¿Te quedó la sopa muy salada?

Por Kiwilimón - Junio 2011

A todos se nos ha pasado la mano con la sal en una sopa, salsa o guisado, ¡Ahora hay como corregirlo!

Sigue estos sencillos pasos:
  1. Pela una papa y córtala en trozos.
  2. Agrégala a su guiso o salsa y deja que hierva por 30 minutos a fuego medio con la tapa de la olla puesta.
  3. Retira la papa y prueba tu platillo.
  4. Si sigues teniendo un nivel de sal alto, vuelva a repetir estos pasos.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda. Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie. Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
El carbón activado ha revolucionado la medicina natural, pues en los últimos años se ha comprobado que es útil para miles de personas y les ayuda a aliviar malestares y enfermedades como la indigestión, cicatrización de heridas, virus y bacterias, reduce los niveles de colesterol, además de otros usos estéticos como el blanqueamiento de los dientes.Según informes, algunos médicos también lo usan en grandes cantidades para tratar a un paciente si ha tomado una sobredosis o ha tomado veneno.¿Qué es el carbón activado?El carbón activado es carbón común y corriente, sometido a un calentamiento con gas que le produce ‘poros’ en su interior, que al ingresar a nuestro sistema ayudan a atrapar sustancias químicas dentro del organismo, lo cual ayuda a la desintoxicación.¿Qué tan efectivo es? Como toda sustancia externa al organismo, cada cuerpo reaccionará de distintas formas y en algunos casos será más efectiva que en otras.A pesar de que está aprobado por instituciones como el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido y de que se utiliza comunmente para aliviar los síntomas de indigestión, flatulencia e hiperacidez, el mismo sitio web del NHS afirma que no es adecuado para todos y que "algunas personas nunca deben tomarlo", ya que puede interactuar mal con otros medicamentos y evitar que funcionen correctamente.Beneficios del carbón activadoEl primer uso que se le dio a este remedio fue para la desintoxicación del colon. Tomar carbón activado podría ayudar a detener la diarrea e hinchazón estomacal, pues liberaría el exceso de gases y normalizaría la actividad intestinal.Recientemente, se viralizaron las mascarillas de carbón activado, que prometen ayudar a eliminar las impurezas y dejar el rostro limpio y terso; además de ayudar a retardar los efectos del paso del tiempo, pues si lo ingieres, le brindará un apoyo al hígado, riñones y glándulas suprarrenales en su proceso celular.Es importante destacar que no es un remedio mágico y que no es recomendable abusar de su uso, pues podría resultar contraproducente. Si tienes alguna enfermedad como diabetes, hipertiroidismo, depresión o colesterol y estás tomando tratamiento, no es recomendable ingerir el carbón activado, pues podría absorber el medicamento y no tendrá el mismo efecto.Recuerda que a pesar de no tener repercusiones en tu salud, debes usar el carbón activado bajo la supervisión de algún especialista.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD