado para entablar el diálogo de diversas mujeres acerca de su papel dentro de la industria gastronómica en el encantador jardín de la Destilería Flor de Luna, con la participación de Elena González, gerente de Food Service USMEF México; Raquel del Castillo, periodista y Editora Menú de El Universal y Fátima León, bartender y socia fundadora de Runneght. Entre copas de vino rosado, vino blanco y cocteles sin alcohol, se iniciaron las amenas charlas entre chefs, bartenders, bloggers, encargadas de relaciones públicas, periodistas y otras mujeres con importantes cargos en empresas de alimentos, quienes compartieron sus impresionantes anécdotas mientras disfrutaban de sándwiches y postres a cargo de la chef Mate Zorrilla. Se aprende más del fracaso que del éxito Tras una breve presentación de Jazmín Martínez, encargada del blog Food Police, se dio rienda suelta a una serie de charlas en las que tanto Elena, Raquel y Fátima compartieron sus historias íntimas y sus experiencias alrededor del fracaso que las forjó para impulsar su carrera dentro del sector. Elena González narró los retos a los que se enfrentó al buscar trabajo durante 2 años en un ámbito que era completamente diferente a la profesión que estudió; de ella aprendimos lo importante que es perseverar y alzar la mano tanto para buscar ayuda, como para ofrecerla. Por su parte, Raquel nos dio una importante lección de lealtad, fortaleza y sororidad. Ella dejó en claro el invaluable peso de una red de apoyo para poder afrontar cualquier reto que se te ponga enfrente, ya sea profesional o personal. Fátima describió el complicado viaje por el que atravesó al cambiar de empleo, de ciudad y prácticamente de estilo de vida, sólo para enfrentarse al repentino fallecimiento de su padre, tras lo cual comprendió que no hay porque hacerse el fuerte cuando uno se siente vulnerable. Meat Sorority pretende crear muchas más de estas ediciones para fortalecer los lazos y espacios creados por y para mujeres en una industria voraz donde destacar se complica cada vez más.
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD