Tiempos de cocción cuando usas agua
Tips de Cocina

Tiempos de cocción cuando usas agua

Por Kiwilimón - Julio 2011
  Uno de los métodos de cocina más comúnmente usados es el baño maría o la cocción de alimentos en el agua. Hoy vamos a hablar sobre esto. Todos los alimentos tienen distintas texturas y concistencias, por tanto, llevan distintos tiempos de cocción. Hoy te enseñamos el tiempo que cada tipo de alimento necesita para estar correctamente cocido. La medida usada para señalar los tiempos son los minutos: Verduras - Acelgas 20-25 - Alcachofas 20-30 - Apio 30-40 - Calabacines 20-30 - Calabaza 30-40 - Cardos 45-50 - Cebollas 25-30 - Coles de Bruselas 20-25 - Coliflor 15-20 - Escarola 15-20 - Espárragos 25-35 - Espinacas 30-40 - Hinojo 30-40 - Nabos 15-20 - Patatas 40-50 - Puerros 20-30 - Remolacha 45-50 - Zanahorias 25-30 Legumbres - Alubias secas remojadas 120 - Bajocas 15-20 - Garbanzos remojados 180 - Guisantes 30-40 - Habas frescas 20-30 - Habas secas remojadas 120 - Judías verdes 20-30 - Lentejas remojadas 120 Teniendo esto en cuenta estos consejos de cocina podrás cocinar más efectivamente tus alimentos. Recetas recomendadas:

Estofado de Res

Pollo con Aceitunas

Mole Blanco o Mole de Novia

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
Uno de los padecimientos más comunes en las mujeres son las infecciones de vías urinarias y quienes las han padecido saben que son muy dolorosas e incómodas.Síntomas de la infección en vías urinariasLas vías urinarias son el sistema de drenaje del cuerpo para eliminar los desechos y el exceso de agua. Se compone de dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra. Las infecciones en vías urinarias son las segundas más comúnes en el cuerpo y a pesar de que cualquier persona es susceptible a padecerlas, las mujeres las sufren cuatro veces más que los hombres. Los síntomas de una infección urinaria son dolor o ardor al orinar, fiebre, cansancio o temblores, urgencia frecuente de orinar, presión en el abdomen bajo, orina con mal olor, náusea o dolor de espalda.Por supuesto que lo que debes hacer en casos como este es acudur con un médico para que diagnostique y te recete el tratamiento más adecuado para tu padecimiento, pero no dejes de lado algunos remedios caseros que pueden ayudar a contrarrestar los síntomas y malestares.De acuerdo con la Clínica Mayo, hay algunas medidas que puedes tomar para aliviar el malestar hasta que los antibióticos traten la infección. Agua. Sí, suena simple y sencillo, pero tomar una gran cantidad de agua ayuda a diluir la orina y expulsar las bacterias.Evita las bebidas que puedan irritar la vejiga. El café, el alcohol y los refrescos no ayudan cuando estás atravesando con una infección así, ya que irritan la vejiga y tienden a agravar la necesidad de orinar.Una compresa térmica. Aplica una compresa térmica sobre el abdomen ayudará a reducir la molestia en la vejiga.Tomar jugo de arándanos. Existen indicios de que el jugo de arándano puede tener propiedades contra las infecciones. Los investigadores continúan estudiando la capacidad del jugo de arándanos rojos para prevenir las infecciones urinarias, pero hay personas que afirman que les ha ayudado con los síntomas.Bicarbonato de sodio. Agrega una cucharadita de bicarbonato a medio vaso de agua y tómatelo después de dos vasos de agua. Este ingrediente ayudará a cambiar del pH de la orina y por ende ayudará a controlar los síntomas.Té de cola de caballo. Es diurética, cicatrizante, antihemorrágica, y relajante de las vías urinarias. Se toma una cuchara sopera por vaso de agua, de 1 a 3 veces al día. Infusión de perejil. El perejil contiene antioxidantes y fibras naturales que ayudan al correcto funcionamiento de las vías urinarias. Sus activos naturales reducen la inflamación y promueven la eliminación de gérmenes y toxinas a través de la orina.Infusión de los pelos de elote. Los pelos de elote tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas, lo que lo hace un gran aliado contra las infecciones del sistema urinario; reducen la inflamación en la vejiga y ayudan a calmar el ardor y la necesidad recurrente de orinar. Hay remedios que nos ayudan de manera sencilla y natural a aliviar este tipo de infecciones, pero es importante que tomes en cuenta que, aunque todas las medidas anteriores ayudan a su alivio, es necesario el tratamiento antibiótico indicado por tu médico para curarlas.
Sabemos que la situación del medio ambiente es crítica, sin embargo, cada vez son más las personas que quieren tomar acciones responsables y hábitos más respetuosos que si bien están redefiniendo nuestra manera de vivir, también están contribuyendo con el mundo. Una de las tendencias más fuertes de este año, de acuerdo con Pinterest, es la del consumo responsable, pero para poder aplicarla y hacer un consumo mucho más consciente, te vamos a explicar de qué se trata. Consumo sustentable se refiere a usar cosas materiales y servicios de manera responsable para optimizar los recursos naturales, reducir las emisiones de contaminación. Es decir que compremos y usemos solo lo que verdaderamente necesitamos para evitar los desechos y el uso de materias y así frenar el deterioro del planeta. Desde hace varios años el término de consumo sustentable ha tomado mayor importancia, tanto así que forma parte de las políticas públicas hacer énfasis en la necesidad de controlar la producción y consumo para evitar en lo posible el deterioro del planeta Tierra y la vida de los seres vivos.Desde hace un tiempo se ha ido cambiando hacia un consumo más consciente. Para muchas personas, eso significa utilizar menos cosas, ser más sustentables y ser responsable con los residuos. Y pese a que se espera que tanto las grandes empresas y corporaciones y los gobiernos hagan políticas basadas en el consumo responsable, es preciso saber que podemos empezar desde nuestro hogar y enseñarle a los miembros más pequeños de la familia, pues las acciones individuales pueden impactar de gran manera y ayudar a dirigir el mundo hacia un futuro más sustentable.De manera habitual, adquirimos más cosas de las que en realidad necesitamos. El consumo responsable incide en la necesidad de adecuar nuestras compras a los recursos existentes en el planeta de manera que favorezcan tanto su disponibilidad como la igualdad social.Estos son consejos para aplicar el consumo responsable en nuestras casas:1.- Planifica tus comprasAntes de ir al súper o al mercado, haz una lista de lo que vas a necesitar. Con una lista no solo ahorrarás dinero, además evitarás comprar productos de más o que no vas a utilizar.2.- Aprende a leer etiquetasNo todos los productos contaminan lo mismo, ni en su producción ni en su uso. Fíjate en la etiqueta para que aprendas a identificar qué productos son los que causan un menor daño ambiental. 3.- Apoya el comercio justoProcura realizar tus compras en empresas que tengan una política de cuidado al medio ambiente y a un trato humano. 4.- Compra productos localesEs muy importante que tomes en cuenta que todo producto, sea comida o cualquier otro tipo de objeto, tiene una huella ecológica calculable según parámetros como su proceso de producción, su transporte y distribución, o los residuos que genera tras su uso. Por eso es importante que le des prioridad a los productos locales y a comprar en mercados tradicionales.5.- Organízate con tu comunidadHoy en día es muy fácil encontrar grupos por medio de redes sociales para apoyarse en temas de consumo responsable. También te puedes organizar con tu familia, amigos y vecinos para comprar directamente a productores que tienen mejores precios y materias primas más naturales. 6.- Reutiliza y reciclaEs mejor que compres productos que no estén empaquetados para no generar residuos pero si no es posible trata de que sean envases que puedas volver a usar, como frascos de vidrio u otros recipientes que puedas volver a usar. De ser posible compra productos a granel y lleva tus propios envases para que no generes basura.7.- Rechaza las bolsas de plásticoDe acuerdo con Greenpeace, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, además tardan más de 50 años en descomponerse. Procura pensar en ello antes de aceptar una bolsa de plástico o productos que vengan en este material, y mejor siempre lleva contigo las tuyas reutilizables desde casa.8.-Limita el uso del automóvilEn la medida de lo posible, usa otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o el transporte público y colectivo. Recuerda que cuidar al planeta es tarea de todos, y que con estas pequeñas acciones estaremos haciendo grandes cambios, para el medio ambiente, pero también para nuestro bolsillo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD