Los mejores trucos de lavado que usamos en la cocina de Kiwilimón
Tips de Cocina

Los mejores trucos de lavado que usamos en la cocina de Kiwilimón

Por Kiwilimón - Junio 2018
 

Lavar los trastes nunca había sido tan sencillo. Descubre los trucos de lavado que usamos en Kiwilimón para tener nuestros utensilios siempre limpios.   

Limpia los restos de comida

Nunca, pero nunca dejes los trastes con comida. Además de que pueden manchar o impregnar de olores, los restos de comida pueden pegarse, haciendo más difícil la limpieza. En Kiwilimón hemos aprendido que es mucho más sencillo mantener la cocina limpia si, inmediatamente después de usar algo, le quitamos los restos de comida.

Escoge bien los estropajos

No todos los materiales funcionan de la misma manera. Para lavar utensilios con antiadherente o cristalería, lo mejor es una esponja suave. En el caso de los platos de cerámica, los estropajos comunes funcionan muy bien. Los trastes cilíndricos o de difícil acceso se lavan perfectamente con escobillas. Y cuando de plano nada funciona, puedes usar (ocasionalmente) un estropajo de acero inoxidable.

Ojo: en la cocina de Kiwilimón no usamos este tipo de estropajos porque existe el riesgo de que queden restos de acero en los trastes. Si después de preparar un platillo los sartenes se llenan de cochambre, usamos Salvo®, el experto cortagrasa. Salvo® destruye grasa difícil desde la primera pasada, cortando la grasa más pegada sin necesidad de usar estropajos de acero.

Empieza por los más limpios

Sí, aunque no lo creas, lo mejor es empezar por lo más sencillo. Al lavar primero los trastes más limpios no solo despejarás más rápido el fregadero, sino que además dejarás que los platos más sucios se remojen antes de tallarlos.

Mantén limpios los estropajos y esponjas

¿Sabes la cantidad de bacterias que puede tener el estropajo que usas para lavar los trastes? Para evitar contaminar tus platos lo mejor que puedes hacer es mantener las esponjas secas, quitarles todos los residuos de comida y calentarlas en el microondas durante un minuto, por lo menos una vez a la semana.

Además de hacer esto, en Kiwilimón lavamos los estropajos con el mismo lavatrastes. Al ser tan espeso, solo necesitamos unas gotitas de Salvo® para generar mucha espuma y dejar todo impecable.

Es cierto que elegir el estropajo ideal es súper importante, pero lo más importante es usar el mejor lavatrastes.

TIP: Cómo elegir el mejor lavatrastes

Tal vez en los anaqueles del súper se vean iguales, sin embargo, a la hora de cortar la grasa no todos funcionan de la misma manera. Si necesitas usar mucho líquido o te la pasas tallando, es momento de cambiar de lavatrastes.

Para facilitarte las cosas, busca lavatrastes líquidos ya que, además de dejar todo muy limpio, cuidan tus manos. (Si tu piel es particularmente sensible, ni se te ocurra usar detergentes en polvo o en pasta. Te pueden irritar mucho). También es importante que consideres el rendimiento del producto, es decir, cuánto puedes lavar con una botella. Entre menos producto necesites, mejor para tu bolsillo.

En Kiwilimón te invitamos a probar Salvo®. Descubre cómo su nueva fórmula corta la grasa difícil. Además, por ser súper espeso, rinde hasta 50% más que otros detergentes líquidos de precio similar.

Usa agua fría para los residuos de lácteos

Toda la vida hemos escuchado que lo mejor para lavar los trastes es usar agua caliente. Pues, en Kiwilimón hemos comprobado que esto no siempre es así. Cuando cocinamos platillos con lácteos, como unos macarrones con queso gratinados, nos dimos cuenta de que era más sencillo lavar el refractario con agua fría que caliente.

Con estos sencillos trucos y Salvo®, el experto cortagrasa, destruye grasa difícil desde la primera pasada y mantén tu cocina siempre limpia.

Te recomendamos:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Septiembre es un mes muy importante para todos los mexicanos, pues se celebran las fiestas patrias, fecha relevante que es un buen pretexto para reunirnos con nuestros familiares o amigos y comer rico.Una gran opción para pasarla bien es hacer una noche mexicana, así tienes la oportunidad de celebrar en una casa, lo cual resulta más económico que salir a un restaurante o bar, además de que no tendrás límites de tiempo ni espacio.Y para que todo salga de maravilla, te damos los mejores tips para disfrutar de una gran noche mexicana.Haz una lista con todo lo que necesitas, desde decoraciones, comida, bebida, invitados, qué traerá cada quién.Planea una decoración muy colorida y mexicana, procura que los motivos sean verde blanco y rojo, puedes utilizar varias banderas, collares para las mujeres, sombreros para los caballeros, papel picado, manteles multicolores, o materiales reciclados y hacer tus propios adornos.¡Lo principal es la comida! El eje más importante de la noche mexicana son los platillos, lo más típico es pozole, pero también los pambazos, sopes, mole, chiles en nogada, quesadillas o tostadas. Podrías organizarte con tus invitados para que cada uno lleve un platillo, así todos pueden comer sus favoritos. Arma una barra de postres con dulces mexicanos, eso le dará un toque increíble a tu noche mexicana. En esta barra puedes incluir merengues, palanquetas, mazapanes, cocadas, alegrías, obleas, dulces de leche, arroz con leche, flan napolitano, gelatina tricolor, ates con queso... Ofrece aguas frescas a tus invitados. Lo típico son aguas de limón, jamaica, horchata, incluso puedes jugar con eso y contribuir a tu decoración tricolor. Organiza juegos típicos como lotería, serpientes y escaleras, canicas o pirinola; para hacerlo más interesante puedes hacer castigos con shots de tequila o tener premios como muñequitas típicas de tela, bolsas de dulces, o alguna artesanía mexicana. La música también es muy importante, arma una lista con canciones muy mexicanas, en la que no falte el mariachi, el norteño, la banda y también incluye música para bailar.Las bebidas alcohólicas también son una parte fundamental en una noche mexicana, lo típico es el tequila, el mezcal, el pulque; además con el tequila puedes preparar ricos cócteles como el charro negro, tequila sunrise, margaritas y palomas. Ahora que ya tienes todos los elementos para hacer una gran noche mexicana, recuerda divertirte con responsabilidad y procura no abusar de la comida, de los postres ni del alcohol. ¡Viva México!
Lograr un capeado perfecto es un arte y como en todas las cosas que valen la pena, hay que ponerle un poco de esfuerzo para lograrlo.¿Qué es el capeado?En la cocina mexicana, “capear” se refiere al proceso de cubrir un elemento con claras de huevo batidas, que posteriormente se fríe en aceite hasta que esté ligeramente dorado.Si aún no has probado prepara unos camarones o un chile relleno con esta técnica, o no has logrado esa textura que le dará un delicioso sabor a tus platillos, estos son los mejores tips para un capeado perfecto.BateSepara las claras de dos huevos en un recipiente y comienza a batirlos con un globo, batidora o a mano con un tenedor hasta dejarlas a punto de nieve, que es cuando se espesan hasta que parece espuma blanca y se forman picos consistentes. Una vez que llegue a esta consistencia agrégale unas gotas de limón para evitar que se corte. Las claras deben estar a temperatura ambiente.AgregaTras lograr el punto de nieve o punto de turrón, agrega las dos yemas del huevo y continúa batiendo por algunos minutos, para así complementar la mezcla. Posteriormente, añade una pizca de fécula de maíz para lograr una mezcla resistente. Es muy importante que no dejes de batir mientras añades estos ingredientes. EspolvoreaAntes de capear el alimento debes de revolcarlo sobre un poco de harina. Ya que esté bien cubierto, ahora sí puedes sumergirlo en la mezcla del huevo; déjalo remojando unos 15 segundos y échalo al sartén para freír.AceiteAntes de que introduzcas lo capeado al sartén, debes de asegurarte de que tienes la suficiente cantidad de aceite, pues debe cubrir por completo el alimento, para que se fría adecuadamente. Por otro lado, el aceite debe estar a alta temperatura para lograr una buena fritura y que el capeado no lo absorba tanto.Para terminar, en un plato coloca papel de estraza, servilletas o algún material que te ayude a absorber el aceite extra de tu alimento. Cuando esté completamente seco podrás servirlo y llevarlo a tu mesa para disfrutar de tu estupenda labor. Con estos tips, seguramente triunfarás la próxima vez que sirvas un alimento que necesite capearse. ¿Ya ves que no es tan complicado?
Con la temporada invernal vienen los fríos y con ellos, las enfermedades típicas de este periodo, como la gripa. Sin embargo, la naturaleza es muy sabia y nos brinda frutas con alto contenido de vitaminas y minerales, tales como guayaba, lima, fresa, limón, naranja, toronja, mandarina, kiwi y piña para combatir cualquier resfriado.En México, a lo largo de todo el año y de acuerdo con la época, existen frutas de temporada que son otras que las que se cosecha por mes. Estas frutas son ricas, baratas y accesibles. Además de aportar variedad a la dieta, las frutas de temporada aportan vitaminas y minerales al cuerpo, necesarios para su correcto funcionamiento y adecuados para el cambio de estación.Con el fin de que nunca más vuelvas a comprar un mango verde y fuera de temporada, estas son algunas de las frutas que se dan al año, por mes.Enero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, lima y manzana.Febrero: fresa, guayaba, limón, mandarina, melón, naranja, papaya, piña, plátano, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Marzo: fresa, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana.Abril: fresa, guanábana, limón, mango, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, toronja y tamarindo.Mayo: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Junio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano y sandía.Julio: limón, mango, melón, papaya, pera, piña, plátano, sandía y tuna.Agosto: guayaba, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía y tuna.Septiembre: guayaba, lima, limón, mango, melón, papaya, pera, plátano, sandía, toronja y tuna.Octubre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, plátano, toronja y manzana.Noviembre: guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, plátano, toronja y manzana.Diciembre: fresa, guayaba, lima, limón, mandarina, naranja, papaya, pera, piña, plátano, tamarindo, toronja y manzana.En los mercados de la ciudad podrás encontrar una gran variedad de estas frutas, así que ahora que ya sabes en qué mes se está dando cada fruta, sigue esta guía para saber cómo escogerlas y así te lleves a tu casa lo mejor en estos alimentos.Si buscas cítricos, como la naranja, mandarina, toronja y limón, que te den grandes cantidades de jugo, deberás escoger los que tengan la cáscara lisa y suave, y que tengan un gran tamaño y peso. Podrás conservar los frutos con estas características en refrigeración hasta por diez días y mantendrán sus propiedades intactas.Por otra parte, la guayaba es el fruto predilecto para conseguir un alto contenido en vitamina C. En el mercado habrá varios tamaños y colores, pero sin duda las mejores son las que tienen una cáscara amarillenta con toques rosados y un olor dulce.El jugo de la caña de azúcar contiene 46% de sacarosa, resulta altamente nutritivo y ayuda a combatir los resfriados, la tos y el dolor en los riñones, así que para comprar la mejor en el mercado deberás escoger las recién cortadas, sin manchas negras en la cáscara y corta de los extremos laterales.El tejocote es un fruto que contiene hierro, complejo B y vitamina; se utiliza para el ponche y en los altares de Día de Muertos, por lo que deberás adquirir los que tienen la corteza en color naranja y estén muy firmes; incluso si compras los que aún están verdes podrás madurarlos envolviéndolos en papel de estraza en un lugar cálido.Lo importante al elegir frutas y verduras es que uses tus sentidos y sientas su textura y su firmeza, veas sus colores o incluso huelas la fruta para saber si está madura o no.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD