Sólo si eres mexicano entenderás estas 5 frases típicas de comida
Tips de Cocina

Sólo si eres mexicano entenderás estas 5 frases típicas de comida

Por Kiwilimón - Julio 2016
Los mexicanos somos bastante creativos, no hay forma de negar eso. Invitamos nuevas formas de comer, de bromear, de molestar e incluso, de decir. Tenemos frases que sorprenden en cualquier otro lugar del mundo y es que nuestras analogías y dobles sentidos muchas veces sólo tienen sentido para nosotros. Estas cinco frases demuestran que, al hablar como verdaderos mexicanos con extranjeros, habrá la necesidad de traducir y explicar.

“Te como el mandado”

O sea:Alguien se está aprovechando de ti, alguien te está robando o incluso te está engañando frente a tu cara. Digamos que esta si tiene un poco más de sentido. Receta: Ensalada de queso de cabra y duraznos

“Truena como ejote”

O sea: Cuando nos referimos a que alguien explota o se enoja, decimo que truena como ejote, así de crujiente. Receta: Ejotes con piñones

“Eres fresa”

O sea: cuando alguien es un poco alzado o presumido se le puede calificar de fresa. ¿Por qué se dice así? No lo sabemos, pero hay otras formas de decirlo en el mundo, como en Puerto Rico: “Te crees el último refresco en el desierto”. Receta: Tartaletas de fresa

“Se me antoja una gringa”

O sea: No, no es lo que muchos piensan y no se trata de un insulto hacia nuestras vecinas del norte, sino de un taco de pastor con queso que es amado por todos los capitalinos que viven en la Ciudad de México. Receta: Tacos al pastor

“Como agua para chocolate”

O sea: Este título de novela y película tiene mucho fondo. No sólo se trata que el personaje principal de la historia cocina muy bien, sino que ella, harta de su entorno está así, “como agua para chocolate”: lista para hervir. Receta: Chocolate caliente tradicional  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando empieza a bajar la temperatura y ni el suéter más grueso logra quitarte el frío, solo hay una manera de solucionarlo: sopas cremosas. Disfruta cualquiera de estas ricas recetas y mantén el frío a raya durante todo el invierno. Crema de brócoli Aprovecha el caldo del pollo que hayas cocinado para preparar una rica crema de brócoli. Sírvela calientita y acompáñala con crotones, una cucharada de crema ácida, un poco de cebolla caramelizada o pedacitos de tortilla tostada.   Crema de espárragos sin lácteos Te aseguramos que esta receta te sorprenderá. A pesar de no llevar ni un gramo de leche o crema, el resultado es una sopa con una consistencia súper cremosita y con un sabor delicioso. Si en tu casa hay alguien intolerante a la lactosa, tienes que prepararle esta crema.   Crema de elote Sin duda, esta es la receta ideal para los días más fríos del invierno. Si estás pensando en organizar una reunión en tu casa, puedes preparar con anticipación esta crema de elote y solo recalentarla antes de servirla.   Crema 3 quesos ¿Eres súper fan del queso? Entonces esta receta es para ti. Para usarla tienes dos opciones: seguir las sugerencias de la receta (servirla dentro de un pan campesino, como tipo fondue) o utilizarla en platillos hechos a base de pasta. De cualquiera manera te fascinará.   Crema de nuez Si ya estás pensando en el menú para las cenas navideñas o de Fin de Año, aquí tienes una excelente opción. Además de tener un sabor muy sofisticado, la preparación de esta crema no te tomará más de media hora. Y para emplatarla solo necesitas trocitos de nuez.   Crema de queso y zanahoria El delicioso sabor cremoso de esta receta te hará olvidar el frío este invierno. Un tip: para que tu crema aporte aún más nutrientes no peles las zanahorias, ya que mucha de su fibra se encuentra en la piel. Esto no afectará la consistencia. ¿Te quedaste con ganas de más recetas de cremas? Visita nuestro sitio web para descubrir más ideas de sopas cremosas para el frío.
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
Tener suficiente bebida, comprar hielos, arreglar la mesa, preparar los bocadillos, hacer una playlist… Estas son las cosas que vienen a tu mente cuando vas a tener una fiesta en tu casa, pero si realmente quieres ser la mejor anfitriona, hay algo que no puedes pasar por alto: tener perfecto tu baño de visitas. Convierte hasta la reunión más casual en una experiencia cómoda y placentera para todos tus invitados.Con estos tips, tu baño de visitas estará listo para la temporada de fiestas:Primero que nada, tu baño debe estar reluciente.No haya nada que arruine más una reunión que un baño sucio. Tal vez tú ya estás acostumbrada al aspecto de tu baño, pero tus comensales no. Sigue estos consejos para que tu baño quede presentable y muy limpio.Organiza tus toallas en una bonita caja.Si tienes tus toallas amontonadas puede parecer que están usadas o sucias. Para tenerlas organizadas y a la mano, puedes colocarlas dentro de una caja decorada. ¿Tienes el mismo problema con los rollos de papel higiénico? Haz otra caja para colocar el papel higiénico de una manera organizada. Para no romper con la hermosa decoración y la experiencia de comodidad de tus invitados, te sugerimos usar Luxury Almond Touch de Regio®. Disfruta de su delicado toque de almendra y conviértete en la mejor anfitriona agregando su complemento perfecto: el nuevo Regio® Papel Higiénico Húmedo. Esta combinación será ideal para garantizar que tus invitados maximicen su higiene y se sientan frescos durante todo el día. Arréglalo para que quede bonito Hay detalles muy pequeños que pueden transformar tu baño de visitas. Por ejemplo, en lugar de poner un jabón en barra, ¿por qué no haces tu propio dispensador de jabón líquido? Usa una botella de licor vacía y rellénala con algún jabón que tenga tu aroma favorito. Pon velas aromáticas para que tenga un toque festivo.La canela, el romero y el pino son algunos de los aromas que, sin importar la época del año, nos remontan inmediatamente a la Navidad. Prepara unas velas con el olor que más te guste y decóralas con un lindo moño. Tu baño lucirá y olerá espectacular. Consiente a tus invitados.Cuando hace frío es común que muchas personas sufran de labios partidos. Si quieres anotarte puntos extra con tus amigos, prepara tarritos con crema para labios y déjalos en tu baño. Es un detalle muy sencillo y económico, y tus invitados lo agradecerán profundamente. Evita que el jabón reseque las manos de tus comensales.Después de lavarse las manos, la piel queda reseca, y esto se puede agravar durante el invierno. Una manera muy efectiva de evitarlo es aplicando una crema de manteca de cacao, aceite de oliva y miel. Haz esta receta y déjala en tu baño de visitas.
Las personas que tienen perro saben lo importantes que son estos peludos para la familia, por eso les gusta incluirlos en todas las fiestas, y la Navidad no es la excepción. Disfruta tu cena navideña en compañía de tus seres queridos y, por supuesto, de tu adorado perro. Aquí te contamos lo que puede cenar un perro en Navidad.Pierna de cerdoSi  vas a preparar Pierna para la cena, reserva una pequeña parte para tu perro. No es necesario que la condimentes. Solo córtala en trozos pequeños y cocínala muy bien. Antes de servirla a tu perro, checa la temperatura de la pierna. ¡Nunca le des comida caliente a tu mascota!Carne de resLa Carne de Res siempre es una buena opción para los perros. Lo único en lo que te debes fijar es que no tenga mucha grasa ni huesos, y obviamente, que esté en buen estado. Recuerda que entre más pequeño sea el perro, deben ser chicos los trozos de comida. Así que, si tienes un perro petit, corta la carne en pedazos chiquitos.PolloLa  solución más sencilla para que tu perro pueda cenar en Navidad, es  darle Pollo. Pero, ten cuidado. No le vayas a dar las piezas enteras, ya que los huesos del Pollo pueden ser peligrosos. Lo mejor es que limpies el pollo para que le quites la  piel y los trozos de grasa, así como los huesos para que tu perro coma tranquilamente.Vísceras Aprovecha  las vísceras del pavo o el pollo para la cena de tu perro. Los órganos de las aves, como el corazón o el hígado, son excelentes fuentes de nutrientes y  aportan muchísimas vitaminas a los perros. Aunque puedes darle a tu mascota  estos alimentos crudos, te sugerimos que para que tu perro cene en Navidad, cocines cada pieza esto ayudará a eliminar cualquier bacteria.Pavo A los  perros les encanta la carne magra de Pavo. Puedes guardar una  parte si vas a preparar pavo o comprar unos gramos de Pechuga de Pavo exclusivamente para tu perro. Es muy importante que cocines aparte la carne  para tu perro, ya que los condimentos y otros ingredientes que usas en la cocina pueden sentarle mal.TE RECOMENDAMOS: VIDEO: Pastel de cumpleaños para perroNOTA: ¿Amas a tu perro? Debes darle de comer esto en NavidadVIDEO: Guisado de Pavo Navideño para tu perro
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD